La Opinión Popular
                  01:16  |  Sabado 20 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Hay que hacer creer al pueblo que el hambre, la sed, la escasez y las enfermedades son culpa de nuestros opositores… y hacer que nuestros simpatizantes lo repitan en todo momento”. De Joseph Goebbels a Javier Milei
Recomendar Imprimir
Paraná - 27-02-2024 / 10:02
EX MINISTRO DE PRODUCCIÓN, CONTADOR Y PROFESOR UNIVERSITARIO

Roberto Schunk: No se puede festejar que hay superávit fiscal si la gente no tiene para comer

Roberto Schunk: No se puede festejar que hay superávit fiscal si la gente no tiene para comer
El ex ministro de Producción, contador y profesor universitario, Roberto Schunk, analizó la puja entre la provincia de Chubut y el gobierno nacional, y sus implicancias en el resto del país.
 
El ex ministro de Producción, contador y profesor universitario, Roberto Schunk, analizó la puja entre la provincia de Chubut y el gobierno nacional, y sus implicancias en el resto del país.
 
En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio Plaza), Schunk sostuvo que "con independencia de cómo escaló este conflicto ya tenemos que estar preocupados por todo lo que está sucediendo, pero si se agrava este conflicto indudablemente no se sabe de qué manera puede terminar, por supuesto será de la peor manera para el conjunto de la sociedad pero en Entre Ríos directamente el gobierno no va a poder cerrar sus cuentas".
 
Planteó que "a Entre Ríos le mandaron cero de recursos discrecionales y no va a poder cerrar su Presupuesto porque también se produjo una brutal caída de los ingresos, y esto se sabía que iba a suceder porque la estructura tributaria de la provincia se sustenta fundamentalmente en impuestos indirectos que gravan el consumo y las transacciones, por lo tanto, como la actividad económica está cayendo estrepitosamente, el Estado va a recaudar menos y esto es como el perro que se muerde la cola. Lo veo extremadamente difícil y no entiendo cuál es la estrategia del gobierno nacional porque esto también está pasando a nivel nacional: los principales impuestos son indirectos, la actividad económica cae, se recauda menos, las provincias van a recibir cada vez menos. Es muy difícil tener una apreciación acerca de qué va a suceder y lamentablemente creo que estamos cada día peor".  
 
En cuanto a la estrategia de acomodar los números a costa de la gente, Schunk indicó que "los cementerios también tienen paz, y lo que está sucediendo para lograr vencer la inflación es una brutal recesión y esto no se tolera. El problema principal no tiene que ver con el equilibrio fiscal, más allá de que uno tiene que hacer que ese equilibrio exista pero no solamente jugando con los gastos sino también con los ingresos, porque hay mucha gente que no paga lo que tiene que pagar pero, independientemente de eso, el gran problema de Argentina son los dólares, y esta brutal caída de la actividad económica lo que está haciendo es que prácticamente no haya importaciones".
 
En tal sentido, puntualizó que "ha caído la industria automotriz, las estadísticas son escalofriantes porque en enero hubo 45% menos de venta de medicamentos, 37% menos de venta de alimentos, y para muestra basta un botón. Realmente esto no es factible desde el punto de vista social porque la mayoría de los sectores está cobrando más o menos lo mismo que cobraba en noviembre y esta situación ya no tiene límite porque a febrero vamos a tener una inflación de entre 75 y 79% en el mejor de los casos".
 
Consultado por la cuestión de los fondos fiduciarios, consideró: "No podemos estar planteando ahora que ninguno de los fondos fiduciarios sirve, eso fue una construcción político social que se fue llevando adelante a través de décadas; no podemos plantar ahora esto no sirve y lo dejamos de sostener, como el Fondo de Incentivo Docente que viene así desde hace muchísimos años y no puede ser que a un gobernante se le ocurra que esto está mal, no es trasparente, no sirve. Lo que deben hacer es arreglarlo, hacerlo transparente, hacer el control que sea necesario porque están las normas para eso, pero no destruir todo, y eso me parece que está sucediendo".
 
Respecto de los planteos del gobernador de Entre Ríos, Rogelio Frigerio, respecto de la crítica situación en que recibió la provincia y su postura cercana y dialoguista al gobierno nacional, el especialista consideró que "esto no se puede sostener más allá de marzo o abril, porque indudablemente más del 70% de los ingresos de la provincia de Entre Ríos son ingresos federales como la coparticipación y los fondos discrecionales, y si eso sigue en caída libre la provincia no va a poder sostenerse y ahí se termina todo el romance".
 
Sobre la pelea de Chubut con el gobierno nacional, opinó que "esta no es una cuestión legal, esta es una cuestión política claramente, e ir a la Justicia va a incentivar el conflicto y ya no estamos de una sola provincia, estamos hablando de todas las provincias argentinas. El respaldo que ha tenido el gobernador de Chubut ha sido unánime de todos los gobernadores. El Estado nacional tiene que cobrar las deudas que tienen las provincias porque hay un contrato de por medio pero no lo puede hacer así de la forma en que lo planteó, sacando un tercio de los ingresos de coparticipación en un mes, en un contexto de profunda crisis".
 
"Indudablemente estamos ante una medida ilógica pero si esto sigue así va a terminar con el pueblo en la calle, no hay ninguna duda porque la gente ya no se banca más esta situación", advirtió.
 
Y como ejemplo, comparó: "La dictadura del 24 de marzo de 1976, a través de su ministro de Economía, Martínez de Hoz, entre abril y diciembre de 1976 lo que hizo fue una caída del salario real del 40%, pero ahora en mucho menos tiempo desde el 10 de diciembre hasta febrero una caída del salario real del 44,10%. Es inédito en la historia de nuestro país, que un gobierno democrático haga lo mismo o supere lo que fue la dictadura cívico militar. Tenemos que tener presente estas cosas porque un gobierno así no puede seguir porque no le va a dar continuidad la gente cuando se vaya a la calle. Hoy la mayoría de las familias argentinas ni siquiera tiene un ingreso que pueda comer, y cuando falta la comida se terminaron los discursos y todas estas expresiones de libertad carajo, porque no hay libertad si uno no come".
 
Finalmente, opinó que "hoy tendría que ser un día para aplacar todas las ansiedades y empezar a trabajar racionalmente desde el punto de vista político, porque todos van a salir perjudicados de esta situación, incluidos los pueblos. Por eso hay que tratar de que este conflicto deje de escalar y que vayamos encontrando respuestas mucho más racionales. No se puede estar ventilando por todos lados que se logró el superávit financiero, que fue récord, y mientras tanto la gente no tiene qué comer, y en los comedores no hay alimentos para poder contener a los sectores más necesitados. No se puede estar festejando por un lado que hay superávit fiscal pero por otro lado la gente se está cagando de hambre".
 
Fuente: Análisis Digital
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar