La Opinión Popular
                  17:09  |  Viernes 12 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Groucho Marx dijo: "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados". En ese punto, Javier Milei es marxista.
Por La Opinión Popular - 11-11-2023 / 16:11
PANORAMA POLÍTICO ENTRERRIANO

La indefinición del porteño Frigerio es parte del problema

La indefinición del porteño Frigerio es parte del problema
En los comicios de balotaje, ¿qué hará el porteño Rogelio Frigerio? ¿Se inclinará por alguno de los candidatos? ¿Promoverá la neutralidad o la desmovili-zación del electorado invitándolo a sufragar en blanco o a no acudir a las urnas? Ha comenzado una campaña en redes sociales de presuntos votantes de Juntos por el Cambio a quienes se les dio por decir que van a votar en blanco el mes que viene.
 

Tras ocho años de actividad política en la provincia, cuatro como ministro de Mauricio Macri y cuatro como dirigente del PRO local, el porteño Rogelio Frigerio se convertirá en el próximo gobernador. Cumplirá con su mayor anhelo: posicionarse en la provincia para apuntar a la presidencia, después de un derrotero muy polémico. Ahora bien, los comicios nacionales del 19 de noviembre le planteará dos escenarios: uno con Sergio Massa y otro con Javier "el Loco" Milei en la Casa Rosada.
 
Por supuesto que el segundo es el deseado por Frigerio. Por un lado, el porteño habría obtenido el compromiso del entente Macri-Milei de que le enviarán fondos significativos para la campaña. Por el otro, su tropa intenta tender lazos con la dirigencia libertaria local porque aspira a poder gobernar la provincia con el apoyo de ellos. Ha quedado evidenciado a partir del resultado de los comicios provinciales. Y, sobre todo, a partir de las reacciones de los dirigentes de ambas fuerzas que son adversarias del peronismo local.
 
Pero la alianza anti peronista Juntos por el Cambio de Frigerio, ha dejado de existir. Ya no están juntos y del cambio mejor ni hablar. Han fracasado nacionalmente por la desastrosa gestión de Macri primero y posteriormente por su incapacidad por conseguir forjar alguna mínima unidad interna. Incapacidad que la llevó a un arrebato inimaginable: dividir sus propios votos con violenta fratricida. En esa pelea Frigerio no se definió por ninguno de los dos candidatos. ¿Ahora piensa seguir "haciendo la plancha" entre Massa y Milei?
 
En Juntos por el Cambio se abocaron a librar una pelea intestina encabezada por Patricia Bullrich, de un lado, y por Horacio Rodríguez Larreta, del otro. Todo derivó en una vieja fórmula: ganar internas para perder las generales. Resultó que tanto un sector, como el otro, se enrostraron todos los males. El pluralismo de Rodríguez Larreta fue traducido como debilidad o cobardía. La gestión en seguridad de Bullrich fue resignificada como mano dura antidemocrática.
 
Lo que provoca asombro es que, tras el desastre, profundizaron el cataclismo. Contra la certeza de que la unidad era la vía, no logran unificar un criterio, cualquiera sea, ni siquiera después de desbarrancar por culpa de la división. Es difícil de conseguir tanta pasión por el fracaso. ¿De verdad querían ganar los comicios nacionales? ¿En serio creyeron que así era como se podía?
 
Los principales líderes del PRO han manifestado su apoyo a Javier Milei. Los principales referentes de la UCR han publicado un documento proclamando la neutralidad, pero en las entrevistas individuales aclaran que van a votar a Massa. Los gobernadores electos, entre ellos Frigerio, proponen que el espacio se declare "prescindente", lo que significa que quieren negociar personalmente, y no a través de sus partidos, los apoyos previos al balotaje del 19 de noviembre, y los alineamientos posteriores al 10 de diciembre.
 
Dentro de ese marasmo, implosionó el PRO. Macri y Bullrich van por un lado, Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal por otro, y los gobernadores del espacio, entre ellos Frigerio, son los nuevos "no alineados". Por caso, Jorge Macri fue consagrado el martes jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; y el miércoles se ocupó de no apoyar la postura de su primo Mauricio.
 
En los comicios del balotaje, ¿Qué hará Frigerio? ¿Se inclinará por alguno de los candidatos? ¿Promoverá la neutralidad o la desmovilización del electorado invitándolo a sufragar en blanco o a no acudir a las urnas? Ha comenzado una campaña en redes sociales de presuntos votantes de Juntos por el Cambio a quienes se les dio por decir que van a votar en blanco el mes que viene.
 
¿Y qué harán los radicales de Juntos por Entre Ríos? Es que humillar al radicalismo es uno de los pasatiempos preferidos de Milei. En su historial sobran los ejemplos. "Los radicales son los grandes responsables de la decadencia argentina, que empieza con el populismo de izquierda de) Yrigoyen", dijo hace un tiempo cuando lo consultaron por la posibilidad de integrar JxC. Y se refiere a Raúl Alfonsín como el "fracasado hiperinflacionario de Chascomús" y en una entrevista comentó risueño que su terapia consiste en pegarle a un muñeco con la cara del ex presidente radical.
 
¿Qué hará la UCR de Entre Ríos mientras los radicales de todo el país hicieron cola para despacharse contra el pacto Macri-Milei anunciado por Bullrich. Martín Lousteau dijo que "Macri es el gran responsable del fracaso de Juntos por el Cambio...por su capricho personal destruyó la candidatura de Larreta y finalmente la de Bullrich..."? El presidente de la UCR, Gerardo Morales, apuntó contra Macri tras el apoyo electoral a Milei de cara al balotaje: "Macri es el mariscal de la derrota de Juntos por el Cambio", dijo.
 
En La Libertad Avanza, en tanto, se graduaron de insultadores profesionales. Y sin el menor criterio. Prefirieron al sindicalista Luis Barrionuevo antes que a Larreta, a quien comparaba con una alimaña: "Rodríguez 'Larrata'", lo denigraba. Pero no sólo rompieron con eventuales aliados futuros: hasta propusieron eliminar el Mercosur y romper relaciones con Brasil y China,  los dos socios comerciales más importantes de Argentina. Y demonizaron al Papa Francisco planteando romper relaciones con el Vaticano.
 
Razonablemente, Milei puede terminar primero en las urnas, gracias a la actitud ambigua de Juntos por el Cambio, con su proyecto político ultraderechista que propone un brutal ajuste sobre las grandes mayorías populares para financiar el saqueo y la entrega del país; dolarizando la economía para beneficio de los narco traficantes; ajustando todos los subsidios y gastos sociales del Estado, abriendo indiscriminadamente las importaciones, que destruyen la industria nacional y genera desempleo; y cerrando el Banco Central.
 
Se propone eliminar la indemnización por despido sin causa, las vacaciones pagas y el aguinaldo. Además de la venta de órganos o de niños; la liberación de la tenencia de armas que aprovecharán los delincuentes; la privatización de calles y mares, de la educación y la salud; la reivindicación de la dictadura cívico militar y un furioso negacionismo de los crímenes de lesa humanidad; el rechazo a todo lo que huela a feminismo y las brutales agresiones a Francisco, el Papa argentino.
 
Todo lo que propone Milei es un verdadero disparate, porque el sistema de vouchers que quiere utilizar es el de educación chilena tan repudiado por los jóvenes del país vecino que los condena a endeudarse por décadas para poder afrontar los costos de estudiar. Y las recetas neoliberales de apertura de la economía y ajuste sobre la educación y la salud fueron llevadas adelante por la dictadura de Videla y Martínez de Hoz, por Menem, De la Rua y Cavallo y terminaron con millones de argentinos en la desocupación y la pobreza.
 
Antes había serias dudas en torno a la factibilidad de las propuestas descabelladas con las que Milei sedujo a buena parte de su electorado, dudas que ahora son mucho mayores. Porque hay otro punto que genera incertidumbre y es la salud mental del libertario, que volvió a quedar en entredicho luego de una entrevista televisiva con el canal de cable A24 en la que tuvo serios inconvenientes para responder preguntas relativamente sencillas, se mostró incoherente y volvió a recurrir a metáforas perturbadoras de fuerte contenido sexual. En un escenario electoral de balotaje complejo, donde se juega la continuidad o no de la democracia y donde no está nada dicho, la posición que adopte Frigerio en Entre Ríos, de prescindente, es parte del problema.
 
La Opinión Popular
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar