La Opinión Popular
                  16:58  |  Viernes 12 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
Groucho Marx dijo: "La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados". En ese punto, Javier Milei es marxista.
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 15-05-2023 / 09:05
PANORAMA POLÍTICO ENTRERRIANO

El porteño Frigerio aplaude un fallo de la Corte Suprema que agrede al interior federal

El porteño Frigerio aplaude un fallo de la Corte Suprema que agrede al interior federal
Más cantado que "Muchachos" durante el Mundial fue que dirigentes macristas entrerrianos salieran en fila a celebrar el fallo de la Corte que frenó elecciones que perdería la oposición. El primero fue el precandidato a gobernador por Entre Ríos, el porteño Rogelio Frigerio, quien le reclamó al presidente Alberto Fernández que "respete la división de poderes". "No es su función cuestionar una resolución de la Corte", agregó. Que, según la Constitución Nacional (Art. 121 y 122) tengamos un régimen federal, que cada provincia tenga autonomía, dicte sus propias constituciones y elija sus autoridades de acuerdo a las leyes y constituciones provinciales, no contaron para nada en las consideraciones de Frigerio, un típico centralista unitario.
Apenas Mauricio Macri terminó de rotular a algunas provincias como "manejadas por sistemas feudales", salieron los fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) suspendiendo las elecciones provinciales en San Juan y Tucumán. Sentencias favorables a la oposición porque se dictaron con morosidad, impidiendo cualquier posibilidad de cambiar los candidatos y reimprimir las boletas. La medida extemporánea, ya que el recurso se había presentado con anterioridad, intentó interrumpir una seguidilla de victorias electorales del oficialismo.
 
A la Corte le bastaba ponerse las pilas, cumplir con perentorios plazos legales, porque expedirse a pocos días de la elección muestra una cuota de sospechosa intencionalidad, programada desde la oposición. La pachorra artera de los cortesanos Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz y Juan Carlos Maqueda perjudicó al peronismo en beneficio de la oposición de derecha. Y lo más grave de la jugada, decidida en el puerto de Buenos Aires, es su falta de respeto al federalismo y a la voluntad popular democrática.
 
Más cantado que "Muchachos" durante el Mundial era que dirigentes macristas entrerrianos salieran en fila a celebrar el fallo de la Corte que frenó elecciones que perdería la oposición. El primero fue el precandidato a gobernador por Entre Ríos, el porteño Rogelio Frigerio, quien le reclamó al presidente Alberto Fernández que "respete la división de poderes". "No es su función cuestionar una resolución de la Corte", agregó. Que, según la Constitución Nacional (Art. 121 y 122) tengamos un régimen federal, que cada provincia tenga autonomía, dicte sus propias constituciones y elija sus autoridades de acuerdo a las leyes y constituciones provinciales y que el fallo de la Corte agrede al federalismo provincial, no contaron para nada en las consideraciones de Frigerio, un típico centralista unitario.
 
En tanto, la diputada nacional y posible precandidata a vice del porteño, Gabriela Lena, en sintonía con una oposición que se resiste a todo, fustigó al gobierno. "En la Argentina que viene no hay mas lugar para los que se creen vivos", advirtió en las redes sociales. Que este sea un fallo escandaloso, que ni siquiera se pronuncia por la cuestión de fondo, que la Corte Suprema irrumpe en medio de la campaña electoral jugando a favor de Juntos por el Cambio; de eso no dijo ni una sola palabra la radical agorilada Lena.
 
El que trató de poner sensatez en el tema fue el precandidato a gobernador de la UCR, Fabián Rogel, quien afirmó que la CSJN "rompió el principio del federalismo" con la cautelar que suspendió las elecciones. El fallo "tuvo un intervencionismo político desembozado", agregó. Rogel señaló que la Corte no puede inmiscuirse en cuestiones electorales de cada distrito. "Ha metido nuevamente la cola con un pensamiento más opositor que jurídico y tomó posición de la manera más penosa y vergonzosa respecto al derecho a la voluntad popular", cuestionó.
 
Lo que Frigerio pretende ignorar es que la Corte, después de la apertura del Juicio Político en su contra, se mostró como lo que es: un poder no judicial, sino político, en donde todas las decisiones que ha tomado han sido siempre en contra del peronismo. Son crecientes los cuestionamientos sobre su parcialidad y total falta de independencia. En este caso, los amparos estaban planteados desde mucho antes. La decisión de interrumpir las elecciones cinco días antes de que se realizaran y donde el peronismo era favorito en ambas, fue un ataque partidizado contra el Frente de Todos.
 

Los jueces cajonean expedientes, deciden a destiempo. Los plazos para una cuestión institucional tan seria no son eternos sino cortos y perentorios. Demorarlos es de irresponsables, deberían actuar con celeridad y sensatez haciéndose cargo de su eventual desidia. De haber sentenciado una semana antes, laburando como cualquier mortal, se hubieran ahorrado costos institucionales y económicos para el sistema político y para las provincias. Era técnicamente posible y jurídicamente imprescindible.
 
La intromisión arbitraria que atenta contra el federalismo, es leída como una vendetta por el impacto que produjo en la Corte la investigación que realiza la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados. Lo que parecía que no iba a trascender por la omertà cómplice de los grandes medios porteños, se convirtió en un verdadero escándalo, con tráfico de influencias y demás hechos de corrupción que fueron revelados por testigos como el ex administrador de la Corte, Héctor Marchi y otros.
 
Apenas asumió Macri como presidente, se inició la persecución judicial a exfuncionarios peronistas y, básicamente, a Cristina Fernández. Hay que recordar las situaciones inexplicables que perpetraron, como cada vez que se sorteaba una causa, que involucraba a algún funcionario K, caía siempre en el juzgado del opositor Claudio Bonadio, quien una vez llegó a citar a Cristina a ocho audiencias de imputación en un solo día. También los testimonios de empresarios, que fueron privados de su libertad, quienes revelaron que el fiscal, siempre presente en causas contra el actual oficialismo, Carlos Stornelli los habría presionado para que declaren involucrando a Néstor y Cristina, y así serían liberados.
 
La CSJN está envuelta en disputes contra el federalismo y la coparticipación beneficiando con un discutible fallo a Horacio Rodríguez Larreta, perjudicando a las provincias; restableció una ley que estaba derogada hace muchísimos años para conseguir un nuevo Consejo de la Magistratura controlado por la Corte y tantas otras tropelías. En ese marco, el macrismo entrerriano, encabezado por el porteño Frigerio, podría ir en el polémico sendero ya transitado por Juntos, de judicializar la campaña electoral si ve que el peronismo es favorito y pone en riesgo su ambición política.
 
La Opinión Popular
 

El porteño Frigerio aplaude un fallo de la Corte Suprema que agrede al interior federal 

La Corte Suprema salió a hacer política a los garrotazos
 
La Corte Suprema de Justicia de la Nación adoptó una de las medidas más extremas que puede tomar cualquier cuerpo judicial en una democracia: suspendió elecciones. Además, lo hizo pasando por encima de las atribuciones de los sistemas judiciales provinciales, asunto por demás delicado en cualquier país que se asuma como federal. Las elecciones provinciales venían desarrollándose de modo razonable, con predominio de los oficialismos locales y buenos niveles de presentismo. Distantes de la furia que trasuntan los medios dominantes porteños, de un clima de apatía "a la 2001".
 
Los Cortesanos Supremos: Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz y Juan Carlos Maqueda, consideraron que las candidaturas de los gobernadores de San Juan, Sergio Uñac, quien iba por la reelección y de Tucumán, Juan Manzur, podrían estar reñidas con lo que mandan las constituciones de ambas provincias y ordenó suspender las dos elecciones.
 
Las cuestiones federales son engorrosas, hay conflicto entre los sistemas provinciales y el nacional. La Corte intrusó en esas dos elecciones. El justicialismo era favorito en ambas. Los poderes públicos sanjuanino y tucumano decidieron, en sustancia, no confrontar con el Máximo Tribunal. En Tucumán no se vota el domingo 14. En San Juan solo se elegirán autoridades legislativas, intendentes y concejales. La gravedad de la jugada, decidida en el puerto de Buenos Aires, es una falta de respeto al federalismo y a la voluntad popular.
 
Los dictámenes de la procuradora fiscal Laura Monti aconsejaban rechazar las cautelares. No son vinculantes para la Corte Suprema pero evidencian que estas cuestiones jurídicas son opinables, polémicas. Para nada tan claras como vio la exministra Patricia Bullrich quien sinceró el veredicto en primera persona del plural: "Les frenamos las reelecciones", celebró la intromisión arbitraria y partidizada del Poder Judicial Macrista.
 
Con un manejo de los tiempos muy arbitrario, los integrantes del máximo tribunal de justicia del país adoptaron tan polémica medida a menos de una semana de la realización de las elecciones en las que todas las encuestas daban por seguros ganadores a los candidatos cuestionados, que dicho sea de paso, pertenecen al peronismo, la misma fuerza política que impulsa un juicio político contra los supremos, que van quedando desnudos por denuncias de irregularidades, despidos infundados, malos manejos en la Obra Social de los judiciales.
 
Lo que termina desnudando la intención política de los jueces es que podrían haber adoptado la misma medida mucho antes, pero prefirieron hacerlo a último momento cuando ya no había posibilidad de inhabilitar a los candidatos sin suspender las elecciones y en Tucumán no dieron marcha atrás a pesar de que Manzur se bajó de su candidatura. La cuestión judicializada se volvió abstracta, la Corte tendrá que cerrar la causa. Puede ocurrir, es más que probable, que la Corte opine distinto y se arrogue una semanas para sentenciar, demorando así el factible triunfo del peronismo.
 
En Tucumán anuncian que las elecciones serán pronto, en junio. Los de Juntos maquinan pedirle a la Corte que las lleve hasta agosto. Sería un delirio, un avasallamiento. No apueste en contra: los Cortesanos están ensoberbecidos y a la vez asediados por el juicio político, las denuncias fundadas que llueven su contra. Encerrados aunque no parezca.
 
La Corte abusó del poder al anular elecciones pero puede considerarse con facultades para revisar las candidaturas cotejándolas con las Cartas magnas provinciales. Manzur arriesgó al presentarse. Asumía una postura discutible, sabía (tenía que saber) que la Corte es opositora, al mango. Se jugó contra un rival poderoso, desprovisto de escrúpulos.
 
En el caso de Tucumán hubo una demanda que entró a la Corte el 1 de diciembre de 2022, volvió con dictamen de la Procuración General el 16 de febrero y la Corte no hizo nada. La candidatura de Manzur se oficializó el 19 de abril, el tribunal tampoco entonces actuó. Prefirió abocarse a un expediente posterior, presentado el día 20 de abril y se tomó 20 días para sacar una cautelar que podría haber emitido mucho antes.
 
Pero lo que más debería preocupar es la tendencia que muestra esta composición cuestionada de la Corte Suprema a entender que prácticamente todo lo que ocurre en el universo de la política se encuentra comprendido dentro de sus competencias originarias.
 
En ese sentido cabe resaltar que la Constitución Nacional reconoce que las provincias son preexistentes a la Nación y establece taxativamente que estas se reservan el derecho de regirse por sus propias instituciones locales y elegir a sus autoridades sin injerencia del gobierno federal.
 
Tanto en Tucumán como en San Juan, los derechos electorales de los candidatos fueron reconocidos por los tribunales de justicia provinciales, algo que no importó demasiado a los jueces de la Corte que atropellaron igual. Nada de esto implica que la cuestión de fondo no merezca un debate profundo, pero las formas, los procedimientos y los tiempos en los que actúa la Corte volvieron a generar fundadas sospechas de favoritismo político.
 
En definitiva, si Juntos por el Cambio y los jueces supremos (que coinciden casi siempre) entienden que las provincias deberían establecer límites más claros a las pretensiones reeleccionistas de sus gobernadores a efectos de garantizar el funcionamiento del sistema republicano, el asunto debería ser tratado en los tiempos y formas apropiados y respetando las competencias que les corresponden a la Nación y a las provincias.
 
Hacerlo como lo hicieron se parece más a una zancadilla política que a una decisión en pro de la calidad institucional de las provincias. La Constituciones provinciales son soberanas para escoger su sistema de representación. La intervención de los poderes nacionales es factible pero no automática, debe partir del respeto a las autonomías locales.
 

El porteño Frigerio aplaude un fallo de la Corte Suprema que agrede al interior federal 
 
La Corte Suprema es el brazo ejecutor de la oposición antiperonista
 
Luego del cimbronazo por el antidemocrático fallo de la Corte Suprema de Justicia, que suspendió las elecciones cinco días antes de realizarse, impidiendo cualquier posibilidad de cambiar los candidatos y reimprimir las boletas, no hace más que incrementar la desconfianza hacia quienes conducen la Justicia nacional. Es que cuatro tipos que no fueron elegidos por el pueblo, integrantes del máximo tribunal que enfrentan un proceso de juicio político en la Cámara de Diputados, se quieren llevar puesto el proceso electoral. Creen que pueden hacer lo que se les cante, incluso proscribir a Cristina.
 
El presidente Alberto Fernández advirtió que la Corte Suprema "se ha convertido en el brazo opositor y de los grupos concentrados del poder económico y mediático", y dijo que la decisión de suspender las elecciones "deja a la democracia como rehén de un grupo de jueces" y advirtió que los magistrados designados por decreto por Mauricio Macri durante su gestión "siguen respondiendo a las órdenes" del exmandatario. Llamó así a las cosas por su nombre. Dejó en claro que la decisión de la Corte es antidemocrática, que responde a los intereses de Juntos por el Cambio, y que intenta frenar los triunfos del peronismo en las provincias de San Juan y Tucumán.
 
Frente a la intromisión en dos provincias que le son adversas políticamente, el Presidente anunció que la decisión de la Corte se sumará como causal de remoción en el juicio político contra los supremos que debate el Congreso. El rechazo al fallo incluyó comunicados y declaraciones de gobernadores y referentes del Frente de Todos, de la CGT y las Madres de Plaza de Mayo, entre otros.
 
En Casa de Gobierno explican que no pudieron adelantar la jugada del tribunal supremo porque "es una Corte que está loca". Remarcan que "no puede ser" lo que hizo su presidente, Horacio Rosatti, que fue a una reunión en la Cámara de Comercio de Estados Unidos, habló allí de temas económicos y después sacó esa resolución política. "Es todo una locura. Son cuatro truhanes con comportamientos mafiosos", disparan. "No tiene autoridad, ni facultades, ni conocimientos para opinar sobre el rumbo de la política económica del gobierno", dijo el Presidente sobre el cortesano Rosatti.
 
También destacan que, mientras se conocía el fallo, el ex administrador de la Corte, Héctor Marchi, denunciaba ante la comisión de juicio político que Rossati "recibía sobres", haciendo referencia a corrupción en contratos para negociar fallos. "Con esto sacaron el foco de ese escándalo y de tantas otras cosas como lo de los teléfonos de Gerardo Milman que fueron borrados en las oficinas de Patricia Bullrich", subrayan.
 
Desde el oficialismo consideran que la respuesta a este fallo político y al avance del Poder Judicial sobre el resto de los poderes se debe dar "en las calles", como ocurrió ante la sentencia del "2x1", que buscó beneficiar a represores de la dictadura. "Como lo hicimos cuando salimos a la calle en los 80 para defenderla, vamos a responder con más democracia. Necesitamos más representantes comprometidos con la democracia, más ciudadanos movilizados por una democracia plena y participativa para salir de este círculo vicioso", dijo Alberto. Una fecha posible para esa movilización es el 25 de mayo, con el acto en conmemoración la asunción de Néstor Kirchner como presidente.
 
La alianza anti peronista opositora Juntos por el Cambio, mientras tanto, siguió aplaudiendo y festejando el fallo como propio y señalando a los jueces de la Corte como si fuesen parte de un mismo equipo amarillo. Macri reivindicó la arbitrariedad judicial y celebró alborozado el fallo partidizado de la Corte que frenó el anunciado triunfo peronista en San Juan y Tucumán.
 

El porteño Frigerio aplaude un fallo de la Corte Suprema que agrede al interior federal 
 
Repudio de Bordet y Bahl a la intromisión del Poder Judicial en las provincias
 
La voluntad de tres cortesanos supremos, que nadie votó, prevaleció sobre cualquier otra, incluyendo los poderes provinciales y federales elegidos por el pueblo. Frente a ello, el gobernador Gustavo Bordet criticó la arbitraria decisión de la Corte Suprema de Justicia de suspender las elecciones en San Juan y Tucumán. También el intendente de Paraná, Adán Bahl, reprochó el fallo.
 
La arbitraria suspensión de las elecciones de Tucumán y San Juan, quedaron en claro tras las declaraciones de Patricia Bullrich al respecto. Impunemente la presidenta del PRO dio pruebas de la unión que tienen con la Corte Suprema en detrimento de las provincias y en beneficio del poder centralizado porteño de la oposición. "Frenamos las elecciones", dijo en un descarado atentado a la democracia y el federalismo.
 
De esta manera no solo el escándalo se centra en la suspensión de las elecciones a 5 días de las mismas, sino que Juntos por el Cambio, que esperaba una derrota en esas provincias, celebra haber logrado que la Justicia macrista las suspendiera beneficiando sus intereses partidarios.
 
En ese marco, el gobernador Bordet criticó la decisión de la Corte Suprema de Justicia de suspender las elecciones en San Juan y Tucumán. "Es de suma preocupación para la democracia que elecciones de dos provincias sean suspendidas a sólo cinco días de realizarse. Tanto la judicialización de la política como la politización de la justicia debilitan las instituciones democráticas y generan incertidumbre", expresó el mandatario.
 
En otro mensaje, Bordet agregó: "Mi solidaridad y apoyo a las provincias hermanas de #Tucumán y #SanJuan. Si no se respetan los mecanismos institucionales de las provincias no hay federalismo en Argentina. Algo que parecen desear dirigentes centralistas que menoscaban los distritos en los que no gobiernan ellos".
 
También el intendente de Paraná, Adán Bahl, reprochó el partidizado fallo de la Corte Suprema de Justicia que resolvió suspender las elecciones en San Juan y Tucumán. El presidente municipal y precandidato a la Gobernación se expresó al citar un tuit del gobernador Bordet.
 
"El que elige es el pueblo y ese es un derecho que a los argentinos nos costó mucho conseguir. A 40 años de la recuperación de la democracia, no podemos permitir que el voto popular sea puesto nuevamente en cuestión", sostuvo Bahl.
 
Y completó: "El federalismo y la división de poderes son principios constitutivos de nuestra República y están plasmados en nuestra Constitución. Defendámoslo. No a la intromisión del poder judicial en las provincias".
 

El porteño Frigerio aplaude un fallo de la Corte Suprema que agrede al interior federal 
 
Enrique Cresto: Hay intencionalidad política en la suspensión de las elecciones en Tucumán y San Juan
 
La Corte Suprema macrista decidió por sí y ante sí que dos provincias del país no puedan hacer su elección como estaba prevista en ejercicio de la autonomía de las provincias que es el corazón del espíritu de la constitución nacional. Se trata de dos provincias cuyos resultados, según todas las encuestas, sería favorable al peronismo.
 
Frente a tamaño desatino, el intendente de Concordia, Enrique Cresto, se manifestó en sus redes sociales: "Nos solidarizamos con los compañeros gobernadores Juan Manzur y Sergio Uñac ante la intromisión de la Corte de Justicia de la Nación en el proceso democrático electoral en estas provincias hermanas", apuntó el jefe comunal.
 
El máximo Tribunal de Justicia lo hizo al hacer lugar a sendas medidas cautelares solicitada por la oposición. El primer requisito para avanzar en el análisis del tema fue pedirle a esas provincias informes de la situación que deberán entregarse en los próximos cinco días. Por lo tanto, las elecciones fueron suspendidas hasta tanto la Corte dicte sentencia sobre el tema. Pidió informes innecesarios, chicaneros, y es verosímil que sentencie antes de fin de mayo o a principios de junio.
 
"El impedimento de llevar adelante los comicios, a días nada más de estas definiciones tan importantes para los tucumanos y sanjuaninos, es claramente una acción teñida de intencionalidad política que afecta la autonomía de las provincias y lesiona el espíritu federal de nuestra República", agregó Cresto en Twitter.
 
"Adherimos y respaldamos las expresiones del Gobierno Nacional en tal sentido, en la convicción de que no debemos guardar silencio cuando se trata de defender el derecho a elegir y la legitimidad democrática de los procesos electorales", concluyó.
 
Mientras tanto, el Gobierno Nacional repudió por considerarla como "una clara intromisión en el proceso democrático y la autonomía de las provincias" frente a "posibles triunfos del peronismo" en esas jurisdicciones.
 
La Opinión Popular
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar