La Opinión Popular
                  16:34  |  Viernes 12 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Groucho Marx dijo: "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados". En ese punto, Javier Milei es marxista.
Por La Opinión Popular - 02-01-2024 / 10:01
PANORAMA POLÍTICO ENTRERRIANO

¿Frigerio tiene espalda suficiente para aguantar lo que se viene?

¿Frigerio tiene espalda suficiente para aguantar lo que se viene?
No era el escenario que habría imaginado el porteño Rogelio Frigerio cuando planeó apoderarse de la gobernación de Entre Ríos. Tampoco era la Nación que supuso que el PRO iba a recibir. A fines de 2022, daba como seguro el triunfo de Horacio Rodríguez Larreta con un programa más cercano al de Sergio Massa que al de Javier Milei. Pero el libertario ganó, asumió y, desde la puerta del Congreso Nacional, lanzó un feroz mensaje de recortes y achiques truculentos y además anunció que las provincias serán castigadas con la reducción fulminante de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN). Un horizonte sombrío para el debut de Frigerio en el poder provincial.
 
 
No era el escenario que habría imaginado el porteño Rogelio Frigerio cuando planeó apoderarse de la gobernación de Entre Ríos. Tampoco era la Nación que supuso que el PRO iba a recibir. A fines de 2022, daba como seguro el triunfo de Horacio Rodríguez Larreta con un programa más cercano al de Sergio Massa que al de Javier Milei. Pero el libertario ganó, asumió y, desde la puerta del Congreso Nacional, lanzó un feroz mensaje de recortes y achiques truculentos y además anunció que las provincias serán castigadas con la reducción fulminante de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN). Un horizonte sombrío para el debut de Frigerio en el poder provincial.
 
En el marco de un ajuste cruel, de una magnitud innecesaria e injusta sobre la mayoría de la población, donde no ha habido ni una sola medida compensatoria para trabajadores y jubilados, porque el ancla antiinflacionaria elegida es la destrucción del poder adquisitivo asociada a una fuerte recesión, Milei demora el envío del dinero a las provincias para los salarios y el aguinaldo del mes de diciembre. La estrategia es la misma que usó Mauricio Macri: llevar a las provincias a una situación extrema y extorsionarlas para que sus legisladores nacionales respalden las brutales medidas de ajuste.
 
En una sociedad que resultará más empobrecida, porque tendrá que someterse a una economía de guerra al menos en los próximos dos años, es evidente que Frigerio no tendrá la espalda suficiente para aguantar semejante escenario de restricciones: en el giro de partidas discrecionales, en la anulación de la obra pública y en la no asistencia mediante préstamos de corto plazo para atender los compromisos más urgentes, como el pago de los salarios a estatales y docentes. Es que lleva una semana de administración y, en cada baldosa que pisa en la Casa Gris, dice que encuentra un problema. Sabe asimismo que el recorte de Milei se combinará con una fuerte caída de la recaudación producto de una recesión promovida, lo que complicará cubrir los gastos corrientes. El pronóstico no es alentador, para 2024 se espera una inflación del 30% mensual con recesión y caída del 5% del PBI, baja sostenida del salario real y aumento del desempleo, 20% más de pobres, conflictividad social y protestas como en 2002.
 
Preocupado por los escasos recursos que contará para gestionar, Frigerio terminará coincidiendo con Milei, porque al gobernador también le encanta exagerar la herencia recibida para abrir el paraguas sobre un posible futuro y drástico recorte en salarios y jubilaciones, poniéndose a tono con el "relato" de un país en crisis. Frigerio asumió con el mantra libertario del "no hay plata", con el que justificó la reducción a la mitad de los cargos del Estado, una paralización de lo realizado en obras por su antecesor, Gustavo Bordet, y una drástica reducción de gastos que empujará a los intendentes a un mano a mano por la subsistencia.
 
La contracción del gasto público provincial en educación y salud es una de las facetas del ajuste neoliberal. La otra es el incremento de los niveles de recaudación en impuestos que golpean de lleno en la clase media: el Automotor y el Inmobiliario. El Estado provincial tiene tres formas de financiarse. Por un lado, a través de los impuestos locales; por el otro, con el endeudamiento, algo vedado para la provincia. Y el tercer factor es la emisión de cuasi monedas: los malamente recordados Bonos Federales del anterior gobernador anti peronista, Sergio Montiel, cuyo valor real fue muy inferior al nominal. ¿Volverán los títulos públicos provinciales para pagar sueldos y bancar la obra pública hasta pasar el ahogo financiero?
 
Un foco de conflicto será el Fondo Nacional de Incentivo Docente, una suma no remunerativa que cobran todos los docentes del país de los niveles: inicial, primaria y escuela media, tanto en gestión estatal como en privada subsidiada. El FONID no tiene margen para ser eliminado por su relevancia social pero sí para sufrir recortes: su impacto sería directo en los ingresos de los salarios de los maestros y profesores, lo que habilitaría la colisión con AGMER, AMET y UDA.
 
Otro foco de conflicto es la parálisis de la obra pública por el peligro que implicaría el freno de mano que anunció Luis "Toto" Caputo. Equilibrar las cuentas a nivel nacional requiere una serie de medidas, pero con la obra pública en particular, los anuncios han sido nefastos. Estas obras son fundamentales, porque faltan muchísimas calles de asfalto, luminarias, cloacas, agua y escuelas en todas partes de la provincia, y no hacerlas constituiría un daño muy grave.
 
Un nuevo rubro en el que Frigerio podría tener problemas, por la política de recortes de Milei, es en las Transferencias a las Cajas Previsionales provinciales, que son envíos que surgen de la Anses a las cajas de jubilaciones provinciales no transferidas, como la de Entre Ríos, para financiamiento del déficit de las mismas. El fantasma del achicamiento inhumano de las jubilaciones provinciales, el aumento la edad jubilatoria y la modificación de regímenes especiales con la eliminación del 82% móvil puede ser una espantosa realidad.
 
Hay también diferentes partidas que Milei puede recortar, que complicarían la gestión provincial de Frigerio. Posibles eliminación o reducción de las: Obras por transferencias a provincias y municipios; Comedores Escolares; Emergencia Social para Catástrofes o Emergencias Climáticas; Apoyo al Desarrollo de Obras de Saneamiento y Agua Potable; Asistencia Financiera para Ampliación y Refacción Edilicia; Desarrollo de Obras de Pavimentación y Jerarquización Urbana; Abordaje Comunitario "Abrazar Argentina"; y Asistencia a Municipios para Infraestructura Social entre otras. A su vez, un punto vinculado a la Salud, como Asistencia a Hospitales, no podrían ser eliminados aunque si reducidos sustancialmente.
 
Frigerio sabe que le tocará gobernar en tiempos difíciles. El karma neoliberal lo ha vuelto a poner en zona de conflicto. En tiempos de la desastrosa gestión de Macri, el porteño tuvo a su cargo el Ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación y, desde ese puesto, tenía que negociar con todos los gobernadores. En la actualidad, está a cargo del Poder Ejecutivo provincial y, desde ese lugar, ¿defenderá los intereses entrerrianos o solo acordará con Milei para intentar encontrarle la vuelta a su gestión de gobierno?
 
Frigerio supone que el Gobierno nacional intentará canalizar las negociaciones de los polémicos proyectos de leyes que elevará al Congreso a través de los mandatarios provinciales. Más allá de que se diga que ha llegado a la Casa Rosada otra manera de gobernar distinta a la "casta" política, se mantendrán las zanahorias para negociar con cada uno de los gobernadores. Ahí, el porteño intentará obtener una oportunidad. "Tenemos que pasar esta tormenta de dos años y después ver cuánta claridad tendrá el día", dicen como metáfora en la Casa Gris.
 
Un sector que votó a Milei compró que "peor no podemos estar", que esta es la peor herencia de la historia y compraron también que el ajuste es imprescindible. Pero no se veían venir uno tan feroz. Hoy no saben si conservarán el trabajo, a cuánto estará el kilo de carne, si le alcanzará el sueldo para las alzas de tarifas y transporte, y el ajuste de Milei se ensaña con los sectores medios y medios bajos. Y sí, "se puede estar peor", lo reconoció el propio libertario al justificar el ajuste que se viene encima.
 
¿La casta?, bien gracias, está en el nuevo gobierno y conserva todos sus privilegios. Para las grandes empresas habrá desregulación, así podrán ganar más que antes. Para los productores y los asalariados, más impuestos, retenciones, tarifazos y una devaluación que reducirá a la mitad el poder adquisitivo de los sueldos. Las medidas empezaron con aumentos descomunales en el supermercado y el surtidor, pero todavía no llegaron a los trenes, colectivos, luz, gas, prepagas y cuotas de los colegios. Todo eso con los sueldos congelados. El mensaje del Gobierno es: "no protesten, aguanten". La pregunta es ¿cuánto será el nivel de tolerancia de la ciudadanía, hasta cuándo le tendrá paciencia a la cruzada de Milei y Frigerio?
 
¿La gente aguantará el ajuste de Milei sin reaccionar? ¿Cómo puede ser la reacción? ¿El malestar se exteriorizará en las calles? Mientras tanto, a Frigerio no le quedará otra que tragar saliva con todas las carencias que causará la crisis libertaria. Las cosas empezaron mal y seguirán peor. Así lo impone la suma de mega devaluación, tarifazos, liberación masiva de precios y decisión de pagar la deuda externa a lo Nicolás Avellaneda, esto es sobre la sed y el hambre de millones de argentinos. La sociedad está más pobre que hace siete días atrás; tiene motivos para rebelarse y expresar su disconformidad. Es imposible que frente al drama que se vive, los afectados directos no quieran hacer sentir su disgusto y malestar. Lo que llevará, a esta derecha desatada e intolerante como no se veía desde los tiempos de la dictadura, a una secuencia inevitable: ajuste feroz - protesta social - represión violenta.
 
La Opinión Popular
 
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar