La Opinión Popular
                  23:31  |  Sábado 28 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El peronismo es un encuadramiento de las fuerzas populares vertebrado en torno a la clase trabajadora" John William Cooke
Recomendar Imprimir
Nacionales - 09-05-2022 / 10:05
LO QUE SOSTIENEN EN CADA CAMPAMENTO

¿Cuál es el nudo gordiano del debate de ideas en el Frente de Todos?

¿Cuál es el nudo gordiano del debate de ideas en el Frente de Todos?
La creación de una mesa política con todos los sectores, en la que se definan las decisiones centrales, es uno de los ejes más complejos de saldar. Las diferencias con respecto a inflación, tarifas, retenciones y política exterior, a partir de la guerra en Europa. Lo que sostienen en cada campamento.
Las diferencias dentro del Frente de Todos son pocas, pero estructurales. Más allá del ruido y los enojos, los dos espacios mayoritarios de la coalición de gobierno plantean caminos distintos a implementar como modelos de desarrollo, uno más vinculado a la exportación y las empresas y otro más centrado en el consumo y los ingresos de los sectores populares.
 
Pero también hay divergencias sobre cómo resolver esas diferencias: mientras el cristinismo pide implementar un mecanismo de toma de decisiones más colectivo, Alberto Fernández se refugia en la tradición presidencialista.
 
Hasta el momento, las diferencias están planteadas en cinco ejes: inflación, derechos de exportación (retenciones), política exterior, tarifas e institucionalización del Frente de Todos, un mecanismo de toma de decisiones dentro de la coalición que nunca -hasta ahora- se llegó a implementar.
 
Desde el albertismo aseguran  que los beneficios del crecimiento llegarán a la base de la pirámide social y que solo es una cuestión de tiempo. Por el contrario, el cristinismo  descarta que se trate de una cuestión de velocidad y apunta al corazón del plan económico de Martín Guzmán.
 

 
Los funcionarios del área económica del gobierno plantean una especie de teoría del derrame por la que los números macro que muestran desde el Ministerio de Desarrollo Productivo y de Economía -como la suba de la recaudación, pero también la baja de la tasa de desempleo- se verán reflejados pronto en los ingresos de los sectores populares debido a la reactivación de la economía pospandemia.
 
Si bien en el albertismo no se escuchan en voz alta argumentos monetaristas que le adjudiquen a las subas salariales la culpa de la inflación, en los hechos, el FMI exige una disminución en la emisión monetaria. Es por eso que este viernes la vicepresidenta mostró cómo con menos dinero en poder público desde 2015, la inflación se había disparado igual. "La inflación es por la escasez de dólares y no, como dicen en la tele, por la emisión", sintetizó.
 
"Hay una insatisfacción democrática grande porque la plata no alcanza, la gente no llega a fin de mes, y se produce un fenómeno en la Argentina que nunca lo habíamos conocido y que es que hay un segmento de trabajadores en relación de dependencia que es pobre; la pobreza la ubicábamos en los sectores informales, vulnerables. Esto es producto de dos políticas de concentración de los ingresos, de distintos métodos de apropiación de rentabilidades y una política de salarios bajos.
 
Hay un modelo en América Latina, que tuvo lugar también a principios del siglo XX en Argentina, exportador con bajos salarios. Eso debería generar dólares en el Banco Central, pero si además me faltan dólares, hay que revisar las políticas porque alguien o algunos están fallando", expuso Cristina Fernández en Chaco.
 
De la mano de la inflación y el consecuente deterioro de los salarios y jubilaciones, las tarifas de los servicios públicos también están en medio de la disputa. Guzmán ya puso primera para empezar con las audiencias públicas la próxima semana, el primer paso de un proceso que, según el cristinismo, terminará con el aumento del 65% tras la quita de subsidios implementada bajo la metodología de la segmentación (por ingreso y por zona), y no en el 20% que se había acordado entre ambos sectores.
 
En este contexto, para paliar la inflación, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, propuso el uso de derechos de exportación (retenciones) no como un mecanismo de recaudación sino como una herramienta de control de precios.
 
La respuesta no tardó en llegar de la mano del ministro de Agricultura, Julián Domínguez, quien lo descartó de plano. Si bien el FMI, en su afán de cobrar, no ve con malos ojos imponer más impuestos a los sectores más beneficiados, lo que lo impulsó a Guzmán a anunciar un no nato proyecto de ley de captura de "renta inesperada", ninguna ficha movió el Ejecutivo hasta el momento en ese sentido.
 
Otra de las diferencias profundas que atraviesa el oficialismo se da en la política exterior. Si bien ambas facciones se pronuncian a favor del multilateralismo, la guerra entre Rusia y Ucrania se metió en el conflicto interno. Este jueves el canciller Santiago Cafiero expuso en el Senado, donde adelantó que Argentina no acompañará la propuesta de algunos países centrales de separar a Rusia del Grupo de los 20.
 
Sin embargo, votó en su contra en la Asamblea General de la ONU, por lo que se suspendió a Rusia del Consejo de Derechos Humanos que forma parte del organismo, decisión que desde el cristinismo le adjudicaron a la mayor influencia que ejerce Estados Unidos sobre el país a partir del acuerdo con el Fondo.
 
Otra de las grandes diferencias  reside en la forma en que la coalición de gobierno -experiencia singular en el verticalista movimiento peronista- toma las decisiones. Si bien este problema existió desde el comienzo de la administración Fernández, se agravó con la derrota electoral y con el acuerdo con el FMI.
 
Mientras el cristinismo quiere que se institucionalice una mesa en la que estén representados todos los sectores del frente a la hora de tomar decisiones -un esquema similar al que lanzaron en la provincia de Buenos Aires-, Alberto insiste en la tradición presidencialista que pone el acento en el jefe de Estado. Por eso el cristinismo insiste en remarcar que la mayoría de los votos en 2019 los aportó CFK. «
 
Por: Gimena Fuertes
 
Fuente: Tiempo Argentino
 

Agreganos como amigo a Facebook
28-05-2022 / 08:05
Con 300 delegados se realizó la Convención Nacional de la Unión Cívica Radical en el teatro municipal Coliseo Podestá, en La Plata. La misma se ocupa de definir el marco de alianzas con otras fuerzas políticas y, más adelante, las candidaturas que levantará el radicalismo. Luego de meses de rosca acordaron una presidencia de consenso encabezada por Gastón Manes (hermano de Facundo) y una mesa con representantes de los distintos sectores partidarios.
 
Como ya venían anticipando sus principales referentes, el radicalismo se dispone competir por llevar a un candidato radical a presidente en 2023, luego de 8 años de fuerte subordinación al partido conservador fundado por Mauricio Macri. "Nosotros no tenemos dueño", tuvo que aclarar Gastón Manes, aunque luego especificó que lo harán dentro de Juntos por el Cambio. Allí insistieron con su negativa a incorporar a los liberales en la misma: "Esta vez les toca perder a los populistas de izquierda y de derecha".
 
De esta manera, los radicales se meten de lleno en la interna cambiemita, que promete ser foco de nuevos episodios de inestabilidad en el camino hasta 2023. Es que en la propia UCR, hace pocos meses atrás, a la hora de elegir a sus autoridades partidarias, se habían enfrentado el sector mayoritario encabezado por el gobernador jujeño Gerardo Morales y el sector de Evolución Radical, que responde a Martín Losteau.
 
Por el momento, los anotados para intentar disputar la candidatura radical a la presidencia y pelear en la interna con los candidatos del PRO, serían Facundo Manes, Gerardo Morales y, según algunas versiones, Alfredo Cornejo. Martín Losteau apuntaría a pelear en la Ciudad de Buenos Aires, con algunos guiños de Larreta que despertaron el enojo de los sectores de Bullrich dentro del PRO.
 
En su documento, los radicales plantearon: "subordinar las pasiones y las ambiciones al logro del objetivo común: sacar al país de la espiral de la decadencia". Extraña afirmación de parte del mismo partido que reprimió en el 2001 al pueblo que sufría las consecuencias nefastas del ajuste neoliberal que aplicaba el radical Fernando De la Rua y que en los últimos años se alió sin problemas a Macri para aplicar otros 4 años de ajuste y pactar un acuerdo con el FMI que hoy intenta condenar al país al atraso y la dependencia.
 
La Opinión Popular
 

28-05-2022 / 07:05
27-05-2022 / 11:05
27-05-2022 / 10:05
26-05-2022 / 10:05
El viernes a las 15, en La Plata, la UCR buscará la foto de unidad con la elección del nuevo presidente de la Convención partidaria. Frente a las internas del PRO, el radicalismo apostará por un candidato de consenso, Gastón Manes, hermano del diputado presidenciable Facundo. A diferencia del 2015, cuando se firmó la alianza con el macrismo, el espacio centenario intentará sellar un camino de protagonismo dentro de Juntos por el Cambio con competencia en todos los puntos del país y la voluntad de tener nombres propios en las distintas boletas en 2023.
 
Manes, impulsado por el presidente del comité radical nacional, Gerardo Morales, y el de Buenos Aires, Maximiliano Abad, se impondría de este modo a la otra opción que se estuvo manejando los últimos meses, la de Hernán Rossi, por el bando de Martin Lousteau. Si bien desde Evolución no confirmaron ni desmintieron el acuerdo con la cúpula de la UCR, desde la dirigencia ya hablan de un pacto sellado.
 
La jornada no dejará solo una imagen de unidad frente a las internas del PRO que, con ciertos puntos en común en el análisis de las causas de la inflación o las reformas profundas, inició una PASO antes de tiempo entre halcones y palomas. También la Convención dejará un fuerte mensaje de futuro y de poder. La UCR, desde la elección del año pasado, tiene la voluntad de hacer valer su peso político dentro de la alianza opositora. Estructura, historia, símbolos, gobernaciones, intendencias y candidatos atractivos son algunos de los valores que esgrimen.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar