La Opinión Popular
                  11:37  |  Viernes 12 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El peronismo es un encuadramiento de las fuerzas populares vertebrado en torno a la clase trabajadora" John William Cooke
Recomendar Imprimir
Nacionales - 01-07-2022 / 10:07
ESCASA EMPATÍA DE LOS OLIGARCAS DEL CAMPO CON LOS SECTORES POSTERGADOS

Alberto contra la Mesa de Enlace macrista: ¿La solución es un paro? Déjenme de embromar

Alberto contra la Mesa de Enlace macrista: ¿La solución es un paro? Déjenme de embromar
El presidente Alberto Fernández cuestionó a las patronales del “campo” porque "la solución que encuentran es proponer un paro". "¡Déjenme de embromar, necesitamos seguir produciendo!", les dijo en su reproche a los dirigentes agrarios macristas que anunciaron un paro del “campo” para el 13 de julio por la falta de gasoil y describió que ese problema se está dando en otros lugares del mundo.
El lockout patronal lanzado por la Mesa de Enlace, en reclamo por el abastecimiento de gasoil, no obedece a las necesidades apremiantes de un sector acosado por las contingencias económicas. La medida de fuerza de las representaciones del "campo" más concentrado es una ofensiva contra el gobierno en busca de rédito para el arco opositor empresarial-político-mediático macrista.

El presidente Alberto Fernández cuestionó a las patronales del "campo" porque "la solución que encuentran es proponer un paro". "¡Déjenme de embromar, necesitamos seguir produciendo!", les dijo en su reproche a los dirigentes agrarios macristas que anunciaron un paro del "campo" para el 13 de julio por la falta de gasoil y describió que ese problema se está dando en otros lugares del mundo.
 
El déficit en el abastecimiento de gasoil no afecta únicamente a nuestro país; es un problema de alcance mundial, otra secuela de la guerra en Ucrania y ha motivado, entre otras expresiones, quejas de la Unión Europea a los países productores de petróleo por no incrementar los volúmenes de abastecimiento.
 
En lo que concierne a nuestro país hay otro factor: un gran incremento en la demanda especialmente en el sector agropecuario que llegó a niveles récords, a tal punto que en los primeros cuatro meses del año el consumo de gasoil en el campo aumentó un 45,8 por ciento con relación al mismo período de 2019. Las ventas en estaciones de servicio aumentaron un 23 por ciento en mayo en relación al año anterior, en tanto la producción ese mes fue una de las más altas de la última década.

A su vez, en lo que va del año se duplicaron las importaciones con respecto al año mismo período de 2021 y, paralelamente, fue aprobado un aumento en el corte del biodiesel del 5 al 7,5 por ciento para las plantas pequeñas y medianas. No se puede decir que el gobierno no ha adoptado medidas o que permanece sin actuar frente al problema tal como vociferan algunos desde el "campo".

Este panorama es ignorado por la dirigencia ruralista que decidió lanzarse a un lockout patronal nacional. Hoy no hay en el país un sector más beneficiado económicamente que el agropecuario producto de los ingresos extraordinarios que le llegan a partir del aumento explosivo en los precios internacionales de los granos y la carne. Ese fenómeno, que genera tanta bonanza al complejo agroexportador, provoca a su vez grandes penurias en las clases medias y bajas que ven en la suba en los precios de los alimentos una sangría creciente para sus ingresos.


Es evidente que el lockout patronal no está motivado por un reclamo ante dificultades económicas como sí cabría esperar de los sectores mayoritarios postergados. De ahí que el documento emitido por la Mesa de Enlace que pide, entre otras cosas, reducir las "intervenciones dañinas" del Estado y bajar el gasto público habla a las claras de su escasa empatía por el drama que padece la mayoría de los trabajadores formales e informales, monotributistas y jubilados.


La Opinión Popular

 
El presidente cuestionó a los dirigentes del campo
 
El presidente Alberto Fernández afirmó ayer que el Frente de Todos (FdT) llegó al Gobierno "con la obsesión de poner a la Argentina de pie" y "para eso cada argentino tiene que tener un trabajo donde encontrar su sustento para mantenerse él y su familia", al tiempo que cuestionó a los dirigentes del campo porque "la solución que encuentran es proponer un paro".
 
Además, pidió a todos los argentinos que "tengamos un compromiso solidario" porque "la especulación sigue siendo una de las causas de la inflación" y volvió a adjudicar la falta de dólares para importar insumos a "una crisis de crecimiento".
 
"¡Déjenme de embromar, necesitamos seguir produciendo!", dijo el primer mandatario en su reproche a los dirigentes agrarios que anunciaron un paro del campo para el 13 de julio por la falta de gasoil y describió que ese problema se está dando en otros lugares del mundo.
 
El Presidente reconoció que "tenemos un problema con la inflación" pero afirmó que "trabajamos para resolverlo" y dijo que se trata de una cuestión que afecta no sólo al país, sino que "el mundo entero está explotando por la inflación y Argentina lleva 20 años de inflación con dos dígitos. Encima, nos dejaron una Argentina con 54 puntos de inflación, más la deuda".
 
 
Obsesión
 
Al hablar en La Rioja, en la inauguración de una nueva fábrica y de la ampliación de la planta actual de la empresa textil de capitales nacionales Enod S.A., Fernández sostuvo que "nosotros llegamos al gobierno con una sola obsesión: poner a la Argentina de pie y para eso cada argentino tiene que tener un trabajo donde encontrar su sustento para mantenerse él y su familia".
 
Pidió en ese punto a los argentinos que "todos tengamos un compromiso solidario" porque "la especulación sigue siendo una de las causas de la inflación", que afecta la recuperación y rechazó la prédica de "un montón de agoreros que sólo siembran desaliento y no cuentan la verdad". Sostuvo el jefe de Estado que "estamos viviendo un momento singular de la Argentina, signado por el crecimiento y cuando se crece, aparecen los problemas también", como la falta de dólares para importar insumos, que adjudicó a "una crisis de crecimiento".
 
"Tenemos un problema con los dólares, sí, porque crecemos mucho y necesitamos dólares para poder importar insumos; es tanto lo que crecemos que aunque tenemos récord de exportaciones no nos alcanzan los dólares por la cantidad de insumos que tenemos que importar para seguir creciendo", dijo. Sostuvo que "lo vamos a resolver", pero advirtió sobre el destino de las divisas que se obtengan, ya que "no queremos que los dólares se vayan en viajes, sino en producir y dar trabajo".
 
 
Energética
 
Puntualizó que "la primera crisis que tenemos es energética, y tenemos que importar gasoil para que la Argentina siga creciendo" y preguntó: "¿Ustedes creen que ese es un problema de la Argentina? En el G7 se llevó gran parte de la discusión, porque todo el mundo está debatiendo hoy cómo sobrevivir y cómo mantener el crecimiento cuando la energía empieza a fallar y a faltar".
 
Fernández aseguró que "nosotros sabemos que ese problema existe y buscamos alternativas" entre las que mencionó que "hemos aumentado el corte del gasoil con biodiesel para que haya más cantidad", tras lo cual se comprometió a "hacer todo lo que esté a mi alcance para que Argentina siga creciendo".
 
Por su parte, el ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, dijo que "es muy importante la responsabilidad empresaria en este momento" y señaló que "ya está la Argentina de pie, ahora lo que tenemos que hacer es hacerla andar y caminar". El gobernador riojano, Ricardo Quintela, afirmó que el Parque Eólico Arauco, que el Presidente recorrió en el inicio de su visita en la provincia, "generó 200 puestos de trabajo".
 
Fuente: La Arena
 

Agreganos como amigo a Facebook
12-08-2022 / 11:08
Lo que obliga al Frente de Todos a replantear su marco de alianzas global es la fragilidad de la economía. El plan que empieza a desplegar Sergio Massa incluye ingredientes de un plan de ajuste (tope al gasto, suba de tasas de interés, aumento de tarifas para reducir subsidios y concesiones al capital para que invierta) pero procura excluir una devaluación brusca, que es por lo que más presiona el mercado. Por eso empezó a intentar reducir el déficit también por el lado de la recaudación.
 
Carlos Castagneto firmó la resolución de la AFIP que crea un pago a cuenta extraordinario del Impuesto a las Ganancias para captar parte de los beneficios extraordinarios percibidos por algunas de las principales empresas del país a partir de la crisis global. Son las 2.000 compañías que más facturan, que adelantarán en total unos 200 mil millones de pesos que recién iban a pagar en 2023.
 
El fisco, sin embargo, se perdió de recaudar un monto semejante por no haber prorrogado un artículo del impuesto a las Ganancias introducido en 2017 que permitía ajustar los balances por inflación pero aplicar ese ajuste (que reduce el pago del impuesto) en tres cuotas anuales en vez de una. Massa discutió con Guzmán sobre este tema cuando naufragó en el Congreso el proyecto de Presupuesto, donde intentó colar esa prórroga que Economía había olvidado.
 
El resultado, según datos que circulan entre tributaristas top de la City, es que entre quienes más redujeron su liquidación de Ganancias de 2021 frente al ejercicio anterior hay varios bancos. Entre ellos el Galicia, el ICBC y el Patagonia. El mismo sector de la economía que esta semana se benefició con el reperfilamiento de la deuda en pesos con bonos duales, que los cubren de la inflación y de la devaluación.
 
Massa también evalúa una nueva concesión para que los agroexportadores liquiden los granos que guardan en sus silos. Como el "dólar soja" no los tienta, les va a ofrecer un upgrade: que accedan al dólar ahorro por un 40% de lo que vendan, en vez del 30%. Será cuando finalmente pueda sentarse a negociar con la Mesa de Enlace. Además, les reclamó a los grandes acopiadores que se apuren: en su equipo estiman que tienen almacenados granos por cerca U$S 3.000 millones con "precio a fijar".
 

12-08-2022 / 10:08
Crecen las dudas sobre la imparcialidad del tribunal que lleva adelante el juicio por la Obra Pública en Santa Cruz. Además de la fotos publicadas, que muestran que el fiscal y el presidente del tribunal comparten equipo de fútbol y partidos en la quinta de Mauricio Macri, el propio Rodrigo Giménez Uriburu y Jorge Gorini se reunieron con la entonces ministra de Seguridad, la polémica Patricia Bullrich.
 
Los jueces del Tribunal Oral número 2, Gorini y Giménez Uriburu, encargados de juzgar en la causa por la obra pública de Santa Cruz, recibieron en 2018 a Bullrich, en una grave irregularidad si se tiene en cuenta que además de ser una entonces funcionaria de la Nación era también denunciante en el caso. El encuentro entre Bullrich y Giménez Uriburu quedó marcada en el Registro Único de Audiencias en la fecha del 23 de agosto de 2018. En ese momento,  los jueces ya tenían a su cargo el juicio oral contra Cristina.
 
El motivo que alegaron para justificar la reunión fue "tratar proyectos de ley para la lucha contra el narcotráfico os (SIC) que incumplen su función dentro de las fuerzas". El encuentro es una prueba más para aportar en el pedido de recusación contra los magistrados realizado por la vicepresidenta. En tanto que la reunión entre la entonces ministra de Seguridad y Gorini fue también el 23 de agosto, aunque mantuvieron encuentros previos -en 2017- para supuestamente debatir temas acerca de la "corrupción en las fuerzas de seguridad".
 
El abogado de Cristina, Carlos Beraldi, pidió la recusación de Gorini. El lunes, había hecho lo propio con Giménez Uriburu por las fotos donde se lo veía en la Quinta Los Abrojos de Macri. La recusación fue formalmente presentada este lunes. Los abogados de Cristina, Carlos Beraldi y Ary Llernovoy, reclamaron que esos dos funcionarios se aparten del juicio y que se declare nulo todo lo hecho por ambos en el caso, ante la pérdida de objetividad e imparcialidad a raíz de una relación de amistad y la difusión de fotografías de un equipo de fútbol que ambos integran. Luciani y Giménez Uriburu llevaban a cabo sus actividades sociales y futbolísticas no en cualquier lugar, sino nada más ni nada menos que en la Quinta Los Abrojos, la cual como es de dominio público es de propiedad de Mauricio Macri.
 
La Opinión Popular
 

11-08-2022 / 11:08
11-08-2022 / 10:08
Se terminó la tregua. Con denuncias de corrupción y negociados contra miembros de Juntos por el Cambio, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, se sumó al discurso que venía ensayando Mauricio Macri y cuestionó a los dirigentes que, desde su perspectiva, podrían alcanzar acuerdos con Sergio Massa o el peronismo. En duros términos le respondieron desde Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich hasta Gerardo Morales y otros radicales. Sólo su partido salió a defenderla. Con un sospechoso silencia, Macri quedó expuesto y aislado por las denuncias explosivas que hizo Lilita.
 
En un raid mediático por TN, LN+ y el programa de Lanata en Mitre, Lilita embistió contra Rogelio Frigerio, Emilio Monzó, Gerardo Morales y Cristian Ritondo. Con acusaciones de tono personal y privado, a grandes rasgos los vinculó a los cuatro con Sergio Massa y lo acusó de buscar un acuerdo con el "panperonismo". La propia Carrió dejó pegado a Macri al decir que había hablado con él de estos temas y al elogiarlo en soledad entre tanta balacera: "El único sincero es Mauricio Macri", le dijo a Lanata.
 
El ex presidente quedó atrapado luego de que los principales dirigentes de Juntos por el Cambio salieran a repudiar de manera inédita, con nombre y apellido, a Carrió. Incluso algunos sugirieron por lo bajo que era el momento ideal para terminar de una vez con la alianza con la fundadora de la Coalición Cívica. Macri quedó atado a las palabras de Lilita. El ex presidente dijo el martes que no era momento para tibios, un adjetivo que en el PRO suele asociarse a los dirigentes del "ala moderada".
 
Macri no hizo ninguna declaración pública hasta la noche de este miércoles y trató de desligarse con un off con Clarín con el que sólo confirmó que está condicionado para hablar de Carrió. Como eso no fue suficiente, a la tarde mandó a Fernando de Andreis a publicar un hilo de Twitter en el que insinuó una crítica light a los dichos de Carrió, aunque en realidad validó sus acusaciones: "También creemos que hay que ser incansables en la defensa de la república y las instituciones. Cuidar que JxC no se contamine con relaciones poco claras con el autodenominado panperonismo", dijo De Andreis. Casi un calco de lo que acusa Carrió.
 
La Opinión Popular
 

10-08-2022 / 10:08
Elisa "Lilita" Carrió volvió a provocar con sus declaraciones el enojo de varios dirigentes relevantes en Juntos por el Cambio, y la respuesta de la titular de Pro, Patricia Bullrich, marcándole la cancha: "Basta, Carrió. Se tiene que terminar la impunidad de la palabra". La presidenta de la Coalición Cívica había exigido fijar "reglas de decencia" hacia el 2023. "Hacia delante, Juntos por el Cambio tiene que tener reglas decentes, tiene que estar conformada por decentes. No puede haber más negocios", había apuntado Carrió, posicionándose como el "rescate moral" de la coalición.
 
"Macri y yo somos los líderes de Juntos por el Cambio, del Pro y la Coalición Cívica, que fuimos los que armamos. Y está el líder del radicalismo (Gerardo Morales), que es el presidente del partido. Cada uno es líder de su espacio", había dicho en su arranque "Lilita", en dialogó en LN+. Frase que Patricia Bullrich entendió como uno más de los "ninguneos de Carrió", explican entre los halcones del Pro. De hecho ya en abril, la ex diputada había expresado lo mismo: "Hay un conflicto que es muy claro: Patricia se presentaba como la sustituta de Macri y hoy Macri es candidato. El líder indiscutido del PRO es Macri como la de la Coalición Cívica soy yo", sostuvo.
 
En esta vuelta, Carrió avisó antes de disparar: "Estaba como atragantada de no poder decir algunas cosas en el nombre de la unidad". Y la ex diputada cargó acto seguido contra los "peronistas" de Juntos por el Cambio: el presidente del bloque de diputados de Pro, Cristián Ritondo, el actual legislador y exministro del Interior Rogelio Frigerio, y el ex presidente de la Cámara de Diputados durante el gobierno de Mauricio Macri, Emilio Monzó.
 
"Hay sociedad con el massismo en Juntos por el Cambio. El exministro de Seguridad bonaerense, Cristián Ritondo, y el que era ministro de Justicia, de negocios con el massismo, Gustavo Ferrari. Hay personas clave de Juntos por el Cambio que hacen negocio", arrancó. "(Frigerio) me puso un amante en una lista, y dije 'Me bajo de la lista de Capital si no me sacan a la amante de Frigerio', que estaba incluso como su testaferro", denunció.
 
A través de un hilo de Twitter, Bullrich respondió a las declaraciones de Carrió: "Como presidenta del PRO no puedo ver con buenos ojos el espectáculo degradante de Elisa Carrió, al golpear a dirigentes de Juntos por el Cambio objetando sus conductas éticas", escribió. "No aceptaré el insulto a nuestros dirigentes, ni a otros que conforman nuestra coalición. No vale todo. No vale eso de que 'porque es Carrió nadie la enfrenta'", sumó la exministra de Seguridad en una contra que viene de larga data. ¿Se rompe Juntos por el Cambio?
 
La Opinión Popular
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar