La Opinión Popular
                  05:07  |  Jueves 02 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“En política no hay que reír ni llorar, sólo comprender”, Baruch Spinoza. "La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio, la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva", José Saramago.
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 10-11-2021 / 09:11
A 25 AÑOS DEL DEBUT DE RIQUELME EN PRIMERA DIVISIÓN, UNO DE LOS GRANDES ÍCONOS XENEIZES

Riquelme: ¡Que jugador!

Riquelme: ¡Que jugador!
 
Morocho, pelo crespo corto, indiscutible estampa de jugador, el 10 de noviembre de 1996, en cancha de Boca, frente a Unión, por la duodécima fecha del Apertura, hacía su debut en Primera Juan Román Riquelme.
 
Había llegado desde Argentinos Juniors con un contingente de juveniles que integraban, entre otros, Lucas Gatti, Pablo Islas, Emanuel Ruiz y el de presunta mejor proyección, César La Paglia, que siendo un año menor, a diferencia de Riquelme, ya había hecho su presentación en el conjunto profesional del club de La Paternal.

Con Boca ha ganado 11 títulos, entre ellos la Copa Libertadores de América y la Copa Intercontinental, y es considerado el máximo ídolo y referente de ese club.
 
Ha sido integrante en varios planteles de la Selección de fútbol de Argentina, habiendo ganado el Campeonato Sudamericano Sub-20 1997, la Copa Mundial de Fútbol Sub-20 1997, el Torneo Esperanzas de Toulon 1998, la Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos 2008 y fue Subcampeón de la Copa FIFA Confederaciones 2005 y de la Copa América 2007.
 
¡Que jugador!

La Opinión Popular 

 
Riquelme, ¡Que jugador!
 
El equipo que conducía Carlos Bilardo, sin Diego Maradona (que luego de jugar el Clausura permaneció inactivo durante un año), estaba muy lejos de responder a la condición de "dream team" que se le había adjudicado, quizá con un sesgo irónico, y andaba a los tumbos.
 
Los que solían ir a La Bombonera temprano, a ver la reserva, ya habían reparado en el morochito que jugaba "de ocho", de andar pausado, excelente manejo, inusual panorama, oficio de veterano para defender la pelota y condición natural para descargar el pase profundo, preciso e inesperado.
 
Bilardo lo puso aquella primera vez de doble cinco, en un equipo que se constituyó así: Carlos Navarro Montoya; Nelson Vivas, Fernando Cáceres, Néstor Fabbri; Julio Toresani, Riquelme, Diego Cagna, Roberto Pompei; Diego Latorre; Sebastián Rambert y Hugo Guerra.
 
Fue el mejor, marcó diferencia con el estilo que después iba a hacerse marca registrada pero que él ya traía incorporado desde que descubriera el fútbol, en su infancia de Don Torcuato. El partido se definió con goles de Guerra a los 39 minutos del primer tiempo y de Cáceres a los 19 del segundo, registrándose además los ingresos de Facundo Sava y Pablo Trobbiani por Latorre y Cagna.
 
El ya tambaleante ciclo de Bilardo iba a prolongarse por cinco partidos más, dando lugar a un interinato de Francisco Sá en las dos últimas fechas y el primer gol de Riquelme iba a llegar el 24 de noviembre ante Huracán (6 a 0).
 
Tal vez hayan sido pocos los que aquel 10 de noviembre de 1996 hayan avizorado que el que hacía su debut era un formidable futbolista, dueño de un estilo inconfundible y único, símbolo de Boca, con el que lleva ganados nueve títulos. Aunque sí, alguno puede haber adivinado hasta dónde iba a llegar el morocho de pelo crespo y corto, indiscutible estampa de jugador.
 
Fuente: La Gaceta 

Agreganos como amigo a Facebook
30-11-2021 / 18:11
 
Como suele suceder con el neoliberalismo en la Argentina, el anuncio vino disfrazado. Se trató de un congelamiento total de los depósitos, pero Domingo Cavallo señaló que se iba a la "bancarización".
 
Fue el inicio del fin de la convertibilidad y golpeó con fuerza al pequeño y mediano ahorrista, así como a jubilados, constituyendo uno de los últimos manotazos de ahogado de una cantidad de medidas puestas en marcha desde fines del 2000, en un momento de fenomenal crisis financiera.
 
El 01 de diciembre de 2001, el entonces ministro de Economía, Cavallo anunciaba una medida que imponía una restricción para el retiro de efectivo de los bancos. Se trataba de lo que pasaría a la posteridad con el tristemente célebre nombre de "Corralito".
 
Esa medida determinó que todos los depósitos en dólares quedaban atrapados dentro del sistema y no podía retirarse en efectivo -con un límite de extracción de 250 pesos por semana-, aunque sí podían realizarse operaciones siempre que el dinero no saliera del sistema financiero, como una compra o una venta vía transferencia que no implicara algún giro de dinero al exterior.
 
El Gobierno recortó así el uso libre de los depósitos bancarios, incluso en el caso de los sueldos. En medio de una corrida bancaria, Cavallo dispuso limitar el retiro de dinero de los bancos. Tenía otras alternativas de menor daño. Eligió la peor.
 
De esta manera, respondió a la crisis desatada por la fuga de depósitos. Dijo que esta medida duraría 90 días. Hoy se cumplen 20 años de esa decisión que marcó el principio del fin de la convertibilidad, del gobierno de la Alianza y del presidente radical Fernando de la Rúa.
 
Por Carlos Morales para La Opinión Popular
 

30-11-2021 / 17:11
30-11-2021 / 07:11
30-11-2021 / 07:11
30-11-2021 / 07:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar