La Opinión Popular
                  20:57  |  Sabado 18 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Groucho Marx dijo: "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados". En ese punto, Javier Milei es marxista.
Por La Opinión Popular - 05-04-2024 / 11:04
PANORAMA POLÍTICO PROVINCIAL

La mayoría de los entrerrianos cree que Frigerio debe plantarse a Milei en defensa de la provincia

La mayoría de los entrerrianos cree que Frigerio debe plantarse a Milei en defensa de la provincia
Milei, quien afirmó: "Los voy a dejar sin plata, los voy a fundir a todos", no puede ordenar sus cuentas desequi-librando a las provincias. Saqueando al interior a cualquiera le cierran los números. ¿Qué piensan de esto los entrerrianos? Un estudio realizado por la Consultora Zuban Córdoba indica que el 53,9% entiende que los gobernadores deben defender los intereses de sus provincias, aunque tenga que enfrentarse con el Presidente. La encuesta se realizó entre el 13 y el 14 de febrero. La muestra fue de 1500 casos de todo el país, segmentado por edad, género, zona y último voto a presidente.
El iceberg está cada vez más cerca y se ha hecho muy tarde demasiado temprano. La amenaza lanzada por el presidente Javier "el Loco" Milei de que "lo peor está por venir" en los meses de marzo y de abril no sólo representa el anticipo de otro duro mazazo sobre las ya maltrechas familias entrerrianas: el plan de "shock o nada" del neo liberal libertario, obliga a la provincia reproducir ese ajuste, ante el drástico recorte de los envíos nacionales. En sólo dos meses, Entre Ríos sufrió el impacto de la caída del Fondo de Incentivo Docente (Fonid), el corte total de los aportes del Tesoro nacional (ATN) y el injustificado fin de los subsidios al transporte público. Y la motosierra incluye no pagarle a la Caja de Jubilaciones de Entre Ríos lo que le corresponde. Jubilados provinciales: a prepararse para lo peor.
 
Milei, quien afirmó: "Los voy a dejar sin plata, los voy a fundir a todos", no puede ordenar sus cuentas desequilibrando a las provincias. Saqueando al interior a cualquiera le cierran los números. ¿Qué piensan de esto los entrerrianos? Un estudio realizado por la Consultora Zuban Córdoba indica que el 53,9% entiende que los gobernadores deben defender los intereses de sus provincias, aunque tenga que enfrentarse con el Presidente. La encuesta se realizó entre el 13 y el 14 de febrero. La muestra fue de 1500 casos de todo el país, segmentado por edad, género, zona y último voto a presidente.
 
El relevamiento también marca que un 61,8% de los encuestados entendió que, tras la caída de la Ley Ómnibus, el Gobierno nacional "debe dialogar con los gobernadores y recuperar el consenso". Sólo un 28,3% se inclinó por la opción dura "debe gobernar por decreto y confrontar con los gobernadores". Asimismo, el informe consigna que, ante la pregunta de si confía más en el Presidente que en el Gobernador, las respuestas mostraron una igualdad del 44%.
 
Por otra parte, la encuesta establece que el 79,9% de los relevados estuvo de acuerdo con la frase "el ajuste de Milei lo está pagando la gente" y, además, que un 50,8% entendió que la responsabilidad de la mala situación económica nacional es del libertario. En paralelo, un 54,5% tiene algo o mucha desconfianza en que el actual mandatario nacional mejorará la economía, porcentaje similar a los que optaron por la alternativa de que Milei lleva a la Argentina por la dirección incorrecta (52,8%) y a los que desaprueban la gestión libertaria algo o totalmente (54,7%).
 
Dentro del informe, el estudio menciona: "Marzo y abril serán meses claves. Lo que suceda en esos dos meses seguramente determinará el recorrido del resto del año en términos de estabilidad política y social". Se puede inferir de estos relevamientos que no debe tener aprobación la falta de protagonismo nacional de Frigerio frente a las arbitrariedades creciente del centralismo unitario porteño de Milei que se abrió a partir de los groseros maltratos a los mandatarios provinciales y el saqueo de los recursos del interior que se utilizan para pagar los sueldos a los empleados públicos, los docentes, los policías, los médicos, los enfermeros...

Milei es antiestatista, es anarquista libertario, busca abolir el Estado, no es republicano, ni mucho menos demócrata. Llevando a la realización sus postulados ideológicos, Milei cree que hay que ir a una sociedad donde domine la propiedad privada sin freno alguno y donde gobiernen los ricos, sin Poder Legislativo ni Judicial. De realizarse el experimento anarco capitalista nuestra sociedad sería más parecida a una monarquía, a una dictadura o una oligarquía, pero nunca una democracia.

Milei tiene un plan económico claro, donde reactivación, producción y empleo no figuran, que comienza por la destrucción de los Estados provinciales y los gobiernos municipales y culminará con la desaparición del la clase media. Habrá un 10% de ricos y un 90% de pobres como en muchos países de Latinoamérica. Los perversos recortes de Milei para lograr el déficit cero a costa del hambre y la pobreza apuntan en ese sentido y provocarán el caos en todo el interior. Adiós al país sudamericano de clase media. ¿Frigerio no la ve?


Parece que no. Y a pesar de haber hecho todo lo posible para acompañar la iniciativa parlamentaria que el Presidente planteó con el envío de la nefasta Ley Ómnibus al Congreso, Frigerio quedó igualmente en la mira. Después de visitar el Muro de los Lamentos, el desequilibrado mandatario, que en lugar de dialogar se dedica a insultar, para disciplinarlo lo convirtió en uno de los adversarios entre los que identifica como "parte de la casta", a la que culpa directamente de "votar con el kirchnerismo".
 
El gobernador de Entre Ríos intentó desentenderse de esas acusaciones al principio, pero llegó un momento en que decidió romper el silencio y en lugar de plantarse, afirmó refiriéndose a Milei"¿Por qué no podemos estar espalda con espalda? ¿Por qué no podemos estar juntos peleando por lo mismo?, si yo coincido en líneas generales con el norte hacia el cual el gobierno pretende llevar a la Argentina". Eligió alabar a Milei de forma exagerada para intentar ganar su buena predisposición. A continuación pidió que el Presidente "convoque a los gobernadores para trabajar en conjunto" y no esbozó ninguna crítica por la motosierra a los subsidios para el transporte y la educación.
 
Tampoco profundizó cuestionamientos al plan económico. A pesar de ser empujado por la brutalidad libertaria, Frigerio no levanta el perfil. Contrariamente a su responsabilidad de representar a la ciudadanía de la provincia, al gobernador no se le cruza por la cabeza plantarse frente al anarco capitalista. Teme que la discusión con Milei lo exponga a críticas por las redes sociales, como los que sufrieron otros mandatarios provinciales, entre ellos los de la Región Centro: Maximiliano Pullaro (Santa Fe) y Martín Llaryora (Córdoba).
 
La rebelión que encabezó el gobernador de Chubut, el macrista Ignacio "Nacho" Torres, amenazando con cortar el suministro de gas y petróleo a la Nación, es un dato político: Milei está poniendo la unidad nacional en peligro de disolución, porque Argentina es un país y no solamente la suma de sus provincias. Los mandatarios locales, entre ellos Frigerio, que apoyaron al chubutense están hartos del destrato y los incumplimientos del Gobierno nacional. Pero Frigerio no quiere el rótulo de contrincante de Milei.
 
Con pocas certezas, sin promesas ni mejores perspectivas, el gobernador hace malabares para que el ajuste feroz no le genere demasiados problemas en su administración. Igual, no pretende apurarse e intenta parar la pelota en medio del pressing libertario que puede asfixiarlo. Frigerio apuesta a un esquema que le permita ser promotor de acuerdos que se expresen en la relación con los gobernadores del extinto Juntos por el Cambio y se canalice a través del Congreso en apoyo al Presidente. En su orden de prioridades, considera que primero está su gestión provincial y después el resto de los problemas, aunque no hay respuesta alguna a las muestras de lealtad que viene dando. ¿No debería dejar ya de lado el denigrante papel de incondicional de Milei?
 
El coraje político de Frigerio se pondrá a prueba en las próximas semanas con su posición frente al DNU 70/2023, un polémico decreto que contiene insólitamente más de 360 disposiciones y abarca casi todas las actividades humanas (económicas, financieras, comerciales, laborales), afectando a la mayoría de los cuerpos legales de nuestro sistema jurídico, incluso varios códigos de fondo (entre ellos, el código Civil y Comercial, el Minero, el Aduanero y el Aeronáutico).
 
Se trata de una iniciativa claramente inconstitucional, que no respeta los criterios establecidos por la Corte Suprema para justificar la utilización de esta normativa de carácter excepcional. En el art. 99 inciso 3 de la CN se establece como principio que el Presidente tiene prohibido emitir disposiciones de carácter legislativo, bajo pena de nulidad absoluta e insanable, salvo circunstancias excepcionales que impidan seguir el trámite normal para la sanción de las leyes.
 
En los fundamentos del cuestionado DNU no se explicita ni demuestra la necesidad (y tampoco la urgencia) de recurrir a estas medidas eludiendo la intervención del Congreso. Además, están expresamente vedadas por la Constitución las normas que regulan materia penal, tributaria, electoral y lo atinente al régimen de los partidos políticos. ¿Qué hará Frigerio, cómo ordenará que voten sus legisladores nacionales?
 
El presente político nacional complicó la gestión de Frigerio en extremo porque Milei ha logrado echar por tierra el concepto de que "peor no se puede estar". En ese marco, la seguidilla de agresiones contra los gobernadores no parará. Recién empieza porque, además, está en la naturaleza violenta de Milei. Ni en sus peores conjeturas el Frigerio imaginó lidiar con tantos frentes complicados como los actuales, en el arranque de su labor al frente de la Provincia. En la Casa Gris se esperanzan con que el tiempo, pero sobre todo el efecto devastador de una crisis profunda, acomodará los melones en el carro de la realidad.
 
Los que viven a la intemperie ya son multitud y los que encuentran el diario sustento en los desperdicios de los otros son legión. Cuando haya más hambre, más indigencia, más pobreza, más inseguridad, y el destino de la clase media se ponga más oscuro, y que lo que hoy es apoyo cambie a rechazo, cuando la amenaza del desempleo -próxima fase de la recesión- golpee las puertas de los votantes de Milei, este se vería obligado a negociar con los gobernadores. Pocos creen que "lo que viene será mejor" y muchos piensan que al Presidente lo deben frenar antes de que sea demasiado tarde.
 
La Opinión Popular 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar