La Opinión Popular
                  11:32  |  Martes 23 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Groucho Marx dijo: "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados". En ese punto, Javier Milei es marxista.
Por La Opinión Popular - 20-01-2022 / 10:01
PANORAMA POLÍTICO ENTRERRIANO

¿Juntos por Entre Ríos apoya las falacias del autócrata Morales?

¿Juntos por Entre Ríos apoya las falacias del autócrata Morales?
Jujuy devino en un laboratorio de la derecha macrista, una prueba piloto de lo que se vendrá si gana Juntos por el Cambio: el brutal ajuste que está llevando adelante el gobernador radical, hizo que los docentes de esa provincia cobren los salarios más bajos del país, sostenido con la quita del derecho a protestar y una feroz represión. Juntos por Entre Ríos avaló, una por una, las mentiras de Morales para justificar el aquelarre.
Los derechistas neoliberales de Juntos por el Cambio lograron el objetivo de correr el debate político hacia la derecha. A medida que se derechiza la campaña electoral, crecen las propuestas represivas para impedir legitimas manifestaciones de reclamos. A la cabeza, aparece el gobernador de Jujuy, el ex delarruista Gerardo Morales, que impulsó una reforma constitucional de carácter autoritario que penaliza las protestas y hasta a los funcionarios que negocien con los que protesten.
 
En ese sentido, emitió un polémico decreto que equipara el reclamo social con el delito. ¿Qué pretende hacer en esa provincia? Se especula que busca probar la capacidad de aguante o sumisión de un pueblo que soporta la impunidad de un poder autoritario, pseudo democrático. Jujuy devino en un laboratorio de la derecha macrista, una prueba piloto de lo que se vendrá si gana Juntos por el Cambio: el brutal ajuste que está llevando adelante el gobernador radical, hizo que los docentes de esa provincia cobren los salarios más bajos del país, sostenido con la quita del derecho a protestar y una feroz represión.
 
Entre los elementos restrictivos implementados, con olor y sabor a litio, se encuentran la incorporación a la Constitución provincial del Código Contravencional que viene siendo utilizado y que incluye, entre otros puntos, el endurecimiento de multas a quienes se manifiesten o la posibilidad de cesantear a empleados públicos, funcionarios e incluso legisladores por acompañar los reclamos sociales, en un verdadero ataque al derecho elemental a manifestarse.
 
Insólitamente, Juntos por Entre Ríos se rejuntó para bancar la feroz represión a estas protestas y el Comité Provincial de la Unión Cívica Radical (UCR) afirmó, en una muestra total de cinismo político, que los hechos violentos fueron "motorizados por sectores del kirchnerismo que atentan contra el sistema de representación democrática". En la misma línea se manifestó el precandidato a gobernador del PRO: el porteño Rogelio Frigerio, quien afirmó: "Acompaño al gobernador Gerardo Morales y al pueblo de Jujuy en este momento. Aunque el kirchnerismo reaccione de manera violenta, las agresiones, las amenazas y la ilegalidad son parte de la Argentina que vamos a dejar atrás". Ya se sabe: si abundan las mentiraas es porque hay déficit de argumentos.
 
"Nos solidarizamos con el gobernador de Jujuy y presidente del Comité Nacional de la UCR, Gerardo Morales, y lamentamos que -a fuerza de violencia organizada y apañada desde el Gobierno nacional- se quiera doblegar un proceso constitucional legítimo y democrático", agregaron en un comunicado. Es cierto que hace pocas semanas, en las elecciones, se respaldó a Morales pero ahora hay masivas movilizaciones en su contra que reclaman, incluso, su renuncia.
 
Que la reforma constitucional exprés, del autoritario Morales, aprobada a espaldas del pueblo jujeño, viole los derechos establecidos en la propia Constitución Nacional no contaron para nada en las consideraciones de Juntos por Entre Ríos. Que el derecho a la protesta y de huelga son derechos laborales instituidos en la Constitución Nacional y también en la adopción de acuerdos internacionales que tienen jerarquía constitucional, tampoco lo tuvieron en cuenta. Lo que sí contaban eran sus designios de apoyar, a como dé lugar, a su correligionario precandidato presidencial fallido, aunque viole derechos humanos, sociales y sindicales.
 
Lo que tampoco consideraron en Juntos por Entre Ríos, es que Morales viene concentrando poder, digitando la Justicia provincial nombrando a dirigentes de las UCR y abogados cercanos a él, persiguiendo opositores y esta reforma, absolutamente inconstitucional, lo único que busca es imponer, a la fuerza, medidas pseudo legales al servicio de las corporaciones extractivistas para el saqueo del litio, facilitando la quita de tierras a los pueblos originarios y la apropiación privada de los recursos naturales. Y, por supuesto, poseer herramientas jurídicas represivas para imponer el ajuste neoliberal con las recetas del FMI, que ellos trajeron al país junto con una brutal deuda.
Lo que no dijo el porteño Frigerio es que el negociado del litio es una de las claves detrás de esta arremetida autoritaria de Morales contra los derechos de las comunidades originarias y sus tierras. Para beneficiar a las empresas mineras extranjeras Orocobre Limited, Toyota Tsusho Corporation, Livent, Lithium America Corporation y otras. La importancia del litio para las multinacionales ya se expresó en las conocidas declaraciones de enero de Laura Richardson, jefa del Comando Sur de Estados Unidos.
 
Pero esta vez "el rey del litio" Morales, no pudo disciplinar al pueblo jujeño ni con el miedo, las sanciones ni la represión. En un revival de Diciembre 2001, miles de docentes con los sueldo más bajos del país, trabajadores estatales y militantes de organizaciones sociales se manifestaron durante días en San Salvador de Jujuy en contra de la reforma inconstitucional, así como por la derogación del decreto del mandatario radical que: avanza en la criminalización de la protesta, autoriza la represión policial, da intervención directa a la Justicia cobra multas a quienes corten calles u ocupen espacios públicos en demanda de mayores derechos.
 
Por más que la plana mayor de Juntos por Entre Ríos haya salido en apoyo del autócrata jujeño y su constitución autoritaria, la elocuencia de la represión percibida a través de los medios informativos ha sido tanta que, además de las del país, mereció el reclamo de entidades internacionales a través de sus organismos como las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA). Es de imaginar cómo les sentará a los políticos entrerrianos afines al ex delarruista Morales, la internacionalización de noticias de semejante contenido en época de elecciones.
 
Juntos por Entre Ríos avaló, una por una, las mentiras de Morales para justificar el aquelarre. El gobernador jujeño catalogó a los docentes y a las comunidades originarias que se movilizaron como "gente pagada por Milagro Sala" y "turistas piqueteros de Buenos Aires". En el afán de deslegitimar las protestas, llegó a publicar una foto de una movilización tomada dos años atrás y en el conurbano, a más de dos mil kilómetros de donde se estaba desarrollando la represión. Esto desató muchos memes pero ninguna atención seria y aunque tuvo que borrarla, siguió adelante con la demonización de los sectores populares. Pasaron los días y Morales no pudo proveer un solo dato concreto que le otorgara veracidad a sus disparatadas declaraciones.
 
Para concluir, una reflexión. Lo que esto significa no debe escapar a los entrerrianos. Morales es un émulo norteño del ex gobernador Sergio Montiel y hay sobrados políticos antiperonistas de este tipo en la provincia, dispuestos a utilizar la represión contra el pueblo cuando se vean en crisis. Como lo hicieron Fernando de la Rúa y Montiel en 2001. Más allá de la falsa división entre "halcones" y "palomas", es política unánime en Juntos por el Cambio combatir al movimiento popular cuando se manifieste, es decir, reprimir a hombres y mujeres del pueblo, y esto no tiene otro objetivo que el de imponer retrógradas políticas neoliberales y mantener los privilegios de la casta oligárquica que los apoya. La propuesta electoral del macrismo es la que se evidencia en la atroz represión en Jujuy.
 
La Opinión Popular
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar