La Opinión Popular
                  05:00  |  Jueves 02 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“En política no hay que reír ni llorar, sólo comprender”, Baruch Spinoza. "La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio, la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva", José Saramago.
Recomendar Imprimir
Nacionales - 23-11-2021 / 09:11
JUNTISMO DESUNIDO

En Juntos por el Cambio se viene una batalla de desgaste, prolongada y a todo o nada

En Juntos por el Cambio se viene una batalla de desgaste, prolongada y a todo o nada
Las disputas de poder dentro de la oposición macrista, a efectos de posicionarse para 2023, se dan hasta en los más mínimos detalles y por cualquier cargo vacante. Promete ser una batalla de desgaste, prolongada, a todo o nada, pero con hitos, como la próxima renovación de autoridades en el Congreso, donde hay muchos cargos en disputa por el cambio en la composición de los cuerpos legislativos, que le da a Juntos, muchos más espacios de los que tenía antes de las elecciones.
Las disputas de poder dentro de la oposición macrista, a efectos de posicionarse para 2023, se dan hasta en los más mínimos detalles y por cualquier cargo vacante. Promete ser una batalla de desgaste, prolongada, a todo o nada, pero con hitos, como la próxima renovación de autoridades en el Congreso, donde hay muchos cargos en disputa por el cambio en la composición de los cuerpos legislativos, que le da a Juntos, muchos más espacios de los que tenía antes de las elecciones.
 
La oposición no logró festejar su triunfo electoral porque se sintió frustrada por los resultados y porque se encuentra atravesada desde hace un semestre por un intento de reposicionamiento relativo de varios de los sectores que componen la alianza. La Propuesta Republicana, reducida a su sigla PRO, se encuentra dividida.
 
A dos de los grupos que lo conforman, el macrista y el larretista, los grandes medios porteños pretende establecerlos como halcones y palomas. Sin embargo comparten una cosmovisión común respecto a las políticas económicas neoliberales, y sólo se diferencian en torno a la disposición a proteger o abandonar a su suerte a Mauricio Macri.
 
La tercer fracción en disputa es el neo-delarruísmo, que pretende renacer de sus cenizas luego de la primera alianza malograda en 2001: son Gerardo Morales, el neurólogo Facundo Manes y el ex gobernador mendocino Alfredo Cornejo, que se sienten empoderados luego de haber obtenido el triunfo en ocho provincias, el doble de las conquistadas por el PRO.
 
Estos radicales "galeritas" herederos de Marcelo T. de Alvear se subdividen además en tres fracciones: los que responden a Enrique Coti Nosiglia y Martín Lousteau, que mantienen un acuerdo con el larretismo; los que respaldan a Gerardo Morales -que busca ser parte del binomio presidencial de 2023 junto a Bullrich- y los seguidores del mendocino Alfredo Cornejo, que apuestan a promover a los referentes territoriales y a Facundo Manes. Este último salió a mojarle la oreja a Larreta haciendo explotar la interna PRO - UCR. El diputado radical le marcó la cancha al jefe de gobierno porteño y le quiere sacar su lugar como candidato a presidente por el macrismo.
 
Los de Juntos se habían preparado para una fiesta el 14 de noviembre. Prometieron un final de nocaut pero terminaron ganado por puntos frente a un contendiente que dio pelea y que se fortaleció de forma incremental en los últimos asaltos. El triunfo de la derecha tuvo, por esas razones, sabor a poco: luego de augurar una transición condicionada para el oficialismo hacia 2023 y de pronosticar cambios estructurales en ambas Cámaras, apenas pudieron obtener una limitación en el quórum en Senadores.
 
El lunes 15, Horacio Rodríguez Larreta buscó constituirse en el factótum último del triunfo, Esto, lejos de galvanizar al macrismo, se constituyó en la línea de largada para una confrontación abierta entre las tres fracciones de cara al liderazgo de 2023. Como parte de esa discordia, se desataron las extorsiones a tres bandas: los macristas amenazaron con incorporar a los neoliberales negacionistas de Javier Milei y José Luis Espert, con el indudable objetivo de disciplinar a los radicales y a los larretistas, quienes continúan enviando mensajes afables a los sectores ligados a Florencio Randazzo, Roberto Lavagna y/o seguidores del massismo.
 
La Opinión Popular


 
Confidencial: en Juntos por el Cambio se viene una batalla de desgaste, prolongada y a todo o nada
 
Las disputas de poder dentro de la oposición, a efectos de posicionarse para 2023, se dan hasta en los más mínimos detalles y por cualquier cargo vacante
 
Promete ser una batalla de desgaste, prolongada, a todo o nada, pero con hitos, como la próxima renovación de autoridades en el Congreso, donde hay muchos cargos en disputa por el cambio en la composición de los cuerpos legislativos, que le da a Juntos, muchos más espacios de los que tenía antes de las elecciones.
 
¿Son gran cosa? ¿Definen poder político? ¿Implican "caja"? En muchos casos no, apenas definen cierto poder simbólico, como las presidencias de comisiones que a la oposición pasaran a corresponderle a partir del crecimiento de sus bloques en ambas cámaras del Poder Legislativo.
 
"Van hasta por los jardines de infantes", grafica un líder legislativo del radicalismo, refiriéndose a propios y ajenos. "La pelea es casa por casa", dice en jerga militar un referente cercano a Patricia Bullrich.
 
Y hablando de la ex ministra, sus operadores maniobran para suspender un viaje de Horacio Rodríguez Larreta a Córdoba, para un evento de la Fundación Pensar, el think tank del PRO, que organiza Gustavo Santos, ex ministro de Turismo de Mauricio Macri, y uno de los derrotados en las internas de Juntos. Muy derrotado.
 
Las disputas de poder dentro de la oposición se dan hasta en los más mínimos detalles y por cualquier cargo vacante
 
Fue por dentro del sector liderado por Negri, disputó con el actual titular del interbloque en diputados para encabezar, y perdió. Se integró en un muy mal lugar en la lista. Que además fue después, la lista contundentemente derrotada por la dupla Luis Juez - Rodrigo De Loredo.
 
Santos sería algo así como el más perdedor de entre los perdedores, y, sin embargo, Larreta va a visitarlo, para ponerle límites a Juez, a los radicales y a Patricia Bullrich, promotora de la integración entre el ex intendente de Córdoba capital y los radicales cercanos a Martín Lousteu. "No sé que gana con ir a mostrarse cerca del tipo que perdió todo, pero son esas cosas de Horacio, estrategias indescifrables", dice un larretista en desacuerdo con la simbólica travesía mediterránea.
 
El jefe de Gobierno porteño esta metiendo también las narices en el Senado. Impulsa a Guadalupe Tagliaferri para la vicepresidencia segunda de la Cámara Alta. "Esta totalmente loco este hombre, en el Senado el PRO no es nadie y Larreta menos, tiene una senadora, Guadalupe, y con eso viene a pedir el cargo mas alto, enloqueció", dice un senador radical de los que llevan siglos dando vueltas en esa cámara.
 
"Les guste o no a los amarillos este es un ámbito radical, porque en las provincias el PRO no existe, pero no existe de verdad ¿eh? Ni Macri siendo presidente vino a molestar acá, sabiendo la idiosincrasia del Senado, y este muchacho que todavía no ganó nada y casi pierde la Provincia de Buenos Aires que estaba ganada, viene a dar indicaciones acá, para mí algo le falla", se siguió despachando el hombre de boina blanca.
 
Y la pelea va a ser cuerpo a cuerpo, el gran público mira esos cargos más rutilantes, pero la política pelea cada espacio, como las presidencias de comisiones. Juntos debería sumar en el Senado tres presidencias más de las que tenía, y en diputados cinco o seis más. Además, hay legisladores que detentaban presidencias de comisiones y que no renovaron, por lo cual hay que reemplazarlos, por cada uno de esos lugares va haber "una lucha en el barro" dice un diputado del PRO.
 
Y si entramos en la Cámara baja, la primera gran pelea es radical, está relacionada con la presidencia del bloque y con el reemplazo de un Mario Negri que ya no tiene ningún poder. Basaba su respaldo en ser un referente cordobés, donde el peso de Juntos en las presidenciales es decisivo y en la relación forjada con Macri.
 
 
Tras las elecciones legislativas, se acabó la paz en la oposición
 
Hoy ese último vínculo es más nocivo que beneficioso y en Córdoba no le queda más que derrota contra un joven prometedor como De Loredo.
 
En ese contexto ya apareció el primero que empezó a empujar a Negri fuera de su silla. Emiliano Yacobitti, diputado por la CABA, algo así como el sucesor del Coti Nosiglia, con mucho por probar, por cierto, pero así lo presentan algunos radicales.
 
Todo está relacionado; la cara visible de Yacobitti es Lousteau, que a su vez es el impulsor de De Loredo quien, junto con Juez, destrozó a Negri en su territorio. El propio "Yaco" se postuló para presidir el bloque, en una entrevista en Infobae que tuvo como único fin, hacer pública su intención.
 
Algunos dentro de la UCR dudan que el rapado diputado radical sea el auténtico candidato a presidir el bloque. "Yaco es para operar por abajo, es raro que vaya por el carguito, capaz esta dando la pelea para desgastar a Negri, correrlo y que entre limpito otro que no haya participado de la pelea, eso sería muy Coti", opinan dentro del bloque radical en diputados.
 
Difícil saber cómo terminará todo esto, está sujeto a volantazos de último momento, alianzas inesperadas, victorias imperceptibles pero decisivas, la elaboración del entramado que lleve al poder en 2023 es un tejido al crochet en el cada punto dado, vale oro.
 
Fuente: iProfesional 
 

Agreganos como amigo a Facebook
01-12-2021 / 11:12
La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, dio otro inesperado giro político al pasar de denunciar la "infectadura" de Alberto Fernández a exigirle al gobierno que imponga vacunación obligatoria y use información confidencial para salir a buscar casa por casa a los no vacunados.
 
¿Cómo, Patricia? ¿Y las libertades? ¿Las vacunas no eran veneno? ¿Obligar a la población a vacunarse? ¿Salir a cazar a los no vacunados y vacunarlos de prepo? La presidenta del PRO fue durante la pandemia una de las voces más gurkas contra las medidas sanitarias y encabezó varias marchas que reclamaron al gobierno que respete la "libertad" de los ciudadanos.
 
Pero ahora cambió radicalmente y quiere que el gobierno utilice la información confidencial que tiene el Estado sobre los ciudadanos para ir a buscarlos y vacunarlos de prepo, al tiempo que el principal dirigente de su espacio, Gerardo Milman, anticipó que presentará un proyecto de ley de vacuna obligatoria. ¿Y las libertades, Patri? Son las permanentes contradicciones de Bullrich.
 
Bullrich volvió a quedar atrapada en su verborragia y propuso una barbaridad: "En la campaña electoral fueron a los padrones a mirar quién no había votado y los fueron a buscar casa por casa. Lo hicieron en muchos distritos. ¿No pueden ir a buscar casa por casa a buscar a la gente que no se vacunó?".
 
"Si todos tenemos acá (en el teléfono) cuándo nos dieron las dosis, quién se la dio, quién no se la dio... ¿Por qué no hacen una campaña masiva de ir a buscar a todas y cada una de las personas que no se vacunaron?", continuó la presidenta del PRO.
 
Al mismo tiempo, el diputado electo Milman, mano derecha de Patricia, adelantó que apenas asuma promoverá un proyecto de ley "para terminar con la pandemia convirtiendo en obligatoria en el plan de vacunación la vacuna contra el Covid".
 
Las afirmaciones de Bullrich y Milman generaron una durísima reacción especialmente entre los "libertarios", que los cruzaron duramente. Javier Milei compartió varios mensajes, mientras que José Luis Espert directamente trató de "fascista impresentable" a la polémica presidenta del PRO.
 
La Opinión Popular
 

01-12-2021 / 10:12
Rupturismo o acuerdo por negociación, las dos puertas que abrió el radicalismo en la Cámara de Diputados. El culebrón escribirá su capítulo final el próximo lunes en una reunión de bloque que definirá si la UCR será representada por dos bandos o si, discusión de cargos de por medio, mantendrá la unidad que, algunos esperan, siga comandada por Mario Negri.
 
Con el pedido de cambio de jefatura por un lado y la ratificación de la voluntad mayoritaria por el otro, el sector referenciado en Martín Lousteau y el encolumnado detrás del cordobés terminaron de inaugurar la interna por la presidencia del partido a nivel nacional que, también, podría tener su broche de oro en diciembre.
 
Durante la mañana del martes, Negri publicó una serie de tuits en los que planteó la necesidad de dejar de lado las tensiones y construir una UCR unida y fuerte. La jugada, lejos de ser una proclama, buscó anticipar una movida planificada por sus contrincantes con Emiliano Yacobitti a la cabeza, nombre que sonó para sucederlo al frente del bloque.
 
Minutos más tarde, efectivamente, quince diputados firmaron un comunicado en el que pidieron "cambiar para ganar" y para reflejar el resultado de una elección que, en Córdoba, lo tuvo a Negri como gran perdedor. Según informaron desde el sector referenciado en Lousteau, los legisladores no están dispuestos a "bancar" una cuarta reelección del histórico radical que perdió las PASO por 250 mil votos.
 
La actual conducción esperó una ruptura que no llegó el martes y que, en caso de fracasar las negociaciones, podría darse el lunes próximo. Desde el sector retador dejaron trascender que no habría un quiebre y la jugada se interpretó como parte de un tire y afloje por cargos, lugares en las comisiones y vocerías.
 
En principio, ese espacio de concesiones llegaría recién el jueves, una cita compartida. Si no llegaran a acordar, cada uno podría seguir por su lado y la pelea girará en torno a quién fue el causante de la fisura. Si fue Negri por no correrse del cargo o si fue el lousteauismo por no respetar el llamado a la unidad.
 
Los dichos de Elisa Carrió el sábado terminaron de encender una mecha corta. Por otro lado, el acercamiento de Lousteau a un Horacio Rodríguez Larreta que le dio más espacios de poder dentro del Gabinete porteño producto de la coalición de gobierno que supieron construir. Esa relación generó tensiones dentro la UCR porque algunos temieron una intervención de facto por parte del PRO. Finalmente, el anticipo de la elección del presidente del Comité Nacional que, por ahora, sería el 20 de diciembre.
 
Estas idas y vueltas fueron observadas desde el macrismo. Hace sólo una semana, Patricia Bullrich quiso correr a Cristian Ritondo pero perdió en la votación interna. Globalmente, a Juntos por el Cambio la disputa no le significará pérdidas pero una ruptura radical podría fortalecer a un PRO que perdió dos diputados en las últimas horas. Sebastián García de Luca y Domingo Amaya se irán a un nuevo espacio conformado por Margarita Stolbizer y Emilio Monzó, siempre dentro de la alianza.
 
La Opinión Popular
 

30-11-2021 / 09:11
Si algo le faltaba a Juntos es que aparezca Elisa Carrió. Y lo que hizo Lilita es meterse en una pelea entre radicales, para respaldar a su amigo Mario Negri y de paso, sacarse el gusto de emprenderla contra uno de sus eternos enemigos: el Coti Nosiglia. Carrió festejó los 20 años de su partido y dejó mensajes. "Sepan lo que eligen en la presidencia de los bloques. Yo no me fui de un partido que tenía corruptos para venir a hablar con los hijos privilegiados de esos corruptos, que manejaron Medicina o la Franja de Ciencias Económicas con la mayor corrupción que se conoce en la historia", sentenció brutalmente frente a los absortos concurrentes.
 
La frase fue contundente, pero en lo que todos entendieron fue dirigido a Lousteau espetó también: "No se puede ser amigo de Coti toda la vida". La líder de la Coalición Cívica ya había adelantado en la semana que no era indefectible que siguiese en Juntos y que esto dependía de ciertas condiciones. "Claro su partido está ordenado, son cinco y todos siguen la dictadura de Carrió, ahora viene a meterse al radicalismo de donde se fue, quiere manipular la interna y apuesta en base a sus amistades, porque Lila piensa en ella y su grupo de amigos, esos son los buenos, los demás son los malos", dice un dirigente radical.
 
Incluso dentro del PRO no ven bien la amenaza de Carrió: "No podés meterte en la interna de otro partido y condicionar tu permanencia en la alianza en base a esa interna, es un apriete en términos que no nos conviene manejar. ¿Y si Yaco le dobla al brazo a Negri y se queda con el bloque, qué? ¿Se va? Y si se va, ¿nos saca votos? Carrió no tiene votos, tiene poder de daño es el único motivo por el que se la mantuvo adentro todo este tiempo", dice un dirigente amarillo.
 
En su alocución de aniversario, tampoco se privó de agarrársela con funcionarios larretistas, especialmente con quien el jefe de Gobierno puso como responsable de la campaña: Fernando Starface. "No la cuidó a María Eugenia (Vidal) en la campaña, la forzó demasiado, le armaba seis eventos por día, la desgastó sin orden, innecesariamente", le dedicó a uno de los alfiles de Horacio Rodríguez Larreta.
 
Carrió va a ser protagonista de esta etapa de definiciones por venir. No por su potencia electoral, tampoco por sus dotes estratégicas ni la capacidad de gestión, sino por el miedo que genera que se desmarque, que se salga de Juntos y empiece a tirar desde afuera. "Es un buscapié, nunca sabes para donde va hasta que te golpea, es muy peligrosa", graficó otro hombre del PRO que preferiría que la líder de la Coalición, ni siquiera note su presencia.
 
La batalla será dura, ahora con un condimento externo que intenta condicionar las decisiones de otros partidos dentro de la alianza. Los radicales no se meten en el PRO. Los amarillos no intervienen en las decisiones de la UCR. Lilita, está en todos lados con su código de conducta propio.
 
La Opinión Popular
 

29-11-2021 / 10:11
"Cepo a los viajes al exterior". "Venganza contra la clase media". "El camino a Venezuela y a la Unión Soviética". "Gobierno de inútiles". Estas definiciones, proferidas por periodistas, economistas, y políticos de la oposición, fueron utilizadas para referirse a la reciente circular A-7407 del Banco Central, que impidió el financiamiento subsidiado en cuotas en pesos de pasajes y hotelería en el exterior.
 
En ningún caso se mencionó que no existe ninguna restricción para la compra de pasajes y salidas al exterior, pero por sobre todo, que así como se apuntó a restringir la demanda de turismo emisivo, que en años normales llegó a implicar una erogación de 9.000 millones de dólares anuales para el país, se buscó ampliar la demanda de bienes de capital para fortalecer la industria y el empleo, dos elementos que inciden de forma mucho más decisiva en el bienestar de la población.
 
Sucede que paralelamente a la restricción para los viajes, el mismo Banco Central anunció mayores créditos y flexibilidades para importar bienes de capital, es decir las maquinas utilizadas para la producción industrial, por hasta un millón de dólares y con adelantos de hasta 270 días para poder abonar este tipo de maquinarias.
 
Se trató, en definitiva, de una medida que apunta a utilizar los escasos dólares con los que cuenta el país para generar más industria y trabajo en lugar de turismo al exterior, una actividad altamente positiva en lo social y cultural, pero reducida a un mínimo de la población, y que poco aporta al desarrollo del país.
 
A diferencia de la industria nacional, que posibilita la creación de empleos y de contar con más dólares, sea tanto por la exportación de los productos fabricados por esas industrias nacionales como también por la posibilidad de que esa misma producción nacional sustituya importaciones.
 
Con la restricción externa estructural, la fuga de divisas durante el macrismo, la necesidad de industrialización, y la brutal deuda con el FMI, no hay espacio para financiar el turismo emisivo, más allá del mentiroso relato opositor.
 

29-11-2021 / 10:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar