La Opinión Popular
                  04:45  |  Jueves 02 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“En política no hay que reír ni llorar, sólo comprender”, Baruch Spinoza. "La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio, la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva", José Saramago.
Recomendar Imprimir
Nacionales - 17-10-2021 / 11:10
UN RETORNO PARA CELEBRAR

Las muchedumbres regresan al espacio público: un escenario reabierto

Las muchedumbres regresan al espacio público: un escenario reabierto
Las convocatorias de hoy y mañana reabren una puerta. No es serio predecir qué hay “del otro lado”. Seguro que es mejor, más apegado a las tradiciones populares que las restricciones que impuso la pandemia. El resto, el futuro se irá re-construyendo.
El regreso a cierta normalidad revitalizará los encuentros por el Día de la Madre. La Selección dio alegría a muchos corazones, la presencia del público "cambió el aire". Embelleció las victorias, consagró para siempre a Messi, hizo ídolo al Dibu Martínez, reivindicó al Fideo di María.
 
Las movilizaciones de hoy y de mañana fueron precedidas por idas y vueltas difíciles de explicar y hasta de comprender. En una de esas los cambios atendieron a reclamos de militantes y adherentes, de gente de a pie que quería expresarse. Pudieron incidir divergencias internas, que sobreviven y cuya real magnitud se medirá después de las elecciones.
 
Como fuera, el sistema político argentino es incompleto y hasta inconcebible sin la activa y multicolor movilización popular. La movida callejera protagoniza, influye, a menudo cambia la realidad. Como mínimo, da cuenta de los reclamos, las protestas y las emociones colectivas. Jamás una marcha o un acto expresan a la totalidad pero ésta es menos inteligible sin el termómetro callejero.
 
¿Hace falta decir, lectora o lector, que este reconocimiento-elegía no equivale a endiosar específicamente las movilizaciones antes de que se concreten? Miles o millones de protagonistas le darán sentido, demarcarán rumbos, cantarán o gritarán. Harán camino al andar.
 
Como es regla, las Madres y las Abuelas dieron el primer ejemplo al suspender los actos del 24 de marzo, dos años seguidos. Ahora, la comunidad pugna por recuperar pedacitos de vida, gestos de afecto, abrazos, compañía.
 
Las convocatorias de hoy y mañana reabren una puerta. No es serio predecir qué hay "del otro lado". Seguro que es mejor, más apegado a las tradiciones populares que las restricciones que impuso la pandemia. El resto, el futuro se irá re-construyendo.
 

 
COLOQUIO EMPRESARIO, CONFLICTO POR LOS PRECIOS, ACTOS POPULARES
 
IDEAS fijas, multitudes que regresan
 
 
Hace un año, día más o menos, se concelebraban el 17 de octubre, el Día de la Madre, el Coloquio de IDEA. La Argentina atravesaba el peor momento de la pandemia: se tornaba forzoso minimizar la presencialidad masiva y extremar cuidados. Hasta las reuniones familiares se restringían... en ese aspecto hoy será un mejor día.
 
El oficialismo concibió "un 17" creativo, inédito, informático. Volveremos y seremos millones de avatares que cobrarían vida virtual en la web 75octubres. La página fue hackeada, denunciaron los organizadores. O colapsó, se mofarían los adversarios. Jamás se dilucidó, cosas peores quedan sin investigar en nuestras pampas.
 
El tropiezo se transformó en estímulo para que multitudes se alejaran de las compus, ocuparan de modo espontáneo las calles, amuchándose con cuidado o formando caravanas de autos. Gracias al cálido contorno, el acto oficial en la CGT tuvo su encanto, impensable horas antes. El peronismo resurgió, construyendo una jornada dichosa, improvisada, con calor humano, gritos, consignas, bocinazos.
 
En ese año, el presidente Alberto Fernández participó por Zoom en el mal llamado Coloquio de IDEA. También conferenció el ministro de Economía Martín Guzmán. Este columnista escribió entonces que "les contestaron con soberbia, en el límite mismo de faltarles el respeto". Ahora AF resolvió diferenciarse de nuevo de les ex presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner quienes siempre rehusaron someterse a ese circo romano arrogante, predispuesto a bajarles el pulgar.
 
Anteayer, Alberto recibió una respuesta gélida: menos brutal que en 2020, más exigente en las demandas. Aplausos protocolares, reproches a granel en formatos surtidos.
 
En el entorno presidencial explican que el presidente extrema su faceta dialoguista. En el mini entorno añaden que forma parte de la estrategia diseñada por el asesor catalán Antoni Gutiérrez-Rubí. Escuchar a vecinos del conurbano o conversar con capos de las corporaciones patronales. Este cronista opina que son colectivos muuuuy distintos. Que el esfuerzo destinado a los popes del Coloquio es excesivo, que la investidura presidencial se resiente cuando engalana un ámbito hostil.
 
Siempre hay a mano paráfrasis de la queja del fallecido ministro de Economía radical Juan Carlos Pugliese: este Gobierno les habla al corazón y hasta al cerebro porque la reactivación es notoria. Le responden remarcando. Las tentativas aspiracionales- dialoguistas chocan con los resultados.
 
El presidente defendió políticas públicas, expresó que la doble indemnización y la prohibición de despidos son temporarias (así se concibieron) y cesarán cuando cambien las circunstancias.
 
Un almuerzo con empresarios en la Casa Rosada anticipó la tenida.
 
El contexto es más confrontativo que esos intercambios. Hay un mundo real fuera de Costa Salguero, albergue de tantos curros. Prosigue la tenaz ofensiva contra la indemnización por despido, punta de lanza de reclamos expansivos de reformas laborales como las noventistas o como la Ley Banelco.
 
La novedad de la semana fue que el oficialismo, encarnado por el flamante Secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, cantó quiero retruco.
 
**
 
La lista y la pulseada: 
  
Feletti busca acordar congelamiento de precios por 90 días, una lista de 1247 productos esenciales. Los grandes formadores de precios regatean, formulan una contraoferta avara. El Secretario fija una reunión para mañana: si no hay acuerdo, regirá el congelamiento, aplicándose las normas vigentes en caso de desobediencia.
 
"Clarín", "La Nación" e "Infobae" interpretan a coro o en canon: "El Gobierno amenaza con aplicar la ley". Llamar "amenaza" a valerse de la ley, un hallazgo del establishment.
 
El oficialismo espera también realineamientos dentro del empresariado, separar a los formadores de precios de otros sectores que también los padecen. La nota de Raúl Dellatorre en esta misma edición desarrolla el punto con mejor información y experticia que este cronista.
 
La inflación de productos básicos constituye una de las mayores deudas del Gobierno con la ciudadanía. Y una derrota a manos de un sector del establishment económico.
 
Los empresarios, los CEOS, sus opineitors orgánicos aducen que leyes de Abastecimiento hubo siempre y que jamás rindieron buenos frutos. A cuenta de futuros abordajes, polemizamos un poquito mostrando "el otro lado": abundaron políticas antipopulares, avances contra conquistas laborales... siempre perjudicaron a los laburantes.
 
Ejercitemos un cachito la memoria aunque sea una gimnasia pasada de moda. Entre 2003 y 2013 (o 2011 para las lecturas restrictivas) subieron los sueldos, se rehabilitó la eficacia de las convenciones colectivas, bajó el desempleo, se ampliaron o crearon programas sociales, se cuasi universalizaron jubilaciones, varios etcéteras. La economía funcionó mejor con redistribución, crecimiento y conquistas. Un saldo superior al logrado en los gobiernos menemista, aliancista y macrista.
 
**
 
Leyes "A", altri tempi: 
  
En el segundo mandato de Cristina se modificó la ley de Abastecimiento dictada en los setenta y se dictó una de Defensa de la Competencia. La derecha fáctica judicializó las normas, comenzó a hacerlo en medio de la discusión parlamentaria. Un record autóctono en tan infausta disciplina.
 
Las reglas se usaron con cuentagotas. Ante un paro con bloqueo a refinerías de petróleo dispuesto por el Sindicato de Camioneros se amagó aplicar la ley a los huelguistas, un exceso. El agua no llegó a ese río pero fue una de las semillas del antagonismo entre Hugo Moyano y Cristina Kirchner que perduró demasiado tiempo.
 
La leyes peronistas no inventaron nada. La memoria Random del cronista evoca una campaña para elecciones parlamentarias durante el mandato de Arturo Illia en la que se recriminaba al presidente radical "contra la carestía/no se aplica la ley A", con musiquita pegadiza. Spots hubo siempre, también.
 
Por ahí mucha gente no rememora. Pero el expresidente Mauricio Macri "amenazó" valerse de la Ley de Abastecimiento en otoño de 2019, cuando su programa económico se caía a pedazos. Incluso advirtió que pediría auxilio a ONG de consumidores y a movimientos sociales para que controlaran precios en los comercios. No concretó nada. De todas maneras, queda claro que no hay tanto nuevo bajo el sol.
 
**
 
Pandora no, Intratables sí: 
  
Minga de alusiones a los Pandora Papers en el atril o en el Zoom del Coloquio. Los nombres de los 2521 compatriotas pescados con cuentas off shore no se conocen. Apenas se goteó un puñado. Quienes manejan la data amarretean precisiones. Una suerte de falso secreto fiscal para evasores.... Tendrán sus motivos.
 
¿Cuántos fugadores habrán pagado un fangote de plata para acodarse en las mesas de IDEA? Imposible saberlo con certeza... sospechar es lícito.
 
Las crónicas refieren que el aplausómetro vibró con el inspirado verbo de José Luis Espert. Les candidates hablaron de a uno, ya se verán las caras en el ring... perdón, en el estudio de Todo Noticias. El miércoles debatieron los candidatos a diputados por la Ciudad Autónoma. El próximo lo harán los bonaerenses. Lo que viene es opinión neta, spoiler para quien prefiera saltearla.
 
Las reglas de esas tenidas, el formato cada vez más barullero, las concesiones al "modelo Intratables" complican o hasta imposibilitan una polémica seria, quién sabe una audible.
 
Los candidatos enfrentan dilemas difíciles, ingratos. No presentarse los expone a reproches de los medios o de gente común. La lógica política impone que quien "va perdiendo" dispone de una chance, no tiene que desperdiciarla.
 
Uno sabe eso y no se erige en consejero de campaña. Como espectador y como sujeto politizado lamenta el espectáculo, al que asiste. Intuye que a la larga, las competencias las gana la tele. Todo Noticias (TN) seguro que ganó. Un canal privado, de un Multimedios oligopólico, que se disfraza de democrático durante un par de horas.
 
Los profesionales, maestros en la manipulación y las fake news, se enamoran del rol en ese lapso. Se la creen, les da gusto. Luego, con la resaca a cuestas vuelven a su territorio, su zona de confort, sus hábitos.
 
Y, pese a todo, la visibilidad produce resultados. Expuesto, Javier Milei se pone nervioso. No sabe acomodarse a reglas diferentes a las que lo auparon hasta ahora. Mete la pata al hablar sobre el cambio climático, un tema que fascina a jóvenes-potenciales votantes.
 
Imposible medir el impacto del debate en intención de voto. La experiencia comparada señala que casi siempre es escueto, que el precedente Kennedy-Nixon forma parte del pasado irrepetible.
 
Los bonaerenses serán seis y no cuatro, lo que podría desencadenar mayor barullo. Se comprueba la tendencia unitaria de los medios: CABA y Buenos Aires fungen de ombligo del mundo. Son distritos grandes, se eligen numerosos diputados... pero eso es solo parte de la verdad. La otra es que para los medios dominantes la Argentina termina en el AMBA.
  
Ruda tendencia centrista que la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual procuró disminuir. Una de sus tantas virtudes que le granjeó adhesiones en toda la geografía nacional y que se tiró al tacho cuando Macri la despanzurró, pagándole a Clarín los servicios prestados. Rápido, de contado, con el impresentable Oscar Aguad haciendo la tarea sucia.
 
Por Mario Wainfeld
 
Fuente: pagina12.com.ar 
 

Agreganos como amigo a Facebook
01-12-2021 / 11:12
La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, dio otro inesperado giro político al pasar de denunciar la "infectadura" de Alberto Fernández a exigirle al gobierno que imponga vacunación obligatoria y use información confidencial para salir a buscar casa por casa a los no vacunados.
 
¿Cómo, Patricia? ¿Y las libertades? ¿Las vacunas no eran veneno? ¿Obligar a la población a vacunarse? ¿Salir a cazar a los no vacunados y vacunarlos de prepo? La presidenta del PRO fue durante la pandemia una de las voces más gurkas contra las medidas sanitarias y encabezó varias marchas que reclamaron al gobierno que respete la "libertad" de los ciudadanos.
 
Pero ahora cambió radicalmente y quiere que el gobierno utilice la información confidencial que tiene el Estado sobre los ciudadanos para ir a buscarlos y vacunarlos de prepo, al tiempo que el principal dirigente de su espacio, Gerardo Milman, anticipó que presentará un proyecto de ley de vacuna obligatoria. ¿Y las libertades, Patri? Son las permanentes contradicciones de Bullrich.
 
Bullrich volvió a quedar atrapada en su verborragia y propuso una barbaridad: "En la campaña electoral fueron a los padrones a mirar quién no había votado y los fueron a buscar casa por casa. Lo hicieron en muchos distritos. ¿No pueden ir a buscar casa por casa a buscar a la gente que no se vacunó?".
 
"Si todos tenemos acá (en el teléfono) cuándo nos dieron las dosis, quién se la dio, quién no se la dio... ¿Por qué no hacen una campaña masiva de ir a buscar a todas y cada una de las personas que no se vacunaron?", continuó la presidenta del PRO.
 
Al mismo tiempo, el diputado electo Milman, mano derecha de Patricia, adelantó que apenas asuma promoverá un proyecto de ley "para terminar con la pandemia convirtiendo en obligatoria en el plan de vacunación la vacuna contra el Covid".
 
Las afirmaciones de Bullrich y Milman generaron una durísima reacción especialmente entre los "libertarios", que los cruzaron duramente. Javier Milei compartió varios mensajes, mientras que José Luis Espert directamente trató de "fascista impresentable" a la polémica presidenta del PRO.
 
La Opinión Popular
 

01-12-2021 / 10:12
Rupturismo o acuerdo por negociación, las dos puertas que abrió el radicalismo en la Cámara de Diputados. El culebrón escribirá su capítulo final el próximo lunes en una reunión de bloque que definirá si la UCR será representada por dos bandos o si, discusión de cargos de por medio, mantendrá la unidad que, algunos esperan, siga comandada por Mario Negri.
 
Con el pedido de cambio de jefatura por un lado y la ratificación de la voluntad mayoritaria por el otro, el sector referenciado en Martín Lousteau y el encolumnado detrás del cordobés terminaron de inaugurar la interna por la presidencia del partido a nivel nacional que, también, podría tener su broche de oro en diciembre.
 
Durante la mañana del martes, Negri publicó una serie de tuits en los que planteó la necesidad de dejar de lado las tensiones y construir una UCR unida y fuerte. La jugada, lejos de ser una proclama, buscó anticipar una movida planificada por sus contrincantes con Emiliano Yacobitti a la cabeza, nombre que sonó para sucederlo al frente del bloque.
 
Minutos más tarde, efectivamente, quince diputados firmaron un comunicado en el que pidieron "cambiar para ganar" y para reflejar el resultado de una elección que, en Córdoba, lo tuvo a Negri como gran perdedor. Según informaron desde el sector referenciado en Lousteau, los legisladores no están dispuestos a "bancar" una cuarta reelección del histórico radical que perdió las PASO por 250 mil votos.
 
La actual conducción esperó una ruptura que no llegó el martes y que, en caso de fracasar las negociaciones, podría darse el lunes próximo. Desde el sector retador dejaron trascender que no habría un quiebre y la jugada se interpretó como parte de un tire y afloje por cargos, lugares en las comisiones y vocerías.
 
En principio, ese espacio de concesiones llegaría recién el jueves, una cita compartida. Si no llegaran a acordar, cada uno podría seguir por su lado y la pelea girará en torno a quién fue el causante de la fisura. Si fue Negri por no correrse del cargo o si fue el lousteauismo por no respetar el llamado a la unidad.
 
Los dichos de Elisa Carrió el sábado terminaron de encender una mecha corta. Por otro lado, el acercamiento de Lousteau a un Horacio Rodríguez Larreta que le dio más espacios de poder dentro del Gabinete porteño producto de la coalición de gobierno que supieron construir. Esa relación generó tensiones dentro la UCR porque algunos temieron una intervención de facto por parte del PRO. Finalmente, el anticipo de la elección del presidente del Comité Nacional que, por ahora, sería el 20 de diciembre.
 
Estas idas y vueltas fueron observadas desde el macrismo. Hace sólo una semana, Patricia Bullrich quiso correr a Cristian Ritondo pero perdió en la votación interna. Globalmente, a Juntos por el Cambio la disputa no le significará pérdidas pero una ruptura radical podría fortalecer a un PRO que perdió dos diputados en las últimas horas. Sebastián García de Luca y Domingo Amaya se irán a un nuevo espacio conformado por Margarita Stolbizer y Emilio Monzó, siempre dentro de la alianza.
 
La Opinión Popular
 

30-11-2021 / 09:11
Si algo le faltaba a Juntos es que aparezca Elisa Carrió. Y lo que hizo Lilita es meterse en una pelea entre radicales, para respaldar a su amigo Mario Negri y de paso, sacarse el gusto de emprenderla contra uno de sus eternos enemigos: el Coti Nosiglia. Carrió festejó los 20 años de su partido y dejó mensajes. "Sepan lo que eligen en la presidencia de los bloques. Yo no me fui de un partido que tenía corruptos para venir a hablar con los hijos privilegiados de esos corruptos, que manejaron Medicina o la Franja de Ciencias Económicas con la mayor corrupción que se conoce en la historia", sentenció brutalmente frente a los absortos concurrentes.
 
La frase fue contundente, pero en lo que todos entendieron fue dirigido a Lousteau espetó también: "No se puede ser amigo de Coti toda la vida". La líder de la Coalición Cívica ya había adelantado en la semana que no era indefectible que siguiese en Juntos y que esto dependía de ciertas condiciones. "Claro su partido está ordenado, son cinco y todos siguen la dictadura de Carrió, ahora viene a meterse al radicalismo de donde se fue, quiere manipular la interna y apuesta en base a sus amistades, porque Lila piensa en ella y su grupo de amigos, esos son los buenos, los demás son los malos", dice un dirigente radical.
 
Incluso dentro del PRO no ven bien la amenaza de Carrió: "No podés meterte en la interna de otro partido y condicionar tu permanencia en la alianza en base a esa interna, es un apriete en términos que no nos conviene manejar. ¿Y si Yaco le dobla al brazo a Negri y se queda con el bloque, qué? ¿Se va? Y si se va, ¿nos saca votos? Carrió no tiene votos, tiene poder de daño es el único motivo por el que se la mantuvo adentro todo este tiempo", dice un dirigente amarillo.
 
En su alocución de aniversario, tampoco se privó de agarrársela con funcionarios larretistas, especialmente con quien el jefe de Gobierno puso como responsable de la campaña: Fernando Starface. "No la cuidó a María Eugenia (Vidal) en la campaña, la forzó demasiado, le armaba seis eventos por día, la desgastó sin orden, innecesariamente", le dedicó a uno de los alfiles de Horacio Rodríguez Larreta.
 
Carrió va a ser protagonista de esta etapa de definiciones por venir. No por su potencia electoral, tampoco por sus dotes estratégicas ni la capacidad de gestión, sino por el miedo que genera que se desmarque, que se salga de Juntos y empiece a tirar desde afuera. "Es un buscapié, nunca sabes para donde va hasta que te golpea, es muy peligrosa", graficó otro hombre del PRO que preferiría que la líder de la Coalición, ni siquiera note su presencia.
 
La batalla será dura, ahora con un condimento externo que intenta condicionar las decisiones de otros partidos dentro de la alianza. Los radicales no se meten en el PRO. Los amarillos no intervienen en las decisiones de la UCR. Lilita, está en todos lados con su código de conducta propio.
 
La Opinión Popular
 

29-11-2021 / 10:11
"Cepo a los viajes al exterior". "Venganza contra la clase media". "El camino a Venezuela y a la Unión Soviética". "Gobierno de inútiles". Estas definiciones, proferidas por periodistas, economistas, y políticos de la oposición, fueron utilizadas para referirse a la reciente circular A-7407 del Banco Central, que impidió el financiamiento subsidiado en cuotas en pesos de pasajes y hotelería en el exterior.
 
En ningún caso se mencionó que no existe ninguna restricción para la compra de pasajes y salidas al exterior, pero por sobre todo, que así como se apuntó a restringir la demanda de turismo emisivo, que en años normales llegó a implicar una erogación de 9.000 millones de dólares anuales para el país, se buscó ampliar la demanda de bienes de capital para fortalecer la industria y el empleo, dos elementos que inciden de forma mucho más decisiva en el bienestar de la población.
 
Sucede que paralelamente a la restricción para los viajes, el mismo Banco Central anunció mayores créditos y flexibilidades para importar bienes de capital, es decir las maquinas utilizadas para la producción industrial, por hasta un millón de dólares y con adelantos de hasta 270 días para poder abonar este tipo de maquinarias.
 
Se trató, en definitiva, de una medida que apunta a utilizar los escasos dólares con los que cuenta el país para generar más industria y trabajo en lugar de turismo al exterior, una actividad altamente positiva en lo social y cultural, pero reducida a un mínimo de la población, y que poco aporta al desarrollo del país.
 
A diferencia de la industria nacional, que posibilita la creación de empleos y de contar con más dólares, sea tanto por la exportación de los productos fabricados por esas industrias nacionales como también por la posibilidad de que esa misma producción nacional sustituya importaciones.
 
Con la restricción externa estructural, la fuga de divisas durante el macrismo, la necesidad de industrialización, y la brutal deuda con el FMI, no hay espacio para financiar el turismo emisivo, más allá del mentiroso relato opositor.
 

29-11-2021 / 10:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar