La Opinión Popular
                  11:57  |  Miercoles 12 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Groucho Marx dijo: "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados". En ese punto, Javier Milei es marxista.
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 18-05-2023 / 09:05
RECLAMO DOCENTE

Con una inflación superando el 8%, AGMER solicita activar la Comisión de Seguimiento Salarial acordada en paritarias

Con una inflación superando el 8%, AGMER solicita activar la Comisión de Seguimiento Salarial acordada en paritarias
Desde AGMER solicitamos se instrumenten desde el gobierno los mecanismos ya firmados, como resguardo y garantía de la continuidad de la discusión salarial.
 
Ante los números inflacionarios de abril, recientemente anunciados por el INDEC, desde la Comisión Directiva Central manifestamos:
 
A comienzos de 2023 iniciamos la discusión salarial en Entre Ríos. En el ámbito paritario, espacio donde representantes de la patronal y de las organizaciones sindicales se encuentran con el propósito de darle tratamiento y resolución a las distintas temáticas del sector -una de ellas nuestro salario- la propuesta que nos fuera presentada giraba en torno al 20 % de recomposición. A partir de allí se desarrolló un proceso de negociaciones altamente tenso, como suele suceder en todo espacio de discusión entre trabajadores y quienes administran el Estado cuando los sindicatos pujan por elevar hacia arriba la distribución del ingreso. Sin embargo, la voluntad de las partes en pugna de privilegiar el diálogo y de no abandonar ni vaciar el ámbito paritario allanó el camino para alcanzar una recomposición a mayo y para el primer semestre del 40 %, convirtiéndose un uno de los tres mejores acuerdos salariales docentes del país.
 
El Acuerdo contiene, además, una serie de elementos incorporados como garantía y resguardo frente a probables escenarios de alta inflación. Uno de ellos es convocar a una comisión técnica en el ámbito paritario para la segunda quincena de mayo de 2023 con el objeto de analizar la evolución del salario y la inflación. La convocatoria a paritaria en caso de que la inflación acumulada supere la propuesta vigente durante el segundo semestre en forma de continuar ubicando el salario docente por encima de la misma, etc.
 
A poco de transitar con este acuerdo los datos sobre una inflación que lejos está de ceder nos pusieron en alerta y preocupación una vez más. Es evidente que acá hay otro problema y mucho más de fondo porque el descontrol de los precios que no paran de subir tiene detrás la mano del Mercado, que está decidido a reducir al mínimo posible la presencia del Estado y sus instituciones. Veinte empresas alimenticias operan con total impunidad aumentando escandalosamente sus ganancias, amparados por medios de comunicación hegemónicos, un poder judicial que les cuida sus procederes impúdicos y una derecha conservadora y reaccionaria que ya ni pudor tienen en decir públicamente que si vuelven a ser gobierno ajustarán en educación, eliminarán las Convenciones Colectivas Paritarias, aumentarán la edad jubilatoria, reformarán el sistema previsional, reprimirán las protestas y avanzarán con la flexibilización laboral.
 
Ya lo hemos dicho, cada aumento logrado sea mucho o poco lo arrancamos a partir de semanas, meses, años de disputa. Al día siguiente un puñado de especuladores miserables, complotados con sus amigos mediáticos que no paran de mentir y sus otros amigos jueces que están más cerca de tener un prontuario en vez de honor nos siguen aumentando, descaradamente una y otra vez. Todo es excusa para seguir jugando con las necesidades y urgencias de las mayorías populares. La lluvia, la sequía, las inundaciones, el frío y el calor, la guerra y la paz, la rotación y la traslación, las gallinas estresadas. Todo les sirve para justificar el alza de los alimentos. Mientras las cerealeras no liquidan hasta no tener su propio sabor de dólar, exigen la ayuda del Estado y a la vez se esconden de las obligaciones tributarias.
 
Este es el verdadero drama del salario de los trabajadores y las trabajadoras: la especulación y la avaricia grotesca de una clase dominante que está mucho más cerca del código penal y extremadamente lejos de la democracia, objeto que aborrecen.
 
Desde esta Comisión Directiva Central de AGMER continuaremos empeñados en la pelea por salarios dignos, por encima de la inflación que garanticen el bienestar del colectivo docente y sus familias. Dando la disputa donde haya que darla, discutiendo en cada espacio que logramos conseguir, comisiones técnicas, paritarias, reclamando actualización urgente de los puntos perdidos por inflación más un monto que nos ubique por encima de la misma, demandándole al Estado que actúe con firmeza poniéndole límites concretos a la desestabilización del mercado. Lo haremos hasta que sea el mismo pueblo y el imperio de la ley y la justicia el que le ponga un freno a una derecha violenta y prepotente que esconde en sus filas a empresarios especuladores y forajidos.
 
Por todo ello, solicitamos se instrumenten desde el gobierno los mecanismos ya firmados, como resguardo y garantía de la continuidad de la discusión salarial.
 
Comisión Directiva Central | AGMER 
 

Agreganos como amigo a Facebook
12-06-2024 / 11:06
10-06-2024 / 11:06
10-06-2024 / 11:06
09-06-2024 / 20:06
Para Javier Milei, el interior provincial no parece territorio argentino: apenas figura en la planilla de liquidación de la coparticipación, que por otra parte es lo único que la Nación mantiene en su relación con las provincias. Ya no hay subsidios al transporte del interior -y el resto de las obligaciones están en retirada- ni Fondo de Incentivo Docente, ni envíos para las cajas de jubilaciones, ni partidas para obras públicas, y tienden a cero los recursos no automáticos. Nada de eso reclama el gobernador Rogelio Frigerio, que se traga el destrato de Milei inquieto por no perder más recursos nacionales.
 
Se trata de un esquema de poder nacional, centralista y porteño, que ningunea al interior. Milei parece cada vez más distante de la realidad argentina, y su Gobierno ignora las provincias. La enormidad de los distritos argentinos y la población que vive en ellas son asunto exclusivo de gobernadores e intendentes, los gestores en el barro. Esto quedó en evidencia durante la extensa crisis en la provincia de Misiones -la única asistencia fueron los gendarmes que envió Patricia Bullrich-, pero esa mirada se ratifica una y otra vez en las decisiones libertarias: desde la semana pasada ya no existe Ministerio del Interior, como tampoco existen las carteras de Obras Públicas ni de Educación. Se confirma en los papeles lo que ya se percibía en los hechos: para Milei el interior federal no existe.
 
El mes pasado, el Gobierno de Milei transfirió a las provincias, en conjunto, apenas $ 71.331 millones bajo el rubro "envíos no automáticos". Eso representa, respecto de mayo de 2023, si se considera que en los últimos 12 meses la inflación fue superior al 280%, que la caída real de estas transferencias superó el 80%. Las transferencias no automáticas van por fuera de la coparticipación, pero no representan envíos discrecionales, como sería el caso de los aportes del Tesoro nacional (ATN).

La denominación "no automáticos" engloba partidas que se fijaron en leyes o en acuerdos fiscales y que estaban, hasta el año pasado, previstas en el Presupuesto nacional. Por ejemplo, el Fondo de Incentivo Docente (Fonid), suspendido por Milei desde que asumió; fondos para salud y variadas actividades socioeducativas, y los giros a las cajas de jubilaciones no transferidas, entre las que se cuenta la de la provincia de Entre Ríos. El silencio de Frigerio relativiza la culpa unidireccional del gobierno nacional y la desvanece.

El recorte de los recursos no automáticos girados por la Nación a las provincias se inició en enero. Milei se justificó en que "no hay plata" y en la imperiosa necesidad de priorizar su objetivo de equilibrar las cuentas, al mismo tiempo que criticó a las provincias por no ajustar sus gastos y querer seguir derrochando a costa de la Nación. El argumento es falso. Por un lado, hay análisis que demuestran que las provincias, en general, concluyeron 2023 con un superávit primario. Aun si suponemos que ese resultado puede haber dependido, en muchas jurisdicciones de los ATN, la situación económica real de las provincias era más positiva que la que presenta Milei.

Por otro lado, los ingresos se generan en las provincias, ya que el Puerto de Buenos Aires no tiene campos ni industrias y las partidas no automáticas se originan en leyes o en acuerdos fiscales que no pueden ser desconocidas por Milei de manera unilateral. Las provincias afectadas deberían iniciar una demanda judicial que significaría, a futuro, una sentencia en contra de la Nación. Se trata de montos que tarde o temprano el Gobierno de Milei deberá transferir a cada jurisdicción. Por eso mismo, no son pocos los economistas que aseguran que es insostenible el superávit actual logrado en estos meses: si las provincias recibieran los dineros que se les adeudan, el excedente se esfumaría. El superávit actual se produce por el saqueo a las provincias, que Frigerio no reclama.

09-06-2024 / 12:06
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar