La Opinión Popular
                  21:57  |  Miércoles 30 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El peronismo es un encuadramiento de las fuerzas populares vertebrado en torno a la clase trabajadora" John William Cooke
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 13-11-2022 / 19:11
PANORAMA POLÍTICO PROVINCIAL

Coronavirus: la importancia del tercer refuerzo de la vacuna

Coronavirus: la importancia del tercer refuerzo de la vacuna
Desde la semana pasada, el gobierno de Gustavo Bordet lleva adelante un operativo de vacunación contra el Covid-19 del tercer refuerzo, que comenzó con mayores de 70 años con turno, al aire libre en la zona del Monumento a Urquiza, de Paraná. Para estas jornadas se convocó específicamente a las personas mayores, mediante turnos programados, en virtud de que se trata la franja etaria con más riesgo ante un eventual contagio.
Dispuestos a recibir la cuota de irritación con que a veces son acogidos los voceros del realismo, afirmamos que por más que se obstinen en hablar de ella en tiempo pasado, la pandemia sigue conjugándose tiempo en presente. Afortunadamente, se trata de un presente epidemiológicamente controlado, lo que en gran medida se debe al efecto positivo que la vacunación produjo en la sociedad. Pero, que los datos se mantengan dentro de parámetros estables no implica bajar la guardia. Al contrario; es cuando más atentos debemos estar para no ser sorprendidos por nuevos brotes, como el que padeció el país en enero pasado, justo después de las fiestas de Navidad y de Año Nuevo.
 
Aunque la pandemia no ha terminado, cabe hacer un breve balance del tema. En la lucha contra el Covid-19, no todos estuvieron a la altura de las circunstancias. En primer lugar, los sectores políticos opositores de la ultraderecha que impulsaron el movimiento negacionista antivacuna. Desde el comienzo de la peste atacaron todas las medidas de cuidado sanitario dispuestas por el Gobierno. "Que se mueran los que tengan que morirse", decían, a lo que le siguió la absurda denuncia penal por "envenenamiento" con la vacuna. Y hasta apelaron a una Corte Suprema siempre sensible a los planteos opositores para incumplir con medidas sanitarias en plena pandemia, como el caso de la presencialidad de las clases en CABA en medio de picos de contagios.
 
Por su parte, y para perjudicar al Gobierno, sabotearon activamente la lucha contra la peste: convocaron y participaron en movilizaciones piruchas con argumentaciones conspirativas, anti intelectuales e inverosímiles, en abierto apoyo a quienes se oponían a todo cuidado, quemando barbijos, sosteniendo que el virus SARS-CoV-2 no existía, que las vacunas eran venenos, que las PCR y la vacunación no eran eficaces, que se entubaba a personas sanas y que los muertos eran una ficción. El resultado de la estupidez humana.
 
En Entre Ríos no todos estuvieron comprometidos contra el Covid-19. Influidos por dirigentes opositores, no faltaron personas indiferentes, desorientadas o ignorantes; oportunistas políticos, provocadores que jugaron a favor de la peste, del contagio y las muertes, tratando de sacar ventajas políticas de la calamidad colectiva, fomentando la desobediencia y utilizando el hartazgo por la prolongada pandemia. Finalmente, no siempre los gritones ganan, la vacunación se impuso,  demostró su efectividad y se limitó fuertemente el número de casos.
 
De allí la importancia de cumplir con las recomendaciones de las autoridades sanitarias y colocarse el tercer refuerzo de la vacuna. El Ministerio de Salud de la Nación acordó con las provincias avanzar con esta estrategia, por lo que ya se habilitan en Entre Ríos las dosis correspondientes para los mayores de 50 años y para quienes forman parte de grupos de riesgo. Esta estrategia para grupos priorizados busca sostener la protección y evitar complicaciones, internaciones o muertes a causa de esta infección.
 
Desde la semana pasada, el gobierno de Gustavo Bordet lleva adelante un operativo de vacunación contra el Covid-19 del tercer refuerzo, que comenzó con mayores de 70 años con turno, al aire libre en la zona del Monumento a Urquiza, de Paraná. Para estas jornadas se convocó específicamente a las personas mayores, mediante turnos programados, en virtud de que se trata la franja etaria con más riesgo ante un eventual contagio.

En todos los casos, pueden recibir este tercer refuerzo siempre y cuando hayan transcurrido 120 días o más desde la inoculación anterior. Con el resto de la población se avanzará a medida que vayan cumpliendo con este paso aquellos que tienen la prioridad. La importancia de este tercer refuerzo se debe al comportamiento que ha demostrado el virus SARS-CoV-2, ya que no tiene una estacionalidad definida como otras enfermedades. Por eso, en contra de lo que se conjeturaba, se producen aumentos de casos durante el verano, estación que ya se viene encima.
 
Lo fundamental es ser consientes de que la peste no ha concluido, situación que colisiona con el estado de ánimo de la sociedad. La gente está harta de la pandemia, no quiere hablar de ella y evita por todos los medios las noticias que la involucran. Este mecanismo de autodefensa, producto de la angustia provocada por la aparición del coronavirus y del alivio que genera la situación epidemiológica actual, conspira contra las campañas de prevención. Y lo peligroso, de acuerdo con lo señalado por los especialistas, es que el advenimiento de alguna nueva cepa del virus se mantiene latente; cepas que por lo general mutan tornándose más contagiosas. Contra esto, nada hay más eficaz que estar vacunado.
 
No pretendemos que estas observaciones basten para cambiar un estado de ánimo expectante con el fin de la pandemia y que obedece al complejo de causas mencionadas. Pero se contribuirá al proceso a medida que se vayan combatiendo los agentes del confusionismo y el sabotaje que alcanzaron sus más bajos niveles éticos y que multiplicaron sus efectos de máxima nocividad durante la cuarentena por lo excepcional de la coyuntura, y lo hicieron pese a que más de 130.000 argentinos fallecieron por el Covid-19. El coronavirus sigue constituyendo una emergencia de salud pública de importancia. Y aunque la percepción general es que la pandemia ha terminado, sigue afectando adversamente la inmunidad de la población; se mantiene el riesgo de nuevas variantes que exacerben el impacto sanitario en curso. Por eso todos debemos vacunarnos.
 
La Opinión Popular
 

Coronavirus: la importancia del tercer refuerzo de la vacuna 
 
Vergonzoso falló de la Corte Suprema
 
La Corte Suprema de Justicia le declaró la guerra abierta al peronismo al anular la partición del bloque de senadores del Frente de Todos para quitarle una banca al oficialismo en el Consejo de la Magistratura y dársela a Juntos por el Cambio, que festejó alborozado la decisión suprema.
 
El fallo que firmaron los jueces Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz y Juan Carlos Maqueda hizo lugar a un planteo macrista, viola la división de poderes y obliga a Cristina a dar una respuesta contundente justo cuando el serpentario de Comodoro Py, del Partido Judicial Macrista, comienza a "rodearla" con la amenaza de reabrir causas truchas de persecución que están cerradas, como Dólar Futuro, el Memorándum con Irán y el caso Hotesur - Los Sauces.
 
La jugada de los cortesanos sorprendió a propios y extraños en el Consejo porque muchos la interpretaron como innecesaria. Si la Corte no tomaba esta decisión, a partir del 18 de noviembre el Consejo de la Magistratura iba a comenzar una nueva etapa con otra conformación. Al menos, eso es lo que estaba en los cálculos de quienes integran el órgano que selecciona y sanciona jueces, que debe renovarse a partir de esa fecha. Ya fueron electos 12 de sus nuevos 20 miembros. Solo restan los 8 representantes del Congreso, 4 por el Senado y 4 por Diputados.
 
Es en esa designación donde metió la mano el Alto Tribunal. Y como son los presidentes de cada cámara los que designan por nota a sus representantes el gran interrogante ahora es si el Parlamento enviará a sus consejeros o ante esta provocación de los supremos cambiarán su postura. Las consecuencias de la resolución que firmaron Rosatti, Rosenkrantz y Maqueda son incalculables aún. Lo que está en juego no es solo la paralización de un órgano clave para el Poder Judicial.
 
En materia jurídica, Rosatti, Rosenkrantz y Maqueda anularon la división del bloque de senadores del Frente de Todos y que en su momento le dio como resultado una banca más al oficialismo en el Consejo de la Magistratura en detrimento de la oposición. Esta había sido una respuesta a la toma por asalto del Consejo que había realizado el Tribunal Supremo el 16 de diciembre de 2021.
 
Entonces, la Corte Suprema estableció que la conformación del órgano de selección y sanción de jueces que funcionaba desde el 2006, de 13 integrantes, era inconstitucional. Es decir, que funcionó 15 años en contra la Constitución. Así, cambió su estructura, la elevó a 20 miembros, y ubicó como presidente del Consejo al presidente de la Corte.
 
En materia institucional, la Corte legisló (algo que no puede) y acusó a CFK de no cumplir su fallo con una decisión política (algo no judiciable). Básicamente, violó la división de poderes y se entrometió en una decisión parlamentaria al decirle al Congreso cómo debiera designar a sus consejeros.
 
El bloque de senadores y senadoras nacionales del Frente Nacional y Popular y de Unidad Ciudadana, que conforman el interbloque Frente de Todos, concluyeron que los dirigentes macristas, abanderados de la "lucha contra la corrupción", utilizan jueces, fiscales y causas judiciales contra funcionarios del ex gobierno de Cristina, pero las causas que investigan al gobierno macrista quedan en total impunidad.
 

Coronavirus: la importancia del tercer refuerzo de la vacuna 
 
El Gobierno nacional procura resultados diferentes
 
Desde que el presidente Alberto Fernández le declarara la guerra a la inflación, los precios aumentan cada vez más rápido. Remarcadora en mano, el enemigo avanza en todos los frentes ante un Gobierno que ya no sabe con qué tirarle. y está urgido por la necesidad imperiosa de contener ese avance, porque nadie cree que el oficialismo será competitivo en las elecciones con esta inflación.
 
Un descenso en los índices de precios, sensible en la cotidianeidad, podría mejorar el ánimo colectivo. Para ello, el ministro de Economía, Sergio Massa, desempolva un arma que sus antecesores ya habían usado sin mucho éxito, pero confía que con algunos cambios, ahora sí podría resultar efectiva.
 
Massa anunció un nuevo acuerdo de precios, bautizado Precios Justos, del que participan más de 100 empresas que son responsables por más del 85% del abastecimiento y comercialización de todos los alimentos que se venden en el país. Alrededor de 1.800 productos deberán mantener sus valores congelados de diciembre a febrero y los restantes no podrán aumentar más de 4% por mes.
 
No es la primera vez que un gobierno intenta reducir la inflación por vía de un acuerdo con las empresas "formadoras de precios", es algo que se intentó otras veces, la mayoría de ellas con resultados poco alentadores. Sin embargo desde el equipo que lidera Massa están convencidos de que esta vez será diferente. Hay dos motivos para pensar que este acuerdo sí podría funcionar.
 
El primero es el contexto: en oportunidades anteriores, los acuerdos de precios se plantearon como alternativas para evitar la vía ortodoxa del ajuste monetario, pero este acuerdo llega acompañado de un programa de ajuste del gasto fiscal y apretón monetario.
 
El otro motivo surge del aprovechamiento creativo de una limitación precedente. Esa limitación es la falta de dólares que obligó al Gobierno a retacear la liberación de divisas para importaciones. Tan difícil se volvió conseguir dólares para importar, que ahora el Gobierno usa esa necesidad del sector privado como arma de seducción para que las empresas cumplan lo firmado.
 
Las compañías que respeten lo acordado tendrán acceso al "canal verde" del Sistema de Importaciones SIRA, lo que les permitirá anticipar el acceso a divisas para comprar insumos, bienes intermedios y maquinaria, con previsibilidad respecto a las fechas de pago.
 
También hay novedades en los mecanismos de control, una de ellas es la instrumentación de una aplicación para celulares que permitirá a los consumidores denunciar incumplimientos y se buscará que los municipios tengan un rol central en los controles territoriales, para ellos también hay una zanahoria: se les permitirá quedarse con un porcentaje de lo recaudado en concepto de multas.
 
En Economía confían en que una política monetaria contractiva sumada al programa Precios Justos será suficiente para que la inflación baje del parámetro actual de 7% a 4% mensual, si lo consiguen, la inflación del año próximo estará en línea con los 60 puntos proyectados en el Presupuesto 2023.
 
Sectores oficialistas, con Massa a la cabeza pero no solo, maquinan que las corporaciones empresariales tal vez están empezando a ver lo que nunca entendieron. Que el actual Gobierno les permite ganar dinero y crecer mientras el macrismo genera muchos riesgos. La gobernabilidad y la gobernanza pueden zozobrar, los flojos resultados de ultraderechistas en Brasil y en Estados Unidos emiten alertas.
 

Coronavirus: la importancia del tercer refuerzo de la vacuna 
 
El PJ de Entre Ríos debe evaluar el momento para votar
 
El gobernador Gustavo Bordet empezó a definir el panorama electoral, que no solo implica cuándo se votará en Entre Ríos, sino cómo. La propuesta de Boleta Única Papel (BUP) no es una bomba de humo. Incluso mandó a sondear a la oposición. Y no sería extraño que se abriera la opción de un adelantamiento del proceso electoral.
 
En el seno del oficialismo entrerriano se ha instalado una inquietud, una sensación impropia del peronismo provincial. Esa costumbre de manejar las variables propias y también las que atañen a la oposición entró en problemas. El momento político del oficialismo no tiene parangón reciente. El Gobierno provincial y el capitalino gobiernan con adhesiones ciudadanas que valoran mayoritariamente esas gestiones. En la Casa Gris se esperanzan con el crecimiento en sus encuestas de 12 puntos en la imagen de Bordet en los últimos dos meses cuando no sucedió nada para que eso ocurriera. La remontada se adjudica a un mejoramiento del Frente de Todos en general.
 
Sin embargo, la proximidad de los comicios provinciales -y también de los capitalinos- incorpora un elemento distintivo. Aun sin contar el peso que representa para una gestión perdurar 20 años en el poder, nunca antes el peronismo se asomó a un proceso electoral con el nivel de lastre que hoy tiene sobre sus espaldas. Problemas evidentes y muy sensibles de la gestión nacional, sumados a errores no forzados que se vienen acumulando, hacen que esa estructura grande y sólida que el PJ construyó en el poder cruja como hasta hace poco no lo hacía.
 
Sin ser definitivos ni determinantes, hay más elementos que complejizan el escenario. La cada vez más dificultosa unidad opositora que aún muestra Juntos por el Cambio es un factor seguido de cerca por el peronismo. Frigerio y Galimbrti son amenazas concretas para el PJ y su proyecto de sucesión trazado desde la Casa Gris.
 
También, el respaldo que reciben los opositores de figuras nacionales a las que los entrerrianos ya votaron o podrían votar en comicios presidenciales. Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich y María Eugenia Vidal, para nombrar a los más importantes, representan esa fuerza externa que, temen en la Casa Gris, podría contaminar el tablero provincial, dependiendo del momento en que se fijen los comicios.
 
La versión, cada vez más reproducida por oficialistas y opositores aunque no confirmada por nadie en el PJ, es que los comicios podrían adelantarse para junio. Pero esto entra en colisión con el complejo momento que atraviesa la gestión nacional, en circunstancias en que los problemas no paran de acumularse.
 
En esa decisión radica uno de los principales dilemas de Bordet. Evaluar el momento exacto para votar: lo más alejado de los problemas nacionales, pero, a la vez, lo más distante, también, de los comicios nacionales, para evitar que una "ola" nacional y opositora inunde nuevamente a Entre Ríos de Juntos por el Cambio, como ya sucedió en 2015, en 2017 y en 2021.
 
Una incongruencia difícil de explicar surge de los resultados de las encuestas y que son miradas cada vez con más voracidad. ¿Cómo es posible que las gestiones de Bordet y de Adán Bahl susciten aprobaciones que, en promedio, superan el 55/60 por ciento, pero las encuestas en las que se confía para tomar decisiones muestran un escenario de paridad respecto de Frigerio, el candidato que el peronismo cree que será su rival por Juntos por el Cambio?
 
Quienes están cerca del gobernador Bordet conocen esos números. Sobre la base de esos guarismos, hay dirigentes en el oficialismo que trazan estrategias para mejorarlos. El Gobernador otorga atención especial a los municipios. Planifica ese despliegue en el terreno en favor de su estrategia y, por eso, fue categórico en esa conjunción y planteó su intervención en localidades en "que no se está bien".
 
Hay funcionarios que plantean la necesidad imperiosa de expandir la coalición oficialista. El objetivo es sumar a dirigentes radicales y del menemismo residual que apoyan al PRO. "Hombres y mujeres que manejen territorios y que vean que la continuidad es con nosotros, no con Frigerio", explican esos subalternos. La traducción es simple: el PJ cree que con lo que tiene hoy no es suficiente para garantizar la victoria.
 
En paralelo, el doble juego de Bahl tiene desconcertados a muchos. No dice que será candidato a gobernador. Aún guardará la chance capitalina de reelegir. Sus encuestas le arrimaron confianza ya que le indican ventaja en la intendencia ante cualquier candidato del PRO y así renovó su creencia en retener el municipio. Pero su doble juego continúa.
 

Diputados de Entre Ríos defendieron los privilegios de la casta judicial  
 
Juntos pero predomina la desconfianza
 
El macrista porteño Rogelio Frigerio está lanzado a la gobernación de Entre Ríos desde hace un año. El radical Pedro Galimberti le sigue de atrás. Competencia cuerpo a cuerpo por el protagonismo, abierta disputa por los respaldos nacionales y desacuerdo total sobre como definir la interna vuelven cada vez más incierto el panorama opositor.
 
La sociedad entre la UCR y el PRO es desde hace más de un año la gran esperanza opositora en la provincia. Hoy, también, es el principal motivo de preocupación de Juntos: pasaron de ser la alternativa en la disputa por el poder provincial y municipal a protagonizar una competencia sin reglas que vuelve incierto el panorama opositor.
 
Desde el triunfo de 2021, Frigerio actúa como si ya fuera el candidato a gobernador. Entiende que ya le ganó a Galimberti en 2019, que mide mejor en las encuestas y que es el candidato más temido por el peronismo entrerriano.
 
Le agrega a esa convicción el respaldo de Horacio Rodríguez Larreta y de Patricia Bullrich, todos los recursos que tiene y un elemento vital que vuelve más determinante aún su pretensión: considera que esta es su única oportunidad de disputar la Gobernación, por lo que habla de "pelear a morir". El resultado de esa composición no admite otra posibilidad que la candidatura de él.
 
El problema es que Galimberti, que al momento de la constitución de esa sociedad accidental con Frigerio quería secundarlo en 2023, ahora considera que sería mejor candidato a gobernador que su ex socio. Su convicción es mucho mayor desde que reconstruyó su vínculo con la UCR nacional.
 
A un año del arrasador triunfo conjunto en las legislativas, Galimberti trazan diagnósticos y propuestas para el Gobierno provincial. Fanático de la intriga nadie sabe qué hará pero saben que quiere ser gobernador. Lo real es que tiene un plan para la provincia, que también quiere gobernar el porteño.
 
El resto del radicalismo observa confundido. Atilio Benedetti y Fabián Rogel estaban muy a gusto con la candidatura de Frigerio, pero Galimberti es radical. Toda la oposición tiene planteada una disputa y no encuentra cómo resolverla; puede dividirse porque los entrerrianos anti peronistas ya lo vivieron varias veces, pero puede ocurrir de nuevo.
 
Hay una idea de someter a internas abiertas todos los cargos electivos: es impulsado por algunos pero otros se oponen. Puede ser apenas una disidencia formal, o puede ser el primer indicio de una ruptura. Hay tiempismo, hay dos estrategias diferentes en curso y, sobre todo, predomina la desconfianza.
 

Diputados de Entre Ríos defendieron los privilegios de la casta judicial  
 
Para el PRO, la UCR está atravesada de populismo
 
El frigerismo sostiene que la interna es alentada por el peronismo provincial, que se mantiene la vieja relación entre radicales populistas y peronistas y que Galimberti está siendo funcional a esa jugada. El PRO no hace otra cosa que poner en evidencia una vez más un hecho que tiene sólidas raíces: la UCR sería populista y siempre encuentra dirigentes para expresar puntos de vista afines al peronismo.
 
Una cercanía que tuvo una clara expresión en la Declaración de Avellaneda, donde el 4 de abril de 1945 el radicalismo proponía un programa de nacionalismo económico y estatizaciones coincidente con el que había puesto la Revolución Nacional en marcha desde 1943 el gobierno militar que dio origen al peronismo.
 
Que Julio Cobos haya sido vicepresidente de Cristina y Martín Lousteau ministro de Economía de ese mismo gobierno no son hechos accidentales, sino producto de una cercanía histórica. A todo ello pueden sumarse la incorporación al gobierno de notables radicales como Ricardo Alfonsín y Leopoldo Moreau. Por estos días, reaparecieron antiguos militantes radicales para explicarnos lo bueno que fue el gobierno de Alfonsín y lo malo que resulta para el radicalismo la alianza con Macri.
 
Las diferencias existentes en el seno de la alianza opositora no deben ser subestimadas. Una parte importante del radicalismo ve a Macri como si fuera el mismo demonio. Es probable que estos radicales se sientan más cerca del peronismo que del PRO. En realidad, se trata de una discusión esencial, vinculada al rumbo del próximo gobierno.
 
La polémica dentro de Juntos por el Cambio (JxC) la generó Mauricio Macri luego de que calificara de "populista" al ex presidente Hipólito Yrigoyen. El resultado de ese razonamiento es una lógica inaceptable para un sector amplio del radicalismo. Así, Juntos por el Cambio está ingresando en un terreno complicado. Esa interna ya tuvo consecuencias en la provincia y fracturó el bloque de JxC.
 
Los diputados radicales que siguen incondicionalmente a Frigerio armaron un nuevo bloque. Se separaron de los tres que juegan con Galimberti. Gracia Jaroslavsky, Uriel Brupbacher, Eduardo Solari y Sara Foletto, informaron la conformación del bloque "Unión Cívica Radical". Los tres primeros apoyan la postulación a gobernador del candidato del PRO, Frigerio. Y Foletto milita con Rogel, que también mantiene un fuerte seguidismo con el porteño.
 
Que la oposición destine cada vez más energía a su interna es un alivio para el peronismo entrerriano. Tal vez un factor esperanzador para reactivar su estrategia eleccionaria. Es probable que en el transcurso del Mundial avance hacia el objetivo de adelantar las elecciones, que ya no tendría tan sonoras objeciones opositoras.
 
La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
30-11-2022 / 12:11
30-11-2022 / 11:11
28-11-2022 / 20:11
28-11-2022 / 06:11
El Diccionario de la Real Academia Española (RAE)​ recoge dos acepciones del término tránsfuga: una común, referida a la "persona que huye de una parte a otra", y una figurada, de aplicación a la "persona que pasa de un partido a otro". Este segundo significado es el que se usa para aquellos políticos que, dejando a sus compañeros, pactan con otros dirigentes para cambiar de bando. Luciano Filipuzzi, rector de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER), militante y afiliado al PJ, pegó un salto y se sumó a los equipos técnicos del precandidato a gobernador macrista, el porteño Rogelio Frigerio, junto a dos decanos de la casa de estudios: Daniela Dans, titular de la Facultad de Ciencia y Tecnología; y Carlos Cuenca, a cargo de la Facultad de Ciencias de la Gestión.
 
Pero lo más grave es que la noticia del primer encuentro de equipos técnicos de Frigerio dejó sólo la novedad del garrochazo del rector de la UADER. Un acto de transfuguismo es todo lo que tiene para mostrar Frigerio como proyecto para la provincia. Si la idea del ex ministro de Mauricio Macri es esperar que peronistas desleales se sumen a su aspiración es porque tiene poco para aportar. Más de lo mismo, o peor aún. Sobre la difusión de propuestas de gobierno en la reunión de técnicos del macrismo, de nuevos proyectos, de ideas de políticas provinciales, nada de nada.
 
La noticia hizo mucho ruido en el PJ y en la interna de Juntos en Entre Ríos. Rápido de reflejos para demostrar la incomodidad interna, el diputado nacional y precandidato a gobernador radical, Pedro Galimberti, dejó un mensaje en las redes sociales apuntándole a Frigerio por la incorporación del rector de la UADER: "Somos el Cambio o no somos nada. Si somos el cambio no podemos andar 'pegoteandonos' con quienes fueron y son parte del problema y no de la solución. Aplica al país, a Entre Ríos y a tu ciudad", expresó. Pero no se quedó ahí: "Algunas fotos de la actualidad parecen de los añejos '90. El menemismo, el kirchnerismo y muchas variantes mutantes del peronismo entrerriano son el problema y el pasado. Pero no todos somos lo mismo. Hay que construir una provincia diferente", agregó recordando el pasado menemista de Frigerio.
 
En el ambiente universitario, los sectores históricamente ligados a la UCR rechazaron la incorporación de las actuales autoridades de la UADER a Cambiemos, entienden que implícitamente ya existía un acuerdo dentro de la oposición que, en caso de acceder al poder en 2023, la UADER era un territorio cuyo vínculo con el gobierno será llevado adelante por el radicalismo, descartando cualquier rol del PRO en el área.

27-11-2022 / 08:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar