La Opinión Popular
                  12:08  |  Jueves 29 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Sepan ustedes que la revolución libertadora se hizo para que en este país el hijo del barrendero, muera barrendero”. Contraalmirante Arturo Rial.
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 05-02-2024 / 09:02
CONSEJO NACIONAL DE INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS Y TÉCNICAS

Aniversario de la refundación del CONICET que fuera creado por Perón

Aniversario de la refundación del CONICET que fuera creado por Perón
En 1951, Juan Perón creó el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CNICyT) en concordancia con el segundo Plan Quinquenal (1952), ya que la estrategia económica también apuntaba a las disciplinas científicas autónomas. Es el punto de fundación de la ciencia argentina.
En el gobierno nacional y popular del presidente Juan Perón, el 17 de mayo de 1951, se creó el Consejo Nacional de Investigaciones Técnicas y Científicas (CONITYC), el cual, en su primera etapa, congregó a importantes científicos, como el físico José Balseiro, Enrique Gaviola, el ingeniero nuclear Otto Gamba y el astrónomo Juan Bussolini.
 
Sin embargo, este organismo fue desmantelado tras la autodenominada Revolución Libertadora que derrocó a Perón en 1955, y, el 05 de febrero de 1958, fue refundado, durante la dictadura de Pedro Eugenio Aramburu, bajo la dirección de Bernardo Houssay, Premio Nobel de Medicina.
 
Destinado a promover el desarrollo de la ciencia y la tecnología en nuestro país, este organismo autárquico se encuentra actualmente bajo la órbita del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.
 
Eso muestra la actitud del peronismo hacia la creación de un polo científico y tecnológico en el país que permita un desarrollo industrial autónomo que permitiera la creación de numerosas fuentes de trabajo.
 
La Opinión Popular


Aniversario de la refundación del CONICET que fuera creado por Perón
 
La creación del CONICET es obra de Juan Domingo Perón
 
¿Por qué al CONICET se le quitan años? Fue fundado en 1951 por una democracia y no en 1958 por una dictadura.
 
El pasado jueves 5 de febrero de 2004, según la página Internet www.conicet.gov.ar se habrían cumplido 46 años de la fundación del CONICET. En dicho sitio, al hablar de historia, origen y trayectoria del mismo, dice que fue creado "por Decreto Ley número 1291 del 3 de febrero de 1958″; es decir, sería obra y mérito de quien también firmó fusilamientos de argentinos y la entrega del país al FMI, el dictador general Pedro Eugenio Aramburu.
 
Pero no se registró ninguna celebración. ¿Por qué? Porque un buen número de investigadores y otros miembros del organismo, cuestionaron con razón que esa no es la fecha de fundación del CONICET. Y se prefirió no hacer recordación alguna. Una plausible actitud de las autoridades.
 
La verdad, la pura y documentada verdad, es que el CONICET fue creado por el decreto número 9695 firmado por el General Juan Perón con fecha 17 de mayo de 1951, y refrendado por los ministros Raúl Mendé, Humberto Sosa Molina y Méndez de San Martín. Este decreto perfeccionó y reunió a otros organismos ya creados por el mismo gobierno justicialista.
 
Insólitamente, hasta en las informaciones oficiales, por años se vino diciendo y repitiendo que ese importante ente fue fundado por el Premio Nobel doctor Bernardo Houssay en 1958.
 
Resultaba patético que en un organismo de investigaciones científicas se dieran fechas erróneas sobre el origen del mismo, y aparecieran así en informaciones periodísticas. No es de creer que alguien prefiera adjudicar indebidamente su creación a una dictadura, cuando fue obra de un gobierno democrático siete años antes. Es decir, tiene 53 años de existencia y... soltera.
 
Este proceder puede deberse a resabios del oprobioso decreto 4161 de marzo de 1956, que condenaba con multa y cárcel cualquier mención a Perón y Evita o alguna palabra derivada de ellos o del patriótico accionar de ambas figuras tan caras al sentir de los argentinos.
 
Hasta ahora, esta actitud maligna fue bastante usada. Se cambia un término para apropiarse de ideas o hechos, como si la implacable historia pueda ignorar indefinidamente cuanto pasó en aquella década feliz para criollas y criollos.
 
Por Enrique Oliva - Serie "Perón y la ciencia y técnica" - Nota I
 
Fuente: Urgente 24

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar