La Opinión Popular
                  17:35  |  Martes 31 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El peronismo es un encuadramiento de las fuerzas populares vertebrado en torno a la clase trabajadora" John William Cooke
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 25-01-2023 / 11:01
INTERNA BOINA BLANCA

A días de que termine enero, el radicalismo entrerriano sigue sin fecha para sus elecciones partidarias

A días de que termine enero, el radicalismo entrerriano sigue sin fecha para sus elecciones partidarias
Argumentando que el 2023 es un año electoral, la Juventud Radical había pedido la suspensión de las elecciones partidarias. No obstante, el Comité Provincial de la UCR no hizo lugar y confirmó que se realizarán entre marzo y abril.
 
Argumentando que el 2023 es un año electoral, la Juventud Radical había pedido la suspensión de las elecciones partidarias. No obstante, el Comité Provincial de la UCR no hizo lugar y confirmó que se realizarán entre marzo y abril.
 
Sin embargo, a pocos días de terminar enero, aún no hay fecha precisa. Así lo confirmó el diputado provincial Uriel Brupbacher, quien anticipó que entre esta semana y la que viene podría haber novedades al respecto.
 
Por otra parte, y dada la división interna que existe en el radicalismo entrerriano -que quedó plasmada con la división del bloque en la Cámara de Diputados-, el también miembro del Comité Provincial consideró que "hoy la sociedad en general -y la entrerriana en particular- tiene otras problemáticas como para meterse en una interna partidaria".
 
"Dentro del Comité Departamental de Paraná Campaña siempre se trató de acordar cuál sería la posición ante el Congreso. Esa es mi opinión personal y la transmitiré al Comité y al grupo de intendentes con el que estoy trabajando", dijo Brupbacher.
 
 
La interna de cara a la gobernación
 
En un año electoral como es este 2023 el proceso de renovación de autoridades también podría tener consecuencias en la pelea interna por la candidatura a gobernador que en Entre Ríos encabezan Rogelio Frigerio por un lado y Pedro Galimberti por el otro.
 
Sin embrago, el exintendente de Viale consideró ambas elecciones van "por dos carriles distintos, aunque algunos entenderán las internas partidarias como una cucarda para intentar posicionar espacios".
 
"Y si bien el radicalismo es un núcleo fundamental e importante dentro de Juntos por Entre Ríos, claramente las urnas hablaron de un nombre y de un posicionamiento que tiene que tener el radicalismo dentro de esa alianza. No podemos desconocer que hay un actor que es Rogelio Frigerio que fue elegido por la sociedad entrerriana", agregó.
 
Por último, se refirió al video que muestra al exgobernador Sergio Urribarri con cierto tono electoralista: "De Urribarri y del kirchnerismo se puede esperar cualquier cosa. Pero más allá de eso, lo mejor que podemos hacer como oposición es dejar que participe de las elecciones y sean las urnas y la sociedad los que decidan".
 
"Pese a que su condena no está firme, la Justicia lo puso en un lugar y será la sociedad la que decida si es o no la persona que mejor lo representa. Como oposición no podemos dejar que se victimice diciendo que se lo está proscribiendo", finalizó.
 
Fuente: El Entre Ríos
 
Agreganos como amigo a Facebook
31-01-2023 / 17:01
30-01-2023 / 17:01
30-01-2023 / 08:01
Todas las actividades productivas necesitan del Estado, todas sin excepción: la industria, el comercio, los servicios, la agricultura, la ganadería, la minería... Algunas para recibir un empujón inicial, otras para mantenerse en circunstancias adversas. A pesar de tantas evidencias de la necesidad imprescindible del rol activo del Estado, la elite económica-mediática-financiera, los dirigentes macristas y los economistas neoliberales mantienen un fuerte discurso antiestatista sostenido por una ideología de libre mercado a ultranza. Para esos sectores poderosos las ganancias deben privatizarse y las pérdidas socializarse; y el Estado no debe interferir en ese proceso, más bien debe garantizarlo.

El sector agropecuario más concentrado, con la Sociedad Rural a la cabeza, es uno de los voceros más fanático del discurso anti estatista. Se advirtió con crudeza el año pasado cuando se negó a vender la cosecha de soja, millones de toneladas guardadas en silobolsas en los grandes campos, para presionar al gobierno nacional en busca de un tipo de cambio privilegiado: el dólar-soja, el que finalmente obtuvo por sus potentes espaldas, más potentes que las del propio Estado. Con ganancias récord durante el primer semestre de 2022 y la mejor liquidación de divisas de la historia en el mes de mayo, las patronales del campo aumentaron sus exigencias, presionando por la devaluación, aunque eso profundizara la inflación y una crisis social.

Pasaron unos pocos meses y esos discursos de fuerte tono anti estatista cambiaron radicalmente. ¿Qué sucedió para motivar semejante mutación? Un 55% del territorio nacional, lo que equivale a 1,64 millón de km², sufre la falta de agua en los suelos y a eso se suman las altas temperaturas. Una contingencia climática, la sequía, hizo que aquellos evidentes enemigos del Estado de pronto acudieran a él en busca de apoyo económico para afrontar la emergencia. En los grandes medios porteños comenzó a repetirse una y otra vez que "el campo no aguanta más", que "la presión tributaria es muy alta" y toda una batería de frases hechas y lugares comunes para justificar los reclamos de los terratenientes.

No es que esté mal que el Estado acuda en auxilio del "campo" y de quien lo necesita, lo que sucede es que hay que prestar atención a estos cambios tan drásticos de los discursos para no perder de vista qué intereses económicos están en juego detrás de ellos. "No tengan ninguna duda nuestros productores e instituciones que los representan de qué vamos a estar trabajando codo a codo, como siempre, para poder mitigar los efectos de esta sequía y tener la posibilidad de reconstruir un capital de trabajo de cara a la próxima campaña de cosecha", afirmó el gobernador Gustavo Bordet. El ministro Sergio Massa, en la misma reunión, resaltó "el trabajo asociativo y que importante es que el Estado le ponga a este trabajo asociado, a estas voluntades asociadas inversión y recursos, porque son recursos que siempre  quedan en los pueblos", aseguró.
 
El 28 de diciembre, el gobierno de Bordet declaró el estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario desde el 1 de diciembre de 2022 hasta el 30 de junio de 2023 para las explotaciones agrícolas de maíz, citrícolas, hortícolas y apícolas. Es evidente que el Estado, aún en condiciones normales, respalda a la actividad agropecuaria de muchas maneras. Existen innumerables programas de apoyo económico y financiero, con créditos fuertemente subsidiados y extensos plazos para su devolución, e incluso aportes no reintegrables, destinados a ayudar a la compra de terneros, vacas, reproductores, para reservas forrajeras, construcción de aguadas, para siembra de granos, para mejoramiento de la infraestructura rural, electrificación, para la industria frigorífica, la actividad porcina, la actividad ovina, la industria láctea, la chacra mixta, para afrontar emergencias como sequía e incendios y muchos otros programas imposibles de citar en su totalidad en esta columna.



28-01-2023 / 18:01
27-01-2023 / 10:01
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar