La Opinión Popular
                  11:51  |  Jueves 29 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Sepan ustedes que la revolución libertadora se hizo para que en este país el hijo del barrendero, muera barrendero”. Contraalmirante Arturo Rial.
Por La Opinión Popular - 02-01-2024 / 10:01
PANORAMA POLÍTICO ENTRERRIANO

El presente es complicado, pero lo peor está por venir

El presente es complicado, pero lo peor está por venir
Sobre lo que se viene sólo hay una certeza: hasta el más optimista tendrá que prepararse para lo peor, porque comienza un ajuste feroz. Lo anticipó Javier Milei cuando afirmó que habrá que soportar dos años de estanflación, que es estancamiento más inflación; lo que significa que los precios se mantendrán en alza, a un ritmo acelerado, y la actividad económica sufrirá una brutal caída, debido al ajuste, con detención de la producción y el consumo, cierre de miles de empresas y despidos de numerosos trabajadores.
 

 
Sobre lo que se viene sólo hay una certeza: hasta el más optimista tendrá que prepararse para lo peor, porque comienza un ajuste feroz. Lo anticipó Javier Milei cuando afirmó que habrá que soportar dos años de estanflación, que es estancamiento más inflación; lo que significa que los precios se mantendrán en alza, a un ritmo acelerado, y la actividad económica sufrirá una brutal caída, debido al ajuste, con detención de la producción y el consumo, cierre de miles de empresas y despidos de numerosos trabajadores.
 
Sin plan ni equipo propio, Milei junto a la casta macrista, impulsarán la "miseria planificada", la recesión más inflación: con la devaluación del dólar oficial, la eliminación de los Precios Justos y los subsidios a las tarifas. Los que quedarán relegados serán los salarios, las jubilaciones y los beneficios sociales. Está claro que el ajuste no lo pagará la "política" sino la gente, lo que es una pésima noticia para la clase media que viene en desplome, mucho más grave para los pobres, y dramática para los indigentes. Solo los ricos se salvarán.
 
En el futuro negro que propone Milei, casi nadie zafa, aunque algunos más que otros sentirán los rigores de los efectos de la crisis. Para eso lo votaron, para respaldar su bronca y sus acusaciones contra la clase política, "la casta", pero también nadie lo votó para estar peor por lo que se necesita que mejore las condiciones de vida y garantice el bienestar general. Por el momento, a sus votantes solo les viene advirtiendo que se vayan acostumbrando a tiempos peores.
 
Sin embargo, más preocupados deberían estar los que tendrán responsabilidades de gestión, aquellos que deben administrar los recursos de sus estados -provinciales, municipales y comunales-, porque también les avisaron: no hay plata; basta de déficit fiscal, a pagar los sueldos sin la ayuda nacional. Deberán arreglarse como puedan, si la amenaza se verifica.
 
Tener responsabilidades ejecutivas como las del gobernador de Entre Ríos, el porteño Rogelio Frigerio, y escuchar decir al administrador de las arcas del Estado nacional, el también porteño Milei, que no habrá más dinero debería alterar los ánimos y generar dudas sobre las capacidades para responderle a los entrerrianos. Frigerio no debería dormir tranquilo hasta saber exactamente a qué se tiene que atener con un Milei conduciendo el país desde su anarco capitalismo; por ahora sólo puede especular y prepararse para las desgracias. 
 
Y lo peor para un dirigente político que alcanza el cargo de gobernador o de intendente, que debe sucumbir ante el desafío de realizar una buena gestión, es el no poder cumplir con las expectativas de sus votantes. El de fallarles, por no contar con las ayudas de los que están más arriba, a partir de los pronósticos profundamente negativos del neoliberal libertario.
 
Así Frigerio deberá valerse solo con los dineros que les corresponden por ley y de lo que puedan generar en su administración. Algo va a tener que hacer. ¿Aumentará los impuestos provinciales en un marco de caída de la actividad? ¿Se endeudará? ¿Emitirá cuasimonedas, como los Bonos Federales de Sergio Montiel? ¿Venderá "las joyas de la abuela": la empresa de Energía de Entre Ríos S.A. (ENERSA), el Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social (IAFAS), el Instituto Autárquico Provincial de Seguros de Entre Ríos (IAPSER) y el Sistema de Crédito de Entre Ríos (SIDECREER)? ¿O todo a la vez?
 
Frigerio tendrá que ajustarse para cumplir con la ecuación de Milei: no gastar más de lo que le ingresa. Y si le ingresa poco, poco podrá hacer. Deberá conseguir recursos para atender las prestaciones que debe brindar el Estado provincial, para asegurar el funcionamiento de su administración; para llevar alivio a la sociedad y atemperar un clima de malestar social que será inevitable. Por eso Patricia Bullrich será la ministra de Seguridad de Milei y el ex comisario Néstor Roncaglia será el ministro de Seguridad de Frigerio. Ambos intentarán la coerción contra la resistencia social y sindical al ajuste.
 
Ahora bien, en el caso de Frigerio, el tiempo para mostrar resultados positivos va a ser clave, porque la paciencia de los entrerrianos tendrá un límite. ¿Seis meses?, ¿un año? Y los recursos, ¿dónde obtenerlos, cómo conseguirlos?, es lo que se debe preguntar con insistencia y preocupación. ¿Frigerio se adelantará al experimento Milei? Ya anunció que reducirá la planta de funcionarios a la mitad, pero ese gasto político es mínimo respecto de la estructura provincial Por eso apuntará a la reducción del poder adquisitivo de los salarios de estatales y docentes. Además, ¿intentará transferir responsabilidades de gestión a los jefes municipales, y que no dependan de las ayudas de la Provincia, para que sobrevivan con una coparticipación menguada? Los intendentes sentirán en carne propia el corte abrupto de los aportes no reintegrable, una herramienta que contribuyó al progreso y la paz social en localidades del interior.
 
Así, la crisis se profundizará y llegará la hora de que los intendentes atiendan exclusivamente con lo que le corresponde a cada uno; no habrá más ayuda por parte del Gobierno provincial. Eso traduce la frase de Milei: "no hay más plata". Habrá una versión entrerriana de la Ley de Murphy: "si puede empeorar, empeorará". El cese de asistencias no podrán bancarlo y será el comienzo de hostilidades. 
 
Todos los intendentes demandarán más ayuda. Además, los peronistas de Paraná, Concepción del Uruguay, Victoria y otros, que serán opositores, estarán fuera del círculo político de Frigerio y lejos de los beneficios de su discrecionalidad; discrecionalidad que tampoco será tan posible para el Ejecutivo provincial que deberá lidiar con la Nación de la misma manera que los municipios con la Provincia. Un ajuste de arriba hacia abajo; mileísmo al palo, se podría decir. Será una prueba de fuego para todos los intendentes, sin exclusiones, porque deberán dar respuesta a sus vecinos sin otra ayuda que lo que estrictamente les corresponda, según lo decida Milei.
 
El "no hay plata" que Milei anunció, significa también que todos los proyectos de obra pública bajo ejecución en la provincia quedarán suspendidos o serán traspasados a manos privadas. ¿Los privados por qué van a tomar una obra pública que no les rinde ningún beneficio? ¿Quién se hará cargo de cunetas, alcantarillas y cloacas? La polémica medida, que fue ratificada por Milei, tendrá un impacto directo en Entre Ríos, donde -según empresarios- el 80% de las inversiones son solventadas por el Estado. Así Frigerio perderá la oportunidad de continuar con las políticas públicas de Gustavo Bordet, que fueron legitimadas por el pueblo entrerriano.
 
Milei significa "macrismo recargado", un programa audaz para un gobierno débil. Vienen por lo que les faltó hacer en el periodo 2015 /2019, lo que Mauricio Macri no se animó o no pudo. La alianza en el balotaje y su incidencia en la victoria electoral, así como la influencia en la conformación del gabinete de Milei, con la "casta" macrista, consolida ésta hipótesis. Esto significaría no sólo apertura y desregulación de la economía, la clásica y caótica receta neoliberal que destruye la industria nacional, sino un nuevo ciclo de privatizaciones estratégicas que Macri no hizo. Vaca Muerta, YPF, Arsat, Banco Nación, el sistema jubilatorio, Aerolíneas, y realizar concesiones en otros sectores claves. "Todo lo que pueda ser privado será privado", notificó el neoliberal libertario.
 
Lo previsible es que Frigerio se someta a todas estas políticas del aventurero Milei y del fracasado Macri. Las consecuencias serán conflictos sociales y sindicales que explotarán en todo el país, muchos de los cuales resonarán en la Casa Gris. Es que las secuelas de las medidas de Milei van a generar una conmoción general muy grave y prolongada, porque ese proceso de ajuste cruel que promete no lo pagará la "casta" sino la gente. Y en el corto plazo, finalmente fracasará en términos de legitimidad política y social, al no cumplir con las expectativas generadas ni resolver las agendas claves para las mayorías populares. Ni "las fuerzas del cielo" ni "los argentinos de bien" lo defenderán. Lo que mal empieza mal acaba, ya que no se puede pensar en gobernar únicamente para los ricos.
 
La Opinión Popular
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar