La Opinión Popular
                  15:12  |  Miércoles 05 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El peronismo es un encuadramiento de las fuerzas populares vertebrado en torno a la clase trabajadora" John William Cooke
Recomendar Imprimir
Nacionales - 11-09-2022 / 09:09
SON SECTORES REFERENCIADOS EN BULLRICH, MILEI Y LÓPEZ MURPHY

Grupos neonazis, impulsados por la oposición, realizan actos violentos contra el peronismo

Grupos neonazis, impulsados por la oposición, realizan actos violentos contra el peronismo
Los grupos de ultraderecha, que se incubaron en las marchas anticuarentena impulsadas por la oposición, crecieron realizando actos violentos contra funcionarios y dirigentes peronistas y terminaron empujando el atentado que casi le cuesta la vida a Cristina Kirchner. Los discursos de odio que les dan cabida y sus nexos con sectores referenciados en Bullrich, Milei y López Murphy.
"Al kirchnerismo, cárcel o bala". Con la foto de este cartel, en la que también se ve una de las antorchas con las que convocaron a marchar, el grupo Revolución Federal celebraba la violenta manifestación del 18 de agosto frente a la Casa Rosada. "¿Así o más claro? A los corruptos, ni piedad. #VanACorrer", postearon. "Faltan más personas, tenemos que ser muchos gritando para que nos escuchen", reclamaba Brenda Uliarte, hoy detenida como partícipe del atentado a Cristina, en un posteo de su participación en esa marcha.
 
Revolución Federal --grupo del que hoy se investigan posibles vinculaciones al atentado-- es uno de los tantos emergentes que aparece en las redes como síntoma de época: la multiplicación de "ciudadanos indignados" (los más activos son jóvenes, pero no solamente) que reclaman "ser escuchados" con discursos de odio como trasfondo. Y dan un paso más: convocan a "dejar de quejarnos en redes y pasar a la acción".
 
Así organizan violentas marchas y escraches como los que llevaron la firma de este grupo: en el Instituto Patria, en la Quinta de Olivos o en la asunción de Sergio Massa, donde hubo detenidos y denuncias por daños y amenazas. Recientemente hubo otras a cargo de agrupaciones vinculadas (suelen compartir grupos de WhatsApp para sumar gente a las convocatorias) como Equipo Republicano, autor en Paraná del ataque en Tribunales a los abogados del exgobernador Sergio Urribarri.
 
Sus discursos navegan entre "el combate al populismo", a "la corrupción", a la "falta de orden" y el odio a las minorías; sus blancos son "los políticos que no escuchan", "los zurdos", pero también "los planeros", los extranjeros, los feminismos --"feminazis", es la acusación que se reitera--; el lenguaje inclusivo los perturba especialmente, apuntan contra "el curro de los derechos humanos", las Madres de Plaza de Mayo en general y Hebe de Bonafini en particular.
 
En los sectores más radicalizados los deseos de matar aparecen concretamente expresados, así como el pedido de la pena capital para funcionarios. Después del atentado a la vicepresidenta, no faltaron los posteos celebratorios: "Estuve a una bala de ser feliz". Aunque varían en su virulencia (están los que participan de las marchas donde se ven expresiones de odio como guillotinas y bolsas mortuorias, naturalizándolas o minimizándolas, pero manifiestan estar en contra de los escraches, por ejemplo), hay algo que une profundamente a todos estos indignados en acción: un antikirchnerismo activo y militante, casi evangelizador.
 
Aunque en la superficie no se presentan como organizaciones partidarias, al tirar del hilo aparecen vínculos con un común denominador: son todos de derecha. Los rastros unen a grupos neonazis, influencers libertarios, Republicanos Unidos y su "fuerza joven", Somos Libres; Equipo Republicano, ligado a los "Halcones" PRO; la agrupación Campo + Ciudad, ligada al exministro de Argoindutria Luis Miguel Etchevehere, y grupos más nuevos como Revolución Federal. Finalmente Espert, Milei, López Murphy y Bullrich terminan siendo, según los casos, los referentes mencionados. 
 

CÓMO FUNCIONAN LOS GRUPOS QUE LLAMAN A "DECIR BASTA" CON DISCURSOS DE ODIO EN LAS REDES
 
Revolución Federal: El avance de los violentos
 
Muchos comparten un sentimiento de ser los "excluidos" del sistema, a muchos les cabría la vieja caracterización de lúmpenes, como aparenta ser el caso de quienes planificaron el atentado a CFK. Aparece la pregunta por sus formas de financiamiento, y también por las posibles conexiones con servicios de inteligencia. 
 
"Me parece muy dificil pensar todo esto sin un tercero, una organización o alguien que aliente, financie y que garantice ciertas coberturas. Yo creo que estos pibes actúan con ese nexo", responde ante la consulta de Página/12 el sociólogo Luis Alberto Quevedo. "Estos grupos de derecha son 'borders', 'marginales', en tanto se sienten excluidos de esta forma de representación. Pero hay que tener en cuenta que si bien son expresiones no muy extendidas, tienen mucho intercambio a nivel internacional, y conexiones super aceitadas entre ellos", advierte Natalia Aruguete, experta en comunicación política y análisis de redes sociales. 
 
 
Guillotinas y atentado
 
Página/12 habló con Leonardo Sosa y Jonathan Morel, quienes se presentan como fundadores de Revolución Federal. Ellos niegan todo vínculo con el atentado, pero admiten ser quienes pusieron guillotinas en una marcha. No lo califican como una acción violenta o un discurso de odio: fue solo "tomar lo que siente una parte de la sociedad y mostrarlo para que nos escuchen, a ver si entienden de una vez", explican. 
 
También con la ya célebre "vecina de Cristina", Ximena de Tezanos Pinto, en cuya casa estuvieron, días antes del atentado, dos jóvenes de esta agrupación, Sosa y Gastón Guerra, en una "reunión para intercambiar ideas".
 
Y con la abogada de esos dos jóvenes, Gladys Egui, que alquila una habitación en la casa de Tezanos Pinto y a su vez patrocina a estos jóvenes en las dos causas que hoy tienen abiertas: Sosa, por resistencia a la autoridad, ya que la noche del alegato del fiscal Luciani fueron "a celebrar" a la esquina de Juncal y Uruguay y él terminó detenido tras enfrentarse con quienes estaban allí apoyando a CFK. Y Guerra, que el día del escrache a Massa fue detenido por golpear la camioneta del ministro y atacar a un cronista de C5N. 
 
Todos manifiestan no conocer a Fernando Sabag y Brenda Uliarte, ni al resto de los integrantes de la banda que la Justicia ya tiene ubicada. Hasta el momento no han sido citados en la causa. Pero adelantan a Página/12 que el lunes se presentarán espontáneamente ante la jueza. Los jóvenes, para "dejar en claro que no tenemos nada que ver". Tezanos Pinto, para acusar también, según sus palabras, "a los medios que quisieron ensuciarla sin ninguna prueba".    
 
 
Sosa y Morel mencionan un extraño anónimo que recibieron una hora después del atentado. "Lo hicimos bien??? :) Lo organizamos en un chat de una comunidad de taringa, con un extranjero. Igual no tenía alas, es solo para que corran. VAN A CORRER!!! COMO DICEN. Cadena nacional", dicen los mensajes que recibieron por privado. Recién el lunes lo hicieron público, aseguran que fue recién entonces que lo vieron. "No tenemos conocimiento de quién escribió estos mensajes ni de su veracidad, pero consideramos que bajo ningún término esto puede ser pasado por alto. Habiendo expuesto esto, quedamos a disposición de la Justicia", publicaron entonces en un comunicado. 
 
 
 
Pasar a la acción
 
Sosa y Morel ubican el nacimiento de Revolución Federal en mayo, y la marcha del 25 de ese mes como su primera acción pública. "Coincidimos en la idea de que algo había que hacer, la gente tenía que salir a la calle, veíamos mucho malestar y nos pusimos al hombro esto de instar a la gente a manifestar", dicen a Página/12
 
Morel se presenta como comerciante; Sosa como empleado en relación de dependencia. Morel dice que de "cero interés por la política" y "votar por votar" en las PASO, "hizo el click en noviembre" y pasó "a trabajar con grupos libertarios". "Fiscalicé para Milei en Capital, pero en provincia hice campaña para Espert", relata su derrotero. Pasados unos meses, sigue contando, se desencantó.
 
"Aparecieron cosas que no me gustaban, la pavada de la venta de órganos, y algunos métodos dentro de los grupos. En la oposición no hay nadie que se cargue al hombro la bronca de la gente, que se organice para salir a la calle y que nos escuchen. Si la idea es sacar al kirchnerismo y combatirlo, no podemos estar peleados entre nosotros", dice. Se manifiestan orgullosos de "unir macristas, radicales y libertarios en contra del kirchnerismo". 
 
"Sí, a la guillotina la armamos nosotros", confirma Morel al repasar las marchas y escraches que organizaron. "Fue una manera de decir: dejá de quejarte en Twitter o en la mesa de domingo y quejate en la calle y contra el político. Si la gente en redes sociales está diciendo: esto se resuelve con guillotina, nos pareció bueno mostrárselos", razona. 
 
¿No es acaso eso llevar al acto un claro discurso de odio y violencia? "No, nosotros no reivindicamos esos mensajes. Nosotros no odiamos a nadie. Es como decir: miren lo que está pidiendo la sociedad, escuchen. Los políticos no escuchan, es como que están esperando que pase algo extremo". 
 
Sosa y Morel confirman que estuvieron antes en la esquina de la casa de Cristina, para "festejar" el alegato del fiscal Luciani. Relatan que fue tras la detención de Sosa aquella noche, que Tezanos Pinto se interesó por ellos, les pidió a su inquilina abogada que los patrocine y, días después, los invitó a una charla de política a su casa. La explicación de la vecina de Cristina es coincidente. "Desde momento que los chicos sacan las fotos y las ponen en Instagram, no hay nada que ocultar", argumenta.
 
Tezanos Pinto suele hacer esas reuniones en su casa; algunas están subidas a redes, fabricando las banderas que cuelga de su balcón: "Estamos hartos", "Basta de impunidad". Niega sostener discursos de odio, se manifiesta en contra de los escraches, aunque dice que "comprende la indignación" y por eso quiso ayudar a estos jóvenes "que tienen buenas intenciones".
 
Menciona a una mujer de Equipo Republicano como el nexo para invitar a su casa a los integrantes de Revolución Federal. Se define como "una ciudadana interesada en fomentar que la ciudadanía muestre su repudio, ampliar las fronteras, no romper los límites". 
 
Se ubica trabajando como voluntaria dentro de la comisión de Comunicación de Republicanos Unidos, el partido cuyo referente es Ricardo López Murphy. También como "impulsora de proyectos" como el de Ficha Limpia en la Ciudad de Buenos Aires. Su militancia incluye entre otras la iniciativa para cambiar el nombre de la estación "Rodolfo Walsh" a la de "René Favaloro", presentada en la Legislatura.
 
Y aunque tiene solo dos artículos --el primero la descripción, el segundo, "Comuníquese", desde la cuenta de Republicanos Unidos se indica que "Walsh fue un terrorista que no merece reconocimiento de parte del Estado". 
 
 
Polarizar es la tarea
 
Aruguete habla de "polarización afectiva" para describir toda interpelación emocional que desde las redes activa a la acción a estos grupos, "mucho más que la dimensión racional". "Lo que más activa son las emociones violentas y negativas: el odio, la bronca, la indignación como vertebradora. Y activa mucho más a las derechas que a los grupos ubicados a la izquierda del espectro ideológico, por eso le llamamos 'polarización asimétrica'", describe. 
 
"Estos grupos fueron forjando mucha capacidad de instalar agenda en redes, con expresiones sumamente beligerantes, que activan mucho a las derechas. Algo que hemos observado es que los principales influencers de lo que llamamos 'la burbuja de filtro de la derecha' están todos conectados, coordinados, no solo entre ellos al interior de la red social, sino con una estrategia discursiva de violencia digital y desinformación consistente en distintas plataformas", marca la investigadora de Conicet y de la Universidad de Quilmes. 
 
"Es necesario instalar un clima de furia, de indignación, para sentir la necesidad de pasarlo al acto. Y la derecha tiene todos los medios de comunicación llamando a eso, periodistas que dicen hay que agradecer que sólo escrachen y no les hagan más cosas, etcétera. Y por otro lado mucha dirigencia política que también banca eso", analiza Quevedo. "Pero también la acción en la derecha históricamente tiene que ver con estos grupos nutridos de gente marginal, sin militancia política, que son los que hacen, no los que discuten", recuerda.
 
"No son grupos ideologizados, que se juntan para bajar línea: son grupos que se juntan para ver qué hacemos. No hay un poner en palabras. Cuando vos ponés en palabras las cosas y lo compartís con otros y volvés discursivo el odio y la indignación, lo amortiguás. Cuando sólo te mueve la acción para canalizar la indignación, lo que te queda es salir a la calle y hacer algo. Es similar a lo que ocurre en Latinoamérica y Europa con los grupos neonazis, por ejemplo. Su visibilidad no es por un discurso, sino por la acción".  
 
Por Karina Micheletto
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
05-10-2022 / 09:10
La exministra de Seguridad de Mauricio Macri y actual presidenta del PRO fue denunciada por direccionar la compra de sistemas de seguridad para pasos fronterizos a una firma a la que le pagó 35 millones de dólares, 5 millones más de lo que ofrecían sus competidoras en la licitación, y a la que el Estado le pagó también el impuesto a las ganancias por 600 mil dólares a través de un ente cooperador.
 
La voluntad en los tribunales de Comodoro Py para investigar los negociados del macrismo con empresas amigas estará a prueba a partir de una denuncia que presentó la Oficina Anticorrupción, que le adjudica a la exministra y jefa del PRO, la bolsonarista Patricia Bullrich, el direccionamiento de la compra de sistemas de seguridad para pasos fronterizos en 2016 a una firma a la que se le pagó 35 millones de dólares, que eran 5 millones de dólares más que lo que ofrecían sus competidoras en la licitación, y a la que el Estado le terminó abonando también el impuesto a las ganancias (entre otros) por 600 mil dólares a través de un ente cooperador.
 
La denuncia por estafa, violación de los deberes de funcionario público y malversación de fondos no sólo está dirigida contra la polémica Bullrich, sino que también abarca al exsecretario de Seguridad Interior y actual diputado de Juntos por el Cambio, Gerardo Milman y al exsecretario de coordinación de la cartera Alberto Föhrig y al exjefe de gabinete, Marcos Peña.
 
"El monto finalmente pactado" con el consorcio Israel Aerospace Industries-Rafael SA "ascendió a USD 35.000.000, el que resultaba muy superior a los USD 28.901.000 ofertados originariamente, y superaba en USD 5.049.445 la propuesta de su competidora Aeronautics Ltd", dice la denuncia de la OA, que dirige Félix Crous.
 
La adquisición consistía básicamente en unas torres con cámaras y otras con sistemas de comunicación para captar llamadas. En un caso incluso las torres no funcionaban en Argentina porque estaban pensadas para territorio israelí y tuvieron que elevarlas. Fueron presentadas como sistemas integrales de seguridad para los pasos fronterizos de Foz de Iguazú, La Quiaca - Villazón, Aguas Blancas - Bermejo y Salvador Mazza.
 

04-10-2022 / 11:10
El diputado nacional de la UCR, Facundo Manes, volvió a cruzar al expresidente Mauricio Macri. El domingo lo había hecho en el segundo hogar del líder del PRO: en el programa de Luis Majul en LN+. Ahora lo hizo en el canal macrista del Grupo Clarín. Lo afirmó después de haber cuestionado la gestión del expresidente, que generó furibundas reacciones en Juntos por el Cambio.
 
"Prometió sanear la Justicia y quedó en deuda", dijo Manes sobre el gobierno de Cambiemos en TN. "El gobierno del expresidente Macri llegó con la obligación de sanear las cloacas de las servicios de inteligencia, ciertos aspectos de la influencia del poder político en la Justicia. Lamentablemente es una deuda que tenemos que reconocer", manifestó.
 
Sobre las críticas que recibió del PRO, Facundo Manes expresó: "No me imaginé que iba a hacer tanto lío. Me sorprendió todo lo que pasó porque no me pareció nada tan espectacular. No estoy tensionando Juntos por el Cambio".
 
"Hay que reflexionar sobre qué significa el populismo. En el gobierno anterior hubo un populismo institucional, es un problema crónico de la Argentina. Para mí, no hay crecimiento económico ni desarrollo si no hay una modernización institucional. Es una falla desde hace mucho tiempo", indicó el líder de un sector de la UCR.
 
En ese sentido, el diputado que ya ha mostrado varias críticas planteó: "Hablo como mente de científico. Cuando hacemos una investigación, vemos lo que se hizo antes. Si lo que hicieron los nuestros fue malo, no lo tomamos aunque sea de nuestro sector. Y si alguien de nuestros oponentes hizo algo bueno, lo tomamos. Mi mente es diferente a la de la política, donde todos son como tribus que si de este lado tenés que pensar igual".
 
"Yo creo que el gobierno de Macri tuvo una deuda con el saneamiento de la justicia y creo que sin eso la Argentina no se va a desarrollar", enfatizó Manes y remarcó: "El problema de esto es que está oculto lo que fue la deuda durante el macrismo porque el kirchnerismo es terrible. Es tan grave lo del kirchnerismo, es tan patético, triste e infinitamente peor, que frente a eso queda como algo mínimo".
 
Manes fue tajante y frontal, derecho contra Macri. El PRO lo entendió. Y le saltó a la yugular. María Eugenia Vidal escribió un tuit: "No cuenten conmigo para limarlo, ensuciarlo o agredir a Mauricio Macri". Hernán Lombardi escribió vía tuit: "El que se suma al espacio debe venir a construir y no venir a destruir. Debe venir a sumar y no a restar". Y siguió: "Manes muestra una enorme confusión de tiempo y de lugar".
 

03-10-2022 / 17:10
Una declaración del diputado nacional por la UCR, Facundo Manes, volvió a encender la interna dentro de Juntos por el Cambio. El legislador, y uno de los nombres que suenan más fuerte para encabezar una fórmula presidencial, apuntó contra el ex presidente Mauricio Macri: "Tuvo operadores que manejaban la Justicia. Hubo evidencia de que espió a gente de su gobierno".
 
Manes hizo estas declaraciones nada más y nada menos que en La Nación Más, donde fue entrevistado por Luis Majul. El periodista le planteó que "algunos creen que el radicalismo es 'neopopulista'". "Macri es uno de ellos", agregó Majul luego de que Manes le preguntara "quién cree eso".
 
De este modo, el conductor hizo referencia a cuando, en junio pasado, Macri afirmó durante una conferencia en Brasil que "el populismo se originó en Latinoamérica y tal vez en Argentina es donde arrancó, primero con Yrigoyen y después con Perón y Evita". Ante esto, Manes disparó: "Macri debería reflexionar, porque en su gobierno tuvo populismo constitucional (sic). Tuvo operadores que manejaban la Justicia. Eso es populismo institucional. Hubo evidencia de que espió a gente de su gobierno".
 
"Así, trajo a cuentas el escándalo por el espionaje ilegal contra dirigentes tanto peronistas como de Juntos por el Cambio durante el propio gobierno de Macri, por el cual fue acusado su secretario personal, Darío Nieto, y su exsecretaria de Documentación presidencial, Susana Martinengo. El propio Macri, además, fue procesado por el espionaje ilegal a familiares de víctimas del hundimiento del ARA San Juan, aunque finalmente fue sobreseído", recordó.
 
Luego, el neurólogo y primer candidato radical bonaerense en las elecciones del año pasado profundizó en su definición de Macri. "El populismo institucional lleva al fracaso de las naciones. Hay populismo económico, que representa el kirchnerismo, y hay populismo institucional", diferenció, ubicando al expresidente en esta última categoría.
 
"Yo creo que Macri, con Cristina Kirchner, no nos permiten pensar un país", agregó ante la pregunta de Majul de si quiere "jubilar" al líder del PRO. "Hoy hay dos liderazgos. Uno es Cristina Kirchner, donde está Alberto Fernández, donde está Sergio Massa. Y hay otro liderazgo que es Macri donde está Larreta, donde está Bullrich. Creo que esa antinomia nos impide pensar un país", desarrolló.
 
Macri todavía tiene que resolver la interna del partido que fundó, el PRO, donde compite con el Jefe de Gobierno de la CABA, Horacio Rodríguez Larreta, que ya está metido en la disputa con el radicalismo para comandar Juntos por el Cambio. La UCR tuvo un subidón de autoestima con la llegada de Facundo Manes y pretende dejar de ser el furgón de cola de la alianza de derecha para pasar a ser la locomotora. Inmediatamente, los intolerantes "halcones" del macrismo contraatacaron: El Pro, la Coalición Cívica y hasta Javier Milei lo tildaron de "demagogo" y dijeron que si no le gusta JxC 2023, lo mejor es que "siga su rumbo".
 
La Opinión Popular

02-10-2022 / 09:10
El último 27 de septiembre el diario La Nación publicó una suerte de "editorial", atribuida su redacción a "destacados periodistas" del medio. La primera palabra del título ya adelanta su contenido y su objetivo político: ¿Atentado? es esa palabra inicial. Ya sabemos que estamos frente a una mirada negacionista, que reduce -sin ningún disimulo- el fallido intento de asesinato de Cristina a una maniobra de la propia víctima con vistas a una auto victimización para obtener ventajas en su situación procesal. Es decir, no se trataría de un intento de matarla sino de un "relato" K; más o menos -sugieren- como el que demostró el suicidio de Nisman.
 
Frente a tamaña interpretación conspiración, podrían esperarse argumentos y pruebas que la fundamenten. Nada de eso: la "prueba" es que en "las encuestas" posteriores hay una mayoría de "encuestados" que opinan de esa manera. De modo que las más mínimas reglas del oficio periodístico (investigación, testimonios, hechos objetivos...) son suplantadas por la "opinión de la gente", representada en este caso por algunas empresas que investigan la "opinión" pública.
 
Toda una novedad para la ciencia jurídica: una encuesta en el lugar principal del juicio sobre un magnicidio. Es la consagración de algo que viene sucediendo en los últimos años en el país: una denuncia de corrupción contra un funcionario (kirchnerista, claro) se convierte en una certeza mediática que demanda el castigo aún en la carencia de cualquier procedimiento jurídico. Es la dictadura de la opinión pública.
 
Pero resulta, además, que esa opinión no tiene nada de espontánea, tampoco de objetiva. Está alimentada por una maquinaria mediática que bombardea incansablemente las conciencias. Que tiene el semáforo rojo para diferenciar a los "justos" de los "réprobos". Este poder no democrático de los grandes complejos mediáticos no sería, sin embargo, tan grave si sus libres creaciones de culpabilidades enemigas tuvieran el obstáculo de un poder judicial independiente que juzgara los hechos con la ley y la constitución en las manos.
 
El sistema judicial acaba de desprocesar a D'Alesio y su banda después de que las constancias probatorias de sus delitos fueran ampliamente conocidas por todos los que tuvieron algún interés en el asunto.  ¡En cualquier momento La Nación puede titular algún otro de sus libelos "la sociedad cree en la inocencia de D'Alesio"!
 
El actual peso de los poderes fácticos, no reglados por ninguna ley, es tendencialmente mortal para la subsistencia del régimen democrático en nuestro país. Son poderes sustentados en las creencias sociales, como si estas creencias nacieran y se desarrollaran en un vacío de poder y de política. 
 

02-10-2022 / 08:10
Los conflictos de cualquier tipo (laborales, educativos, sociales, económicos siguen las firmas) pueden subestimarse o negarse; jamás evitarse. Una sociedad democrática se mueve a su ritmo. Por lo general son complejos, suceden dentro de un contexto histórico, arraigan en tradiciones, tienen precedentes.
 
En ningún país del mundo hay unanimidad; tampoco en la Argentina federal, diversa y pluralista. La infatuada derecha autóctona piensa distinto y viene acuñando "la teoría de un solo demonio". El populismo, la izquierda, los pibes que ocupan escuelas, los planeros son culpables de todo disenso, carecen de legitimidad para reivindicar sus derechos. Extorsionadores, delincuentes, quedan excluidos del diálogo democrático aún de las tratativas usuales en toda pulseada por intereses.
 
El diputado Javier Milei se esmera para quedar a la derecha de Juntos por el Cambio pero la principal oposición le deja poco margen. El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se halconiza a diario en desesperada carrera para empardar a otros presidenciables.
 
Tal vez no lo consiga, tal vez esté destiñendo el perfil que quiso armar hace tres años... pero criminaliza a los estudiantes que formulan demandas del sector, tomando colegios. Un clásico de las luchas populares que se concreta cerca del aniversario de la Noche de los lápices.
 
La ministra Soledad Acuña ni se imagina armar una instancia de negociación, habla de denuncias penales. Miente porque no hay delito. El larretismo pijotea consigo mismo: denuncia contravenciones, manda policías de noche a los hogares de los chicos ocupantes.
 
Manifestarse es un derecho cívico, las normas argentinas estipulan priorizar el interés superior del menor. Acuña y Larreta se ne fregan. Comisionan policías que ingresan al Colegio Nacional Buenos Aires, la autonomía universitaria te la debo aunque ningún aliado radical cambiemita diga "esta boca es mía" o conmemore la Reforma universitaria.
 
Enviados de Larreta consultan a los jueces de su feudo, aquellos que son tropa propia. Le responden que no hay delito ni perspectiva de trasladar la responsabilidad penal o contravencional de los hijos a los padres. A "Horacio" no le importa ya que su afán es amedrentar.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar