La Opinión Popular
                  03:24  |  Sabado 13 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Groucho Marx dijo: "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados". En ese punto, Javier Milei es marxista.
Recomendar Imprimir
Internacionales - 16-06-2024 / 08:06
16 DE JUNIO DE 1958

Imre Nagy, Pál Maléter y otros líderes del Revolución húngara de 1956 son ejecutados

Imre Nagy, Pál Maléter y otros líderes del Revolución húngara de 1956 son ejecutados
La Revolución húngara de 1956 fue un movimiento insurrecto espontáneo de alcance nacional contra el gobierno comunista de la República Popular de Hungría y sus políticas impuestas desde la Unión Soviética. El ejército soviético movilizó 31550 soldados y 1130 tanques y el 4 de noviembre de 1956 invadió Budapest y otras regiones del país. El ex Presidente del Consejo de Ministros de la República Popular de Hungría, Imre Nagy, fue ejecutado, junto con el líder militar de la Revolución, el general Pál Maléter y Miklós Gimes, tras ser sometidos a juicios secretos el 16 de junio de 1958. Una de las pocas imágenes de los miembros del gobierno Nagy: Zoltán Tildy, Imre Nagy y Pál Maléter.
 
En Inglaterra, Juan Sin Tierra firma la Carta Magna
 
La Revolución húngara de 1956 fue un movimiento espontáneo de alcance nacional contra el gobierno comunista de la República Popular de Hungría y sus políticas impuestas desde la Unión Soviética, que duró desde el 23 de octubre hasta el 10 de noviembre de 1956.
 
El 23 de octubre de 1956, los estudiantes, en una manifestación masiva en Budapest, la capital del país, demuestran la solidaridad con Polonia, que exigen la independencia de la URSS y el retiro de las tropas del Ejército Rojo. Rápidamente se suman los obreros.
 
El presidente András Hegedüs, por radio prohíbe la manifestación, pero no hizo más que derramar aceite sobre el fuego. Los reclamos centrales eran libertad de prensa y el retiro de las tropas rusas del país. La multitud reunida frente al edificio de la radio para exigir que se transmitan sus reivindicaciones es recibida a los tiros por la AVH (policía política), convirtiendo lo que era una manifestación pacífica en el inicio de la revolución.
 
El ejército soviético movilizó 31550 soldados y 1130 tanques y el 4 de noviembre de 1956 invadió Budapest y otras regiones del país. La resistencia húngara continuó hasta el 10 de noviembre. Más de 2500 húngaros y 722 soldados soviéticos perecieron en el conflicto y unos 200000 húngaros huyeron en calidad de refugiados. Los arrestos masivos y las acusaciones continuaron por meses.
 
El ex Presidente del Consejo de Ministros de la República Popular de Hungría, Imre Nagy, fue ejecutado, junto con el líder militar de la Revolución, el general Pál Maléter y Miklós Gimes, tras ser sometidos a juicios secretos el 16 de junio de 1958. Sus cuerpos fueron ubicados en tumbas sin marcar en el Cementerio Municipal en las afueras de Budapest.
 
La Opinión Popular 

 
Imre Nagy, Pál Maléter y otros líderes del Revolución húngara de 1956 son ejecutados 
Antecedentes inmediatos de la invasión militar soviética a Hungría. Horas de extrema tensión. La gente marcha en Budapest. 1956.
 
Imre Nagy, Pál Maléter y otros líderes del Revolución húngara de 1956 son ejecutados 
Combates en las calles de Budapest. 1956


Agreganos como amigo a Facebook
12-07-2024 / 08:07
11-07-2024 / 07:07
11-07-2024 / 06:07
10-07-2024 / 08:07
08-07-2024 / 09:07
"Muchos criticaron mi viaje a Davos", dijo Javier "el Loco" Milei en un discurso con Jony Viale en TN. "Bueno, mi viaje a Davos fue muy importante, mirá el impacto que tuvo en Europa y cómo se dieron vuelta las elecciones y hundimos a los pobres progresistas pobristas", fruteó el presidente. La Pavada Avanza. Luego de esas declaraciones hechas menos de un mes atrás, los laboristas arrasaron en las elecciones británicas para volver al poder tras 14 años y la izquierda de Jean-Luc Mélenchon derrotó a Marine Le Pen en Francia. Semana negra para la derecha.

La sociedad civil francesa promovió una fuerte movilización durante toda la semana llamando a votar contra Le Pen y Jordan Bardella. Actores, músicos, periodistas, dirigentes sindicales, asociaciones y deportistas salieron a alertar sobre los riesgos de la extrema derecha en el poder. El caso más notable fue el de jugadores de la selección francesa: Kylian Mbappé, Marcus Thuram o Ibrahima Konaté.

Y contra todos los pronósticos de Milei, Francia le puso un freno al avance de la ultraderecha. El Nuevo Frente Popular de la izquierda quedó primero en las elecciones legislativas, la fuerza de Emmanuel Macron obtuvo el segundo lugar y Le Pen terminó en un sorpresivo tercer puesto, lo que sepultó la idea de un gobierno xenófobo y anti derechos que pusiese en riesgo los valores republicanos.

El domingo 9 de junio luego de perder las elecciones europeas el presidente Emmanuel Macron generó un terremoto político, disolvió la Asamblea Nacional y llamó a elecciones. La extrema derecha de Agrupamiento Nacional (RN), ganadora de la primera vuelta, tenía las mejores expectativas para obtener una mayoría de diputados en el balotaje.

En sólo cuatro días La Francia Insumisa (LFI), el Partido Socialista (PS), el Partido Europa Ecología Los Verdes (EELV) y el Partido Comunista (PCF), armaron una coalición de izquierda, el Nuevo Frente Popular (NFP). Esta coalición, en base a un programa y a candidatos comunes, ha logrado ganar la mayoría relativa en la Asamblea Nacional, donde alcanza unos 190 diputados.

La segunda fuerza política en esta nueva Asamblea será integrada por la coalición oficialista, Juntos, que ha sido la principal derrotada en esta elección que de 250 diputados baja a 160. Agrupamiento Nacional, triunfante en la elección europea, no alcanzó los objetivos en esta segunda vuelta electoral.

Todos los sondeos de opinión daban a la extrema derecha como vencedora. Jordan Bardella, el candidato a ser primer ministro en caso de triunfo de RN, afirmaba que tendrían mayoría absoluta en la Asamblea, es decir, 289 diputados. Pero la expectativa se ha visto frustrada, finalmente han quedado lejos de esa cifra, y hasta este momento alcanzan unos 140 diputados.

Mélenchon anunció que las primeras medidas que debe tomar el nuevo gobierno es la de aumentar el salario mínimo, derogar la reforma macronista que aumentó la edad de la jubilación de 62 a 64 años y congelar los precios de productos de primera necesidad; ideas pilares del programa de NFP.
 
Mientras, España y Alemania siguen siendo democráticas. El sistema de gobierno democrático no facilita las políticas de concentración económica y precarización del trabajo. El ascenso de las derechas se manifiesta en Francia y el mundo como una vía para consolidar el poder de los grandes grupos económicos. No obstante la democracia francesa ha cosechado una victoria.

La Opinión Popular


NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar