La Opinión Popular
                  02:26  |  Sabado 13 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Groucho Marx dijo: "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados". En ese punto, Javier Milei es marxista.
Recomendar Imprimir
Paraná - 03-07-2024 / 11:07
CRISIS SOCIAL Y ECONÓMICA EN ENTRE RÍOS

Roberto Schunk: Si hay una devaluación, el gobierno se cae

Roberto Schunk: Si hay una devaluación, el gobierno se cae
El contador y profesor, y ex ministro de Producción de la provincia, Roberto Schunk explicó el aumento del dólar y el plan económico que intenta sostener el gobierno nacional.
 
El contador y profesor, y ex ministro de Producción de la provincia, Roberto Schunk explicó el aumento del dólar y el plan económico que intenta sostener el gobierno nacional. 
 
En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio Plaza), Schunk indicó que "los pasivos remunerados del Banco Central, que emite pases para sacar dinero de circulación, son unos 17,5 billones de pesos, de los cuales 11,5 billones están en entidades públicas como el Banco Nación y algo más de 6 billones están en los balances de los bancos privados. Esta fase dos que plantearon la semana pasada el ministro de Economía y el presidente del Banco Central consiste en mantener el superávit fiscal, sacarle al Banco Central el déficit cuasi fiscal -el que genera el propio Banco Central- para que quede en cabeza del Tesoro y de esa manera que el Banco Central pueda subir la tasa de interés a piacere. Es como tener la billetera en el bolsillo izquierdo y pasarla al bolsillo derecho, lo que estaba dentro de la billetera lo sigue teniendo igual".
 
Agregó que "el diagnóstico que tiene el gobierno, de porqué fue aumentando la brecha cambiaria y frenaron la liquidación de exportaciones la gente del campo es que bajaron demasiado la tasa de interés. El problema que tenía en la fase anterior era que subía la tasa de interés el Banco Central y por lo tanto tenía que emitir más pesos para pagar esos intereses y así entraba en la calesita de más emisión. Esas nuevas letras que van a emitir ahora, que son las letras de regulación monetaria, a los intereses los va a bancar el Tesoro, o sea el gobierno, con lo cual el Banco Central puede subir la tasa de política monetaria como quiera, sin afectar esa emisión que tenía el Banco Central que tenía que pagar los intereses de esos títulos".
 
"El diagnóstico del gobierno es que al subir la tasa de interés el Banco Central, va a bajar la brecha cambiaria, y en cuanto a las reservas plantea que no van a ingresar más reservas en el trimestre que viene y van a bancar la situación con las reservas que tiene. Entonces, con estas medidas que tomaron por la Ley Bases en cuanto al blanqueo de capitales, cree que van a entrar dólares los cuales se tienen que depositar en los bancos comerciales y por lo tanto vendrían los encajes, y eso va recomponiendo parcialmente las reservas hasta que lleguen a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Y la verdad es que si no llegan a un acuerdo con el FMI no les van a alcanzar los dólares, porque el año que viene hay que pagar en concepto de capital de intereses de deuda externa por todo concepto 15.400 millones de dólares", evaluó.
 
No obstante, el especialista planteó que "el mercado está mostrando otra cosa, lo que quiere decir que le falló el diagnóstico. Al entrar en estafase dos el dólar está atrasada y para peor Brasil hizo una gran devaluación y eso nos descoloca totalmente. Ante el tipo de cambio real atrasado, el gobierno ratifica la política cambiaria y van a mantener todo como está, pero entonces el Banco Central va a tener que subir mucho la tasa de interés y eso va a castigar el nivel de actividad que es lo que ya está sucediendo, la economía sigue cayendo".
 
Ante esto, opinó que "ojalá que el Banco Central -quien emite cuando vencen los intereses de los pases pasivos- por ahora no le preste un solo dólar a la Argentina porque vamos a vivir el cuarto periodo de sobre endeudamiento del país, ya lo vivimos en la dictadura en el 76, con (Carlos) Menem y con (Mauricio) Macri y eso es generador de más deuda externa junto con más pobreza". 
 
En cuanto a la inflación, Schunk apuntó que "con la caída de la actividad económica ya no queda demasiado margen para que siga aumentando la inflación, porque cualquier porcentaje de devaluación que se plantee automáticamente se transfiere a los precios. Francamente, a priori, es indudable que lo que hoy quiere tanto el sector agropecuario y otros, es una devaluación, y vamos a vivir otra vuelta de tuerca para jubilados, pensionados, planes sociales, para los salarios, pero la gente ya no lo aguanta más a esto". 
 
En este marco, afirmó que "si hay una devaluación el gobierno se cae, porque todo el esfuerzo que ya hicimos los argentinos cae en saco roto. Ante cualquier devaluación vuelven a aumentar los precios, aumentan los combustibles y a los que producen el petróleo y el gas se les paga en dólares, por lo tanto volvemos a estar totalmente desfasados con las tarifas, y la gente ya no se lo banca más".
 
"Para intentar salir de esto, el gobierno hizo la Ley Bases que muestra que esperan que haya mucho blanqueo de capitales, porque es gratuito blanquear hasta 100mil dólares, que son dólares que pueden llegar a entrar, que aumentan las reservas y los encajes. Lo mismo pasa con el RIGI, que lo único que significa es extranjerizar nuestra economía más de lo que ya está y transformarnos en un país extractivista. En el corto plazo se van a ver favorecidos porque toda inversión que venga va a parar al Central en un principio. Acá se está jugando muy fuerte con el futuro de los argentinos, porque a costa de querer cerrar este programa -que no va a cerrar por ningún lado- indudablemente seguimos hipotecando a la Argentina", analizó.
 
"Esto es un gran negocio. Para qué van a invertir en Argentina con el esquema anterior donde tenían que liquidar el 50% de las divisas, no va a venir ahora que ya no tiene que liquidar más las divisas. Acá a las grandes inversiones no les interesa que haya cepo o no, porque ya armaron su propio espacio con el tipo de cambio, el cepo es para el común de los argentinos, pero a estos tipos que vienen a invertir, por 30 años no les vamos a poder discutir absolutamente nada y van a quedarse con los dólares en el exterior sin liquidar las divisas, no les importa para nada el cepo, pero les vamos a entregar la Argentina", aseveró el economista.
 
En este marco, reiteró que "estas cosas no cierran por ningún lado, y el gobierno sabe que si se produce una nueva devaluación las cosas se van al carajo. Está en una encerrona y va a estar muy difícil de poder salir en estas condiciones, lamentablemente porque quienes vamos a pagar el pato somos todos los argentinos a costa de un puñado de gente que se está enriqueciendo como nunca".
 
En cuanto al RIGI y las inversiones, refirió que "los que van a venir a invertir a la Argentina son los argentinos que tienen los dólares afuera y el capital extranjero, y para esa gente el cepo les da lo mismo porque no cumplen con cepo, tienen su propio contrato con el Estado por 30 años. Y el cepo no lo quitan porque es mucho más fuerte la demanda de quienes quieren tener dólares de los que ofrecen, si mañana se libera el mercado va a haber una gran demanda de dólares que no hay".
 
Por último, reconoció que "indudablemente el gobierno no podía seguir con el déficit fiscal que tenía bancado con emisión monetaria, porque el problema central no es el problema fiscal pero tampoco se puede emitir a lo perro porque eso también es un grave problema. Pero de todas maneras el problema central de la Argentina, y ahora está quedando demostrado, es la falta de dólares. Es el problema histórico de este país; fue, es y será en el futuro, por lo tanto es cierto que había que corregir el desequilibrio fiscal pero ese no es el problema de fondo".
 
Fuente: Babel
 
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar