, el ministro de Justicia y Seguridad de Horacio Rodríguez Larreta, se difundieron mensajes donde Ramos y D'Alessandro intercambian frases amistosas. El juez trata de "Tano" al ministro, y este funcionario le llama "Seba".
 
La mentira sobre esa relación tuvo relevancia porque Ramos fue el juez que recibió, tras un trámite por demás turbio, la denuncia de los gobernadores por los mensajes entre Silvio Robles, el hombre de confianza del titular de la Corte, y D'Alessandro. Es el juez que rechazó la denuncia en menos de 24 horas, sin producir ninguna prueba ni investigar realmente el origen de esos mensajes relacionados con un fallo de la Corte que iba a favorecer a la ciudad de Buenos Aires en detrimento de todas las provincias.
 
Hubo varias denuncias sobre este tema, unas reales, como la de los gobernadores, y otras truchas para orientar el camino hacia el juzgado de conveniencia. El juzgado de Ramos fue el último donde recayó, tras pasar por otros que estaban de vacaciones o se declaraban incompetentes. El fiscal, cuya función es reunir prueba y acusar, como hicieron en todas las causas que involucraban a Cristina Kirchner, algunas sin sentido como las del dólar a futuro, en este caso pidió que se rechace la denuncia. Era Carlos Stornelli, el fiscal procesado en la causa del espía y falso abogado Marcelo D'Alessio.
 
Leer esos mensajes resulta repugnante, constituyen una burla enorme a las personas que creen en la democracia. Y contrastarlos con los dichos del juez aumenta la sensación de desprotección e impotencia. Los legisladores tendrían que estar ofendidos por esa corrupción y no porque la corrupción quede expuesta.
 
Alegar, para tapar la suciedad, que el hackeo del celular fue ilegal, los convierte en cómplices, porque los mensajes tienen detalles que impiden dudar de su veracidad. Ni D'Alessandro ni Robles negaron la veracidad de los mensajes y nunca ofrecieron entregar sus móviles para que sean peritados.
 
'/> Los macristas no se ofenden por la corrupción propia sino porque quede expuesta / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  02:45  |  Viernes 31 de Marzo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El peronismo es un encuadramiento de las fuerzas populares vertebrado en torno a la clase trabajadora" John William Cooke
Recomendar Imprimir
Nacionales - 25-02-2023 / 08:02
LA PODREDUMBRE JUDICIAL MAFIOSA AFECTA LAS BASES QUE SOSTIENEN LA CONVIVENCIA DEMOCRÁTICA

Los macristas no se ofenden por la corrupción propia sino porque quede expuesta

Los macristas no se ofenden por la corrupción propia sino porque quede expuesta
Se refugiaron en que el hackeo fue ilegal, pero ni Robles ni D'Alessandro han negado la veracidad de los mensajes entre ellos ni ofrecieron sus celulares para demostrar inocencia. La corrupción judicial mafiosa impacta en las dos fuerzas políticas más grandes y afecta las bases que sostienen la convivencia democrática.
Encrucijadas de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos: Hayan sido capturados en forma ilegal o no, los mensajes de los jueces con dirigentes y funcionarios macristas son verdaderos. Por otro lado, el debate interno en el oficialismo empieza a mostrar puntos de desborde y desguace de la alianza. La esencia de ambas encrucijadas es la misma y tiene que ver con el Partido Judicial, cuya existencia no afecta sólo a las dos fuerzas, sino a todo el país y a su fundamento institucional.
 
El espectáculo que ofrecen los legisladores macristas en la comisión de juicio político de Diputados haciendo esfuerzos desesperados para tapar un escándalo que pone al descubierto el verdadero cáncer de la democracia en estos años, no puede ocultar los hechos y los incrimina como simples cómplices.
 
El debate en el Frente de Todos sobre si la vicepresidenta Cristina Kirchner está proscripta o no y sobre la convocatoria para el acto del 24 de marzo, asume, en algunos casos, ribetes sin retorno. Las fallas y diferencias en el seno de la alianza oficialista no tienen esa dimensión a la que son llevadas por interferencias externas y por historias previas que aprovechan semejanzas y situaciones sacadas de contexto. Estas encrucijadas se producen cuando ambas fuerzas están conmovidas por internas para resolver sus candidaturas.
 
"No señor". El juez Sebastián Ramos puso cara de juez, énfasis de juez en las dos palabras y toda su postura corporal era la de juez. Puro teatro. Una imagen construida a lo largo de años de historia judicial, en la que se supone que un juez debe más parecer que ser.
 
Pocos instantes después de esa respuesta a la pregunta sobre si tenía una relación "sistemática" --permanente o de confianza-- con Marcelo D'Alessandro, el ministro de Justicia y Seguridad de Horacio Rodríguez Larreta, se difundieron mensajes donde Ramos y D'Alessandro intercambian frases amistosas. El juez trata de "Tano" al ministro, y este funcionario le llama "Seba".
 
La mentira sobre esa relación tuvo relevancia porque Ramos fue el juez que recibió, tras un trámite por demás turbio, la denuncia de los gobernadores por los mensajes entre Silvio Robles, el hombre de confianza del titular de la Corte, y D'Alessandro. Es el juez que rechazó la denuncia en menos de 24 horas, sin producir ninguna prueba ni investigar realmente el origen de esos mensajes relacionados con un fallo de la Corte que iba a favorecer a la ciudad de Buenos Aires en detrimento de todas las provincias.
 
Hubo varias denuncias sobre este tema, unas reales, como la de los gobernadores, y otras truchas para orientar el camino hacia el juzgado de conveniencia. El juzgado de Ramos fue el último donde recayó, tras pasar por otros que estaban de vacaciones o se declaraban incompetentes. El fiscal, cuya función es reunir prueba y acusar, como hicieron en todas las causas que involucraban a Cristina Kirchner, algunas sin sentido como las del dólar a futuro, en este caso pidió que se rechace la denuncia. Era Carlos Stornelli, el fiscal procesado en la causa del espía y falso abogado Marcelo D'Alessio.
 
Leer esos mensajes resulta repugnante, constituyen una burla enorme a las personas que creen en la democracia. Y contrastarlos con los dichos del juez aumenta la sensación de desprotección e impotencia. Los legisladores tendrían que estar ofendidos por esa corrupción y no porque la corrupción quede expuesta.
 
Alegar, para tapar la suciedad, que el hackeo del celular fue ilegal, los convierte en cómplices, porque los mensajes tienen detalles que impiden dudar de su veracidad. Ni D'Alessandro ni Robles negaron la veracidad de los mensajes y nunca ofrecieron entregar sus móviles para que sean peritados.
 

 
La "mafia" entre sectores del Poder Judicial, la política y las corporaciones mediáticas quedó expuesta en estos mensajes y se reveló como el verdadero cáncer institucional de estos años. Cuando caduque este sistema, --como caducó en su momento el partido militar-- la complicidad del PRO, la UCR y el partido de Elisa Carrió pagará un alto costo político.
 
El Partido Judicial también está involucrado en el debate interno del Frente de Todos, donde se mezcla el proceso de selección de candidatos con la persecución judicial contra Cristina Kirchner. Negar, como hizo Aníbal Fernández, que Cristina Kirchner está proscripta, es pensar que la Cámara de Casación o la Corte, podrían rechazar la condena que le fue impuesta junto con la prohibición ad eternum de ocupar cargos en la función pública.
 
El debate sobre su proscripción no puede ser técnico, sino político. Alegar que todavía no tiene fallo en firme, porque falta que pase por Casación y la Corte, es desconocer la existencia del Partido Judicial. Es poco serio. Casación hará su trabajo a partir de abril. Y puede llegar a la Corte antes de octubre, cuando serán las elecciones generales.
 
Cristina Kirchner fue proscripta al ser condenada por un tribunal en el que el juez y el fiscal jugaban al fútbol en el mismo equipo de amigos y en la quinta de Mauricio Macri, el principal adversario político de la persona que condenaron a no hacer política. No se entiende ese debate.
 
Que Cristina Kirchner haya sido proscripta y haya que reclamar contra esa proscripción, no quita que el presidente Alberto Fernández aspire a su reelección, aunque haya partidarios de la candidatura de la ex presidenta. El Frente de Todos necesita arreglar esa discusión en términos políticos que le sumen y no que le resten. Lo mismo si surgen otros aspirantes, como Sergio Massa o Daniel Scioli.
 
Ese debate se desvió peligrosamente hacia el flanco de los derechos humanos, la convocatoria al acto del 24 de marzo y un supuesto enfrentamiento entre las Abuelas de Plaza de Mayo y la agrupación La Cámpora.
 
Cuando la vicepresidenta destacó la importancia de que el 24 de marzo los argentinos marcharan con el lema "democracia o mafia" hubo quienes entendieron que la marcha del 24 sería contra la proscripción de Cristina. Este martes, en la radio La Patriada, le preguntaron a Estela Carlotto y ella respondió que no creía que Cristina convocara el mismo día que todos los años lo hacen los organismos de derechos humanos.
 
Los medios macristas dijeron entonces que Estela había criticado a La Cámpora por la convocatoria. Fue como echar un fósforo a un debate muy impregnado por el kerosén de la interna. En forma simultánea, en las redes apareció gran cantidad de mensajes, supuestamente de miembros de La Cámpora, que atacaban en términos insultantes a la presidenta de Abuelas y en defensa de la vicepresidenta, lo cual motivó, a su vez, respuestas airadas contra la agrupación kirchnerista.
 
Inmediatamente, los dirigentes de La Cámpora se reunieron con las Abuelas y explicaron que no convocaban a ningún acto, sino que estaban esperando la convocatoria de los organismos de derechos humanos para sumarse. Estela aclaró que no tiene conflictos con la agrupación y que el acto se realizará con el eje en los derechos humanos, como todos los años. Por lo general, la convocatoria está encuadrada en un documento que también analiza la actualidad social, política, cultural y demás. En uno de sus puntos estaría incluido el rechazo a la proscripción de Cristina Kirchner.
 
Esta vez, la confusión no solamente apuntó a la interna del Frente de Todos, sino a embarullar la convocatoria a una manifestación popular que en varias ocasiones puso en jaque al Poder Judicial, como ha sido con la histórica exigencia de memoria, verdad y justicia.
 
Por Luis Bruschtein
 
Fuente: Página 12
 

Agreganos como amigo a Facebook
30-03-2023 / 10:03
Alberto Fernández salió de la Casa Blanca con la convicción de haberse llevado un triunfo contundente. En una reunión de trabajo que duró una hora y media, el presidente Joe Biden prometió ayudar a la Argentina a que transite "sin dificultades" el puente de tiempo que hay entre la crisis que genera la escasez de divisas, agravada por la guerra y la sequía, hasta que pueda incrementar la producción agrícola, de energía y de minerales para generar mayor cantidad de dólares.
 
Fue Biden el primero en tomar la palabra y dar la señal más contundente para Argentina. Miró a la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, y refiriéndose a ella remarcó: "Así como arregló el problema con los bancos rápidamente, con la misma celeridad va a ayudar a que Argentina transite sin dificultades este puente entre ese futuro que vemos en materia de producción de proteínas, minerales y energía y las dificultades que la coyuntura plantea por la sequía".
 
La secretaria del Tesoro se refirió a la sequía como un hecho nuevo, posterior al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Reconoció luego los "esfuerzos" de Argentina en materia fiscal y de acumulación de reserva y ratificó que Estados Unidos está listo "para colaborar y ayudar". La palabra de Yellen resulta clave para la reunión que tendrá el directorio del FMI el próximo viernes, cuando aprobará la cuarta revisión del acuerdo con Argentina.
 
Además, la secretaria del Tesoro se comprometió a respaldar los planteos del país ante el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y a apoyar "el esquema creativo" de fortalecimiento de reservas, como la implementación del llamado "dólar soja" y otros destinados a otros sectores, como las economías regionales. Este año podría aumentarse y acelerarse el sistema de desembolsos por parte de los organismos multilaterales de crédito, destinados a transición energética, cambio climático y respaldo presupuestario.
 
Fue Biden quien preguntó luego cómo Estados Unidos podría ayudar al país en el crecimiento de la producción de alimentos para 2024, especialmente trigo, maíz y soja. El norteamericano consultó, concretamente, cuánto iba a poder producir la Argentina. En ese punto, el ministro de Economía, Sergio Massa, dio detalles del impacto de la sequía y las perspectivas productivas. En la previa, los funcionarios de la Casa Blanca habían recibido tres videos explicativos del tema armados por el Palacio de Hacienda.
 
EL concepto de la pesada herencia sobrevoló la reunión, y no sólo desde el lado argentino que suele quejarse de la brutal deuda que tomó Mauricio Macri con el FMI. "Me dijo tres veces que teníamos algo en común, que es haber heredado una economía destruida de los gobiernos que nos precedieron", reveló Fernández en conferencia de prensa el dardo de Biden a su antecesor, Donald Trump.
 
"Este es mi equipo", remarcó en varias oportunidades el yanqui, y anunció que tenía instrucción de trabajar "codo a codo" con los funcionarios argentinos. Biden también destacó el "liderazgo" de Fernández en la región y habló sobre las posibilidades de consolidar la relación bilateral. Para eso, enviará en las próximas semanas a la Argentina a Wendy Sherman, subsecretaria de Estado, que será la encargada de seguir en Buenos Aires los temas que se discutieron en la reunión.
 
Para el Gobierno fue un triunfo la decisión de Biden de sentar en la reunión a la primera línea de su Gobierno. Estamos contaminados por el clima de "aislamiento" de Argentina que pretende instalar el macrismo, pero es más que evidente que Estados Unidos le dio mucha importancia a la reunión.
 
La Opinión Popular
 

29-03-2023 / 10:03
Es un dato contradictorio de la realidad argentina, que en las próximas elecciones presidenciales se perfile como posible ganador un candidato o candidata de la derecha, espacio que adhiere a posiciones negacionistas respecto a las violaciones a los Derechos Humanos cometidas durante la dictadura militar, y propone "mano dura" y mayor represión a las manifestaciones populares. Y al mismo tiempo, las marchas en conmemoración del Día de la Memoria, hayan sido multitudinarias en todo el país, repudiando esas políticas.
 
En ese marco, y con una pretendida ironía como elemento promocional, Ricardo "el Bulldog" López Murphy ha publicitado en  televisión una suerte de resumen del negacionismo en lo que hace a los desaparecidos. Recientemente su jefe (o mandatario) Mauricio Macri volvió a ejercer la torpeza que lo caracteriza para opinar sobre el mismo asunto al utilizar la despectiva calificación de "curro" para con los derechos humanos en general, lo que le costó un par de bofetones políticos.
 
López Murphy fue ministro de Economía durante la presidencia de Fernando de la Rúa, en donde duró tan solo 15 días. Y ahora este fugaz ex ministro utiliza argumentos que quiere presentar como lógicos al decir: "Soy un ferviente defensor de la democracia y repudio las sangrientas dictaduras que tu gobierno defiende. La Conadep registra 7018 desaparecidos. Pasá nombre de los restantes 22.982 y me retracto. Mientras tanto sostengo que inventar víctimas es ser un carancho de la historia".
 
La fuerte inclinación hacia la extrema derecha ideológica que tiene este dirigente le impide advertir una verdad elemental: peor que caranchear víctimas en la historia es materializarlas justificando de algún modo las que verdadera y dolorosamente no se sabe dónde están por su misma condición de desaparecidos.
 
Periódicamente los jerarcas de la derecha política vuelan sobre ciertas verdades relativas a la última dictadura, tergiversándolas. Es evidente que este "ferviente defensor de la democracia" carece de la sensibilidad de que, ante la infamia y cobardía de desaparecer personas vale tanto que sean 30.000, tres mil, trescientos o incluso tres porque la dignidad humana se injuria con cualquier número.
 
Niega de manera desembozada la característica principal de la represión: la clandestinidad. Una sobreviviente de los campos de concentración -Adriana Calveiro- ha dicho en uno de sus trabajos: "Diez, veinte, treinta mil torturados, muertos, desaparecidos...En estos rangos las cifras dejan de tener una significación humana. En medio de los grandes volúmenes los hombres se transforman en números constitutivos de una cantidad, es entonces cuando se pierde la noción de que se está hablando de individuos". Lo importante para Lopez Murphy no es el tema de los desaparecidos sino sostener el argumento que en el registro de desaparecidos se miente.
 
Pero conociendo la trayectoria de Lopez Murphy, no se podía esperar otra cosa de alguien que considera a los represores y autores de crímenes de lesa humanidad como "prisioneros políticos", y brega para que se les otorgue prisión domiciliaria. Aun aceptando que "se vivió una guerra", el concepto no valida en absoluto haber prescindido de la estructura legal, circunstancia que este ex funcionario pretende ignorar o justificar con ironía.
 
Un participante de las redes sociales acotó: "Si en Alemania negás el genocidio vas preso. Si en Argentina negás el genocidio vas a la televisión. La mentira de que 'no hay 30.000 desaparecidos' es la mayor fake news que instaló la ultraderecha".
 
La Opinión Popular
 

28-03-2023 / 10:03
La Cámara Federal confirmó el procesamiento del médico Carlos Kambourian, una especie de emblema del macrismo en el campo de la pediatría, por escandalosos gastos privados cuando estuvo al frente del Hospital Garrahan. Los magistrados volvieron a poner sobre el tapete los insólitos almuerzos y cenas familiares, que Kambourian pasaba como gastos del hospital, pero en los que la factura exhibía, por ejemplo, tortas de cumpleaños de sus hijos o de él mismo, mientras que aducía que eran comidas con autoridades de salud de Entre Ríos o Salta.
 
También gastos en el exterior realizados con una tarjeta corporativa del Garrahan, un instrumento que creó el propio Kambourian y que, según el Consejo de Administración del Hospital, sirvió para ocultar el dinero destinado a vinos y consumos en bares y restaurantes. Todas las maniobras fueron reflejadas en noviembre pasado y ahora se produce la confirmación del procesamiento por malversación de fondos e incumplimiento de los deberes de funcionario público.
 
Más allá de la denuncia penal contra el "Doctor Muerte", el Garrahan le reclama a Kambourian que devuelva un millón de pesos, con una actualización que llevaría la cifra al triple como mínimo, y 11.700 dólares por los gastos en el exterior.
 
A pesar de todos los intentos del macrismo de pretender limpiar la imagen de Kambourian por ejemplo poniéndolo al frente de la atención primaria en Pinamar o haciendo campaña por la Provincia de Buenos Aires, la justicia confirmó su procesamiento por, entre otras cosas, usar los fondos de los chicos internados en el Garrahan, muchos con enfermedades terminales, para hacer viajes o pagar cenas.
 
El fallo, que lleva la firma de los jueces de la Sala II del tribunal de apelaciones, alcanza también al exdirector Administrativo del Garrahan, Alan Norton, y fue firmado el pasado 9 de marzo. Ambos imputados fueron procesados como "autores responsables del delito previsto en el artículo 248, en concurso ideal con el 261 del Código Penal", es decir, abuso de autoridad y violación de deberes de funcionario público y malversación de caudales públicos.
 
"Es razonable concluir afirmando que Kambourian y Norton, pese a estar alertados y conocer que no existía respaldo normativo, utilizaron las tarjetas corporativas asignadas para realizar gastos y adquisiciones con cargo al Hospital pero en beneficio propio", sostuvieron los jueces Martín Irurzun, Roberto Boico y Eduardo Farah, por utilizar indebidamente fondos públicos asignados al desenvolvimiento operativo regular del hospital en exclusivo beneficio personal.
 
La Opinión Popular
 

28-03-2023 / 09:03
El "renunciamiento" de Mauricio Macri a su postulación como precandidato presidencial por la alianza anti peronista Juntos por el Cambio (JxC) fue recibida con sorna por la mayor parte de la gente, que hasta se lamentaron que eso no haya sucedido hace ocho años, al tiempo que chicanearon que habrá visto que no tenía ninguna chance.
 
Mientras que desde la alianza opositora buscaron imprimirle cierta épica a la decisión del ex mandatario con frases que apelaron a "su generosidad, valentía y amor por los argentinos" o a que la decisión "confirma su grandeza y generosidad", desde las filas del peronismo salieron a bajarle el precio con expresiones irónicas. Evaluaron que el ex presidente se bajó de la candidatura por el resultado de las encuestas que mostraban que no tenía chance alguna de volver a la Casa Rosada, y que el exmandatario intentó demostrar cierto gesto de grandeza cuando lo que está haciendo es retirarse de la política.
 
Ni gesto patriótico ni renunciamiento histórico y mucho menos una derrota del ego propio. Para los grandes empresarios del Círculo Rojo la renuncia de Macri a presentarse como pre candidato a Presidente tiene dos razones centrales: la primera es que no le alcanzan los votos para ser competitivo; la segunda, que su imagen negativa en niveles récord no le deja lugar para hacer lo que Juntos -y buena parte del empresariado- quieren de llegar la oposición al poder en 2023, que es una corrección de las variables vía un ajuste feroz, sobre todo, del tipo de cambio.
 
En este escenario, los círculos del poder económico vivieron con diferente intensidad la dimisión del ex presidente. Los gestos aduladores, vale aclarar, quedaron casi en exclusiva para el sector del "campo" más cercano al PRO, como la oligárquica Sociedad Rural, mientras que el resto ya está pensando más en su sucesión que en el pasado de Macri.
 
La fábula que compraron los empresarios que hablaron con Horacio Rodríguez Larreta, es que fue él quien le llevó a Macri "una serie de encuestas", muchas del Conurbano y todas con resultados malos, para convencerlo de que no se candidateara. Según la versión de los CEOS que tomaron contacto con el jefe de Gobierno porteño, esta razón se suma a la otra, más conocida, de la dimisión presidencial a cambio de que el alcalde no obture con candidatos propios la candidatura presuntamente única del primo del ex presidente, Jorge Macri, para que este la cuide los "negocios" porteños a Mauricio.
 
Pasadas las 13 horas, Patricia Bullrich cruzó la puerta de entrada de la sede de la Unión Industrial Argentina (UIA), junto a su referente fabril, el ex ministro Dante Sica, una de sus espadas económicas, el diputado Luciano Laspina; y el especialista en temas internacionales y armador de Bullrich, Federico Pinedo.
 
Para los representantes del poder económico la huida de Macri solo refleja su alta imagen negativa en las encuestas. Más allá de las frases de circunstancia, muchos celebraron porque creen que no hubiese podido aplicar el brutal ajuste neoliberal que los grandes empresarios pretenden. Macri tomó esta decisión luego de ver que no repunta en las encuestas frente a los demás candidatos de su propio espacio. Ya lo intentó y perdió las elecciones en 2019, así que, esto no generó ninguna sorpresa.
 
La Opinión Popular
 

27-03-2023 / 09:03
Luego del suspenso y tras meses sin definiciones, Mauricio Macri anunció que no será candidato. Omitiendo la responsabilidad que tuvo su gestión y su espacio político durante 2015-2019 dejando una deuda impagable y los índices de inflación, pobreza y desocupación altísimos, hizo eje solo en la responsabilidad actual del peronismo. A su vez habló de "agrandar el espacio", en un guiño a Javier Milei y el espacio "libertario" de ultra derecha.
 
Técnicamente, Macri nunca se había subido a una candidatura, pero el ex mandatario mantenía el suspenso sobre qué haría este año. Finalmente, grabó un video de seis minutos para hacer su propio renunciamiento histórico. El ex presidente habló también de democracia, a pesar de los vínculos mafiosos de su espacio con el Poder Judicial, habiendo nombrado a dos jueces de la Corte Suprema por decreto, o con el escándalo de Lago Escondido donde estuvieron implicados funcionarios del PRO junto a jueces, fiscales y representantes de Clarín. Se refirió a su vez a la situación actual de los jubilados, olvidando que fue durante su gestión cuando se les robó a los jubilados un trimestre de inflación mediante la reforma previsional.
 
En verdad, las encuestas lo daban perdiendo y nunca tuvo posibilidad de competir. Pero el exPresidente buscó presentar su decisión como un gesto magnánimo y el resto de sus adversarios internos festejaron para adentro mientras para afuera destacaban su altruismo y desinterés. Todo fachada. En los hechos, descartado Macri, recrudecerá la interna entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, con María Eugenia Vidal intentando terciar.
 
Los radicales también festejaron y ahora esperan también que se calle y no complique la campaña. Cosa que Macri no hará: el ex presidente buscará seguir tallando en todas las decisiones, incluida la sucesión porteña donde intenta que en los próximos días quede como único candidato del PRO Jorge Macri. En el oficialismo, la decisión tuvo su impacto y todos los sectores plantearon que el otro debería tomarlo como ejemplo.
 
Hace tiempo que Macri venía esperando que las encuestas se revirtieran para ver si era posible lanzar su candidatura. Por eso, se seguía moviendo como un candidato aunque no lo fuera. Lo cierto es que fue como esperar a Godot. No había un escenario donde la imagen negativa no le pesara en una contienda y sus oponentes internos lo sabían.
 
Por eso, la mayoría de los opositores descartaban que fuera candidato. Además, se fueron acumulando señales en este sentido: su círculo más cercano, en lugar de trabajar en su candidatura, ya estaba trabajando para otras precandidatas del PRO, dirigentes cercanos como Néstor Grindetti ya habían anunciado su adhesión a otra candidata.
 
Lo cierto es que la decisión de Macri es porque perdía, pero reacomoda varios tableros a la vez: en Juntos por el Cambio, le da certeza a dos de las candidatas del PRO (Bullrich y Vidal) que no tendrán que bajar sus candidaturas y le da claridad a los radicales sobre cuál es el adversario a vencer en las PASO. Por primera vez en mucho tiempo el ex presidente consiguió unificar a Juntos por el Cambio: todos los sectores festejaron la iniciativa y ninguno le pidió que la revea. Recrudecerá ahora la pelea entre Rodríguez Larreta y Bullrich con Vidal intentando terciar.
 
La Opinión Popular
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar