La Opinión Popular
                  16:37  |  Miércoles 08 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El peronismo es un encuadramiento de las fuerzas populares vertebrado en torno a la clase trabajadora" John William Cooke
Recomendar Imprimir
Internacionales - 13-01-2023 / 08:01
13 DE ENERO DE 1986

Un intento de golpe de estado en Yemen del Sur da inicio a una cruenta guerra civil

Un intento de golpe de estado en Yemen del Sur da inicio a una cruenta guerra civil
De izquierda a derecha: el presidente Salim Ali Rubai, Abdul Fattah Ismail, el Secretario General del Frente Nacional de Liberación, y el primer ministro, Ali al-Nasir Muhammad al-Hasani.
La República Democrática Popular del Yemen fue un Estado marxista-leninista existente entre 1967 y 1990. La capital era la ciudad de Adén. El 13 de enero de 1986 comenzaría en Adén una serie de disturbios entre seguidores de Ali Nasser Mohamed y del depuesto presidente Abdul Fattah Ismail, partidarios de la vuelta al poder del ex-dirigente.
 
Tras unos 10 días de violentos enfrentamientos en la capital, que provocaron unas 13.000 muertes, las fuerzas leales a Mohamed fueron derrotadas, y se hizo dueña de la situación la facción más dura, capitaneada por Raider Abu Bakr Al-Attas.
 
Los combates se prolongaron durante aproximadamente un mes, culminando con un golpe de Estado contra Ali Nasser. A pesar de todo, el ex-presidente Ismail moriría en combate poco tiempo después.
 
Aproximadamente unas 60.000 personas, incluyendo al propio Ali Nasir, huirían hacia Yemen del Norte. Tras estos incidentes, Ali Salim al-Beidh, un aliado del ex-presidente Ismail, se convertiría en secretario general del Partido Socialista de Yemen.

La Opinión Popular



La República Democrática Popular del Yemen fue un Estado marxista-leninista existente entre 1967 y 1990. Se unificó con el vecino Yemen del Norte, dando lugar a la actual República de Yemen. Fue, además, el primer Estado socialista que existió en el mundo árabe. La capital de este Estado era la ciudad de Adén, actualmente una de las ciudades más importantes de Yemen.
 
En 1980 el presidente de la República Democrática Popular del Yemen (RPDY) Abdul Fattah Ismail fue depuesto y marchó al exilio. Su sucesor, Ali Nasir Muhammad, comenzó una serie de políticas menos intervencionistas con respecto a Yemen del Norte y a Omán.
 
El 13 de enero de 1986 comenzaría en Adén una serie de disturbios entre seguidores de Ali Nasir y del depuesto presidente Ismail, partidarios de la vuelta al poder del ex-dirigente.
 
Los feroces combates registrados en Aden, capital de Yemen del Sur, entre grupos marxistas rivales, se desataron cuando el presidente, Ali Nasser Mohamed, alentó una matanza estilo mafioso de sus más directos rivales en el Politburó.
 
Tras unos 10 días de violentos enfrentamientos en la capital, que provocaron unas 13.000 muertes, las fuerzas leales a Mohamed fueron derrotadas, y se hizo dueña de la situación la facción más dura, capitaneada por Raider Abu Bakr Al-Attas.
 
Los combates se prolongaron durante aproximadamente un mes, culminando con un golpe de Estado contra Ali Nasir. A pesar de todo, el ex-presidente Ismail moriría poco tiempo después. Aproximadamente unas 60.000 personas, incluyendo al propio Ali Nasir, huirían hacia Yemen del Norte. Tras estos incidentes, Ali Salim al-Beidh, un aliado del ex-presidente Ismail, se convertiría en secretario general del Partido Socialista de Yemen.
 
En mayo de 1988 los gobiernos del norte y del sur comenzaron una serie de diálogos y la tensión entre los dos Estados se redujo considerablemente. Se volvió a hablar de unificación, de desmilitarización de las fronteras, y del libre paso de yemeníes entre las fronteras, con el único requisito de mostrar una tarjeta de identificación nacional.
 
Fuentes: Wikipedia y El País de España 

Agreganos como amigo a Facebook
07-02-2023 / 09:02
El presidente neoliberal conservador Guillermo Lasso recibió un duro golpe en las elecciones regionales que se desarrollaron en Ecuador. El referéndum constitucional que impulsaba tuvo el 60 por ciento de rechazo y evita una serie de cambios que el Presidente buscaba instrumentar en sus últimos dos años de mandato.
 
Además, el correísmo se quedó con las gobernaciones y alcaldías más importantes del país en una confirmación de favoritismo de cara a las elecciones presidenciales de 2025. El partido de Rafael Correa obtuvo la reelección del estado de Pichincha de la mano de Paola Pabon y ganó la alcaldía de Quito con Pabel Muñoz, ex asambleísta y economista cercano a Correa que derrotó a Jorge Yunda, actual alcalde. 
 
Al mismo tiempo, Revolución Ciudadana dio el batacazo en dos bastiones históricos de la derecha tradicional como Guayas y su capital, Guayaquil, comandas hace décadas por el Partido Social Cristiano del cacique Jaime Nebot. En Guayas, la izquierdista Marcela Aguiñaga derrotó a Susana González la actual gobernadora y en Guayaquil, el correísta Aquiles Álvarez destronó a la alcaldesa y ex candidata a presidenta en 2021, Cyntia Vitteri.
 
Este triunfo arrollador de Revolución Ciudadana puede tener impacto en las presidenciales de 2025, tanto en lo que pueden ser dos años finales complicados para Guillermo Lasso que cuenta con muy baja popularidad y minoría en la Asamblea Nacional.
 
En este contexto, el panorama del correísmo pensando en una eventual vuelta al poder nacional suma nuevos nombres como el de Paola Pabón a la lista de posibles nombres como el ex candidato en 2021 Andrés Arauz o el periodista Caros Rabascall. "Es la idea", respondió un asesor muy cercano a Pabon envalentonado por la gran victoria.
 
El correísmo también ganó las gobernaciones de Manabí, Azúa, Imbabura, Sucumbíos y Santo Domingo y las alcaldías de Esmeraldas, Milagro, Santo Domingo, Quevedo y Puerto López. En este último resultó triunfador Omar Menéndez, asesinado durante la jornada de votación y tendrá como reemplazo a Verónica Lucas Marcillo.
 
De todas formas, el gran ganador de la jornada es el ex presidente Rafael Correa, inhabilitado para ser candidato y asilado en Europa por sus causas judiciales, pero que ha sido el arquitecto de todas las candidaturas y será el gran elector en las generales de 2025.
 
Sin embargo, el correísmo tiene otros desafíos por delante que no es para nada sencillo y está vinculado al acercamiento con el movimiento indígena, hoy alejado del universo de la izquierda y con chances de presentar candidatos propios. "Si logramos un acuerdo con ellos (los indígenas) nos aseguramos al victoria", reflexiona una fuente muy cercana al ex presidente ecuatoriano.
 
La magnitud de la derrota de Lasso hizo que el Presidente decidiera suspender el mensaje a la nación que estaba programado para el domingo a la noche. En el correísmo destacan la victoria en un contexto de "persecución" de más de 4 años que terminó con Correa exiliado y dirigentes detenidos por apoyar las marchas de octubre de 2019 contra Lenin Moreno. Una de ellas es la propia Paola Pabon, quien hasta hace poco llevaba una tobillera electrónica.
 
La Opinión Popular
 

07-02-2023 / 07:02
07-02-2023 / 07:02
06-02-2023 / 07:02
06-02-2023 / 07:02
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar