La Opinión Popular
                  15:08  |  Viernes 19 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Un país atravesado sólo por estrategias de poder
Por Natalio Botana, Politólogo e Historiador
“Si llego a la Casa Rosada irá preso cualquier persona que comete un delito sin importar si es extranjero, argentino o vicepresidente de la Nación”. Julio Cobos
Nacionales - 27-12-2009 / 12:12
EFEMÉRIDES POPULARES: EN UN DÍA COMO HOY PERO DEL AÑO 1945 LA UCR, EL PARTIDO SOCIALISTA Y EL PARTIDO COMUNISTA, ATACAN EL AGUINALDO Y LOS AUMENTO DE SUELDOS

La Unión Democrática en asamblea resuelve “resistir el decreto sobre aguinaldo y aumento de sueldos”

La Unión Democrática en asamblea resuelve “resistir el decreto sobre aguinaldo y aumento de sueldos”
Juan Perón circa 1945.
-Por decreto N° 33.302 del 20 de diciembre de 1945 el Coronel Juan Perón crea el Instituto Nacional de Remuneraciones, se otorga un aumento salarial y se instituye, por primera vez, el sueldo anual complementario o aguinaldo.
-El 27 de diciembre de 1945 la Unión Democrática, apadrinada por el imperialismo yanqui, con el apoyo de la Unión Industrial Argentina y la Sociedad Rural, junto a los partidos políticos, entre ellos: la UCR, el Partido Socialista y el Partido Comunista, atacan la medida, a la que entendió como una "cruda demagogia electoral", una disposición destinada a "someter y domesticar los sindicatos libres".
 
Escribe: Blas García

 
Cambios políticos y sociales
 
En la etapa iniciada con la revolución del 4 de junio de 1943 y el fin de la "Década Infame" se produjeron importantes cambios en la situación política y social de la Argentina.
 
Durante la presidencia del general Farell se fue consolidando dentro del gobierno un sector nacionalista y popular del Ejército, liderado por el coronel Juan Perón. Este sector planteaba la necesidad de un desarrollo industrial independiente y la plena incorporación de los trabajadores en el sistema político. Perón representaba a la línea de mayor apertura ante los problemas sociales. nueva Secretaría de Trabajo y Previsión -creada por iniciativa del coronel Perón- produjo cambios fundamentales tendientes a establecer una relación más fuerte con el movimiento obrero.
 
Para lograr tal objetivo se sancionaron una serie de reformas en la legislación laboral. Las principales medidas fueron:
 
-El Estatuto del Peón, que estableció un salario mínimo y procuró mejorar las condiciones de alimentación, vivienda y trabajo de los trabajadores rurales.
-El establecimiento del seguro social y la jubilación que benefició a 2 millones de personas.
-La creación de Tribunales de Trabajo, cuyas sentencias, en líneas generales, resultaron favorables a las demandas obreras.
-La fijación de mejoras salariales y el establecimiento del aguinaldo para todos los trabajadores.
-El reconocimiento de la asociaciones profesionales, con lo cual el sindicalismo obtuvo una mejora sustancial de su posición en el plano jurídico.
 
La obra de promoción efectiva de los derechos de los obreros que llevó adelante le fue ganando el apoyo de dirigentes sindicales pero sobre todo de los trabajadores. Paralelamente, estos últimos se fueron alejando de sus tradicionales defensores -al menos desde el discurso-, es decir de los socialistas y los comunistas.
 
Los sectores oligárquicos y antipopulares, nucleados en la Unión Democrática ignoraron el progreso social que les produjo a los obreros la legislación social peronista, difamando a su impulsor y al organismo a su cargo que las hizo efectivas y, lo que es más grave, negándole a los trabajadores que apoyaban a Perón su carácter de tales.
 
Así, la Secretaría de Trabajo y Previsión realizaba una "obra disolvente" pues tenía una "misión disgregadora y política". Por ello "no tiene la clase obrera nada en común con (aquella), donde todo se negocia, y menos aún los trabajadores amantes de la libertad y fieles al auténtico movimiento sindical".
 
Se trataba de contrarrestar la política concreta de Perón con apelaciones que partían del concepto de que solo en "democracia y libertad" era posible la "justicia social".
 
 
El aguinaldo: "Medida demagógica"
 
Por decreto N° 33.302 del 20 de diciembre de 1945 Perón crea el Instituto Nacional de Remuneraciones, se otorga un aumento salarial y se instituye el sueldo anual complementario o aguinaldo.
 
La Unión Democrática, apadrinada por el imperialismo yanqui, con el apoyo de la Unión Industrial Argentina y la Sociedad Rural, junto a los partidos políticos, entre ellos: la UCR, el Partido Socialista y el Partido Comunista, atacan la medida, a la que entendió como una "cruda demagogia electoral", una disposición destinada a "someter y domesticar los sindicatos libres".
 
Dicen: "Lo importante en el decreto mencionado es la maniobra nazifascista típica que pretende acabar con los sindicatos obreros y convertirlos en simples instrumentos de la nueva oligarquía que pretende someter al pueblo argentino a sus designios. El aguinaldo es el sebo para engañar, es el anzuelo, pero el propósito es domesticar a la clase trabajadora para luego utilizarla con fines bastardos. En dicho decreto queda probado el plan de castramiento paulatino de los sindicatos obreros. Antes fueron las intervenciones. Ahora es la dádiva, previa la entrega". Era, además, "el coronamiento de una larga e intensa campaña demagógica desarrollada bajo el amparo y con el estímulo de la Secretaría de Trabajo y Previsión".
 
Sin embargo, frente a la realidad de la legislación social de Perón poco podía hacer el discurso encendido pero hueco de la Unión Democrática.
 
Escribe: Blas García

Agreganos como amigo a Facebook
19-12-2014 / 11:12
19-12-2014 / 09:12
  En su última reunión de 2014, el Consejo de la Magistratura designó, sin acuerdo del Senado y con los votos del cristinismo, al secretario del Juzgado, Laureano Alberto Durán, un empleado ultra kirchnerista de rango medio, como juez subrogante del estratégico juzgado federal Nº 1 de La Plata que tiene la competencia exclusiva en materia electoral y que estaba vacante.
 
Durán es secretario de la Cámara Federal de la Plata y fue elegido con los 7 votos del oficialismo en el Consejo. Votaron en contra los 6 miembros de la oposición, quienes denunciaron que con ese nombramiento se violó el proceso de designación. También fue designado otro secretario, Jorge Di Lorenzo, en el juzgado federal Nº 3 vacante y encargado de "subrogar" al Nº 1 en caso de licencia o vacancia.
 
Frente a estos nombramientos, los principales referentes de la oposición se mostraron juntos ayer para acusar al Gobierno de CFK de llevar adelante "un plan sistemático de coacción de la Justicia". Convocados por el radicalismo, candidatos y referentes de toda la oposición realizaron un acto en el Senado para rechazar los nombramiento.
 
Tanto Durán como Di Lorenzo fueron designados como "subrogantes", sin acuerdo del Senado, hasta tanto se definan los concursos para la designación de los titulares definitivos de esos juzgados. Pero los concursos pueden durar años.
 
Antes de estos nombramientos ya se había planteado una fuerte discrepancia dentro del Consejo y en la propia Justicia Federal sobre si es válido o no designar a secretarios para cumplir el rol de jueces. Un reglamento del Consejo de la Magistratura prevé para casos excepcionales el nombramiento de secretarios como jueces subrogantes, pero esa alternativa no está contemplada por la ley.
 
A la designación en el juzgado que condujo Blanco durante casi 20 años se le prestaba una especial atención en vísperas del año electoral. Tendrá a su cargo nada menos que el control y supervisión de todo lo vinculado a las elecciones en la Provincia de Buenos Aires, desde la habilitación de candidatos hasta la confección de los padrones.
 
"Los partidos políticos tienen un gran temor de parcialidad. De este juez sale el gobernador de la provincia de Buenos Aires", afirmó Gustavo Valdés, diputado nacional de la UCR. Y el senador radical Ángel Rozas dijo que Durán "es un secretario elegido por la mayoría oficialista que no reúne los requisitos para ser juez. Estamos ante un hecho de gravedad institucional", advirtió.
 
No obstante, el tema no está cerrado. Derrotada en el Consejo, la oposición dará batalla en los tribunales. Los consejeros radicales llevarán el caso ante "los máximos organismos judiciales de la Argentina" y el massismo ya tiene listo un amparo que planea presentar en el fuero contencioso administrativo.
 
La democracia tiene muchas falencias. Pero nunca se dudó sobre la transparencia de sus resultados electorales. Es uno de los mayores logros del sistema y es necesario que el Gobierno de CFK se comprometa en resguardar la institucionalidad.
 
La Opinión Popular

19-12-2014 / 08:12
  La estrategia del gobierno de Cristina Fernández para prevenir los ya "tradicionales" saqueos de fin de año se basa en abrir el paraguas antes de tiempo y denunciar la presencia de conspiradores destituyentes. Es decir, de grupos que venían trabajando entre las sombras para infundir temor y generar desestabilización.
 
Sin embargo, entre los discursos de Cristina por un lado, y la exhibición del despliegue policial de Sergio Berni por otro, el Gobierno ha sido lo suficientemente persuasivo como para desactivar este tipo de movimientos organizados.
 
En cierta medida, las palabras de Cristina parecen haber rendido sus frutos en cuanto a haber condicionado a los actores políticos de alto perfil. De hecho, muchos optaron por moderar sus reclamos para así evitar recibir el mote de "incendiarios". "En estos momentos, no hay llamados a movilizaciones opositoras, porque los dirigentes saben que la gente podría tornarse incontrolable", opina el analista político Jorge Giacobbe.
 
Sin embargo, hay otro factor que al Gobierno se le escapa: los saqueos previos no sólo se habían conformado por un puñado de activistas que "encendieron la mecha" sino, sobre todo, por miles de personas de escasos recursos que, por su cuenta, arrasaron los comercios.
 
Esto último, en una clara demostración de que ellos tienen su propia interpretación sobre los tan difundidos conceptos de "inclusión social" y de que se toman muy en serio que el consumo debe ser "para todos y todas".
 
Es ahí donde reside el mayor desafío del cristinismo en estas vísperas navideñas: en darle a los más necesitados los argumentos necesarios para no volver a incurrir en desmanes.
 
Un punto resulta bien claro: la ayuda debe llegar en tiempo y forma y, además, no debe ser percibida como "una migaja". En otras palabras, tiene que estar a la altura del "costo de oportunidad" que les significa no protagonizar otro hecho delictivo.
 
"Los gobernantes están al tanto de que los reclamos populares excederán los de años anteriores. Y son conscientes de que, si los hay, van a estar dirigidos directamente al poder político", afirma Guillermo Belliboli, integrante de la dirección nacional de Polo Obrero.
 
El aspecto más duro de admitir para el cristinismo es que, después de tanta "década ganada", y en abierta contradicción con la "inclusión" que proclama el relato oficial, sigue existiendo una gran fragilidad del tejido social en la Argentina.
 
La sensación que dejaron los últimos diciembres es que, más allá del hecho circunstancial que dio pie a los saqueos, existe una situación de pobreza y marginalidad que resulta fértil para que cualquier chispa se transforme rápidamente en una hoguera.

18-12-2014 / 18:12
18-12-2014 / 10:12
NicoSal Web Design

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar