La Opinión Popular
                  11:15  |  Jueves 29 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Sepan ustedes que la revolución libertadora se hizo para que en este país el hijo del barrendero, muera barrendero”. Contraalmirante Arturo Rial.
Por La Opinión Popular - 18-09-2023 / 20:09
PANORAMA POLÍTICO ENTRERRIANO

Tiro de gracia al federalismo: Javier Milei se propone liquidar la Coparticipación Federal

Tiro de gracia al federalismo: Javier Milei se propone liquidar la Coparticipación Federal
"Hay que avanzar en la eliminación del sistema de coparticipa-ción federal de impuestos; se llama corres-pondencia fiscal: vos gastás en función de lo que recaudás", sentenció Milei. Su intención es saquear las provincias y pagarle al FMI la brutal deuda contraída por Mauricio Macri. Y es mentira prometer, como lo hace el candidato de La Libertad Avanza en Entre Ríos, Sebastián Etchevehere, que esas medidas le mejorarán la vida a los entrerrianos.
 

 
Uno de los objetivos centrales, detrás del programa político económico presentado por el extravagante "profeta" neoliberal, Javier Milei, sería el desfinanciamiento de todas las provincias del país. Pretende ponerle un punto final a la coparticipación federal de impuestos, un esquema de transferencias directas, clave para el sostenimiento de las diferentes municipalidades y distritos del país, y que además cuenta con rango constitucional.
 
"Hay que avanzar en la eliminación del sistema de coparticipación federal de impuestos; se llama correspondencia fiscal: vos gastás en función de lo que recaudás", sentenció Milei. Su intención es saquear las provincias y pagarle al FMI la brutal deuda contraída por Mauricio Macri. Y es una mentira total prometer, como lo hace el candidato de La Libertad Avanza en Entre Ríos, Sebastián Etchevehere, que esas medidas le mejorarán la vida a los entrerrianos. Para nada.
 
Además, lo que no explica claramente Milei es que también pretende eliminar Ingresos Brutos, la fuente genuina de recursos de las provincias. Un programa que solo "cierra" en la cabeza excéntrica del libertario. De llegar a concretar esta medida, en caso de ganar las elecciones 2023, sería el tiro de gracia para la mayoría de las provincias de la Argentina y sus habitantes. Dejar sin recursos de origen nacional a las provincias equivale a que no se puedan pagar los salarios de los docentes, enfermeros, policías, médicos, empleados públicos, bomberos, etc.
 
Milei, representante de "la casta económica" que fuga sus ganancias y  posterga el desarrollo, realiza campaña política recurriendo a ideas y teorías que son imposibles de poner en práctica, pero si este fuese el futuro, el plan neoliberal de miseria y decadencia planificada como el que realizaron Mauricio Macri y Rogelio Frigerio de 2015 a 2019, se quedaría muy corto. ¿No es hora ya que el porteño Frigerio se expida públicamente ante la posibilidad del desfinanciamiento masivo de una jurisdicción que pretende gobernar.
 
Después de suprimir las indemnizaciones por despidos, el aguinaldo y las vacaciones pagas, para que grandes empresarios y banqueros sigan llenándose aun más de plata, para que sean más ricos, Milei eliminará los impuestos que le cobran, que representan casi dos tercios de los ingresos de la provincia de Entre Ríos. Solo quedarían los impuestos que pagan todos los ciudadanos de a pie, porque Milei no acepta la idea de que más pague quién más gana.
 
Especialistas dicen que es "inviable", pero, el desfinanciamiento del interior federal forma parte del libreto neoliberal. Macri, con la colaboración activa del ex ministro Frigerio, avanzó con una propuesta similar a la de Milei. En 2016, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el "feudo" de los negociados del macrismo, gobernada por Horacio Rodríguez Larreta, se benefició por decreto con un alza del 593% en sus recursos coparticipables. Para el resto de las jurisdicciones, la suba de las transferencias había sido solo del 40%.
 
El macrismo concentró recursos nacionales en el puerto de Buenos Aires y Milei buscará que esa tendencia de saqueo al interior, centralista y unitaria, se profundice aún más. La descabellada reforma que Milei presenta para "el despegue económico, político, cultural y social que los argentinos necesitamos para volver a ser el país pujante que éramos" contempla un profundo achicamiento del Estado, aumentando solo las fuerzas represivas. Los cambios estructurales del libertario contemplan una progresiva supresión de los impuestos, definidos como "extorsivos", que cobran los distintos niveles del Estado.
La reforma tributaria libertaria comenzaría con la urgente "eliminación y baja de impuestos para potenciar el desarrollo de los procesos productivos que lleva adelante la actividad privada". Entre ellos, "los derechos de exportación (retenciones) y los que restan competitividad, como ingresos brutos, débitos y créditos bancarios; así como el IVA". ¿Qué más va a recortar para reducir el déficit fiscal? ¿Será aceptado por la sociedad un nuevo ajuste de los ingresos? ¿Cómo harán para que un ajuste no profundice una recesión que reduzca los ingresos y por tanto no sirva para alcanzar el superávit?
 
La etapa final de la reforma de Milei plantea la eliminación de la Coparticipación Federal, el sistema de distribución a las provincias de lo recaudado, fundamentalmente en el interior del país, por tributos impuestos por el Estado nacional. Especialistas coinciden en considerar totalmente inviable el proyecto que impulsa el exaltado Milei. Las razones son obvias. Por un lado, las definiciones sobre política tributaria corresponden al ámbito legislativo, no al Poder Ejecutivo. Aunque haga la mejor elección, Milei va a tener menos de 1/3 en el Senado y menos de 1/3 en Diputados. Además, varios impuestos corresponden a las provincias. Sin embargo, la sola amenaza genera inquietud en el interior.
 
Y aunque desestimen la factibilidad del plan libertario, ya que si lo intentara aplicar desataría una situación caótica que pondría prontamente en jaque su gobierno, no pierden de vista que, en momentos de crisis, con el Estado como principal destinatario de los enojos, cada propuesta libertaria parece correr varios pasos el límite de lo que en muchos casos se acepta como posible. Esto, además de entender que las reformas son inconstitucionales y se podrían cuestionar judicialmente por parte de todas las provincias, incluso con medidas cautelares inmediatas que impidan su aplicación hasta tanto se resuelva el fondo del caso.
 
En Entre Ríos, la administración de los ingresos vía Coparticipación Federal, establecida en la Constitución y por Ley Convenio con el acuerdo de la provincia, representando una porción muy importante de la recaudación mensual. Cualquier cambio debería pasar por la Legislatura provincial, pero en un hipotético caso que ocurriera, Entre Ríos perdería un 70% de lo que le ingresa mensualmente. Otras contribuciones también estarían amenazadas: IVA, impuestos a combustibles, impuestos a bienes personales, etc.
 
Entre los recursos de origen provincial, la de mayor recaudación es el impuesto a los Ingresos Brutos. Estimaciones indican que representa en promedio el 70% de los recursos por impuestos provinciales. Aunque, al tratarse de un tributo que depende de la actividad económica, ha registrado oscilaciones en los últimos años. Las propuestas de Milei también hablan de la eliminación de otros tributos. El ideal de los libertarios parece ser una sociedad sin impuestos, lo cual es imposible. ¿Cómo y quién prestaría los servicios públicos? Ni siquiera plata para imprimir "los váuchers" habrá en las arcas públicas.
 
Milei está dispuesto a consumar un ajuste fiscal, en contra del pueblo, mucho más severo que el exigido por FMI. Pero la eliminación de la coparticipación federal choca con el texto de la Constitución, reformado en 1994. Muchos sospechan que, por ser tan poco dispuesto a tolerar opiniones disidentes, Milei podría avanzar sobre el Congreso, como lo hizo Alberto Fujimori, instaurando un régimen que lesione la división de poderes, el federalismo, el respeto a las leyes y a los derechos laborales y sociales.
 
El ajuste neoliberal de Milei no se podrá hacer sin represión porque habrá fuerte resistencia. Y la regla es: cuanto más ajuste, más represión. Y para eso estará su candidata a vice, Victoria Villarruel, representante de la "casta" militar, quien manejaría las áreas de Defensa y Seguridad. "Vicky" no sólo defiende y justifica la dictadura cívico-militar, la represión al movimiento popular pergeñado por el "partido militar" durante los años 70, sino que exige que el Estado reconozca como "víctimas" a asesinos militares, policías, penitenciarios, secuestradores, torturadores y desaparecedores. Ojalá que todo esto no suceda, aunque depende del pueblo cuando elija. Muy triste sería que, quienes estarán entre los más perjudicados con semejantes políticas, voten a sus verdugos.
 
La Opinión Popular
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar