La Opinión Popular
                  20:01  |  Miércoles 17 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El peronismo es un encuadramiento de las fuerzas populares vertebrado en torno a la clase trabajadora" John William Cooke
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 31-12-2021 / 07:12
31 DE DICIEMBRE DE 1929

Raquel Líberman, mujer rusa víctima de trata, denuncia a la organización judío polaca Tsvi Migdal

Raquel Líberman, mujer rusa víctima de trata, denuncia a la organización judío polaca Tsvi Migdal
Raquel Liberman.
 
Zwi Migdal fue una red mundial de trata de personas que operó entre 1906 y 1930 con sede en la ciudad de Buenos Aires. Estaba conformada por delincuentes de origen judío que se especializaban en la prostitución forzada de mujeres judías. La organización conseguía estas mujeres en aldeas del Este de Europa.
 
Ruchla -o Raquel como era conocida en el burdel- era natural de Ucrania y había llegado a la Argentina en 1918 con dos bebés. Era costurera y sabía leer y escribir. Aquí se encontró con que su primer marido, un sastre, había muerto y ella estaba en la miseria y la hicieron prostituirse. Permaneció en esta condición de esclavitud durante 11 años.
 
Ya en 1926, Perla Pezelorska, arrojó un papelito escrito en idioma ídish en el que pedía ayuda para que la liberaran de su cautiverio en un burdel del barrio de Once. Pezelorska logró ser rescatada. El fin de la organización llegó el 31 de diciembre de 1929 cuando Raquel Liberman, una de las miles de inmigrantes rusas y polacas sometidas en los prostíbulos, denunció a la Zwi Migdal ante la justicia que logró desarticularla.
 
El juez Manuel Rodríguez Ocampo se hizo cargo de la investigación de la denuncia y le ordenó al comisario Julio Alsogaray que llevó adelante las pesquisas que terminaron en el allanamiento de la sede central de la Zwi Migdal el 30 de mayo de 1930. Muchos de los rufianes lograron escapar a Rosario y otros al exterior. El 27 de septiembre de 1930 se dictó el procesamiento de 108 de los socios de la Migdal, pero en enero de 1931 fueron liberados.
 
La Opinión Popular 

 
La historia de "La polaca", una de las primeras mujeres que se animó a luchar contra la trata en el país
 
Ruchla Laja Liberman tenía 22 años cuando subió a aquel barco que la sacaría del espanto de la Varsovia de entreguerras. Cargaba con sus dos bebés: Moishele y Shíkele. Su esposo los esperaba en Tapalqué. Como tantos, se había adelantado para preparar las bases de esa nueva vida en América. Pero la tuberculosis lo mató, y Ruchla fue vendida por sus cuñados a una red de trata que la explotó durante años en distintos burdeles porteños.
 
Avergonzada, se inventó una vida de costurera abnegada para que sus hijos entendieran su ausencia. Los cuñados habían quedado a cargo de su cuidado. Fueron años de mentiras y silencios hasta que Raquel pudo hablar: denunció a la poderosa organización que la explotaba, la Zwi Migdal. Gracias a su testimonio, un juez procesó a más de cien proxenetas.
 
Duraron poco en la cárcel. Sus vínculos con la Policía y el poder político los liberó. Raquel murió a los 34 años. La mató un cáncer en su garganta.
 
Le decían "la polaca", como a todas las mujeres que traían de Europa para ser prostituídas. Era la época en que se hablaba de "trata de blancas", para distinguirla de la trata de esclavos negros.
 
La Zwi Migdal fue un negocio enorme y poderoso, que llegó a manejar más de 2000 prostíbulos en todo el país, donde explotaron a unas 30.000 mujeres que reclutaban en los barcos o ni bien llegaban a estas tierras soñando otra vida. Fueron mujeres golpeadas, violadas, prostituidas, separadas de sus familias. Muy pocas podían hablar, casi ninguna denunciar.
 
Raquel Liberman se animó después de ocho años de violaciones. En el medio creyó comprar su libertad de la mano de un varón que le ofreció casamiento, que ella aceptó para terminar con aquella vida de miserias y maltratos. Pero fue otro engaño: él mismo la volvió a meter en el circuito prostibulario.
 
Tras lograr escapar por segunda vez de la red, Raquel contactó al comisario Julio Alsogaray, un policía con fama de incorruptible. Y contó todo. La denuncia tiene fecha: 31 de diciembre de 1929. El juez en lo criminal Manuel Rodríguez Ocampo procesó a 108 miembros de la Zwi Migdal, que apelaron y lograron liberarse se todos los cargos.
 
Raquel Líberman pudo vivir con sus dos hijos un tiempo muy breve. Enseguida enfermó de cáncer y el 17 de abril de 1935, a los 34 años, murió. Estaba tramitando la visa para volver a Polonia con sus hijos para estar con su familia.
 
En 2003 la dramaturga Myrtha Schalom escribió "La Polaca" y recién entonces la vida de Raquel Liberman se hizo conocida. El libro agotó nueve ediciones.
 
Por Mariana Iglesias
 
Fuente: Clarín

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar