La Opinión Popular
                  09:07  |  Martes 05 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El peronismo es un encuadramiento de las fuerzas populares vertebrado en torno a la clase trabajadora" John William Cooke
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 19-05-2022 / 19:05
INTERNA OPOSITORA

La incertidumbre hace crecer rumores en Juntos por Entre Ríos

La incertidumbre hace crecer rumores en Juntos por Entre Ríos
Algunos creen que se podrían adelantar las elecciones nacionales y, con ello, las definiciones en la provincia, con consecuencias impredecibles. Dan por declinada una candidatura radical y advierten que Macri podría darle la interna a Frigerio en la provincia. Por adentro o por afuera de JxC.
 
Falta tanto. Falta tan poco. Las elecciones de 2023 están a la vuelta de la esquina, aunque en teoría reste todavía un año para votar gobernador en Entre Ríos. En teoría, porque nada asegura que el gobernador Gustavo Bordet vaya a desdoblar las elecciones provinciales de las nacionales.
 
La incertidumbre sobre la marcha del gobierno nacional, jaqueado por la interna del Frente de Todos y una inflación que carcome a diario su sustento político, da pie a múltiples especulaciones sobre el escenario en el que Entre Ríos renovará sus autoridades provinciales y municipales el año que viene.
 
En los pasillos que transitan la dirigencia de Juntos por Entre Ríos se ha vuelto a hablar, en los últimos días, de un posible adelantamiento de las elecciones nacionales, como consecuencia de una escalada en la crisis que golpea a la gestión de Alberto Fernández. Algunos hasta lo comparan con la entrega anticipada del mando de Raúl Alfonsín, medio año antes de completar su período.
 
Una cosa así alteraría los planes de la dirigencia provincial que busca proteger la interna entrerriana de la creciente interna nacional de JxC. Una separación de las elecciones provinciales de las nacionales en 2023 liberaría a los precandidatos a gobernador de Juntos por Entre Ríos de tener que definirse en la interna nacional de JxC y, con ello, provocar divisiones en sus propias filas.
 
En ese contexto, proliferan las especulaciones. Algunos radicales dieron por hecho, por ejemplo, que Darío Schneider declinaba sus aspiraciones para la gobernación y le dejaba el camino libre a Pedro Galimberti. La razón es conocida: de cara a 2023, el que tomaría más riesgo con una candidatura a gobernador sería Schneider. Si pierde, Galimberti seguirá siendo diputado. En cambio, para el intendente de Crespo significaría un salto al vacío.
 
Aunque esas valoraciones, de las que dio cuenta Página Política en marzo, sigan vigentes, no hay por ahora novedades sobre una definición de ese tipo, que entre otras cosas impactaría especialmente en el armado del departamento Paraná, donde el crespense pisa fuerte y Galimberti carece de predicamento. Aunque no sería lo mismo, Schneider buscaría contener ese apoyo a la cabeza de la lista de diputados provinciales.
 
Pero, por lo pronto, no hay nada resuelto. "Hay muchos ansiosos pidiendo definiciones para ver qué hacen", reconocen cerca del intendente de Crespo. Pero aseguran que "falta mucho", si es que, claro está, el escenario no cambia drásticamente.
 
 
Incierto
  
Las vacilaciones sobre el futuro inmediato responden al escenario nacional. Y a la posibilidad de que una unificación electoral le complique al postulante a gobernador Rogelio Frigerio sostener la unidad y el respaldo de todos los presidenciables de JxC.
 
"Frigerio corre con ventaja. Pero se le puede complicar la cancha. Por ahí llueve, se lesionan dos jugadores y el partido se le pone cuesta arriba", advierte un diputado radical.
 
Pero la salvaguarda de Frigerio frente a la interna nacional del PRO es que en Entre Ríos representa la única opción de ese sello político. Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, Maurico Macri o María Eugenia Vidal no tienen a otro candidato que apoyar en esta provincia.
 
No hay forma de que se traslade a Entre Ríos la interna nacional. Salvo que Macri impulse un candidato. Otra vez las miradas se dirigen a Luis Miguel Etchevehere, ex ministro de Agroindustria y amigo personal de Macri.
 
Algunos miran con especial atención la movida que la Sociedad Rural (que presidió Etchevehere antes de ser ministro de Macri) organiza en Paraná para el 24 de mayo. La jornada, que se realizará en el Centro Provincial de Convenciones, lleva el sugestivo título "Protagonistas de una nueva Entre Ríos" y reunirá al presidente de la República Oriental del Uruguay, Luis Lacalle Pou (vía Zoom), con el gobernador Bordet y referentes de primera línea de la dirigencia del campo. El anfitrión es el director del Distrito Entre Ríos de la Rural, Juan Diego Etchevehere, que como su hermano Luis Miguel, también fue parte del gobierno de Macri.
 
"Hay sectores más liberales de Juntos por el Cambio que no están contentos con Frigerio. De última lo acompañan, antes que al peronismo. Pero si pudiesen tener un candidato propio, lo avalarían con entusiasmo, por lo menos para subirlo a la conversación", analiza un dirigente de la UCR que participa del armado electoral.
 
Para las legislativas del año pasado, los hermanos Etchevehere se acercaron a Galimberti y Schneider, los dos radicales que le dieron la interna a Frigerio. Hubo conversaciones, pero no terminaron jugando un rol central en la campaña. Es que Luis Miguel no obtuvo lo que quería: encabezar la lista, algo que los radicales de ninguna manera concederían.
 
Hay una visión en algunos dirigentes de la UCR que en buena medida explica las relaciones al interior de la coalición opositora que pretende desalojar al peronismo de la Casa de Gobierno en 2023. Afirman que el PRO no es un partido, sino un conjunto de iniciativas particulares. Y ponen como ejemplo la numéricamente pobre interna partidaria de 2020.
 
Reconocen que se trata de una fuerza eficaz para las internas abiertas, porque cosechan entre el electorado no partidario. Por eso les preocupa tanto Javier Milei, que sale a andar con su propia cosechadora por el mismo sembrado.
 
La posibilidad de que esta vez Etchevehere se postule cobra viabilidad a raíz de las audaces jugadas de Macri de las últimas semanas, que tensionaran la coalición al descartar el valor de la unidad "por la unidad misma" y privilegiar el objetivo de "recuperar la identidad" de origen del PRO, vinculada al "cambio".
 
En la UCR no toman muy en serio su arremetida contra el radicalismo. Lo interpretan como un juego que le sirvió para devolverlo al centro de la escena, después de que muchos se habían apresurado a jubilarlo. Pero reconocen que la unidad de JxC no está escriturada ante un escenario general tan incierto. Y no descartan nada.
 
Por: Pablo Bizai
 
Fuente: Página Política
 

Agreganos como amigo a Facebook
04-07-2022 / 13:07
04-07-2022 / 12:07
03-07-2022 / 21:07
A menos de un año del cierre de listas para la renovación de autoridades provinciales, municipales, y legisladores nacionales y locales, el oficialismo y la oposición debaten sobre cuál es el mejor formato para competir con chances en 2023. A un año de la renovación total de autoridades, la fecha de la elección es incierta y sobre esto Gustavo Bordet no dice una sola palabra. En la Casa Gris sostienen oficialmente que el asunto no es una prioridad, teniendo en cuenta las coyunturas de gestión. Sí es un tema de conversación en la dirigencia de todos los colores. ¿El oficialismo reiterará la estrategia de 2019, desdoblará y convocará a los entrerrianos a las urnas en junio de 2023? La dirigencia está expectante, como cada cuatro años, todo se pone en juego y no es lo mismo armar una campaña para junio que para octubre. En plan de comicios, hasta una semana cuenta.
 
Sectores del PJ consideran que la provincia debe separar las elecciones nacionales de todos los cargos públicos electivos de Entre Ríos. Tener una elección propia, donde se discutan proyectos de seguridad, salud, educación e infraestructura, un proyecto de provincia, más cuando habrá candidatos, como Rogelio Frigerio, que no son entrerrianos, sino que se postulan con sometimientos porteños. Al celebrarse comicios en fechas distintas a las de la Nación no se opacan las de la Provincia y los candidatos a gobernador no quedan escondidos detrás de una lista sábana.
 
¿Adelantar las elecciones sólo beneficia al oficialismo provincial? Para el macrismo entrerriano, en estrictos términos electorales, el anticipo no sería necesariamente una mala noticia. Por supuesto que habrá reparos, pero el desdoblamiento le convendría al porteño Frigerio porque, al separarse la elección provincial, Juntos por Entre Ríos evitaría que la fuerte interna nacional interfiera. El adelantamiento liberaría a Frigerio de tener que definirse en el PRO por precandidatos presidenciales como: Macri, Larreta y Bullrich, lo que provocaría divisiones en sus propias filas. Si Frigerio se define por ellos también perdería el apoyo de muchos radicales, que apuestan a que la UCR luche la interna nacional, sea con Facundo Manes o Gerardo Morales. Además, la candidatura presidencial de Javier Milei no estaría en la boleta donde se elegirá al próximo gobernador entrerriano, evitando que le reste votos. ¿El desdoblamiento entonces, es conveniente para todos?

03-07-2022 / 20:07
02-07-2022 / 17:07
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar