La Opinión Popular
                  02:28  |  Jueves 30 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Imposible es sólo una palabra que usan los hombres débiles para vivir fácilmente en el mundo que se les dio, sin atreverse a explorar el poder que tienen para cambiarlo. Imposible no es un hecho, es una opinión”. Cassius Clay
Recomendar Imprimir
Nacionales - 03-11-2022 / 10:11
FUERTE BOICOT DE GRANDES EMPRESAS AL PLAN DE CONGELAMIENTO

Funes, El Codicioso: le pidieron que moderen los precios y subieron un 15 por ciento

Funes, El Codicioso: le pidieron que moderen los precios y subieron un 15 por ciento
Antes de que se ponga en marcha el plan Precios Justos, las grandes empresas desafían al Gobierno mandando listas con aumentos que hasta triplican lo sugerido por Economía. También amenazan con desabastecer a los que no acepten sus abusivas subas de precios. El propio presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, se puso al frente de la resistencia a cualquier congelamiento.
En la previa al inicio de Precios Justos, el plan de congelamiento de precios de productos de la canasta básica por 120 días, las empresas fabricantes de alimentos, bebidas y limpieza volvieron a mostrar los dientes desafiando un pedido del Gobierno: desde el Ministerio de Economía les sugirieron que no remarcaran por encima del 4 por ciento, pero en las horas siguientes los más grandes mandaron a los supermercados listas con aumentos de entre 7 y 15 por ciento.
 
Solo unos pocos aceptaron las pautas del Estado y los que no se bajaron de las remarcaciones avisaron, además, que no entregarán mercadería a aquellos comercios que no tomen las listas con aumentos. Esta situación, conocida por el ministro de Economía, Sergio Massa, redundó en una embestida más dura y en todos los frentes contra los que incumplan. Los que no colaboren, tendrá acotado el nivel de ayuda del Estado y se endurerecerán investigaciones por concentración y multas millonarias sumadas a controles férreos en las industrias que fabrican bienes esenciales.
 
Detrás de los números de los aumentos y la resistencia al congelamiento de precios hay una puja política entre el Gobierno y los organismos de lobby de las grandes empresas de la industria de los alimentos y el consumo masivo.
 
En este escenario, el ministro de Economía, Sergio Massa, decidió un abordaje integral para hacer cumplir los acuerdos. "Vamos a usar todas las herramientas del Estado", dijeron laderos del funcionario. Ese todas las herramientas supone que el Gobierno trabajará con los "antecedentes fiscales" de todos los sectores que se niegan a colaborar con precios y además requieren todo el tiempo diferentes tipos de ayuda del Estado.
 
A saber, vía diferentes funcionarios, se observarán los pedidos de importación, el nivel de créditos que se piden en bancos oficiales y, en paralelo, se hará efectivo el endurecimiento de las multas por violaciones a la Ley de Defensa del Consumidor y las investigaciones a empresas que aumentan por sobre la media.
 
La Opinión Popular
 

 
LES PIDIERON QUE SE MODEREN Y SUBIERON UN 15 POR CIENTO
 
Fuerte boicot de grandes empresas al plan de congelamiento de Sergio Massa
 
Los fabricantes enviaron listas con el triple de aumento permitido en la previa a Precios Justos. Y amenazan con no entregar mercaderias si no les toman las subas.
 
Según números del mercado a los que accedió Página I12, los que peor se portaron ante el pedido oficial fueron las alimenticias. Algunos casos: Bunge envió una suba de 15 por ciento para el arróz; Porta Hermanos (principal fabricante de alcoholes y bebidas) de entre 12 o 13 por ciento según el producto.
 
Molinos Río de la Plata pasó entre 7 y 8 por ciento en pastas y arroz. Y las papeleras que monopolizan el mercado pasaron subas muy fuertes: San Andrés de Giles, entre 6 y 9 por ciento; y Papelera del Plata un 7 esta semana, pero con un asterisco. La semana anterior pasó aumentos del 4 y avisó que después del 15 de noviembre volverá a subir otro 4, es decir, quince puntos en un mes. La empresa de cremas y productos de higiene Nivea, pasó un 7 por ciento. Y el mismo porcentaje subió Johnson y Johnson. Todas esas empresas avisaron que sólo abastecerán si les toman ese precio.
 
Luego, hubo un pelotón que mandó alzas pero volvió atrás. Algunas de ellas, Kimberly Clarck y SC Jonhson. Arcor, la empresa de la familia Pagani, aún no respondió si será parte del congelamiento, algo que sí hizo Mastellone, que produce la leche La Serenísima. Entre los duros también aparece Coca Cola, que como trabaja con dos distribuidoras (Reginald Lee y FEMSA), tiene constamente fuertes variaciones de precios según zonas.
 
 
Una resistencia que no cesa
  
Este escenario prefigura que las empresas no asumieron, en su gran mayoría, el pedido de moderación del Gobierno en la previa al congelamiento, algo básico para que cuando en diciembre entre a regir Precios Justos, haya un punto de partido lógico para congelar los valores y las empresas no compensen los meses de precios fijos con aumentos muy por encima de la inflación.
 
La resistencia a Precios Justos no es nueva. Ya este diario contó que las empresas iban a la guerra con Massa y el congelamiento, pero poniendo como excusa que era imposible cumplirle al ministro el sueño de que los 1500 productos a congelar se fabricaran con el precio impreso en el paquete. Como eso se complicaba, Economía decidió no hacerlo y, en su lugar, creó una aplicación que les permitirá a los consumidores comprobar el cumplimiento del plan y el precio fijo con un simple escaneado de código de barras que se hará con el teléfono celular. Pero aún con esta solución alternativa, siguió el boicot contra el programa oficial que aún se lanzó, mostrando que, en realidad, el malestar no era por la impresión de los paquetes sino que la idea no era apoyar ningún tipo de congelamiento.
 
La secretaría de Comercio Interior que conduce Matías Tombolini, mientras tanto, sigue negociando con las empresas porque Massa quiere que entre diciembre y marzo del 2023 haya un congelamiento efectivo. El objetivo del ministro es un torniquete a precios que pegan fuerte en el IPC para que el año actual no termine superando el 100 por ciento de inflación, una cifra que no difiere mucho en lo real con la que está por debajo del 100, pero sí es simbólica para lo que viene.
 
En paralelo, lo que el Gobierno busca es que haya un acuerdo de salida ordenada del congelamiento en marzo del año próximo, pero el antecedente del comportamiento empresario en la previa a la medida, no genera demasiadas expectativas positivas.
 
Por Leandro Renou
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
29-11-2023 / 10:11
Si algo ha quedado en claro es que Javier "el Loco" Milei no tiene plan de gobierno ni equipo de funcionarios para gestionar. Por eso, ayer anunció que el "casta" Luis "Toto" Caputo será su ministro de Economía. Milei fue inventado y luego promocionado por los grandes medios porteños, esos que está al servicio de los económicamente poderosos, y se benefició del soporte que los operadores de Mauricio "Titiritero" Macri le dieron en las redes sociales para la segunda vuelta. Lo cierto es que capitalizó el descontento a su favor mediante la vociferación de un discurso en el que predominaron el insulto, los gritos, la amenaza de romperlo todo, sin propósito serio alguno.

Pero ahora tuvo que recurrir a un financista especulador que de macro economía no tiene la menor idea, el casta macrista Caputo quien fue exministro de Finanzas y expresidente del Banco Central de la desastrosa gestión de Macri, recordado por ser el creador del "bono a 100 años", por los paraísos fiscales revelados en los Paradise Papers, por la liquidación y fuga de dólares tras el préstamo con el FMI y por el sospechoso vínculo de su familia con el intento de magnicidio a la vicepresidenta Cristina Kirchner

Caputo transitó su carrera privada como jefe de trading para América Latina del banco estadounidense JP Morgan; luego ocupó el mismo cargo con responsabilidad para Europa del Este y América Latina en el Deutsche Bank. El banco alemán lo nombró presidente local hasta 2008, cuando creó Axis su propio fondo de inversiones.
 
El lazo con Macri está atado por Nicolás "Nicky" Caputo, empresario de la construcción y "hermano del alma" del fundador del PRO. La familia Caputo también está ligada al presidente electo Javier Milei, ya que Santiago Caputo es pariente de "Toto" y mano derecha del líder de la ultraderecha, quien lo mencionó como "el arquitecto" del triunfo el domingo pasado, tras la victoria de La Libertad Avanza en el balotaje. Caputo integra otra familia ligada a Macri: la del colegio Cardenal Newman, del que es ex alumno.
 
Otra Caputo se hizo conocida desde el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Kirchner: se trata de Rossana Pía Caputo, hermana de Luis y quien habría sido la conexión entre la firma Caputo Hermanos para financiar a los fundadores de la organización terrorista Revolución Federal.

Macri convocó a "Toto" para su gestión en la Casa Rosada al señalarlo grotescamente como el "Messi de las finanzas". Comenzó su gestión como secretario, luego fue transformado en Ministro de Finanzas y, por último, presidente del Banco Central, en reemplazo de Federico Sturzenegger, otro "casta" que resuena en el gabinete del "anticasta" Milei.  Durante sus años en el gobierno, fue Caputo el segundo funcionario más rico con un patrimonio de $ 5.575 millones.

La gestión pública de Caputo terminó cuando la extitular del FMI, Christina Lagarde, le dijo al Financial Times que el organismo estaba buscando "claridad, transparencia e información apropiada para los operadores de mercado y una comunicación mejorada", para la política monetaria del Banco Central. Es que el macrista Caputo puso en marcha un mecanismo de fuga de divisas cuando estuvo al frente del Central. Se trató de una serie de subastas de dólares a precios menores a los de mercado, que significó una pérdida de 66.561 millones de pesos para el país.
 
Todo gracias a los fondos frescos del brutal préstamo de 45.000 millones de dólares que Macri selló con el FMI y que, ya fuera de la presidencia, reconoció que se utilizó para financiar la fuga de divisas. A cargo de la cartera de Finanzas, Caputo tuvo otros éxitos: el bono de deuda a 100 años y el cierre de la negociación con los fondos buitre donde aceptó todas las condiciones impuestas por ellos. Un cipayo.
 
La Opinión Popular
 

28-11-2023 / 09:11
El presidente electo Javier "el Loco" Milei negocia a contrarreloj para intentar asumir el 10 de diciembre con algunos atenuantes a su debilidad de origen para gobernar. El armado de su nuevo gabinete, con altas y bajas, está también cruzado con la búsqueda de apoyos de gobernadores y de legisladores en el Congreso. El sector que lidera Mauricio Macri en el PRO, el cordobés Juan Schiaretti y Florencio Randazzo, son parte de estas negociaciones.
 
La necesaria gobernabilidad para hacer las neoliberales reformas y un ajuste de shock delirante se enfrentará a un Congreso fragmentado y con débil representación "libertaria", y una impaciencia social que puede condicionar en la calle cualquier medida que se anuncie y hacer peligrar los "acuerdos con la casta" que negocia Milei. La Libertad Avanza tendrá apenas 38 diputados de 257 (el 15%) y 7 senadores de 72 (el 10%). En Diputados, necesita conseguir 91 voluntades para tener el quórum de 129 para sesionar. En la Cámara Alta tiene un escenario más adverso todavía: le faltan 30.
 
¿Con quiénes puede aliarse para conseguir el quórum y aprobar leyes? El sector que lidera Macri, apremiado por sus múltiples causas penales, está primero en la lista. La mala noticia es que a pesar de sus esfuerzos, a Milei no le alcanza con el aporte de la tropa macrista. Si bien todos los números son provisorios, hasta ahora pueden contarse unos 32 diputados y diputadas del PRO alineados con Macri para apoyar las iniciativas de Milei.
 
Además, dentro de lo que todavía sigue siendo Juntos por el Cambio, hay otros 4 diputados de monobloques que lo acompañarían (como Espert, Lopez Murphy, y otros de Salta y Tucumán). Dentro de la UCR puede llegar a haber unos 3 "díscolos" que se sumen a apoyarlo. El número para el quórum todavía queda lejos: le faltan 52 diputados. En el Senado, se calcula que el PRO podría aportarle 4, la UCR 1, y otros 3 más de bloques provinciales que hoy integran la coalición. Así llega a sumar 15. Le faltan otros 15.
 
El futuro de esta alianza en el Congreso dependerá de cómo termine la disputa por la presidencia de la Cámara de Diputados. El nuevo gobierno necesitará de alguien con mucha cintura para negociar leyes con todos los espacios, incluidos sectores del peronismo. Un rol difícil para el partido de Milei que es la 3° fuerza de Diputados. La primera minoría, a quien por reglamento le correspondería la presidencia, es Unión por la Patria con 105 diputados propios, que con espacios aliados podría reunir 113 voluntades (los que hicieron campaña por Massa: los misioneros, el rionegrino, los socialistas santafesinos y la cordobesa De la Sota). Le sigue Juntos por el Cambio con 94 si se mantiene unido. Parece difícil. Además, Cristina Fernández busca quedarse con la presidencia provisional del Senado (2° en la sucesión presidencial).
 
La relación con los gobernadores está atravesada por el futuro de la obra pública. Milei amenaza con dejarla sin financiamiento estatal y que se haga cargo el sector privado. Puede ser su manera de "golpear para negociar". En esta suma de debilidades, que Milei logre alinear el apoyo de algunos gobernadores de Juntos por el Cambio, no implica necesariamente alineamiento de legisladores en el Congreso. Esto añade problemas en la búsqueda de gobernabilidad.
 
Dependiendo de cómo se reconfigure el mapa de alianzas, no es descartable que por primera vez en la historia, el Congreso tenga capacidad de rechazar en ambas Cámaras Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU), complicando aún más las herramientas a las que puede echar mano Milei. La Corte Suprema puede cobrar un nuevo rol en dirimir esas disputas. Estas dificultades abren el camino a que la calle y la organización en sindicatos, barrios, movimientos sociales y universidades, gane peso y sea un actor protagónico para inclinar la balanza en defensa de los intereses de los trabajadores y el pueblo.
 
La Opinión Popular
 

27-11-2023 / 13:11
A una semana de ganar las elecciones, Javier Milei emprende su primer viaje a Estados Unidos como presidente electo, ni más ni menos que en un jet privado en un vuelo con un costo de 230 mil dólares. A contrapelo de su discurso de ajuste y ahorro, el mandatario electo se da su primer "lujo" de casta junto a su hermana Karina, Nicolás Posse y quien se perfila como su potencial ministro de Economía, Luis "Toto" Caputo.
 
En principio, el viaje está pautado para visitar "El Ohel", la tumba del rabino Menachem Mendel Schneerson, y luego encabezar reuniones económicas en Washington, donde está previsto que se entreviste con funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI) y funcionarios del gobierno de Joe Biden.
 
En tanto, las miradas se ubicaron sobre el suntuoso jet donde Milei decidió emprender el viaje, una aeronave privada propiedad de la empresa Baires Fly, cuyo vuelo tiene un costo de mercado de 230 mil dólares. La contratación de este jet no condice del todo con la idea de ahorro y austeridad que viene pregonando el presidente electo en relación a los gastos innecesarios de "la casta".
 
Según desde las filas de La Libertad Avanza informaron, además, que el viaje no tiene como propósito la búsqueda de financiamiento, pero no se descartaba un intento por avanzar en reformular el acuerdo entre la Argentina y el FMI. 
 
En tanto, siguen las repercusiones por la incorporación al equipo de cabecera de La Libertad Avanza de "Toto" Caputo, el "Messi de las finanzas" que supo ser una de las caras paradigmáticas del modelo de gobierno de Mauricio Macri con Cambiemos. A pesar de que Milei busca aclarar que su único rol en este momento es contribuir a desarmar las Leliq, la llegada de Caputo ya comenzó a ser leída como parte del "entrismo" para el copamiento macrista en la eventual gestión de LLA.
 
El viaje en avión privado de Milei generó polémica en redes sociales y críticas de muchos usuarios que remarcaron que se trata de un mensaje bastante contradictorio con su discurso anticasta y de ir en contra de los privilegios de la política. Más "casta" imposible.
 
La Opinión Popular
 

26-11-2023 / 11:11
Lo más peligroso de la insatisfacción democrática es que funciona bajo una dinámica que tiende a retroalimentarse peligrosamente, en una espiral que, si no se detiene a tiempo, puede arrastrar consigo lo que queda en pie en este país tan maltratado. Primer paso: la justa demanda por una mejora sustancial en la calidad de vida abrió las puertas a la aceptación mayoritaria de un proyecto que corre peligrosamente los límites del sistema, porque en ese sistema ya no se encontraba representación. Segundo paso: una vez en el poder, ese proyecto se demuestra incapaz de resolver esa demanda. Por el contrario: sus políticas agravan la situación. Tercer paso: vuelva a comenzar.
 
Ese mecanismo fue transparente esta semana, en los días posteriores al contundente triunfo en segunda vuelta de Javier "el Loco" Milei. Una amplia mayoría votó a un economista que decía saber cómo arreglar la economía "con o sin dinero" y prometía que el ajuste iba a recaer sobre los políticos, supuestos culpables de esta situación.
 
Sin embargo, lejos de hallar una respuesta a ese mandato, esta semana los argentinos fueron testigos de una disputa a cielo abierto por el control del gobierno que todavía no empezó y sus oportunidades de "negocios" sucios. Una interna de la que depende, entre otras cosas, el rumbo de la economía y el bolsillo de 47 millones que no van a tener buenas noticias por mucho tiempo.
 
En forma frenética, el nuevo gobierno pasa por un desgastante juego de anuncios y desmentidas, todos los días y a toda hora. E incluso a las mismas horas en que los protagonistas aludidos desmienten o afirman lo que cerca de Milei dejan trascender. Una cosa queda clara: los primeros anuncios de tono más "anarco capitalista" en cuanto a nombres y contenidos, incluidas las figuras "de la primera hora" de La Libertad Avanza (¿eso que la gente votó?) van bajando del barco de gobierno o relegados a asientos de tercera clase, y van siendo reemplazados por referentes del PRO, que salió tercero.
 
El botín es jugoso. Entre las joyas que el flamante gobierno discute cómo sacar a remate y regalarlas se destacan YPF, dueña del 40 por ciento de Vaca Muerta, la segunda reserva mundial de shale gas y la cuarta de shale oil, y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES, una caja de más de 60 mil millones de dólares, incluyendo capital accionario en las principales empresas del país.
 
En el medio de la danza de nombres en torno al elenco que asumirá el 10 de diciembre los únicos dos confirmados por escrito en un comunicado oficial de "la oficina del Presidente electo" fueron justamente los titulares de la petrolera, Horacio Marín, hombre de Techint, y de la caja de pensiones, el cordobés Osvaldo Giordano. De "la casta tiene miedo" pasó a "la casta tiene cargos".
 
Con el objetivo de llegar al poder, Macri decidió sacrificar no sólo Juntos por el Cambio, sino el PRO, el partido que fundó. En su entorno no sólo dan por terminada la alianza con los radicales, sino también al PRO: "El PRO como lo conocíamos no va a existir más. Algunos estaremos en el oficialismo y otros en la oposición", dicen. Macri hizo la jugada que llevó a Milei a la Rosada, para condicionarlo con el Congreso y los gobernadores y ocupar lugares en su gabinete. Hizo lo que en La Libertad Avanza temían: los copó. Así cayeron dirigentes de Milei reemplazados por funcionarios de Macri.
 
Mientras Macri y Milei se entretienen con las idas y vueltas de las peleas por el futuro gabinete, los grandes proveedores de los supermercados siguen escalando sus precios. Además del 50% que cargaron tras la elección, suman ahora nuevas listas que llegan hasta un 140%. Como ejemplo, un paquete de pan lactal treparía a los 3500 pesos. Los empresarios confían en que Milei, férreo defensor del "libre mercado" no recurrirá a ningún tipo de control de precios.
 
La Opinión Popular
 

25-11-2023 / 09:11
Las alianzas políticas se conciertan antes de las elecciones entre fuerzas políticas que se ponen de acuerdo en un programa y en la distribución de cargos. En este caso fue al revés, tras competir con propuestas muy diferentes y con acusaciones ofensivas entre sí, La Libertad Avanza, el PRO de Mauricio "Titiritero" Macri y el cordobesismo cavallista del todavía gobernador Juan Schiaretti sellaron un acuerdo para gobernar y legislar en común.
 
El desplazamiento de los economistas ideólogos de Javier Milei por funcionarios macristas y cordobeses indicó la preeminencia de Macri sobre el mandatario electo. Por los nombres que circularon y las propuestas que encarnan, el resultado favoreció al macrismo en detrimento de los amigos del histriónico presidente electo.
 
Patricia Bullrich, la montonera "que ponía bombas en los jardines de infantes" va al Ministerio de Seguridad, y el "timbero" Luis Caputo ocupará el disputado Ministerio de Economía en tanto que el cavallista y actual titular de Economía en la provincia de Córdoba, Osvaldo Giordano, será el nuevo titular de la ANSES. Es probable que otro discípulo de Domingo Cavallo, Damien Raibel se instale en el Banco Central.
 
Con estos nombres que han empezado a circular, aunque todavía no tienen la confirmación oficial de la oficina del presidente electo, se ratificó que efectivamente habrá un "cambio", como votó la mayoría de los electores, pero no será por algo nuevo, sino a cargo de la vieja casta cavallista, macrista y schiarettista.
 
Los anuncios de Milei habían inquietado al círculo rojo y dispararon una puja para frenar los ímpetus dolarizadores o los anuncios del corte abrupto de las obras públicas, sin pagar las que se han empezado. El dispositivo sojero y granero en general y las grandes constructoras con obras millonarias de infraestructura que debe pagar el Estado lanzaron una fuerte ofensiva sobre el área económica del futuro gobierno.
 
Milei quedó silenciosamente arrinconado por la casta que tanto despreció y por la otra casta que también denunció: los contratistas del Estado. El clown economista que durante toda la campaña se cansó de anunciar que frenaría la inflación dolarizando y que cortaría de raíz todos los contratos de obras públicas porque le parecía casi delincuencial endeudarse para hacerlas, se desdijo de todo menos de la desaparición del Banco Central, con el que guarda resentimiento personal porque años atrás fue el único pasante al que no le renovaron el contrato.
 
Los funcionarios que aparecen en escena no son dolarizadores. Son ajustadores y tomadores de deuda seriales, relacionados algunos con la timba financiera. Carlos Rodríguez el jefe de asesores de Milei, que se regodeaba con el axioma de que los argentinos "deben sufrir para aprender que las cosas cuestan", renunció como jefe de asesor de Milei y se despachó contra Caputo: "Es un hombre de las finanzas, de la especulación de activos financieros, no sirve como ministro". En una nota aclaró que "No he sido consultado en meses. Tenía la decisión tomada hace tiempo. Hoy es el momento óptimo ya que Javier designó el Ministro de Economía y cambió el Presidente del BCRA. Ya está la casa en orden".
 
La designación de Caputo, un hombre que, según él, tomará deuda para dolarizar, y el desplazamiento de Emilio Ocampo, el encargado de cerrar el Banco Central, fueron los detonantes. Además de Ocampo y de Carolina Píparo, que fue reemplazada por Giordano, en el camino quedó herida también la vicepresidenta electa Victoria Villarruel, que perdió Seguridad. En las filas libertarias cunde la confusión. 
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar