La Opinión Popular
                  11:50  |  Jueves 29 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Sepan ustedes que la revolución libertadora se hizo para que en este país el hijo del barrendero, muera barrendero”. Contraalmirante Arturo Rial.
Por La Opinión Popular - 07-02-2024 / 18:02

Frigerio y los legisladores entrerrianos del oficialismo no se pronuncian sobre la Ley Ómnibus

Frigerio y los legisladores entrerrianos del oficialismo no se pronuncian sobre la Ley Ómnibus
El ex vice gobernador y actual parlamentario del Mercosur, José Cáceres, se refirió a la presencia de los legisladores nacionales entrerrianos del oficialismo en el debate de la Ley Ómnibus que impulsa el presidente Javier Milei y que pretende que sea aprobado sin chistar en el Congreso. "A días de que Diputados trate la Ley Ómnibus, que toca aspectos relevantes para la vida de los entrerrianos y entrerrianas no sabemos qué posición tienen los dos senadores y los cuatro diputados nacionales por Entre Ríos que responden al oficialismo provincial", señaló Cáceres y reclamó: "Hay que hacer un trabajo de investigación para encontrar una sola opinión". "Por ahora, sólo hay silencio", afirmó. Están escondidos.
PANORAMA POLÍTICO PROVINCIAL
 
El porteño Frigerio y los legisladores entrerrianos del oficialismo no se pronuncian sobre la Ley Ómnibus
 
El ex vicegobernador y actual parlamentario del Mercosur, José Cáceres, se refirió a la presencia de los legisladores nacionales entrerrianos del oficialismo en el debate de la Ley Ómnibus que impulsa el presidente Javier Milei y que pretende que sea aprobado sin chistar en el Congreso. "A días de que Diputados trate la Ley Ómnibus, que toca aspectos relevantes para la vida de los entrerrianos y entrerrianas no sabemos qué posición tienen los dos senadores y los cuatro diputados nacionales por Entre Ríos que responden al oficialismo provincial", señaló Cáceres y reclamó: "Hay que hacer un trabajo de investigación para encontrar una sola opinión". "Por ahora, sólo hay silencio", afirmó. Están escondidos.
 
El mutismo de los legisladores entrerrianos estaría dado por el desconcierto frente a las contradicciones del modelo anarcocapitalista de Milei y los irreconciliables contrastes entre lo que el mandatario dice y lo que práctica, que son evidentes. Su liberalismo discursivo no se compadece con lo que hace, ya que gobernar no es lo mismo que recitar. El proyecto de la Ley Ómnibus establece nada menos que la delegación de facultades propias del Congreso en favor del Presidente, en materia económica, financiera, fiscal, social, previsional, de seguridad, defensa, tarifaria, energética, sanitaria y social. Todo ello por dos años, con posibilidad de prórroga hasta 2027. Esto no está en sintonía con un régimen democrático republicano, es una lógica autoritaria que prescinde de la división de poderes establecida por la Constitución.
 
Rogelio Frigerio decidió acompañar la gestión de Milei, pero bajo qué condiciones nadie lo sabe. Su pretensión de ser un aliado menor de la reacción conservadora no tiene en cuenta que, en el esquema que pretende imponer Milei, sobran las provincias, no las tiene en cuenta, porque no posee ni gobernadores ni intendentes. Tiene las manos libres para imponer, con la falacia "no hay plata", grandes recortes en las transferencias a las provincias para que el Gobierno nacional pueda pagar la brutal deuda con el FMI que contrajo su actual socio Mauricio Macri. Es hora de plantarse y defender, no un partido político, sino el federalismo, porque Milei le piensa pagar al FMI con el dinero que le despojará a las provincias. En este tema, el silencio de Frigerio y sus legisladores es ensordecedor.
 
La Ley Ómnibus es expresión del centralismo porteño extremo de Milei, el desconocimiento de la producción del interior, la supremacía de las finanzas sobre la economía real que implican las medidas y el carácter unitario de las propuestas fiscales en marcha: la suba de las retenciones, la suba del impuesto País, el blanqueo y todas las privatizaciones previstas son en beneficio exclusivo del Gobierno nacional, ya que no se coparticipará ni un peso a las provincias. Hoy no hay giros discrecionales, ni ATN, ni obra pública con fondos nacionales, ni actualización de los recursos para la Caja de Jubilaciones, y en cambio el ajuste del gasto sí es federal: no solo disminuyen los subsidios; también se cortaron los programas nacionales de medicamentos para hospitales y dispensarios. ¿Frigerio y sus legisladores no ven este verdadero saqueo a Entre Ríos y al interior federal? ¿Realmente no la ven?
 
Cáceres, que es también secretario general del PJ provincial, afirma: "La Ley Ómnibus trastoca el orden económico, político y social de nuestro país y sin dudas va a repercutir en nuestra provincia, en el empleo, en la obra pública, en los salarios, en la educación, las economías regionales, la cultura. Ellos deberían estar explicando a sus representados qué consecuencias van a acarrear esas medidas y qué acciones van a llevar adelante frente a eso".
 
"Todo indica que vamos hacia una crisis profunda, el propio gobierno nacional y provincial dicen golpeándose el pecho que la gente va a tener que sufrir y ante eso, lamentablemente, los legisladores nacionales que responden al oficialismo provincial están escondidos", cuestionó. Y aseguró que "las y los ciudadanos van a tomar nota de cómo van a votar cuando las leyes de desguace y entrega de la Patria sean tratadas en el Congreso".
 
Con las medidas que está tomando Milei, y que apoya Frigerio, se viene una híper inflación tremenda, la protesta social, comenzando con la huelga que prepara el sindicalismo para el 24 de enero, las idas y vueltas en el Congreso de su proyecto de ley de plenos poderes, los tropiezos de su decreto sin necesidad ni urgencia en la Justicia, el renacimiento en ciernes de las cuasimonedas y bonos federales provinciales, el peligro de disolución de la autoridad del Estado federal y, sobre todo, una realidad social que hace temer estallidos en todos los grandes conurbanos del país, como en el 2001.
 
Para el liberalismo, el Parlamento ocupa el centro de la escena. El histriónico Milei, por el contrario, propone prescindir del Poder Legislativo, cerrarlo, eventualmente, durante todo su mandato. El artículo 76 de la Constitución Nacional es sumamente restrictivo en esa posibilidad, tanto en las materias delegadas como en el plazo. El proyecto de ley, una propuesta antidemocrática, es sumamente amplio en ambas cuestiones, cayendo en el posible delito de Traición a la Patria, normado por la Constitución Nacional, artículos 29 y 119.
 
Como si no bastase con ello, el artículo 1 del proyecto en cuestión ratifica el inconstitucional DNU 70/23. Mediante 366 artículos, ese decreto no sólo modifica, sino que deroga leyes. Lo hace en un abanico que va desde la eliminación del Inadi hasta la reforma de la Ley de Hidrocarburos (en lo referido a dar prioridad al autoabastecimiento); pasando por la conversión de las empresas públicas en sociedades anónimas, para luego privatizarlas a favor de quienes le pagaron la campaña electoral a Milei. Más todo un capítulo de reformas laborales para abaratar el empleo, facilitar los despidos y beneficiar exclusivamente a los empresarios, a los que además premia con exenciones impositivas. El nuevo lema libertario se habría reconvertido en: "Viva la libertad de los ricos para que hagan lo que quieran, los demás al carajo".
 
"Parece que se les acabó la predisposición que tenían hacia los medios hasta el día que asumieron, cuando hoy los periodistas están ávidos de saber qué posición tienen, qué piensan de que el presidente los haya tratado de coimeros pese a que lo apoyan, cómo planean defender los intereses de la provincia en Nación, que es el principal motivo de su presencia en el Congreso", insistió Cáceres.
 
Luego, comparó: "Los peronistas sabemos qué piensan nuestros legisladores y legisladoras, cómo van a defender a la gente del atropello autoritario del gobierno de Milei, las críticas y propuestas que tienen sobre la Ley Ómnibus, porque respetamos la política y respetamos a nuestro pueblo. Mientras del otro lado, por ahora sólo hay silencio total".
 
En el Congreso, la estrategia oficialista es aislar al peronismo y negociar algunas concesiones con los demás bloques que son corresponsables de lo que haga Milei, porque representan fuerzas que lo votaron en la segunda vuelta. Allí están: gran parte de los radicales, el PRO, la Coalición Cívica, el schiaretismo y algunos partidos provinciales. La fuerza parlamentaria La Libertad Avanza (LLA) es de hecho el único oficialismo. Los que quedan en el medio, más que semiopositores, son semioficialistas que actuaron para aislar a Unión por la Patria en las comisiones y en la discusión de las leyes antidemocráticas que envió el Gobierno.
 
La izquierda en Diputados y Unión por la Patria en ambas Cámaras son hoy la única oposición real al mega DNU y a la Ley Ómnibus. El 24 de enero, con el Paro Nacional y la movilización de la CGT, las dos CTA y los movimientos sociales será la primera señal real del malhumor social. La fecha no es la mejor para un acto masivo, porque hace poco que asumió el gobierno, mucha gente está de vacaciones y hará mucho calor. Fue una decisión presionada por los acontecimientos.
 
Pero tendrá un efecto político directo, golpeará a un Milei que amenaza al Congreso, no tiene en cuenta la democracia representativa y pretender avasallar las instituciones de la República, Cáceres reclamó por el mutis del oficialismo entrerriano: "Hay que hacerse cargo muchachos, y es acá, en la provincia, de cara a quienes los votaron para que los representen".
 
La Opinión Popular
 
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar