La Opinión Popular
                  03:37  |  Lunes 26 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Sepan ustedes que la revolución libertadora se hizo para que en este país el hijo del barrendero, muera barrendero”. Contraalmirante Arturo Rial.
Recomendar Imprimir
Nacionales - 14-05-2023 / 11:05
LAS CLAVES DEL VOTO EN LA PAMPA, SALTA Y TIERRA DEL FUEGO. SAN JUAN, EN PARTE

Qué se define en el Súper Domingo interferido por la Corte Suprema macrista

Qué se define en el Súper Domingo interferido por la Corte Suprema macrista
El sistema democrático está frágil, puede zozobrar. Es destructivo que tres multimillonarios en la Corte, encerrados en un frasco, intefieran sin previo aviso ni debate social atrasando un hecho colectivo auspicioso. Máxime porque podrían haber evitado daños laburando en tiempo y forma.
La ciudadanía de La Pampa, Salta, y Tierra del Fuego elige sus autoridades provinciales, en condiciones no alteradas por la intromisión de la Corte Suprema de Justicia. En las tres asoman como favoritos los oficialismos locales, prolongando la tendencia. En San Juan sí intrusaron los Supremos, se suspendió la votación a gobernador, se realizan las de intendentes, legisladores provinciales, concejales. En Tucumán, nada de nada.
 
Los clichés a veces son didácticos. La expresión "en tiempo y forma", propia del dialecto judicial, es precisa. Las decisiones o los actos procesales para tener valor deben ceñirse a las normas y realizarse a tiempo. "La Justicia" tardía no es justicia, otro lugar común certero.
 
La Corte pudo y debió resolver días o semanas atrás la cuestión principal, validez de las candidaturas del gobernador tucumano Juan Manzur y su par sanjuanino, Sergio Uñac. Le bastaba ponerse las pilas, cumplir con perentorios plazos legales.
 
Intérpretes tan diversos como el fiscal federal Federico Delgado, los juristas Domingo Rondina y Andrés Gil Domínguez, las abogadas Graciana Peñafort y Natalia Volosin concuerdan en que es muy grave suspender elecciones. La Corte prepoteó con la ostensible intención de mostrar que tiene las togas más grandes. Ningún abogado con experiencia en Tribunales defendió a los Supremos. Incluso se fisuró el frente de letrados macristas: Félix Lonigro le negó razón al Tribunal.
 
El abuso de las medidas cautelares es una de las veinte plagas que corroe al sistema democrático. Las huestes de Juntos por el Cambio (JxC) se entusiasman: van por más. Lusers seriales formoseños difunden que acudirán a la Corte para impugnar la reelección del gobernador Gildo Insfrán. El senador radical Luis Naidenoff se mueve entre bambalinas, está excitado desde que algún enviado le susurró la posibilidad de ser candidato a vicepresidente de la exministra Patricia Bullrich. Es imaginable que tire la piedra y esconda la mano.
 
Siempre hay ONGs de abogados procesistas dispuestas a auxiliar a los apóstoles del sistema democrático. La jugada parece inviable, incluso para nuestra Corte de los milagros. Las cautelares sobre San Juan y Tucumán invocaban violaciones de las respectivas constituciones, que limitan el número de reelecciones. La de Formosa, las habilita. Las circunstancias son harto diferentes.
 
Si algo abunda en el Ágora son chantas hablando de Derecho sin saber. Es gratis o a veces rentado. La grita de los medios dominantes y de redes sociales suma falacias, disfrazadas de argumentos. ¡La Constitución nacional veda los mandatos por tiempo indefinido! proclaman y mienten. Los diputados y senadores pueden ser reelegidos indefinidamente (artículo 46 y 50 CN). Los jueces no son reelegibles... son vitalicios. Cuac.
 
La Constituciones provinciales son soberanas para escoger su sistema de representación. La intervención de los poderes nacionales es factible pero no automática, debe partir del respeto a las autonomías locales... La seguimos otro día. Volvamos a los comicios, empezando por donde hoy no hay.
 

 
Perdidos en las cerrazones: 
  
El gobernador Juan Manzur se postulaba como compañero de fórmula de Osvaldo Jaldo. La resolución de la Corte sorprendió a los compañeros tucumanos. Felipe Yapur contó bien las tratativas dentro del justicialismo provincial. Cundía un parecer favorable a la retirada de Manzur, no compartido por éste. En definitiva, atendió razones, retiró su postulación ("se bajó", en jerga). No le agradó, pensaba y piensa que le restaría poder.
 
Manzur afirmó que la cuestión judicializada se volvió abstracta, que la Corte tendrá que cerrar la causa. Puede ocurrir, es más que probable, que la Corte opine distinto y se arrogue una semanas para sentenciar.
 
En cualquier caso, hace falta tiempo para consagrar formalmente al nuevo candidato, que lo aprueben las autoridades partidarias, que se impriman las boletas. Laburo para imprenteros, inversión en papel... las boletas son numerosas y largas en el Tucumán querido. 
 
El sistema de "acoples" promueve elevado número de candidaturas. Y, dicho sea al pasar, entorpecía que se separaran los comicios como en San Juan dejando pendientes las de gobernador y vice. Con ley de Lemas, puede funcionar... con acoples es imposible.
 
Manzur anuncia que las elecciones serán pronto, en junio. Los cambiemitas maquinan pedirle a la Corte que las lleve hasta agosto. Sería un delirio, un avasallamiento. No apueste fortunas en contra: los cortesanos están ensoberbecidos y a la vez asediados por el juicio político, las denuncias fundadas que llueven su contra. Encerrados aunque no parezca.
 
Las internas peronistas post fallo en San Juan y Tucumán corroboran que la política existe y que la vida sigue su curso. La Corte abusó del poder al anular elecciones pero puede considerarse con facultades para revisar las candidaturas cotejándolas con las Cartas magnas provinciales. Manzur arriesgó al presentarse. Asumía una postura discutible, sabía (tenía que saber) que la Corte es opositora, al mango. Se jugó contra un rival poderoso, desprovisto de escrúpulos.
 
Los memoriosos evocaron al presidente Néstor Kirchner exigiendo en 2006 al bonaerense Felipe Solá y al jujeño Eduardo Fellner que desistieran de buscar sus reelecciones a gobernador en circunstancias discutibles. Ni calcadas a la de Manzur o  a la de Uñac ni tan diferentes. NK reaccionó ante la consulta popular en Misiones que se pronunció contra una reforma Constitucional favorable a las re-re de Carlos Rovira. El entonces presidente detectó un clima de opinión nacional adverso y se anticipó preventivamente al contagio. Solá y Fellner acataron a la conducción. Solá se enojó para siempre o casi. Con otro temperamento Fellner se alineó sin corcoveos.
 
Lo que interesa, mirado desde hoy, es que la conducción política nacional sirvió para ordenar las provincias y pavimentar el camino a numerosos triunfos en las elecciones de 2007. En nuestra época, con el presidente Alberto Fernández como titular del PJ, es imposible reiterar el precedente hábil y sistémico. Los liderazgos, bien ejercidos, lubrican el funcionamiento del sistema político. La falta de conducción... ay, ay, ay.
 
**


San Juan, desdoblamiento interno: 
  
Hace contados meses varios gobernadores peronistas sumaron sus firmas al pedido de juicio político a la Corte. El sanjuanino Uñac amagó y rehusó, a la hora señalada. Los compañeros gobernas lo cuestionaron y sospecharon que era un guiño para que los Supremos no bocharan su candidatura. La Corte todavía no se expidió sobre la cautelar. Pidió informes innecesarios, chicaneros. Todo modo, es verosímil que sentencie antes de fin de mayo o a principios de junio. 
 
En San Juan rige la Ley de Lemas, un método embrollado que unifica las primarias y las generales. La interna peronista enfrenta a Uñac contra el diputado y exgobernador José Luis Gioja. Con su estilo campechano y no estridente, Gioja recriminó en conjunto a la Corte por usurpar poder y a Uñac por presentarse sin derecho. El actual mandatario esperará el veredicto supremo, alega que no vulneró su constitución. Un revés sería doloroso para él, impredecible el impacto en las futuras competencias interna y provincial con un reemplazante.
 
Muy pocos juristas se interesaron en estudiar los dos casos en que interviene la Corte. Uno de ellos, Mauro Benente, explica que la presentación de Uñac es lícita, a la luz de la Constitución de su provincia. Entre los apologistas de la Corte nadie hizo el esfuerzo de estudiar, lo suyo es el prejuicio.
 
Las otras categorías se votan hoy, el peronismo imagina un triunfo. Se homologa la elección a una encuesta masiva pero la gente de a pie votando es algo más contundente que cualquier sondeo. El escenario futuro, abierto. Habrá que ver.
 
Se usarán las boletas que estaban listas para el Super Domingo federal y normal, esto es con Uñac y Gioja encabezando las listas peronistas para otros cargos. Juntos por el Cambio lleva cuatro sublemas con sus respectivos candidatos (ver nota de Felipe Yapur).
 
**
 
Los idus de junio: 
  
Manzur guarda silencio mientras mantiene en pie la intención de ser precandidato a vicepresidente desde su desembarco en el gabinete nacional después de las Primarias Abiertas (PASO) de 2021. Encarga encuestas desde ese pasado remoto, no estaría midiendo pero subsiste el optimismo de la voluntad. Quizá lo favorezca un éxito en Tucumán mediando su renuncia previa. Necesita que eso suceda antes de fin de junio, del cierre de listas para las PASO y las generales de Nación.
 
Las cuentas regresivas recorren la vasta y bella geografía patria. En Santa Fe, contrarreloj, el gobernador Omar Perotti consumó un enroque que mejora algo sus perspectivas. No puede ser reelecto, postulaba al ministro Roberto Mirabella, hombre de su confianza que no "movía la aguja". A último momento convenció al senador Roberto Lewandowski a representar a su fracción en las PASO santafesinas. Lewandowski, periodista de reciente paso a la política, goza de popularidad reconocida por todas las fracciones del peronismo. En la siempre transitoria foto de hoy queda favorito para la interna. Sus adversarios se la facilitan yendo en distintas listas. El diputado nacional Marcos Cleri apoyado por la Cámpora, el diputado provincial Leandro Busatto, que representa a La Corriente que lidera el ministro Agustí Rossi, y el diputado Eduardo Toniolli apoyado por el Movimiento Evita. La fragmentación de los compañeros rivales favorece a Perotti, aupado por el ministro de Economía Sergio Massa.
 
Juntos por el Cambio confluye con sectores del socialismo y el radicalismo, armando una nueva coalición, el Frente de Frentes. Pinta como un hueso duro de roer. La zona núcleo siempre le cuesta al peronismo. El resultado del año 2019 fue una excepción en Santa Fe.
 
**
  
Habas porteñas y amarillas: 
  
El Frente de Todos no termina de encaminar el armado para agosto y octubre. La inflación erosiona las chances de cualquiera de sus candidatos. A menudo parece que las mejores noticias le llegan desde la principal oposición. El internismo, los conventillos, las reuniones fallidas y sobreactuadas erosionaron las chances de los cambiemitas que a principios de este año imaginaban ganar por goleada. Ahora, dudan, miran con temor al diputado Javier Milei, ventilan broncas, se "sacan".
 
El colmo de las torpezas es porteño. Nadie, pero nadie de veras, fabulaba que el PRO tendría complicaciones en el terruño, el domicilio existencial, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Le es fiel desde hace 16 años. ¿Un feudo? ¿un electorado cautivo? Ja, ja. Por lo pronto, un distrito cuya población apenas crece, en el que los adversarios no terminan de afirmarse. El jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta no tuvo destreza para instalar un sucesor o sucesora con conocimiento público y legitimidad. 
 
El intendente bonaerense Jorge Macri corporiza un experimento de su primo el expresidente Mauricio, viene cuesta abajo. Los fallos recientes de la Corte amenazan la tentativa de mudanza cruzando la avenida General Paz. La exgobernadora María Eugenia Vidal perdió su estrella desde que cayó goleada en Buenos Aires... El espacio está vacante.
 
Los cambiemitas, a diferencia de los peronistas, se juntan a cada rato. Hoy en día los resultados de reunionistas versus no reunionistas se asemejan demasiado. De nuevo: la cuenta regresiva apremia, todes tendrán que despabilarse.
 
**
  
Recalculando y valorando: 
  
Retomemos el hilo conductor de los reproches a la Corte. ¿Por qué se considera tan grave suspender dos elecciones en las que iban a pronunciarse cientos de miles de argentinos? Usted me dirá que la pregunta incluye la respuesta. Desde ya. Permítame extenderla un poco.
 
La Argentina atraviesa un conjunto de crisis simultáneas que acentúan los daños de la pandemia, de la guerra entre Rusia y Ucrania, la sequía. Enumeramos sin agotar la lista. Deuda externa exorbitante e incumplible. Restricción externa. Inflación galopante y espiralada. Crisis de legitimidad de los tres poderes del Estado. Angustia, atonía y mal humor o indignación ciudadanas. Emerge un candidato facho, incontinente verbal, violento, misógino que promueve la venta de órganos humanos y la dolarización. Parece que esa prédica insensata cuela.
 
La entropía y la apatía acechan más que un hipotético estallido social. Mucho más, intuye quien les habla.
 
Cito por una vez a Sergio Massa, adopto un cachito el lenguaje coloquial. No tenemos lugar para un quilombo más. Ni es joda el malestar masivo. Ni está firme el sistema: hace falta apuntalarlo y no serrucharlo.
 
Digan lo que digan los "contra mayoritarios" (el nombre es arquetipo de la cosa) es esencial que la gente común vote, se exprese, participe. Es condición necesaria en grado extremo para que sobreviva la democracia. No es joda suspender en tiempo de descuento dos elecciones cuando había centenares o miles de personas que ajustaron sus agendas para ser autoridades de mesa o fiscales, deberes cívicos. 
 
No es joda cambiar de fecha como quien cambia de corbata ante una ciudadanía descreída. Menos si los magistrados no explican lo que hicieron, no se exponen a entrevistas, ni a debates públicos. "Hablan" mediante fallos crípticos que casi nadie lee.
 
El sistema democrático está frágil, puede zozobrar. Es destructivo que tres multimillonarios encerrados en un frasco intefieran sin previo aviso ni debate social atrasando un hecho colectivo auspicioso. Máxime porque podrían haber evitado daños  laburando en tiempo y forma.
 
Ojalá que, pese a esa conducta repudiable, las poblaciones sigan votando con buena participación y jornadas plenas de civismo. Ojalá suceda ahorita mismo en La Pampa, Salta. Tierra del Fuego. Y en el comicio incompleto de San Juan, otro capítulo para el libro Guiness criollo.
 
Por Mario Wainfeld
 
Fuente: pagina12.com.ar
 

Agreganos como amigo a Facebook
25-02-2024 / 07:02
"No hay recursos. Faltan designaciones. La mitad del ministerio está paralizada. Así el Estado no funciona", reclamó un ministro en el momento más álgido de una reunión de gabinete que había subido de tono. Durante la mayor parte de esos encuentros, Javier "el Loco" Milei escucha en silencio. Muchas veces pierde la atención en la pantalla de su celular.
 
En su lugar contesta Santiago Caputo: "¿Cuál es el problema de que el Estado no funcione? Nosotros no queremos que funcione el Estado, queremos destruirlo. El Estado es nuestro enemigo". El presidente levantó la vista del teléfono y sonrió, encantado con la respuesta. La anécdota, que tiene algo más de quince días, la escribió esta semana el periodista Mariano Obarrio y la confirmaron dos testigos presenciales.
 
En menos de tres meses de gobierno Milei se convirtió en un peligro para la integridad nacional. El rumbo que tomó no tiene antecedentes. Más allá de las nomenclaturas ideológicas (neoliberal, neoconservador, neofascista, anarcocapitalista, libertario, aceleracionista), la característica distintiva de su gobierno reside en un profundo espíritu antiargentino que contamina cada una de sus decisiones y sus actos.
 
La motosierra que blande desde Olivos no poda tan sólo páginas en el presupuesto. También, o debería decir fundamentalmente, cercena las capacidades y responsabilidades fundamentales del Estado nacional: proveer servicios básicos, consolidar la soberanía territorial, acuñar su moneda y representar los intereses comunes ante otros países y ante las provincias.
 
La idea misma de Nación parece ajena a sus designios. Sus ínfulas místicas, que le dictan una misión divina infundida en pretensiones fundacionales, están atadas a una ideología, no a un país. Milei se percibe como economista de la escuela austríaca antes que como argentino. Su afán de trascendencia se desprende de esa lógica.
 
No es una oscura conspiración a espaldas del pueblo sino la regla que guía, en forma transparente, cada acto de su gestión. La visita del secretario de Estado yanqui, Antony Blinken, al balcón de la Casa Rosada, es el ejemplo perfecto de esa perversión de los atributos nacionales, aunque no el único. Se trata de la misma pulsión que rige la enloquecida pelea sin cuartel de Milei contra los gobernadores y contra el Congreso. Y que diseña su agenda internacional.
 
A esta altura es difícil encontrar alguien que niegue lo evidente: Milei no está apto para conducir los destinos de este país que no comprende, ni quiere, ni respeta. La pregunta del millón desde el 10 de diciembre es cuánto puede durar semejante experimento y en los últimos días comenzó a encontrar respuestas.
 
Incluso antes del principio de marzo, que era la fecha prevista en casi todos los pronósticos para un recrudecimiento de las tensiones, esta semana la agenda ya adoptó el ritmo de un país en conflicto: miércoles paro de transporte, jueves paro de sanidad, viernes corte de rutas y avenidas, lunes paro de docentes. El peronismo comenzó a acelerar los pasos de su recomposición política. Macri le bajó el pulgar al mandatario y activó su plan B. Los acontecimientos se precipitan.
 

24-02-2024 / 12:02
La disputa entre el Interior Federal y el puerto de Buenos Aires, con los gobernadores provinciales de todos los signos políticos sublevados, tuvo un nuevo y escandaloso capítulo ayer, con visos de ruptura. El puntapié lo dio el gobernador de Chubut, Ignacio "Nacho" Torres, quien atacó duramente a Javier "el Loco" Milei por la retención de $3000 millones por día de la coparticipación federal, en represalia por el reclamo por el subsidio al transporte y amenazó con "cerrar la válvula" que permite que la producción petrolera que genera esta provincia llegue al resto del país.
 
Se desató así una escalada de declaraciones y amenazas entre el gobierno nacional y el gobernador de Chubut, hasta ayer aliados, que ha puesto en evidencia la tremenda debilidad del gobierno de confundido Milei tras la derrota de la ley ómnibus en el Congreso nacional. A estas declaraciones de guerra de Torres y Milei se han sumado los gobernadores de Neuquén, Río Negro, Santa Cruz y Tierra del Fuego, exigiendo la devolución de los fondos para subsidiar el transporte bajo amenaza de cortar el petróleo y el gas.
 
"Si para el miércoles no nos quitan la pata de encima, no va a salir un barril más de petróleo de Chubut para la Argentina", había lanzado Torres. Y en el documento firmado también por los gobernadores Gustavo Melella (Tierra del Fuego), Claudio Vidal (Santa Cruz), Sergio Ziliotto (La Pampa), Rolando Figueroa (Neuquén) y Alberto Weretilneck (Río Negro), expresaron: "Hoy la provincia de Chubut está padeciendo las represalias que se anunciaron luego de que cayera el tratamiento de la Ley Ómnibus. En febrero, el Ministerio de Economía nos retuvo ilegalmente $13.500 millones, más de un tercio de nuestra coparticipación mensual", denunciaron.
 
El gobernador Axel Kicillof, sumó su apoyo a la misiva, al igual que Martín Llaryora, de Córdoba; Gerardo Zamora, de Santiago del Estero; Gildo Insfrán de Formosa; Ricardo Quintela, de La Rioja. Pero lo que más ruido provocó fue el texto conjunto de los gobernadores de Juntos por el Cambio: "el Gobierno Nacional debe cumplir con la Constitución y enviar urgentemente los recursos coparticipables que le pertenecen a la provincia (de Chubut)". Lleva la firma de Jorge Macri (CABA), Leandro Zdero (Chaco), Gustavo Valdés (Corrientes), Rogelio Frigerio (Entre Ríos), Carlos Sadir (Jujuy), Alfredo Cornejo (Mendoza), Marcelo Orrego (San Juan), Claudio Poggi (San Luis) y Maximiliano Pullaro (Santa Fe).
 
Además, la consistencia política del Gobierno se empantanó por el fracaso la eventual fusión con Mauricio Macri que era presentada como la posibilidad de aumentar el "volumen político" y parlamentario de Milei; luego del fracaso de la Ley Ómnibus que abrió una crisis y un enfrentamiento en el seno del gabinete (hasta se acusan de espiarse con los servicios de inteligencia); el Decreto de Necesidad y Urgencia está trabado en la Justicia y Milei se encarga de dinamitar todos los puentes con gobernadores y con la oposición colaboracionista que no sabe cómo hacer porque no la dejan colaborar. El radical De Loredo hasta se puso a llorar porque el gobierno del anarco capitalista "no se deja ayudar".
 
Esta crisis, por la rebelión de los gobernadores, abre la posibilidad de que se desarrolle un aprieto de gobernabilidad, con un Milei violento que ataca a los gobernadores, a los docentes, a los estatales, impone tarifazos y ajuste fiscal, recesión, todo a la vez.
 
La Opinión Popular
 

24-02-2024 / 09:02
Javier "el Loco" Milei liberó el precio de los alimentos que aumentaron hasta más del 400 por ciento y suspendió los envíos a 44 mil comedores populares. Es lo más parecido a sacarles el paracaídas a cientos de miles de argentinos y lanzarlos al vacío. Este gobierno llevó a la mayoría de los argentinos a la pobreza y los trató como vagos que no trabajan y viven del Estado.
 
La desesperación en los barrios humildes hizo que aumentaran los necesitados y desbordaran los comedores que aún funcionan, pero sólo pueden dar una comida y no todos los días a base de donaciones y de un enorme esfuerzo solidario. Otra vez la Argentina solidaria del pueblo frente a un gobierno empobrecedor y de los poderosos.
 
La catástrofe logró que se unieran los movimientos sociales de todos los colores, independientes, peronistas, trotskistas o autonomistas y marcharan en distintas ciudades del país. En CABA manifestaron hacia el Ministerio de Capital Humano entre forcejeos y gas pimienta con el que miles de policías de la Ciudad trataron infructuosamente de impedir que la multitud cortara el tránsito.
 
"¿Sabés cuánto vale un kilo de carne?". "No, porque yo no hago las compras", respondía el candidato Milei al periodista de Crónica en octubre del año pasado. "¿Sabés cuánto vale un boleto mínimo?", mirada perdida, trata de inventar y desiste: "No" responde Milei. El periodista insistió con el kilo de pan y la jubilación mínima y la respuesta fue la misma.
 
El tipo no sabía un pepino de la vida los argentinos de a pie, muchos de los cuales lo votaron para que les solucione esos problemas de los que el personaje no tenía la menor idea. "Porque yo miro los números agregados", trató de explicar.
 
Resulta un poco violento el encuadre entre el que votó al boleo y el candidato que no sabía los problemas de la gente. Cuando este tipo habla de libertad o de problemas se refiere a la libertad y los problemas de las corporaciones y no de la gente. Los pobres, o sea el 58 por ciento de los argentinos, no son "gente de bien", son vagos que prefieren no trabajar, según la cosmovisión de estos personajes.
 
Si cuando era candidato, el precio de la carne o del colectivo no estaba en su agenda de problemas, no resulta extraño que ahora no tenga la más mínima idea del infierno al que arrastró a la mayoría de los habitantes de este país.
 
Los recontraoficialistas de TN lo entrevistaron esta semana. Le señalaron que el aumento a los jubilados, de 27,18 por ciento, está muy por debajo del 60 o 70 por ciento de la inflación del trimestre. Este Presidente nefasto le repreguntó: "¿Cuál es el sector etario que tiene menos pobres, en proporción?" El abatatado periodista le contestó: "los jubilados".
 
Estos tipos viven en Narnia. El 49 por ciento de los jubilados cobra el haber mínimo, el 16 por ciento más de uno y menos de dos. Otro 10 por ciento cobra dos haberes mínimos. Todos esos están por debajo de la línea de pobreza y muchos del resto, que perciben más de las dos mínimas, también lo están.
 
Nadie puede predecir en qué momento el humor social llegará a su punto de hervor. Pero este gobierno está haciendo todo lo posible para que sea lo antes posible. La sociedad está sufriendo y la paciencia tiene un límite. Cualquiera lo sabe. Después de felicitarlo, la número dos del FMI, Gita Gopinath, le expresó esa preocupación a Milei.
 

23-02-2024 / 08:02
Organizaciones sociales y piqueteras realizarán este viernes una jornada nacional de protesta con 500 cortes en todo el país a fin de reclamarle el Gobierno nacional alimentos para los comedores populares. A través de una conferencia de prensa que brindaron en el Obelisco porteño, movimientos sociales de izquierda y peronistas sellaron la unidad para impulsar juntos una movilización que busca visibilizar los recortes que están sufriendo los 44 mil comedores comunitarios.
 
Esta medida de fuerza es la primera desde la asunción del presidente, Javier "el Loco" Milei, donde van a confluir organizaciones sociales ligadas al Peronismo, como la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) y la Corriente Clasista y Combativa (CCC); y las que se identifican con la izquierda, como es el caso del Polo Obrero (PO).
 
"Vamos a ir a reclamar con una enorme delegación de compañeras que realizan la tarea de los merenderos y va a haber cortes en todo el conurbano", expresó el dirigente del PO, Eduardo Belliboni. "De una punta a la otra del movimiento piquetero y de desocupados de todas las organizaciones sociales nos unimos en una acción sin precedentes. Salimos a luchar para que le devuelvan la comida a los pibes de los comedores populares", agregó.
 
Mediante un comunicado, las agrupaciones denunciaron que no reciben "ni un kilo de alimentos" y que la falta de "diálogo" con el Ministerio de Capital Humano que conduce Sandra Pettovello ha llevado al "desabastecimiento" de los comedores comunitarios.
 
"Con un índice de pobreza de casi el 60 por ciento, una inflación del 20,6 por ciento en enero y una interanual del 254,2 por ciento, el Gobierno decide eliminar la última barrera de contención que tienen las familias más empobrecidas, la asistencia alimentaria", manifestaron las organizaciones sociales.
 
La protesta contará con concentraciones en distintos puntos de acceso a la ciudad y en el interior del país, pero el epicentro será el edificio de Juncal y Carlos Pellegrini, lugar donde la ineficiente ministra Pettovello tiene sus oficinas. Esta aseguró que no recibiría a "referentes" de organizaciones, pero sí a "los que tienen hambre". Al día siguiente, no recibió a ninguna de las personas que hicieron 27 cuadras de fila.
 
Con lo que quedó demostrado que no les molesta la intermediación, les molesta la organización y el poder popular y el de la clase obrera. Les molesta la justicia social y la lucha por las reivindicaciones populares, conjuntamente con los trabajadores de los sindicatos. Solo favorecen a los ricos, a los de arriba, a la especulación financiera, a los grandes grupos empresariales que son los ganadores del modelo anarco capitalista de Milei. Pero no les tiembla el pulso para sacarle la comida del plato a millones de familias.
 
También formarán parte de la convocatoria la Organización Libres del Sur, la Corriente Clasista y Combativa (CCC); el Frente Nacional Territorial (FeNat CTA-A); la Coordinadora por el Cambio Social; el Frente Barrial CTA-T, el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), entre otros.
 
La Opinión Popular
 

23-02-2024 / 07:02
No fueron todas buenas noticias para Javier "el Loco" Milei. El Presidente recibió a la subdirectora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath, y se llevó la sorpresa de que la visitante mostró serios reparos en la sostenibilidad del plan de ajuste, con "licuadora" y "motosierra". Con lenguaje diplomático, la número dos del FMI elogió el resultado fiscal, pero le pidió que atienda a los más vulnerables y a los jubilados. El propio Milei hizo luego declaraciones televisivas en las que señaló que el superávit financiero logrado en enero había generado "fuerte admiración" en Gopinath.
 
Sin embargo, no todas fueron rosas. "Gopinath se mostró preocupada e hizo planteos por la falta de pagos o diferimiento de ellos por parte del Estado, la falta de aumentos a los jubilados y a los salarios, la demora de pagos a proveedores y no transferir alimentos para los sectores vulnerables", señalaron fuentes de la Presidencia.
 
Lo mismo había expresado Gopinath el miércoles último en la reunión con el ministro de Economía, el endeudador serial Luis "Toto" Caputo, que tampoco hizo comunicación del encuentro. En ese encuentro participaron el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, el presidente del Banco Central, Santiago Bausili, y el representante argentino ante el Fondo, Leo Madcur.
 
Según aseguraron fuentes oficiales, la verdadera preocupación del Fondo es la consecuencia social y la ingobernabilidad del ajuste: considera que Milei hizo un ajuste fiscal demasiado ortodoxo, con una devaluación del 118%, la liberación de los precios de los combustibles, los alimentos, las prepagas y las tarifas, casi al mismo tiempo. La inflación trepó de 12% en noviembre a 25,5% en diciembre y a 20,6% en enero y se estima un 15 en febrero.
 
Pero al mismo tiempo mantuvo pisados o congelados los sueldos, las jubilaciones y los ingresos del sector privado. Muchos economistas liberales aseguran que el ajuste, a modo de "licuadora", aumentando la inflación al máximo, para generar una recaudación extraordinaria, y congelando los gastos, no es sostenible en el tiempo. También podría provocar una fuerte recesión, desempleo y caída de consumo, además de un desahorro de familias y Pymes, que usan sus ahorros en dólares para pagar gastos corrientes.
 
En el sector pasivo, millones de jubilados quedaron con sus ingresos demasiado atrasados y solo se anunciaron aumentos para marzo del 27% y un bono de 70.000 pesos, cuando la inflación acumulada en diciembre y enero es de 51% y todavía está por verse la de febrero, que rondaría 15%.
 
Por otra parte, la número dos del FMI conoce que la mayoría de los trabajadores registrados en la Argentina perforó la línea de la pobreza porque ganan menos de 600 mil pesos, el piso de ingresos para no ser pobre. Además, Gita Gopinath trajo el mandato de staff del Fondo de examinar el ánimo en la oposición, los sindicalistas y los empresarios y economistas porque en Washington preocupa la gobernabilidad de Milei. El fracaso de la Ley Ómnibus, de desregulación de la economía, y del DNU 70, que tiene dificultades en el Congreso y en la Justicia, también encendieron las alarmas. Preocupa el estilo y la falta de gobernabilidad de Milei.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar