La Opinión Popular
                  04:32  |  Sabado 13 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Groucho Marx dijo: "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados". En ese punto, Javier Milei es marxista.
Por La Opinión Popular - 15-06-2024 / 12:06
PANORAMA POLÍTICO ENTRERRIANO

Frigerio con las manos vacías y sin animarse a reclamarle a Milei

Frigerio con las manos vacías y sin animarse a reclamarle a Milei
 
Mientras Posse estuvo en el cargo de coordinación de los ministerios, el resultado de los encuentros de funcionarios entrerrianos con él fue nulo. "Nos volvimos siempre con las manos vacías", confiesa un estrecho colaborador del gobernador Rogelio Frigerio. Bajo el gobierno de Javier Milei, Entre Ríos ya perdió $ 70.000 millones por la vía de la caída de recaudación, además de $15 mil millones que fueron recortados a la Caja de Jubilaciones, el incentivo docente y los subsidios al transporte. Cada vez más, Frigerio está con las manos vacías y encima no se anima a reclamarle nada a Milei.
 
 
PANORAMA POLÍTICO ENTRERRIANO
 
Frigerio con las manos vacías y sin animarse a reclamarle a Milei
 
El ascenso de Guillermo Francos a la jefatura de Gabinete no garantiza resultados favorables para la administración provincial. "Hasta ahora, no nos resolvió nada. Se puede hablar, escucha, es una persona razonable, pero el resultado es siempre el mismo: No hay plata. Es mejor tener línea directa con alguien que esté en la mesa de las decisiones; el tema es que acá quienes deciden son otros". En la Casa Gris hablan así de quien reemplaza al desplazado y pisoteado Nicolás Posse, caído en desgracia y acusado por los propios libertarios de ser un "funcionario que no funciona" y responsable de "trabar" el experimento-catástrofe anarco capitalista.
 
Mientras Posse estuvo en el cargo de coordinación de los ministerios, el resultado de los encuentros de funcionarios entrerrianos con él fue nulo. "Nos volvimos siempre con las manos vacías", confiesa un estrecho colaborador del gobernador Rogelio Frigerio. Bajo el gobierno de Javier Milei, Entre Ríos ya perdió $ 70.000 millones por la vía de la caída de recaudación, además de $15 mil millones que fueron recortados a la Caja de Jubilaciones, el incentivo docente y los subsidios al transporte. Cada vez más, Frigerio está con las manos vacías y encima no se anima a reclamarle nada a Milei.
 
Por eso, no se entiende que haya considerado como "muy positivo" para las provincias la llegada de Francos a la Jefatura de Gabinete. "Es un buen interlocutor", apostó fuerte a respaldarlo, cuando surgen dudas sobre el poder real de incidencia que tendrá en su nuevo cargo. Es un interrogante que se plantea en la provincia entre quienes no están dispuestos a profesar la fe ciega en Milei. ¿Se sumará Francos al trípode que lo decide todo: el Presidente, su hermana "el Jefe" Karina y el asesor Santiago "Monje Negro" Caputo? ¿Alcanzará sólo con "descentralizar" la gestión o lo que requiere el Gobierno nacional es una mejora sustancial del nivel de reacción que mostró en la última crisis energética que dejó sin gas a estaciones de servicio e industrias en buena parte del país?
 
El gobernador Frigerio podrá plantear algunos temas de gestión que le interesa avanzar con la Nación y transmitir sus inquietudes, pero la sensación que se tiene es que se habla con funcionarios nacionales que, o no tienen poder de decisión o tienen otras prioridades, alejadas del interior federal. Frigerio debería darse cuenta que no verá un solo peso de la millonaria deuda que la Nación tiene con la Caja de Jubilaciones provincial. Ese incumplimiento es flagrante y costosísimo en términos financieros para Entre Ríos. Frigerio se calla la boca y, mientras intenta reordenar el sistema jubilatorio en detrimento de acticos y pasivos, se ve obligado a afectar fondos que le quita a la obra pública o a planes de contención social, dos pilares de la gestión de los gobiernos provinciales.
 
La activación del reclamo judicial ante la Corte Suprema por la Caja espera sine die. Frigerio tal vez considera que no le conviene tensar la relación con Milei, el auto percibido líder más importante del mundo. Jugar esa carta podría reubicarlo otra vez del lado de los "orcos", como sucedió en febrero, cuando se cayó la primera "Ley Bases". En el Gobierno provincial también hay escasas expectativas sobre la posibilidad de que Nación transfiera obras que quedaron inconclusas de la gestión de Alberto Fernández, para que las ejecute y las finalice la Provincia, con fondos propios, por supuesto. No hay nada más simbólico a la vista y a mano, de cara a los comicios provinciales de 2027.
 
A Frigerio le debe resultar difícil seguir la estrategia del ultra derechista Milei. Sencillamente, porque no la tiene. La que regía hasta el año pasado se pulverizó. De hecho, Milei se encarga de saltar de un tema a otro sin avergonzarse. Dejó de apuntar contra la casta política y de maldecirla para admitir que la necesita. Vale pensar sólo en cómo hubiese reaccionado este mismo Presidente en marzo o abril si se manoseaba tanto la Ley Bases como finalmente ocurrió en este final de mayo. Por el contrario, hoy prefirió delegar y hasta desentenderse del asunto. En la Casa Gris esa estrategia es desconcertante ya que todo está supeditado al capricho presidencial.
Por eso Frigerio habría juntado a sus colaboradores más cercanos y les dijo lo que menos les gusta escuchar: si no sale el paquete fiscal en el Congreso habrá que realizar un fuerte ajuste. El mandatario expuso además los motivos que lo llevaron a apoyar al libertario, reiteró que para la realización de obras públicas necesita que se engrosen las arcas del Estado y que, si las leyes que pide Milei se aprueban en el Congreso, se verán beneficiados tanto él como ellos.
 
Les recordó que todos los presentes -incluido él- pueden ser reelectos en 2027, pero que para aspirar a eso necesitan realizar una buena gestión. Esto es: cuentas ordenadas, paz social y obras públicas. Y eso sólo se lograría, interpretó, a partir de la sanción del paquete fiscal con restitución del Impuesto a las Ganancias, moratoria y blanqueo. Estos tres ítems son coparticipables a la provincia y a los municipios.
 
La fecha elegida por Frigerio para la tertulia no fue casual, sino que los citó en la previa de las reuniones de comisión en las que finalmente la Ley Bases y el asunto fiscal obtuvieron dictamen favorable en el Senado. El porteño buscó enviar un mensaje hacia la Casa Rosada y hacia el interior de Juntos por Entre Ríos, en momentos en que comenzará a jugarse con mayor intensidad la incidencia de su liderazgo.
 
Ocurre que los votos entrerrianos en la Cámara Alta, tanto a la Nación como al propio Frigerio, le son favorables. El gobernador sabe que puede contar con los senadores propios, pero operó también sobre Edgardo Kueider. El concordiense insiste en que se conocerá su voto a esas dos leyes en el recinto, pero ya dio algunas pistas, aprobando en disidencia el despacho en comisión. Por ahora habla de manera elíptica. Pero si uno elige priorizar lo hecho, la percepción cambia. Por lo pronto, un indicio concreto fue que el miércoles por la noche participó del plenario de comisiones y estampó su firma en el dictamen favorable para la Ley Bases.
 
Si uno se guía por su mutismo, puede concluir que acompañará la propuesta libertaria. En el PJ entrerriano, a lo largo y a lo ancho de la provincia, muchos dirigentes hablan de traición y acusan a una supuesta Banelco que andaría dando vuelta. Precisamente por eso, en la Casa Gris confían en que Kueider apoyará el proyecto de Ley Bases, y acompañará el paquete fiscal, con el argumento de que si se restituye el Impuesto a las Ganancias, la provincia se favorecerá. Aunque, como repiten, para saber cómo lo hará habrá que esperar al día de la votación.
 
De todas maneras, Frigerio se guardó un tema para el cierre de la reunión. Aprovechó el encuentro para dedicarle un párrafo a quienes sospechan que su cercanía con Milei implica su alejamiento de Juntos por Entre Ríos. En esa línea, aseguró que no se irá y que no participa del gobierno de Milei, por ahora. En contrapartida, adelantó que el año que viene presentará lista de candidatos a diputado por dentro JxER y que si alguien está disconforme con su decisión, deberá presentar otra nómina e ir a internas.
 
Es tan fuerte la cantinela libertaria, a través de los grandes medios porteños y las redes sociales, que los radicales entrerrianos no saben cómo salir de ella. La Unión Cívica Radical provincial transita un período de confusión sin siquiera encontrar un camino. Las posiciones son demasiado variadas: hay correligionarios que critican a Milei, como Fabián Rogel y Pedro Galimberti; otros que sintonizan totalmente con él, como Atilio Benedetti; y otros que ni siquiera se animan a definirse. Habrá que ver si consiguen instalar un candidato a diputado fuerte para 2025. Habitualmente, las elecciones de mitad de mandato se utilizan para potenciar e instalar nombres que vayan a competir fuerte en las provinciales siguientes. De respetar esa tradición, tendrían que resolver un par de aprietos. El primero, que su aliado y compinche porteño, tal vez quiera ir por la reelección.
 
La Opinión Popular
 
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar