La Opinión Popular
                  17:32  |  Viernes 12 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Groucho Marx dijo: "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados". En ese punto, Javier Milei es marxista.
Por La Opinión Popular - 05-04-2024 / 12:04
PANORAMA POLÍTICO ENTRERRIANO

¿El silencio de Frigerio con Milei es estrategia u obsecuencia?

¿El silencio de Frigerio con Milei es estrategia u obsecuencia?
Producida la contundente derrota de Milei en el Senado, el primer gobernador que salió a respaldarlo, después del sopapo, fue Rogelio Frigerio. El porteño, a quien pareciera que le comieron la lengua los ratones cuando se trata de opinar sobre el destrato de Milei a las provincias, ratificó su apoyo a través de su cuenta de X (ex Twitter):"Hace poco menos de 100 días que la sociedad votó mayoritariamente un cambio para la Argentina. Los DNUs son una herramienta que han utilizado todos los presidentes de todos los signos políticos. Este DNU en particular generó ya cambios positivos en la ley de alquileres o en la posibilidad de tener mejores precios y ofertas en los vuelos locales, entre otros", afirmó. ¿Para qué tanta obsecuencia? ¿Busca sumarse a "las fuerzas del cielo"?
Y finalmente pasó: todo lo que podía fallar, falló. Javier "el Loco" Milei sufrió el más duro golpe a su experimento anarco capitalista, cuando se le termina la "luna de miel" de los primeros 100 días de gestión. El rechazo del Senado al Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) -por 42 votos a 25- abre una enorme incertidumbre sobre qué sucederá en Diputados y la eventual firma del trucho "Pacto de Mayo", además de su impacto en amplios sectores de la economía. El intento del Presidente de minimizar la derrota elude valorar la reacción que podría despertarse en diversos ámbitos. La Cámara Baja puede convertirse en un hervidero por el debate del DNU, de la movilidad jubilatoria, del Fondo de Incentivo Docente (Fonid) y de la Ley Ómnibus Bis.
 
Producida la contundente derrota de Milei en el Senado, el primer gobernador que salió a respaldarlo, después del sopapo, fue Rogelio Frigerio. El porteño, a quien pareciera que le comieron la lengua los ratones cuando se trata de opinar sobre el destrato de Milei a las provincias, ratificó su apoyo a través de su cuenta de X (ex Twitter):"Hace poco menos de 100 días que la sociedad votó mayoritariamente un cambio para la Argentina. Los DNUs son una herramienta que han utilizado todos los presidentes de todos los signos políticos. Este DNU en particular generó ya cambios positivos en la ley de alquileres o en la posibilidad de tener mejores precios y ofertas en los vuelos locales, entre otros", afirmó. ¿Para qué tanta obsecuencia? ¿Busca sumarse a "las fuerzas del cielo"?
 
Resulta difícil de entender la actitud de Frigerio frente a un ajuste salvaje que se basa en una híper inflación provocada por la mega devaluación de 118%, en robarle la plata a trabajadores y jubilados con la liberalización descontrolada de los precios, y el saqueo a las provincias con la reducción de la coparticipación en educación y salud. Tampoco se entiende su apoyo incondicional al anticonstitucional DNU y al polémico proyecto de Ley Ómnibus, cuya intención evidente es despojar los recursos del interior federal y licuar salarios y jubilaciones de estatales y privados. Rogelio ha decidido bailar la misma música que se escucha en la residencia de Olivos.
 
Su estrategia oportunista tal vez se deba la urgencia de un auxilio nacional para intentar salir del ahogo financiero en el que se encuentra la provincia, producto de la motosierra de Milei. Esa es una obvia razón que lo lleva a comprometerse en un alineamiento total con Milei que sea el reaseguro para llegar al Pacto de Mayo, lo que supondría un previo auxilio fiscal para la provincia. Si es que el libertario cumple.
 
Pero hay una cuestión más de fondo. El PRO, el partido de Mauricio Macri Frigerio, después de salir tercero en las elecciones generales 2023, se transformó en un grupo de timoratos y asustadizos que se espantan ante los trolls libertarios. Se han convertido en un grupo de obsecuentes de un líder improvisado e irresponsable, que solo amenaza, insulta y escracha, desdibujándose políticamente y comportándose como las mascotas de Milei.
 
Ahora bien, el DNU que tan jubilosamente apoya Frigerio es un golpe brutal a la clase media y demás sectores populares. Libera los precios en general y elimina todos los controles al poder económico. Permite un encarecimiento descomunal de las prepagas, los alquileres, las comisiones bancarias... El DNU también es la plataforma para el aumento brutal de las tarifas de la luz, el gas, el agua, el transporte y los peajes, y para la privatización masiva de empresas, incluso las que dan ganancias al Estado.
 
Lo que Milei llama privilegios de la "casta", y que Frigerio respalda, son los consumos característicos de la clase media, que quedan a merced del "mercado", o sea la decena de grandes empresas que le escribieron el DNU al libertario. Ahí se establece que se alquila según las reglas del mercado, se pagan tarifas de mercado, los combustibles van a precio internacional, aunque el país sea productor de hidrocarburos. Lo mismo que la carne y los alimentos. Manda el "mercado" y el Estado es una molestia.
 
Además, el DNU 70/2023, que apoya Frigerio, contiene una reforma laboral que ataca derechos de los trabajadores para beneficiar a los grandes empresarios. Hecho a la medida de los intereses de empresas como Techint, Clarín, Coto y Toyota, entre otras, pretende flexibilizar los convenios de trabajo, disminuir las indemnizaciones, avalar los despidos discriminatorios, atacar el derecho a huelga y las organizaciones sindicales, solo por mencionar algunos puntos.
 
Un fallo de la Justicia declaró la invalidez de seis artículos laborales del DNU por la ausencia de necesidad y urgencia. El resto de la reforma laboral: reducción de indemnizaciones, imposibilidad de solicitar reincorporación en los despidos discriminatorios, eliminación de multas por empleo no registrado, ampliación del periodo de prueba, entre otras modificaciones, no fue tratado por la justicia laboral, debido a que consideró que la CGT no poseía legitimación para solicitar su invalidez, contradiciendo a la ley 23.551 de Asociaciones Sindicales en el que de forma expresa se establece la representación sindical para la defensa de los trabajadores.
 
Pero lo más importante es que el fallo realiza una interpretación sobre la ratificación o rechazo del Congreso al DNU 70/2023: Para la Justicia la falta de ratificación o rechazo expresa de una o ambas Cámaras del Congreso llevaría a la derogación del DNU o su invalidez. Esto por aplicación del artículo 82 de la Constitución Nacional que excluye la "la sanción tácita o ficta" de las leyes, y considera que cualquier interpretación contraria llevaría a la declaración de la inconstitucionalidad de la ley 26.122 (régimen de los DNU). Es decir, que, si el Congreso no ratifica expresamente por ambas cámaras, el DNU queda derogado. Y ya el Senado votó en contra.
 
La apelación legal de Milei plantea que el DNU es una decisión política no judiciable. O sea que no puede ser cuestionada. De hecho está buscando que la Corte reponga de un saque todos los artículos del DNU hoy cuestionados mediante un recurso llamado per saltum. La estrategia legal confirma el carácter autoritario del gobierno: legislando por decretos que no pueden ser cuestionados en la justicia, quiere concentrar la suma total del poder público, excluyendo anti democráticamente al Congreso.
 
La derrota de Milei con el DNU significa un nuevo cambio en el caótico escenario político nacional, en el que ninguna alianza parece firme y todas las lealtades están bajo sospecha. El Gobierno libertario no tiene los votos suficientes en ninguna de las cámaras, lo que genera un escenario favorable para actitudes independientes, pero Frigerio no parece entender esa ventaja. Su mensaje debería ser que Entre Ríos no está dispuesta a acompañar todo a libro cerrado.
 
Las consecuencias de las políticas neoliberales de Milei y Frigerio en apenas tres meses de aplicación son catastróficas para las mayorías populares. Y más graves para los más vulnerables y necesitados del auxilio del Estado, los 5.000.000 a quienes se abandonan al cortarles el acceso a alimentos y medicamentos indispensables para vivir.
 
La situación no mejorará con el tiempo, como falsamente sostienen Milei y Frigerio. Al contrario. Será peor, porque tienen pisados los salarios mientras el nivel de tarifas de las prepagas, los servicios públicos, los alquileres, los colegios y universidades privadas, las salidas a comer, las vacaciones, los electrodomésticos, los precios de la economía en general quedarán "sincerados". Eso significa que muchos menos trabajadores podrán pagar esos "valores reales", como está ocurriendo en la actualidad. Los precios se sinceran -asegurando ganancias descomunales a los grandes empresarios- y millones caen en la pobreza y la indigencia. Todo lo hacen a favor de los ricos, "los ciudadanos de bien", y en contra de los sectores populares. Juan Perón solía decir que cuando el pueblo pierde la paciencia hace tronar el escarmiento.
 
La Opinión Popular 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar