La Opinión Popular
                  19:47  |  Sabado 18 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Groucho Marx dijo: "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados". En ese punto, Javier Milei es marxista.
Por La Opinión Popular - 05-04-2024 / 11:04
PANORAMA POLÍTICO PROVINCIAL

Actitud temerosa de Frigerio frente al saqueo de Milei que perjudica a los entrerrianos

Actitud temerosa de Frigerio frente al saqueo de Milei que perjudica a los entrerrianos
Si bien hay gobernadores "dialoguistas" que se dejan insultar a repetición, en Entre Ríos, cuna del federalismo argentino, por lo que lucharon con las armas en la mano: Francisco "Pancho" Ramírez, Justo José de Urquiza y Ricardo López Jordán, causa preocupación la actitud medrosa de Frigerio, después que Milei lo denigró en público, lo menospreció cuando con los gobernadores de Juntos defendieron al mandatario de Chubut, y le hizo sentir el poder de coacción de la Casa Rosada.
En un clima de extrema tensión, tanto dentro como fuera del Congreso -el "nido de ratas" que supo tenerlo sentado en una de sus bancas-, Javier Milei tuvo su primer cara a cara con la "casta" de mandatarios provinciales que tanto desprecia y legisladores a quienes no duda en tildar de "coimeros" y "extorsionadores" cada vez que tiene oportunidad. Auto percibido como un monarca, no supeditado al control republicano del Legislativo, dio por inaugurado el periodo de sesiones del Congreso con un discurso confrontativo, tribunero, plagado de menciones religiosas, frases grandilocuentes, denuncias irracionales y datos falsos, pero no pudo escaparle a la contradicción: luego de trazar una tajante diferencia con los presentes y recalcar que no negocia, que no retrocede, sus palabras desembocaron en el llamado a un pacto, con la invitación a la dirigencia política en su conjunto, la "casta" que ahora él integra, para firmar lo que denominó "Pacto de Mayo". Será en Córdoba, porque ahí nació su perro Conan.
 
A cambio de devolverles parte de la coparticipación de impuestos, que se generan en las propias provincias, y que estas necesitan para equilibrar sus cuentas, no deberán voltearle el DNU y votarle a favor la reforma fiscal y la fallida Ley Ómnibus, sin discusión. El Presidente dijo que firmará el Pacto de Mayo con gobernadores si antes son aprobadas la Ley Ómnibus y el nuevo paquete "anticasta". Lo que es una evidente extorsión, una convocatoria a consensuar... todo lo que Milei diga. Y será completo o no dará nada. Mientras, sigue licuando los salarios y las jubilaciones y obliga a las provincias a hacer lo mismo, si quieren volver a recibir recursos que les permitan funcionar y que fueron podados por la motosierra que atropella el federalismo.
 
Eso sí, el Presidente exige a la oposición que acepte totalmente su modelo económico anarco capitalista extremista o si no, le promete conflicto. Si se lo firman, bien, y si no, pobre de ellos. Ahora bien, ¿Milei propone un pacto para no acordar nada, solo para ganar tiempo y mantener vigente el DNU? ¿Lo hace desde una posición de fortaleza o de debilidad? Sin gobernadores y con pocos legisladores propios, con discursos violentos e ideas autoritarias, pretende avanzar a las patadas haciendo uso del único poder real que tiene: la lapicera presidencial, utilizada con un evidente desdén por la democracia.
 
Rápidamente hubo gobernadores que se sometieron ante el látigo extorsivo del padre de Conan. Por Entre Ríos, Rogelio Frigerio celebró la convocatoria: "Cuente conmigo para impulsar el Acuerdo de Mayo que propuso esta noche. Estoy de acuerdo con todos y cada uno de los 10 puntos que planteó. Es lo que necesita la Argentina. Y celebro su invitación para que inmediatamente nos pongamos a trabajar juntos para impulsar las herramientas que usted necesita para dejar definitivamente atrás las políticas populistas", manifestó obsecuentemente, demostrando la falta de coraje y de viveza estratégica de la política oportunista y sumisa que representa.
 
¿A qué "trabajar juntos" se refiere Frigerio si Milei ha demostrado sobradamente que no está dispuesto a nada que no surja de su fanatismo porteño céntrico, saqueador del interior federal? ¿Qué coparticipación federal de impuestos van a rediscutir si Milei solo quiere reorientarla en perjuicio de las provincias? ¿Es un pacto o una extorsión? El saqueo a las provincias, las obras públicas y la asistencia social sólo sumó 10% del ajuste que permitió alcanzar el festejado superávit de enero, con lo que los ajustes se van a profundizar en los próximos meses. Aunque Frigerio sea porteño, al igual que Milei, y hace mérito para ser el primer mileísta de la fila, su obligación principal es defender a los entrerrianos.
 
Si bien hay gobernadores que se dejan insultar a repetición, en Entre Ríos, cuna del federalismo argentino, por lo que lucharon con las armas en la mano: Francisco "Pancho" Ramírez, Justo José de Urquiza y Ricardo López Jordán, causa preocupación la actitud medrosa de Frigerio, después que Milei lo denigró en público, lo menospreció cuando con los gobernadores de Juntos defendieron al mandatario de Chubut, y le hizo sentir el poder de coacción de la Casa Rosada. Frente a una extorsiva convocatoria a los gobernadores y absolutamente nada para la gente que soporta el rigor del ajuste, intendentes, legisladores nacionales y provinciales de Más para Entre Ríos, y dirigentes del Partido Justicialista, definieron criterios de acción por el declive de la situación social y económica provincial, debido a la fuerte caída de la coparticipación y el derrumbe de la recaudación propia, por la feroz recesión provocada por el libertario. No es momento para tibios.


El peronismo provincial reclama una actitud más enérgica del gobierno de Frigerio en defensa de los recursos que generan los entrerrianos, y que cobra la Nación, pero no regresan a su lugar de origen en la misma proporción, debido al feroz saqueo que realiza Milei. También se analizaron los impactos de los recortes sobre las arcas provinciales, que tendrán fuerte repercusión en los ingresos a los municipios, la obra pública, los salarios a docentes, personal de la salud pública y trabajadores, además de jubilados. Señalaron que "esperan precisiones del gobierno provincial sobre las gestiones que llevará adelante para recuperar esos fondos".
 
Es evidente que para defender la provincia son necesarios dirigentes comprometidos con los intereses entrerrianos y fundamentalmente con conocimiento de los mismos; nadie defiende lo que no conoce ni la tierra que no habita. La actitud que eligió Frigerio no parece la mejor estrategia porque va a pagar un alto costo político en el peor momento, con un pronóstico incierto. Aunque pose de entrerriano con el termo y el mate, baile chamamé y arrastre las erres al hablar, parece tener más coincidencias con Milei que con los intereses provinciales. Además, como casi toda la casta política macrista, está en el negocio de aguantar. Hasta que pase algo, hasta que la gente explote por el boleto, o la luz o la carne o lo que sea, algo que les evite el costo de tener que enfrentar al Loco. ¿Hay un límite para el respaldo? ¿Cuándo se acaba? ¿Puede explotar la gente? Claro, la mecha social está cada vez más corta.
 
Mientras tanto, aunque Milei dijo en la Asamblea Legislativa que el ajuste fue contra la "casta", lo que le sacó a la política es mínimo, pura demagogia, discurso berreta para los ingenuos. En realidad los jubilados fueron sus principales víctimas, los siguieron los empleados públicos despedidos o con sueldos licuados, los obreros de la construcción, los beneficiarios de los planes sociales y los ciudadanos de las provincias, como los entrerrianos, porque la poda de giros a los gobernadores terminan afectando el salario docente o aumentando el transporte colectivo. Además, sus anuncios en materia social fueron nulos. Aún si Milei tiene éxito y alcanza el equilibrio fiscal y logra bajar la inflación, el camino despiadado que eligió puede terminar consolidando un país con más del 70 por ciento de su gente en la pobreza. El anarco capitalista habrá conseguido así la hazaña de hacer desaparecer la clase media argentina.
 
La propuesta de Milei del "Pacto de Mayo", que tiene el mismo contenido que fue rechazado en la Ley Ómnibus, desde una alteración laboral anti obrera, hasta una reforma previsional contra los jubilados, está dirigida específicamente a los gobernadores y llega después de comerse un baile en la pelea con Ignacio "Nacho" Torres, a quien hasta Frigerio apoyó. El chubutense no sólo le copó la discusión pública, sino que arrastró a casi todos los gobernadores en un desafío inédito a la autoridad presidencial, para terminar incluso recuperando vía la justicia los fondos que le quitaron. Fue una insurrección del interior que nos retrotrae a los tiempos de unitarios contra federales.  Y una derrota en toda la línea para Milei, que se apuró a cortar con la nueva convocatoria a un pacto con la "casta".
 
La estrategia para frenar las locuras de Milei es simple, solo hay que animarse. Y tiene dos ejes, el primero, imponerle por ley de un Congreso que él tanto desprecia, la reposición del fondo docente y otras reformas fiscales para devolver a las provincias los recursos perdidos, que se producen en el interior, pero que se terminan cobrando por el puerto de Buenos Aires. El segundo, activar alguno de los proyectos presentados en el Congreso para cambiar la ley de regulación de los DNU, que permite al Presidente conseguir el aval legislativo a sus decretos con el voto positivo de una sola de las cámaras. Los decretos tienen que ser aprobados por las dos cámaras como las leyes. Antes, hay que cerrar un acuerdo para garantizar los dos tercios necesarios para rechazar el veto de Milei. ¿Se animará Frigerio a tomar coraje y requerir la restitución del incentivo docente, los subsidios al transporte y los envíos a la Caja de Jubilaciones, y plantarse antes que sea demasiado tarde?
 
La Opinión Popular 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar