La Opinión Popular
                  12:29  |  Jueves 29 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Sepan ustedes que la revolución libertadora se hizo para que en este país el hijo del barrendero, muera barrendero”. Contraalmirante Arturo Rial.
Recomendar Imprimir
Internacionales - 31-01-2024 / 08:01
31 DE ENERO DE 1980

Matanza en la embajada de España en Guatemala

Matanza en la embajada de España en Guatemala
La dictadura de Fernando Romeo Lucas ordena reprimir y la policía invade la sede diplomática, donde rocían con fósforo blanco a mansalva. Mueren 37 personas. Entre las víctimas están el padre y un primo de la futura Premio Nobel Rigoberta Menchú, un exvicepresidente y un excanciller guatemaltecos y varios funcionarios españoles, incluyendo al cónsul. En 2015 se condenó a 90 años de cárcel al jefe de la policía.
El 31 de enero de 1980, campesinos guatemaltecos de la región del Quiché ingresan a la embajada de España en ese país de América Central para denunciar los crímenes contra la comunidad maya. En ese momento, varios dirigentes políticos se hallaban reunidos con el embajador español.
 
La dictadura de Fernando Romeo Lucas ordena reprimir y la policía invade la sede diplomática, donde rocían con fósforo blanco a mansalva. Mueren 37 personas. Entre las víctimas están el padre y un primo de la futura Premio Nobel Rigoberta Menchú, un exvicepresidente y un excanciller guatemaltecos y varios funcionarios españoles, incluyendo al cónsul. En 2015 se condenó a 90 años de cárcel al jefe de la policía.
 
La Opinión Popular
 
 
Cerca del mediodía del 31 de enero se reunieron en la Embajada de España en Guatemala Eduardo Cáceres Lehnhoff (exvicepresidente de Guatemala), Adolfo Molina Orantes (excanciller y miembro de la Tribunal Internacional de Justicia de La Haya) y Mario Aguirre Godoy (jurista guatemalteco) con Máximo Cajal López (1935-2014; embajador español de ese entonces).
 
Los exfuncionarios y el jurista visitaban al embajador en el marco de una celebración próxima del Instituto de Cultura Hispánica, cuando irrumpieron 30 campesinos del Quiché acompañados de líderes universitarios, quienes anunciaron que ocuparían la sede diplomática para solicitar la intervención de España en los sucesos que ocurrían en el noroccidente del país.
 
Según el Gobierno guatemalteco de entonces, el embajador Cajal habría convocado la reunión con los guatemaltecos para aprovechar su presencia en la embajada al momento de que el grupo campesino ocupara las instalaciones, de manera que las autoridades respetarían el Derecho internacional y la integridad de la sede diplomática.?
 
Las fuerzas de seguridad se presentaron y, sin comunicación previa a España, invadieron la embajada española, que era territorio soberano español. Forzaron a los ocupantes y a los rehenes a refugiarse en una habitación del segundo nivel del edificio ocupado por la embajada.
 
Tras un intenso asedio se inició el incendio que fue provocado por lanzallamas y por el uso de fósforo blanco, mientras que el Gobierno guatemalteco de entonces enfatizó que los ocupantes de la embajada se inmolaron con las bombas molotov que llevaban.
 
La prensa española publicó fotografías de un policía con un lanzallamas,? además de las pruebas testimoniales y periciales que confirmarían que varias víctimas habían sido baleadas. Incluso, según la testigo presencial Odette Arzú, adscrita a la Cruz Roja Guatemalteca, la mayoría de las víctimas estaban quemadas solo de la cintura hacia arriba.
 
Todas las versiones concuerdan en que los cuerpos de socorro tuvieron vedado el ingreso al edificio para sofocar el incendio hasta que este se apagó por sí solo.

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar