La Opinión Popular
                  23:08  |  Sábado 28 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El peronismo es un encuadramiento de las fuerzas populares vertebrado en torno a la clase trabajadora" John William Cooke
Recomendar Imprimir
Nacionales - 11-05-2022 / 09:05
AUMENTO DEL MÍNIMO INCIDIRÁ EN POTENCIAR TRABAJO, ACOMPAÑAR Y SEGURO DE DESEMPLEO

El Gobierno adelantó aumento del Salario Mínimo y presentan proyecto de Salario Básico Universal

El Gobierno adelantó aumento del Salario Mínimo y presentan proyecto de Salario Básico Universal
El Gobierno adelantó dos cuotas del salario mínimo de modo tal de condensar el impacto del aumento que restaba por este año en junio y agosto, cuando completará el 45% pactado en marzo y el piso formal de ingresos pasará a ser de 47.850 pesos.
Movidas de impacto en el nivel de consumo popular. El Gobierno decidió adelantar los incrementos que fijó a fines de marzo el Consejo del Salario (CNS) para el Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM). De esta manera a partir del 1 de junio el valor de dicho ingreso pasará a ser de $45.540, de acuerdo a la resolución que firmó el ministro de Trabajo, Claudio Moroni. Con esta actualización además se sumarán mejoras en los beneficios de los programas Potenciar Trabajo, Acompañar y el Seguro de Desempleo.
 
El Gobierno adelantó los aumentos del Salario Mínimo para junio y agosto, después de que Máximo Kirchner impulsara un proyecto en ese sentido. Con la decisión de la Casa Rosada se cierra, en parte, una de las disputas del oficialismo respecto a la cuestión salarial. En el propio Frente de Todos algunas fuentes deslizaron que "acontece un despertar" de su propio gobierno.
 
En paralelo, un grupo de diputados del Frente de Todos presentó otro proyecto que establece un Salario Básico Universal para 9 millones de personas sin empleo, trabajadores de la economía informal y otros sectores de bajos ingresos.

 
Lanzan un proyecto de Salario Básico Universal
 
En el marco del debate en el Frente de Todos por la política económica, un sector de diputados le dio impulso a una medida fuertemente distributiva con 9 millones de beneficiarios potenciales.
 
Con una sala llena en el edificio del Congreso Nacional, un grupo de diputados del Frente de Todos y representantes de organizaciones sociales presentaron un proyecto de ley para que 9 millones de desempleados, trabajadores de la economía informal y otros sectores de la población de bajos ingresos accedan a un Salario Básico Universal (SBU). El objetivo es reducir la indigencia, valorizar tareas que el mercado laboral no valora y redistribuir ingresos. Aún no tiene fecha de tratamiento en Comisiones.
 
La presentación de este proyecto se da en un contexto de debate fuerte acerca del modelo económico dentro de la coalición gobernante. En los últimos tres días hábiles, diputados y senadores del Frente de Todos presentaron tres proyectos de ley que apoyan la idea de fortalecer el bolsillo de la gente: el jueves, Máximo Kirchner propuso adelantar las cuotas del Salario Mínimo Vital y Móvil para que el aumento del 45 por ciento pautado en marzo se perciba en julio del 2022 en vez de enero de 2023 como estaba previsto (ver nota aparte); el viernes un grupo de senadores encabezados por Mariano Recalde propuso legislar una nueva moratoria previsional. Hoy, los diputados eligieron la vía legislativa para ampliar el sistema de protección social.
 
En este contexto, la presencia de Germán Martínez generó expectativa: "Por más que traten de encasillarnos, somos todos integrantes del Frente de Todos: venimos con trayectorias diferentes pero es importante que cada uno pueda hacer su aporte y escucharnos respetuosamente. Bienvenido sea el debate para aspirar a tener una Argentina más inclusiva", explicó el jefe del bloque. 
 
En el texto de la norma aseguran que el SBU es una prestación monetaria no contributiva que equivaldría al monto de una Canasta Básica Alimentaria de un adulto, que en marzo fue de 12.900 pesos y alcanzaría para establecer una base de ingresos para que la gente pueda ocuparse de formarse, terminar el colegio, o incluso conseguir otros empleos teniendo por lo menos un plato de comida asegurado. 
 
El público objetivo serán quienes tengan entre 18 y 64 años y estén desocupados, sean monotributistas categoría A, trabajadoras de casas particulares, trabajadores agrarios, asalariados informales y asalariados formales pero pobres es decir con un ingreso equivalente a monotributistas de categoría A. La premisa es ampliar el sistema de seguridad social, que cuenta con una protección muy amplia en niños y adultos mayores, pero con un gran déficit para la población de entre 18 y 65 años sin hijos, pobres o de clase media baja sin patrimonio ni ingresos fijos. Uno de los requisitos para percibirlo es no cobrar prestación por desempleo, Potenciar Trabajo, y Tarjeta Alimentar.
 
La iniciativa fue impulsada por los legisladores Itaí Hagman, Natalia Zaracho, Leonardo Grosso y Federico Fagioli del Frente Patria Grande dentro del Frente de Todos en un acto realizado en el Salón Delia Parodi de la Cámara baja que contó con la presencia del jefe de bloque de Diputados del Frente de Todos, Germán Martínez, el referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, entre otros. No estuvieron presentes diputados de la oposición. Horas más tarde, el Secretario General de La Cámpora apoyó el proyecto por redes sociales. 
 
Según los cálculos que hace el equipo del Frente Patria Grande, el costo fiscal bruto que demandaría el proyecto serían 99.282 millones de pesos para 2021, lo que equivale al 2,1 por ciento del PIB. Sin embargo, al restarle el gasto de otros programas que absorbería el SBU y también el retorno fiscal que se generaría por el consumo - y entonces los impuestos- que generaría el uso del dinero, el costo se reduciría más de la mitad, a menos de un punto del PIB, o 414.333 millones de pesos. 
 
Daniel Arroyo, ex ministro de Desarrollo Social y presente en el lanzamiento, llamó a no tener miedo al impacto fiscal de la medida: "se puede hacer por etapas, por zonas, pero lo importante es avanzar". Según el proyecto de ley esto va a ser ejecutado por Anses pero con fondos del Tesoro, con lo cual la pregunta es si el ministro de Economía Martín Guzmán se encuentra al tanto de este proyecto . Consultado por PáginaI12, Juan Grabois afirmó que Alberto Fernández y Martín Guzmán "están de acuerdo con el proyecto. Guzmán está de acuerdo con el proyecto, pero tiene miedo de decirlo para que no lo acusen de planero", ironizó.
 
 
Por ley
 
La idea de establecer un Salario Básico Universal comenzó a circular desde mediados del año pasado en las oficinas de funcionarios y legisladores del Frente de Todos. "A mí me gustaría que sea como la Asignación UniH, que sea con un decreto del presidente y luego se convierta en ley, porque es urgente la medida. Pero saldrá por ley y lo discutiremos. Yo se que conceptualmente Alberto Fernández y Martín Guzmán están de acuerdo. Lo hablé con Guzmán hace seis meses y se comprometió a hacernos una devolución técnica que no hizo, con lo cual vamos por este camino".
 
"Cuando la gente recibe dinero, consume e invierte, no va a guardarlo en una cuenta offshore en Panamá", explicaba a Página/12 Simone Cecchini, oficial a cargo de la División de Desarrollo Social de la Cepal, un organismo que propone la implementación del ingreso universal varios años antes que la crisis causada por la pandemia lo convierta en una política urgente.
 
Y agregó "Hay que dar cuenta que la experiencia de la región con programas de transferencia focalizada y condicionada han sido muy buenas. Sin ir más lejos, la Cepal estimó que en 2017 la AUH redujo un 10 por ciento la pobreza y un 15 la indigencia en Argentina, además de generar un impacto positivo en el acceso a la educación. Sin embargo, estos programas no son perfectos".
 
A nivel local, Sergio Chouza economista de la Undav, resalta "la importancia de que haya un mecanismo para la población vulnerable a la volatilidad del ciclo económico. Me refiero a los y las trabajadoras de la economía popular que producen y tienen niveles de ingresos pero con mucha fluctuación. Es un piso mínimo de derechos fundamental", asegura. Además, resaltó la aplicación de la medida que no sea a través de una transferencia intermediada y aplique directamente a las personas: "la intermediación puede generar distorsiones en la focalización del programa". 
 
Natalia Zaracho, cartonera y Diputada Nacional concluyó: "No podemos mirar para un costado con lo violento que es no tener un plato de comida. ¿Alguien cree que una persona hace cuadras de cola en un comedor porque quiere? No, y lo peor es que mucha de esa gente trabaja, pero no por eso tiene garantizada la comida. Hay millones de trabajadores de la economía popular que se inventan su trabajo en un sistema que los excluye, y no podemos mirar más para el costado".
 
Por Natalí Risso
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
28-05-2022 / 08:05
Con 300 delegados se realizó la Convención Nacional de la Unión Cívica Radical en el teatro municipal Coliseo Podestá, en La Plata. La misma se ocupa de definir el marco de alianzas con otras fuerzas políticas y, más adelante, las candidaturas que levantará el radicalismo. Luego de meses de rosca acordaron una presidencia de consenso encabezada por Gastón Manes (hermano de Facundo) y una mesa con representantes de los distintos sectores partidarios.
 
Como ya venían anticipando sus principales referentes, el radicalismo se dispone competir por llevar a un candidato radical a presidente en 2023, luego de 8 años de fuerte subordinación al partido conservador fundado por Mauricio Macri. "Nosotros no tenemos dueño", tuvo que aclarar Gastón Manes, aunque luego especificó que lo harán dentro de Juntos por el Cambio. Allí insistieron con su negativa a incorporar a los liberales en la misma: "Esta vez les toca perder a los populistas de izquierda y de derecha".
 
De esta manera, los radicales se meten de lleno en la interna cambiemita, que promete ser foco de nuevos episodios de inestabilidad en el camino hasta 2023. Es que en la propia UCR, hace pocos meses atrás, a la hora de elegir a sus autoridades partidarias, se habían enfrentado el sector mayoritario encabezado por el gobernador jujeño Gerardo Morales y el sector de Evolución Radical, que responde a Martín Losteau.
 
Por el momento, los anotados para intentar disputar la candidatura radical a la presidencia y pelear en la interna con los candidatos del PRO, serían Facundo Manes, Gerardo Morales y, según algunas versiones, Alfredo Cornejo. Martín Losteau apuntaría a pelear en la Ciudad de Buenos Aires, con algunos guiños de Larreta que despertaron el enojo de los sectores de Bullrich dentro del PRO.
 
En su documento, los radicales plantearon: "subordinar las pasiones y las ambiciones al logro del objetivo común: sacar al país de la espiral de la decadencia". Extraña afirmación de parte del mismo partido que reprimió en el 2001 al pueblo que sufría las consecuencias nefastas del ajuste neoliberal que aplicaba el radical Fernando De la Rua y que en los últimos años se alió sin problemas a Macri para aplicar otros 4 años de ajuste y pactar un acuerdo con el FMI que hoy intenta condenar al país al atraso y la dependencia.
 
La Opinión Popular
 

28-05-2022 / 07:05
27-05-2022 / 11:05
27-05-2022 / 10:05
26-05-2022 / 10:05
El viernes a las 15, en La Plata, la UCR buscará la foto de unidad con la elección del nuevo presidente de la Convención partidaria. Frente a las internas del PRO, el radicalismo apostará por un candidato de consenso, Gastón Manes, hermano del diputado presidenciable Facundo. A diferencia del 2015, cuando se firmó la alianza con el macrismo, el espacio centenario intentará sellar un camino de protagonismo dentro de Juntos por el Cambio con competencia en todos los puntos del país y la voluntad de tener nombres propios en las distintas boletas en 2023.
 
Manes, impulsado por el presidente del comité radical nacional, Gerardo Morales, y el de Buenos Aires, Maximiliano Abad, se impondría de este modo a la otra opción que se estuvo manejando los últimos meses, la de Hernán Rossi, por el bando de Martin Lousteau. Si bien desde Evolución no confirmaron ni desmintieron el acuerdo con la cúpula de la UCR, desde la dirigencia ya hablan de un pacto sellado.
 
La jornada no dejará solo una imagen de unidad frente a las internas del PRO que, con ciertos puntos en común en el análisis de las causas de la inflación o las reformas profundas, inició una PASO antes de tiempo entre halcones y palomas. También la Convención dejará un fuerte mensaje de futuro y de poder. La UCR, desde la elección del año pasado, tiene la voluntad de hacer valer su peso político dentro de la alianza opositora. Estructura, historia, símbolos, gobernaciones, intendencias y candidatos atractivos son algunos de los valores que esgrimen.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar