La Opinión Popular
                  21:11  |  Lunes 20 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Groucho Marx dijo: "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados". En ese punto, Javier Milei es marxista.
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 13-11-2023 / 10:11
PANORAMA POLÍTICO ENTRERRIANO

¿Para Frigerio es lo mismo autoritarismo que democracia?

¿Para Frigerio es lo mismo autoritarismo que democracia?
A pocos días de la definición presidencial entre el cabecilla de La Libertad Avanza, Javier “el Loco” Milei, y el ministro candidato de Unión por la Patria, Sergio Massa, nadie sabe qué hará el porteño Rogelio Frigerio el 19 de noviembre de 2023. Soslaya una definición pública frente al balotaje y es hoy la principal especulación de la política entrerriana. ¿Para el “neutral” Frigerio es lo mismo autoritarismo que democracia?
A pocos días de la definición presidencial entre el cabecilla de La Libertad Avanza, Javier "el Loco" Milei, y el ministro candidato de Unión por la Patria, Sergio Massa, nadie sabe qué hará el porteño Rogelio Frigerio el 19 de noviembre de 2023. Soslaya una definición pública frente al balotaje y es hoy la principal especulación de la política entrerriana. ¿Para el "neutral" Frigerio es lo mismo autoritarismo que democracia?
 
En la recta final para tomar decisiones, Frigerio lleva su búsqueda de ventaja política al límite, lo que abona el desencanto de algunos de sus seguidores. Aunque otros referentes entrerrianos del partido amarillo confirmaron su apoyo a la fórmula de Milei tras charlas que se dieron esta última semana. Será en muchos casos con perfil bajo, aunque se mantengan discursivamente en la "neutralidad".
 
El sector más derechista del PRO que está muy cerca de Milei, no obstante, no firma documentos, ni se expresa públicamente a favor de votarlo, salvo contadas excepciones, pero sí trabaja para el libertario, garantizando un sostén territorial que incluye un despliegue militante solapado, repartiendo boletas de LLA, y sobre todo, colaborará en la fiscalización en las urnas el domingo 19.
 
El proceder, que se reitera en on y en off, es siempre por lo bajo. Nadie quiere jugar un pleno y quedar pedaleando en el aire. Todas las referentes consultados también coinciden en que lo bien que le puede estar yendo al candidato de LLA debe ser acompañada con "la seria fiscalización de los votos". Esta ayuda "incondicional" apunta a reforzar una estructura que, en las últimas semanas, se vio menguada por la negativa de una gran parte de la UCR provincial que se plantaron "neutrales" en la contienda. 
 
¿La bajada de línea en el conjunto "libertario" para tender puentes hacia una fiscalización conjunta con los "halcones" amarillos, para garantizar fiscales en cada mesa, se coordinó entre Sebastián Etchevehere y el porteño Frigerio? Hay quienes aseguran que sí. Es que varios dirigentes amarillos ven un gran problema en Milei: es una figura sin estructura política y sin relaciones. Si bien no hay un apoyo explícito en lo declarativo se descuenta que en el PRO habrá movimientos para sostener competitivo a Milei. Mantendrán por arriba la "neutralidad", pero por lo bajo, participarán en la fiscalización.
 
En el bando "halcón" del PRO todo está muy claro, el apoyo hacia Milei es explícito y no tiene pruritos para dotar a LLA de la estructura que le falta. Serán los encargados de garantizar, junto con los responsables por LLA, las mesas que hay que cubrir para resguardar los votos de más de un millón de ciudadanos habilitados, que participarán en los comicios. 
 
Sostiene Pablo Bizai, columnista de Página Política, que Frigerio no se opone a que, a título personal, cada dirigente exprese su posición. Aunque, como gobernador electo, cuida que el quiebre nacional de JxC no contamine a Juntos por Entre Ríos. Tal vez por eso es que en la provincia han sido pocos los dirigentes de Juntos que se han manifestado públicamente sobre el balotaje presidencial. La primera en hacerlo fue la diputada Ayelén Acosta, una exponente en la provincia de los halcones de JxC. Alineada desde siempre con Bullrich y Macri, la ex precandidata a intendente de Paraná manifestó temprana y solitariamente su posición.
 
Acosta es la interlocutora de JxC con los dirigentes locales de la LLA que están organizando la fiscalización. Por presión o quizás por "convicción" de último momento, a una semana de que todo se defina, en el sector "halcón" confían en que el PRO entrerriano, de amarillo se ponga violeta y comience a encuadrarse detrás del bando mileista ultra derechista. Aunque sea, en silencio y de forma vergonzosa y subterránea, convocarían con la falsedad de que habrá fraude si no ganan, siguiendo el "ejemplo" de Donald Trump y Jair Bolsonaro.
 

 
Además de su especulación sobre el balotaje, Frigerio mantiene su indefinición retrasando la conformación de su gabinete provincial. Después del primer encuentro de transición entre Gustavo Bordet y Frigerio, el próximo paso que se esperaba era el nombramiento del gabinete de ministros y secretarios del gobernador electo para con ello agilizar el proceso de traspaso.
 
No sucedió y no va a suceder hasta luego del ballotage presidencial entre Massa y Milei. El principal argumento para demorar las designaciones hasta luego de la segunda vuelta es la especulación política de que no será lo mismo un país gobernado por el peronismo que uno en manos de los libertarios. Y un público pronunciamiento podría generarle una enemistad con el próximo presidente.
 
Frigerio especula que si Massa es electo presidente, deberían colocar dirigentes radicales en mandos medios provinciales para dialogar con Nación; pero si Milei se quedase al frente de la Casa Rosada tienen más chances dirigentes duros del PRO que ahora apoyan al libertario. Por supuesto que lo segundo sería lo deseado por el porteño. Estas son las elucubraciones y los motivos del atolladero que se dieron para la toma de decisiones. Frigerio dio algunos nombres, pero no muestra todas las cartas.
 
En el partido libertario en tanto, esperan concretar el apoyo que la "casta" macrista le garantizó a Milei, y para eso hace falta fiscales y dinero. La fantasía de Mauricio "Titiritero" Macri es crear un polo ultra conservador apoyado en la candidatura de Milei pero conducido por él. Aunque es una incógnita en qué medida Macri cogobernaría en un eventual gobierno libertario. Milei se ha cansado de repetir que el apoyo del ala derecha del PRO fue "incondicional" y que las delirantes propuestas como la dolarización y la eliminación del Banco Central, a las que JxC se opone, no son negociables.
 
En un primer momento, con su declaración de "neutralidad", pareció que Frigerio había logrado escapar al cisma que partió al medio Juntos por el Cambio y también dividió al PRO. Pero, con el correr de los días, comenzó a quedar claro que, detrás del paraguas de la neutralidad, se escondían posiciones peligrosas para la gobernabilidad de Entre Ríos. Preocupa sobremanera que un eventual gobierno de Milei recorte el envío automático de los fondos de coparticipación y que la provincia no pueda pagar los sueldos de docentes, estatales y jubilados. Frigerio tendría que emitir Bonos Federales como el último gobernador anti peronista: Sergio Montiel.
 
Pero no solo está en juego el federalismo garantizado por la coparticipación, estamos frente a una situación de un riesgo muy grande y un retroceso inimaginable. Los blancos de la dupla Milei-Villarruel, en una continuidad de las ideas de Videla-Martínez de Hoz, son los derechos humanos, laborales y de género, las jubilaciones, la educación y salud públicas, la universidad pública y gratuita, la obra pública, la industrialización, las PyMEs que serán arrasadas por la importación indiscriminada, la política exterior que propone cortar relaciones con Brasil y China, nuestros principales clientes, medidas desastrosas que provocarán caos económico y social con represión.
 
"El Loco" Milei es un candidato intolerante y violento, que parece salido de un hospital neuropsiquiátrico, que recibe "consejos" de su perro muerto, capaz de insultar al Papa Francisco, a Irigoyen y a Alfonsín
que plantea renunciar a la paternidad, que niega las brechas salariales de género, que descalifica la idea misma de justicia social y propone una sociedad en la que, si necesitan dinero, los pobres vendan sus órganos o a sus hijos para que los adopten familias ricas. Y no se puede, ni se debe, especular políticamente, como hace Frigerio, cuando la pro dictadura Victoria Villarruel, más anti democrática aun que Milei, pone en juego el único acuerdo indiscutido de toda la sociedad argentina en las últimas décadas: la democracia, la condena al terrorismo de Estado y el juzgamiento de los responsables del genocidio. No es lo mismo autoritarismo que democracia ni se puede ser neutral cuando hay que defender la democracia.

 
La Opinión Popular
 
¿Para Frigerio es lo mismo autoritarismo que democracia? 
 
Se extiende la lista de rechazos a un eventual gobierno de Milei
 
En los últimos días de campaña se extiende la lista de rechazos a un eventual gobierno de Milei pero las encuestas muestran paridad. Argentina se acerca al último y definitivo hito del largo calendario electoral en un contexto de absoluta incertidumbre. Las encuestas muestran un empate técnico pero los analistas aseguran que el escenario es muy dinámico porque hay un porcentaje de votantes relativamente amplio que todavía no decidió su voto o que podría cambiar a último momento. En ese contexto cobra particular relevancia el debate de mañana, en el que cualquier error podría ser irrecuperable.
 
Las encuestas que se realizaron en las dos semanas posteriores a la primera vuelta mostraban un crecimiento rápido de Sergio Massa, que se dio en coincidencia con la desprolija alianza de Javier Milei con Mauricio Macri y Patricia Bullrich y una serie de desafortunadas apariciones públicas del libertario.
 
El candidato de LLA volvió a crecer cuando en las estaciones de servicio comenzó a faltar combustible, pero se estancó cuando el abastecimiento se normalizó y el dólar blue bajó de 1.200 pesos a menos de 900.
 
Desde las consultoras que vienen tomando el pulso a la opinión pública todos los días atribuyen este comportamiento volátil del electorado al hecho de que, llegado el punto del balotaje, las elecciones ya no se definen por el voto a favor sino por el voto en contra.
 
El resultado dependerá de la boleta que elijan quienes no tuvieron a Massa ni a Milei como primera (tal vez tampoco como segunda) opción. Exactamente un tercio de los que fueron a sufragar en octubre no optaron por ninguno de los dos que ahora se disputan la presidencia. Para ellos esta no es una elección por el mejor sino por el menos malo.
 
Eso hace que las campañas se orienten más a atacar al rival que a destacar virtudes propias. En ese punto coinciden los aparatos oficiales de ambos candidatos y las entidades y figuras públicas que se manifestaron en las últimas semanas en contra de uno u otro.
 
Pero hay una diferencia muy marcada en las herramientas que eligen desde cada uno de los bandos y en los límites que están dispuestos a superar.
 
La campaña anti-Milei abunda en críticas al modelo económico que pretende imponer el libertario, busca echar luz en las opiniones más controvertidas que se escucharon del candidato de LLA y de otras figuras de ese espacio, como el mercado de órganos o de bebés, el apoyo a la libre portación de armas, el negacionismo de toda problemática ambiental, privatizaciones absurdas, cierta simpatía por la dictadura genocida y la insólita idea de cortar relaciones con Brasil por cuestiones ideológicas.
 
Dirigentes políticos ajenos a cualquier forma de peronismo, como Horacio Rodríguez Larreta, Elisa Carrió, Ricardo Alfonsín, Facundo Suarez Lastra, Pablo Avelluto, Gerardo Morales o Martín Lousteau ya se habían pronunciado en contra de la posibilidad de que Milei resultara electo presidente.
 
Legisladores electos por La Libertad Avanza le dieron la espalda a Milei tras el pacto con Macri y liberales de la primera hora comenzaron a cuestionarse si el "león" realmente representaba a esa corriente de pensamiento. Uno de ellos fue Carlos Maslatón, histórico dirigente de la UCeDe, quien consideró que el libertario se convirtió en un fascista que reniega de principios fundamentales del liberalismo.
 
En la última semana se sumaron más de cien dirigentes de Juntos por el Cambio que formalizaron su postura a través de un comunicado titulado "Ni odio ni desquicio, unidad nacional y cordura", los principales clubes de fútbol del país que rechazaron la propuesta del libertario de privatizar las entidades deportivas y la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas (FAIE) que se sumó a la Iglesia Católica que ya se había manifestado antes de las elecciones de octubre.
 
Más de cien economistas de distintos países, entre los que se destacan los nombres de Thomas Piketty, Jayati Ghosh, Branko Milanović y José Antonio Ocampo y más de 600 de Argentina firmaron comunicados en los que advierten que la elección de Milei llevaría a la devastación de la economía argentina.
 
Más de mil mujeres destacadas en diversos ámbitos firmaron una carta en la que explican sus razones por las cuales no votarán a Milei. Equivocados o no, con argumentos más o menos sólidos, siguiendo razonamientos que cada uno podrá juzgar de acuerdo con sus preferencias, los que llaman a votar en contra de Milei lo hacen desde el lugar de la discusión política.
 

¿Para Frigerio es lo mismo autoritarismo que democracia? 
 
Milei y su campaña sucia con información falsa
 
Un sector importante de la ciudadanía le dio un respaldo a Javier Milei porque creían que enfrentaba a la casta, lo que hizo hasta el 22 de octubre; después aceptó aliarse a los "castosos" macristas, a los que había denigrado y acusado hasta de asesinos, se volvió parte de lo que criticaba. Queda ver cómo repercute en su electorado esta alianza que selló básicamente con Macri. ¿Le seguirán creyendo?
 
En ese marco, Milei y los suyos eligieron un camino mucho más objetable: el de la campaña sucia con información falsa. Las huestes libertarias se despacharon con una campaña sistemática de difusión de información falsa elaborada con IA a una escala que desafía a la democracia.
 
El propio candidato libertario republicó en las últimas semanas mensajes falsos que le atribuye a figuras tan disímiles como Lionel Messi, Juan Schiaretti o el Duki. También se hizo eco de videos adulterados de Sergio Massa bajo el supuesto efecto de narcóticos y de la madre de Lucio Dupuy desde la cárcel.
 
A pesar de que sitios especializados en chequeo de información advirtieron que todo eso era falso, el presidenciable de LLA nunca publicó una desmentida.
 
En una reciente entrevista con el escritor y periodista peruano Jaime Bayly, Milei aseguró que en últimas elecciones hubo fraude, a pesar de que no se presentó ninguna denuncia y de que los apoderados de todos los partidos que participaron, incluidos los de LLA, pudieron supervisar el escrutinio y reconocieron la validez de este.
 
En los últimos días, sectores libertarios dieron rienda suelta a una campaña de difusión de videos adulterados con herramientas de inteligencia artificial en los que puede verse a Sergio Massa desencajado bajo los efectos del consumo de alguna droga o directamente consumiendo cocaína.
 
Recurrir de manera sistemática a la propagación de fake news y mentiras con el objetivo de incidir en la decisión del electorado e intentar romper el consenso internacional respecto a la transparencia del sistema electoral argentino sin tener ninguna prueba, son conductas repudiables que atentan contra el desenvolvimiento de la democracia y que no deberían quedar impunes.
 

Gustavo Bordet y Adán Bahl coincidieron en que Massa es la única opción para que Entre Ríos tenga futuro 
 
¿Qué harán Bordet y Bahl de cara al balotaje?
 
Los comicios provinciales fueron fulminantes en el balance general. Gran parte de los dirigentes peronistas creía que podrían mantener ese domingo a la Casa Gris. La lectura fue equivocada y la realidad barrió con los ánimos desde los primeros guarismos. Pero lo más fuerte fue que, tras muchos años, el peronismo perdió el Municipio de Concordia, el mayor espacio de poder que tenía en la provincia, por el batacazo de una figura nueva, Francisco Azcué, derrotó a Armando Gay y gobernará la principal ciudad de la costa del Uruguay, después de 40 años de gobiernos peronistas.
 
Juntos por el Cambió logró en Entre Ríos el objetivo que se había propuesto: arrebatarle al peronismo la conducción provincial. En ese panorama, a Gustavo Bordet y a Adán Bahl no le queda otra que ponerse a la cabeza de la campaña en el último tramo del balotaje nacional en la provincia. Hablan permanentemente con el ministro de Economía de la Nación y postulante de Unión por la Patria, Sergio Massa. Entre Ríos es el último bastión en caudal electoral de importancia que le queda al peronismo en el Centro del país, en Mendoza, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos. Y eso expone para bien o para mal a Bordet y a Bahl.
 
Bahl no descarta un cargo nacional en caso de que Massa sea presidente, para ello se deberá ganar la provincia. "Nadie inviste con el mando a los que fracasan, sino a los que triunfan", decía Juan Perón que de esto sabía bastante. Los allegados al mandatario provincial señalan: "No nos queda otro camino: hay que ganar o ganar. La próxima batalla electoral es a todo o nada". Lograrlo no será una meta sencilla.
 
El caudal de sufragios que se obtuvo en las presidenciales del 22 de octubre debe ser superado. Massa ganó en Entre Ríos con más del 33% de los votos; la candidata de Juntos Patricia Bullrich, a pesar de que ganó Frigerio, terminó segunda en la provincia con un 30% de los votos; y en tercer lugar quedó Javier Milei con algo más del 29%.
 
El gobernador Gustavo Bordet, en su gestión provincial de las últimas semanas, aprovechó para recordar en cada municipio que lo que más le conviene para su gestión es que Sergio Massa se convierta en presidente en el balotaje del domingo 19.
 
El libertario Javier Milei no le asegura nada a las provincias. Catorce de ellas tienen el signo peronista; el resto responden a Juntos por el Cambio. Una reformulación de la relación Nación-provincias está a la vuelta de la esquina si el cabecilla de La Libertad Avanza se impone en el 19-N.
 
El gobernador  también planteó esta cruzada peronista ante dirigentes del interior, en encuentros en el que se coordinaron las tareas de militancia electoral. En ellos confía que lleven el mensaje a cada habitante de que "es mejor mantener en la Nación el mismo signo político que el actual", según se comentó.
 
Esta semana, también harán una cumbre con aquellos dirigentes que no pudieron alcanzar el objetivo de llegar a un cargo electivo. Según trascendió, será el turno de los referentes de Concordia y Gualeguaychú. Además, planea recorridas en los barrios capitalinos, en compañía de la intendente de Paraná, Rosario Romero.
 
En la Casa Gris llama la atención la ausencia en la campaña provincial de algunos notorios dirigentes del Partido Justicialista. Un sector de la dirigencia peronista local apunta que hasta ahora no se mostraron en acto alguno. Otros, murmuran críticas hacia la conducción de la campaña provincial que condujo a la derrota, y creen que naturalmente habrá una evolución hacia otra cosa.
 
Las críticas apuntan a la elección de los candidatos; a la mala lectura de dónde poner el acento en una campaña ofensiva contra Frigerio; a fiarse de algunas encuestas o a no reconocer a tiempo los resultados negativos de Concordia. Hay líneas internas que consideran que el acuerdo está atado con alambres y que es a corto plazo. Sienten que se decidió un poco sobre ellos sin escucharlos. El cuestionamiento más fuerte es, sin dudas, que no pudo construir para expandirse.
 
Sugieren, malintencionadamente, que tras las derrotas provinciales habría miembros de primeras y segundas líneas peronistas que habrían querido supuestamente acercar posiciones y pedir cobijo al porteño Frigerio. Se verá.
 
¿El poder mutará en el peronismo entrerriano tras las instancias de este interminable año electoral? Todo depende, desde luego, de los resultados del balotaje del domingo. Las urnas siempre reordenan las expectativas y los liderazgos. También lo harán la semana que viene y será determinante para lo que se viene. Indagar sobre el futuro de cualquier partido en este contexto político es un ejercicio de riesgo. A una semana de la segunda vuelta, todo está por definirse, inclusive el futuro del peronismo tal como lo conocemos.
 
Las encuestas nacionales que han trascendido inquieta al oficialismo entrerriano. Un empate técnico electoral mantendrá la incertidumbre hasta el mismo día de los comicios, sobre todo con el nivel de cansancio que la sociedad ha demostrado en un año cargado de elecciones y con una economía que no contribuye a modificar el humor social.
 
El Gobierno nacional apuesta a medidas que tiendan a alentar el consumo y a mitigar los efectos de una inflación que, aunque no será de dos dígitos, para octubre se proyecta entre un 9,2% y un 9,8% de variación respecto de septiembre. La provincia no desentona en ese sentido.
 
La gestión de Bordet ha decidido reabrir las negociaciones paritarias, con el fin de mostrar voluntad de contribuir a la recuperación del poder adquisitivo del salario estatal en lo que resta del año, mientras los gremios se acercarán a la Casa de Gobierno a exponer sus peticiones.
 
Massa, en definitiva, apuesta a que la provincia de Entre Ríos contribuya con más votos para alcanzar su objetivo presidencial. Milei, en tanto, expondrá su discurso anticasta, aliado a la casta macrista, con la idea de desbancar a Unión por la Patria del poder. La moneda está en el aire.
 
La Opinión Popular
 

 

Agreganos como amigo a Facebook
20-05-2024 / 11:05
19-05-2024 / 19:05
El experimento anarco capitalista que pretende imponer Javier Milei, apunta a un país con pocos muy ricos y una inmensa masa de pobres. Para que crezca la riqueza de unos pocos, a costa de la pobreza de la mayoría, el plan se asienta en un brutal ajuste neoliberal de largo alcance sobre las jubilaciones y las provincias. Los estragos sociales ya son evidentes: los salarios y jubilaciones registraron su caída más grande en décadas, en niveles cercanos a la dramática crisis de 2001; aquella que condujo al estallido y rebelión popular que echó a Fernando De la Rúa. El consumo sigue la misma línea declinante. El malestar, lentamente, empieza a expresarse en las encuestas. Comienza, también, a hallar canales en las calles, como en Misiones, con la rebelión de docentes, personal de salud, judiciales y el amotinamiento policial.

Desde el interior federal surgen las contradicciones reales: un Estado nacional que desde el menemismo entregó obligaciones a las provincias (educación, salud, etc.) retaceando, al mismo tiempo, recursos. Por lo que los Estados provinciales devinieron altamente dependientes de los fondos que el Ejecutivo nacional giraba de manera más o menos discrecional. Y un Interior, con campos e industrias donde se generan los impuestos que recauda la Nación, y Provincias "dueñas" de una riqueza (petróleo, soja, litio) que alimenta las arcas nacionales y calienta los hogares del Puerto de Buenos Aires.

En ese marco, Milei intenta imponer, en forma autoritaria, su ajuste centralista, unitario y porteño céntrico a las provincias
, para aguantar un superávit inhumano, antifederal e insostenible, lo que genera tensiones en todo el interior. La aprobación de la Ley Bases, escrita por los abogados de las grandes empresas, fue la condición extorsiva que impuso Milei a los gobernadores afines y a los oportunistas para que participen del Pacto de Mayo. A cambio les ofrece un supuesto "alivio fiscal" para los Estados provinciales. ¿Podrá Milei prescindir de las provincias? O, planteado de otra manera, ¿cuánto tiempo más podrá gobernar sin las provincias?


Por lo pronto, el Presidente tiene una sola certeza: la Ley Bases no se aprobará antes del 25 de Mayo, como él pretendía. En buena medida, por la impericia del oficialismo, el desorden y las intrigas bajo las que se mueve el espectro libertario. ¿Cómo se planta Rogelio Frigerio frente a esa incertidumbre? El gobernador sigue con nerviosismo las dilaciones. Principalmente, porque considera que necesita con apuro que se restituya el Impuesto a las Ganancias a los trabajadores y que comiencen a levantarse los ingresos fiscales.

El porteño mandatario del PRO en Entre Ríos, en lugar de buscar una alianza federal entre las provincias frente a la arbitrariedad del gobierno central, escribió inmediatamente en Twitter "cuenten conmigo. Estoy de acuerdo con todos y cada uno de los puntos que planteó" Milei. Ahora bien, la cuestión es quién asume el costo político de cumplir con el mandato de déficit cero que exige el FMI. En esa grieta entre Interior y Puerto de Buenos Aires emerge la política. Los gobernadores que no se cortan las vanas por el ajuste, apuestan a mostrar a Milei como responsable único. No es el caso de Frigerio.
 
Frigerio si siquiera intenta evidenciar el profundo conflicto que hay en la relación Milei vs provincias, las tensiones del federalismo que emergen en un país lacerado por un malestar social creciente, ni el descontento de los entrerrianos. Al mismo tiempo, brotan una diversidad de reclamos provinciales que evidencian la creciente desazón.
 
Los programas de orden social y fiscal que debe girar el gobierno de Milei a la provincia de Entre Ríos (así como a todas las jurisdicciones del país) han quedado atrapados en el plan de ajustes que impuso el Presidente anarco capitalista al día siguiente de asumir. Los recortes (y por consiguiente los incumplimientos) se acentuaron hasta el extremo durante estos cinco meses de gestión libertaria.



19-05-2024 / 11:05
19-05-2024 / 10:05
17-05-2024 / 12:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar