La Opinión Popular
                  09:49  |  Miercoles 17 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Hay que hacer creer al pueblo que el hambre, la sed, la escasez y las enfermedades son culpa de nuestros opositores… y hacer que nuestros simpatizantes lo repitan en todo momento”. De Joseph Goebbels a Javier Milei
Recomendar Imprimir
Internacionales - 01-04-2024 / 09:04
EL 01 DE ABRIL DE 1939 FINALIZA LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA

Se rinde Madrid: finaliza la Guerra Civil y el periodo democrático, comienza la dictadura franquista

Se rinde Madrid: finaliza la Guerra Civil y el periodo democrático, comienza la dictadura franquista
Franco ordenó que se fusilara sistemáticamente a todos los republicanos opositores al régimen.
Se rinde Madrid: finaliza la Guerra Civil y el periodo democrático, comienza la dictadura franquista
Madrid se rindió el 28 de marzo de 1939. Después de dos años y medio de resistencia, cayó sin un tiro. Los republicanos no perdieron ninguna batalla en la capital, pero perdieron la guerra. En la imagen: la trinchera por la que se retiraron el coronel republicano Adolfo Prada (chaquetón de cuero) y el coronel franquista Eduardo Losas (con manto), uno a celebrar la victoria, el otro camino del cautiverio.
 
La Guerra Civil confrontó a los partidarios a la Segunda República Española -donde confluyeron militantes republicanos, de izquierda como socialistas, marxistas, nacionalistas y anarquistas-, con el bando sublevado, o el Bando Nacional, conformado principalmente por fuerzas militares, la falange y otras fuerzas de derecha.

En el conflicto también participaron a diversas potencias internacionales, en un contexto cercano a la Segunda Guerra Mundial. Los regímenes fascistas de Italia y Alemania, apoyaron activamente con armas e incluso batallones al bando sublevado, mientras la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y voluntarios de muchas partes del mundo, México y Estados Unidos incluidos, se unieron en lo que se conoció como las Brigadas Internacionales.

Tras la derrota de la República, unos 450 mil españoles emigraron a Francia; cerca de 20 mil se refugiarían en México. De igual manera, países como Argentina, Chile y Estados Unidos albergaron a españoles del bando republicano. La dictadura se extendería hasta la muerte de Franco, y pasarían varios años más para que España recobrara su vida democrática.

Como ha señalado el historiador Santos Juliá la guerra civil española de 1936 a 1939 fue varias guerras a la vez. "Fue desde luego lucha de clases por las armas, en la que alguien podía morir por cubrirse la cabeza con un sombrero o calzarse con alpargatas los pies, pero no fue en menor medida guerra de religión, de nacionalismos enfrentados, guerra entre dictadura militar y democracia republicana, entre revolución y contrarrevolución, entre fascismo y comunismo".
 
La Opinión Popular

 
Fundación del Club Atlético San Lorenzo de Almagro
Francisco Franco entra con sus tropas en Madrid y la Guerra Civil española finaliza después de casi tres años de lucha.
 
FINAL A LA GUERRA CIVIL, QUE LE DABA PASO AL GOBIERNO DE FRANCISCO FRANCO, QUE SE MANTUVO CUATRO DÉCADAS EN EL PODER
 
Argentina, hogar de españoles que huyeron del franquismo
 
El 01 de abril de 1939 fue anunciado el fin de la Guerra Civil Española, que tras dos años y ocho meses de enfrentamientos derivó en la dictadura militar de Francisco Franco, líder del bando sublevado, quien se mantuvo en el poder hasta su muerte, cuatro décadas después. La victoria del franquismo ante los defensores de la democracia republicana obligó a que miles de personas abandonaran el país rumbo al exilio en Francia, México o Argentina.
 
"El principal flujo migratorio hacia Argentina siempre fue el español y en la década del 30, cuando se desarrolló el conflicto, cerca del 70% de la inmigración provenía de ese origen. Por lo tanto, cualquier hecho significativo en España repercutía en la Argentina", explicó en diálogo con Crónica el director de la Biblioteca de la Guerra Civil Española en Facebook y director del Centro de Estudios e Investigaciones Históricas (CEIH), Diego Cano.
 
Además, explicó que "los exiliados en Argentina no fueron muchos, quizás la cifra podría rondar los 2.000", pero entre ellos arribaron una gran cantidad de intelectuales, personalidades de la cultura y artistas, científicos, docentes, ex combatientes y personas de profesiones cualificadas.
 
"De los más famosos que llegaron fueron Rafael Alberti y María Teresa León, ambos afiliados al Partido Comunista, y que se habían entrevistado con Stalin. También el artista Luis Seoane, el compositor Manuel de Falla, que se exilió en Alta Gracia, y sus hijos fueron compañeros de escuela de Ernesto Che Guevara; Vicente Rojo, general del Estado Mayor de la defensa de Madrid; Ortega y Gasset, uno de los más influyentes escritores liberal conservadores; Ramón Gómez de la Serna, el escritor de las vanguardias por excelencia, y Alfonso Castelao, escritor, pintor y político gallego, entre tantos otros", señaló el candidato a doctor en Historia, quien es nieto de un exiliado gallego.
 
 
Nostalgia
 
Una de las tantas personas que llegó al país como consecuencia de la guerra fue Pilar Salceda, en la actualidad de 83 años, quien padeció en carne propia los años del conflicto. "Vivíamos con miedo. La dictadura de Franco era bestial y nosotros siempre estuvimos en contra, por eso decidimos partir con mi mamá y mis hermanos hacia Buenos Aires, el mismo lugar donde mi papá Avelino y mi hermano Antonio se habían instalado unos años antes, para evitar que Antonio fuera a parar a las fuerzas lideradas por el franquismo", le contó a Crónica.
 
"Irnos de España fue como un exilio. A tal punto que ninguno de nosotros se hizo ciudadano argentino. Nos casamos acá, tuvimos hijos, nietos, pero la sensación que siempre tuvimos fue que la guerra nos sacó por completo de la tierra donde nacimos", agregó, nostálgica, la mujer que se fue de España a los seis años, junto a su madre y sus hermanos, en 1941.
 
 
Participación criolla
 
La Guerra Civil Española también tuvo participación argentina. Según detalló Cano, "el número aproximado de militantes reclutados por todas las fuerzas, tanto comunistas como anarquistas, socialistas o republicanos ronda los 500 militantes". "Debemos ser precisos en este punto. Hubo uno o dos casos de militares argentinos que participaron en la Guerra Civil pero que debieron renunciar a su puestos ante el Ejército y sólo participaron en España por su militancia en el Partido Comunista Argentino", concluyó.
 
Por Francisco Nutti

 
Se rinde Madrid: finaliza la Guerra Civil y el periodo democrático, comienza la dictadura franquista 
Largas filas se formaban para abandonar una España desvastada.

Fuente: Crónica

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar