La Opinión Popular
                  08:51  |  Domingo 23 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
¿Hacia dónde vamos?
Por Natalio R. Botana. Historiador y politólogo
“El modelo económico que aplica el Gobierno atrasa 40 años y hay que cambiarlo porque estamos en estanflación, se triplicó la deuda y tenemos un problema de fuga de capitales”. Aldo Pignanelli
Recomendar Imprimir
Correo de Lectores - 09-07-2009 / 22:07
En la argentina siempre surgen voces que van contra la corriente (democrática).

Mirtha Legrand y el golpe de estado en Honduras

Mirtha Legrand y el golpe de estado en Honduras
"Ante tamaña expresión tenemos la obligación de indicarle a la Sra. Legrand que lo que a ella no le interesa, hoy es cuestión determinante en la agenda de cualquiera de los actores políticos de nuestro continente" sostiene Gustavo Gaitan.
Bastaron algunas horas de acaecido los lamentable hechos en Honduras para que se levantaran en nuestro país las mismas voces de siempre, las que prefieren hablar de otra cosa convirtiéndose en cómplices de dictaduras y violaciones a los derechos humanos.
Fue así que no sorprendió que la señora Mirtha Legrand, quien se auto elogia señalando que está "bien informada", apareciera en su programa opinando acerca de lo sucedido en Honduras y la participación de nuestra presidenta. Al respecto la conductora de almuerzos por TV señaló: "esperaba ansiosamente que hablara la Presidenta después de la derrota electoral, pero que cuando salió, habló de Honduras. A mí qué me importa Honduras".
 
Existen quienes señalan que a este personaje todo hay que perdonarle y nada hay que decir de sus dichos. Discrepamos radicalmente con esta idea, ante tamaña expresión tenemos la obligación de indicarle a la Sra. que lo que a ella no le interesa, hoy es cuestión determinante en la agenda de cualquiera de los actores políticos de nuestro continente, tanto es así que el mundo entero asiste escandalizado al golpe Hondureño. Nadie atribuye responsabilidades criminales de ningún tipo a la Sra. Legrand, pero tampoco podemos dejar pasar tamaña gorilada. Ser indiferente a un país hermano que sufre el autoritarismo, el quiebre del estado de derecho y la pérdida de la democracia no es algo menor, ni puede tomarse a la ligera.
 
Todos debemos solidarizarnos con el hermano país de Honduras. Llamamos a todas los partidos políticos, referentes políticos, referentes sociales, miembros de instituciones intermedias, ciudadanos en general a que se pronuncien por los  medios que tengan a su alcance contra el  golpe de estado  que hoy  sufren nuestros hermanos hondureños. 
 
Dr. Gustavo R. Gaitan.

Agreganos como amigo a Facebook
31-12-2016 / 18:12
Dardo Manuel Lito Cabo nació el 1 de enero de 1941 en Tres Arroyos. Fue un periodista y político argentino, hijo del legendario dirigente metalúrgico Armando Cabo. De ideología peronista, dirigió la revista El descamisado.
 
Empezó su militancia política en el Movimiento Nacionalista Tacuara, aunque luego se separó de esta agrupación de ultra derecha y creó en 1961 el Movimiento Nueva Argentina (MNA), uno de los principales grupos peronistas de derecha.
 
Se destacó con el Operativo Cóndor cuando el 28 de septiembre de 1966, junto con otros militantes peronistas, secuestraron un avión de Aerolíneas Argentinas y lo desviaron hacia las Islas Malvinas, plantando la bandera argentina en dicho territorio. Pasó 3 años en prisión por este hecho. Contrajo matrimonio todavía estando en la cárcel con María Cristina Verrier.
 
Al salir de la cárcel, Dardo Cabo se convirtió al peronismo revolucionario y formó parte de la organización Descamisados, que según algunas versiones habría ajusticiado al dirigente sindical propatronal Augusto Timoteo "El Lobo" Vandor y que luego se fusionaría con Montoneros.
 
Tras haber sido detenido y encarcelado por sus actividades políticas, el 6 de enero de 1977, fue fusilado junto con Roberto Rufino Pirles por sicarios de la dictadura militar en un traslado desde la Unidad Penitenciaría Nº 9 de la ciudad de La Plata.
 
Lo acribillaron a tiros cuando acababa de cumplir 38 años. Por su militancia política, había estado preso, prófugo o clandestino prácticamente la mitad de su vida.
 
Por Carlos Morales

18-11-2010 / 00:11
18-11-2010 / 00:11
22-10-2010 / 10:10
29-09-2010 / 14:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar