La Opinión Popular
                  03:16  |  Sabado 13 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Groucho Marx dijo: "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados". En ese punto, Javier Milei es marxista.
Por La Opinión Popular - 05-07-2024 / 12:07
PANORAMA POLÍTICO ENTRERRIANO

Frigerio apoya los delirios de Milei aunque el experimento anarco capitalista sea política y socialmente insostenible

Frigerio apoya los delirios de Milei aunque el experimento anarco capitalista sea política y socialmente insostenible
A Entre Ríos, Milei primero le quitó los recursos y luego extorsionó para devolverles migajas de lo que le sacó y ese saqueo de los recursos provinciales fue aumentando en intensidad con el correr de los meses. Como consecuencia, la gestión de Frigerio sigue en anuncios, de obra pública, de escuelas y demás, pero todavía no arrancó. ¿Le queda grande el cargo? Tampoco les alcanza con un carnet de antiperonismo, a sus funcionarios para ser eficientes. Los recortes de Milei incidieron pero si hubiera afectado tanto, no deberían acompañar las medidas nacionales. Si afectan las finanzas locales, lo que tiene que hacer es oponerse. Ya hay sectores radicales que empiezan a notar que pegarse mucho a Milei es suicida.
 
PANORAMA POLÍTICO ENTRERRIANO
 
Frigerio apoya los delirios de Milei aunque el experimento anarco capitalista sea política y socialmente insostenible
 
El experimento anarco capitalista de Javier Milei, que Rogelio Frigerio alaba, sigue en curso. La diferencia respecto de los meses transcurridos, de este ultra recesivo 2024, es que el Gobierno ya tiene la Ley Bases y el Paquete Fiscal, más allá de los retoques finales del Congreso. Y se agotan las excusas de palos en la rueda. Milei tendrá que dejarse de pasear por el mundo para recibir medalla intrascendentes y mostrar que su gestión puede enderezar el desastroso rumbo económico. Por ahora goza del acompañamiento de la casta, más allá de que esto no se traduzca en un apoyo total de la gente a su gestión de gobierno.
 
Apuntalado por gobernadores como Frigerio, el establishment y sus satélites mediáticos, Milei intenta la continuidad de la política económica neoliberal de Videla, Menem y Macri, que solo desarrollaron endeudamiento, pobreza y exclusión. Para ello, centró su campaña en la denuncia de la casta: la culpa no es del modelo neoliberal sino de la corrupción de quienes lo aplican. Impidiendo que esos malos dirigentes actuaran, la Argentina encontraría por fin su camino de grandeza. Dentro de 45 años.
 
En realidad, el aumento de atribuciones para el Poder Ejecutivo, desequilibrándolo del Legislativo y el Judicial, la destrucción del Estado, la pulverización salarial de trabajadores y jubilados, el empobrecimiento veloz de las clases medias, el hambre en los sectores más carenciados, la desfinanciación: de las provincias, la acción social, las universidades y organismos de promoción de la ciencia y la tecnología, llevados a cabo rápidamente, dejan poco margen para un futuro optimista. Milei busca imponer sus alucinaciones como si se trataran de destinos irremediables, y lo aplaude con alegría desbordante el 10% más rico del país. 
 
A Entre Ríos, Milei primero le quitó los recursos y luego extorsionó para devolverles migajas de lo que le sacó y ese saqueo de los recursos provinciales fue aumentando en intensidad con el correr de los meses. Como consecuencia, la gestión de Frigerio sigue en anuncios, de obra pública, de escuelas y demás, pero todavía no arrancó. ¿Le queda grande el cargo? Tampoco les alcanza con un carnet de antiperonismo, a sus funcionarios para ser eficientes. Los recortes de Milei incidieron pero si hubiera afectado tanto, no deberían acompañar las medidas nacionales. Si afectan las finanzas locales, lo que tiene que hacer es oponerse. Ya hay sectores radicales que empiezan a notar que pegarse mucho a Milei es suicida.
 
Es que, según indica un informe elaborado por el Consejo Empresario de Entre Ríos, el resultado primario del Estado Provincial en el primer trimestre de 2024 fue deficitario en $1,69 mil millones. Si se incluye el pago de intereses de deuda que llega a $28 mil millones, el resultado financiero -es decir, la diferencia entre el total de ingresos y total de egresos- es negativo en $30 mil millones. Así, los números de la provincia no resisten más y esto puede no terminar bien. Frigerio debería estrechar lazos con los gobernadores de Santa Fe y de Córdoba para articular reclamos conjuntos a la Nación.
 
La Ley Bases y el Paquete Fiscal deberán volver a Diputados. "Si no sale el Paquete Fiscal, no tenemos forma de equilibrar las cuentas", afirmó Frigerio. La restitución, por lo menos parcial, de los fondos saqueados no podría esperar más allá de julio. Ahora bien, las medidas nacionales que apuntala Frigerio son de neto corte regresivo. Prevén beneficios para los sectores más ricos a través de una baja de Bienes Personales y un generoso blanqueo para evasores y al mismo tiempo restituye Ganancias para los trabajadores y elimina el monotributo social, lo que empujaría a la informalidad a miles de pequeños productores y emprendedores.
 
Entonces cobra fuerza un interrogante: ¿cuál es el plan libertario? El ajuste fiscal es innegociable, dijo el Presidente. Y esto implica que, más allá de las zanahorias a varios gobernadores para conseguir la Ley Bases, la Casa Rosada no se moverá del "no hay plata". Es equivocada la apreciación de los gobernadores que creen que Milei "abrirá el grifo", agradecido por los servicios prestados. ¿Y qué chances tiene este plan de prosperar cuando lo único que reparte es miseria?
 
Esto que Milei y Frigerio pretenden hacer permanente con el DNU 70 y la ley Bases es socialmente insostenible. Ni con represión en las calles ni con presos políticos, que son las prácticas dictatoriales de Patricia Bullrich. Un repaso de la historia, de 1955 hasta el presente, muestra el fracaso del proyecto para construir un orden económico-social injusto, eliminando el sentido de equidad y justicia social tan arraigado en el pueblo argentino.
 
Esto ya se ve en los distintos indicadores de gestión que muestran una valoración negativa en el conjunto de la gente. Más del 50% afirma que su situación económica empeoró desde que Milei es presidente y un 54% afirma estar quemando ahorros para llegar a fin de mes. El 70,5% opina que el ajuste lo está pagando la gente. Así y todo, sigue manteniendo dentro de su núcleo duro un apoyo significativo de quienes afirman haber votado a Milei para castigar a la casta política y ahora se excusan en que el jefe de Estado quiere cambiar el país, pero la casta no lo deja. La aprobación de la Ley Bases le permitiría mostrar capacidad de manipulación política y estirar un poco las expectativas. Que son todavía altas para una sociedad abrumada por el "mayor ajuste de la historia".
 
La obtención de las herramientas que el Libertario viene demandando es un arma de doble filo, ya que le quita uno de sus principales artilugios narrativos. Así, la constante mención al gobierno anterior empezará a tener cada vez menos efectos y la gestión de Milei será juzgada cada vez más por sus propios negativos resultados. Se quedó sin excusas. En 2015, Macri y su Ministro del Interior, Frigerio, generaron expectativas falsas en base a la supuesta recuperación durante los últimos seis meses de cada año. No dieron frutos, y aquel "síndrome del segundo semestre" sólo fue un eslogan macrista.
 
Milei, en tanto, tiene otras perspectivas a futuro. Con su hermana Karina Milei buscará construir la base de su propio movimiento político en las provincias y, si le va bien, aspira a contar con un mayor número de miembros en el Congreso nacional durante las elecciones de medio término del año que viene. La idea libertaria es evitar alianzas provinciales con otros espacios. La implosión de Juntos por el Cambio le abre expectativas. En ese plan se enfrentará inevitablemente con los gobernadores de Santa Fe, el radical Maximiliano Pullaro; de Córdoba, el peronista Martin Llaryora; y de Entre Ríos, el macrista Frigerio, entre otros.
 
Por su parte, el gran empresariado advierte que, en el camino hacia la eliminación de las restricciones cambiarias que pretenden, hay demasiadas piedras que sacar todavía. Una señal de que aún no está pavimentado fue la brusca reacción del dólar libre. El "blue" trepó por encima de los $ 1.300. La semana fue demasiado corta, pero prolonga la especulación. Las carteras se dolarizan por las dudas, como en cada fin de semestre.
 
Al Círculo Rojo le importa los resultados. El Presidente pasó de la amenaza de escrache a la casta a comerse sapo tras sapo ya que al poder económico solo le interesan las consecuencias, no las buenas intenciones. Al final, alguna ley era mejor que ninguna ley con todo el dominó de especulaciones que se podrían haber disparado al no garantizar siquiera un logro legislativo. Como ya se sabe, Milei es loco, pero no come vidrio.
 
No obstante, el experimento anarco capitalista es además políticamente insostenible por la ausencia de hegemonía. A diferencia de lo que ocurrió en el menemismo, cuando los partidos mayoritarios y supuestamente opuestos consensuaban una misma política económica -la Convertibilidad- y sólo se diferenciaban en cuestionamientos menores, hoy existe un fuerte modelo alternativo. El peronismo, político y sindical, es el palo en la rueda del sueño neoliberal libertario y explica el recelo que esa visión alternativa genera en el establishment que le financió la campaña electoral y hoy sostiene al delirante Presidente anarco.
 
La Opinión Popular
 
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar