La Opinión Popular
                  15:36  |  Miércoles 22 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“En política no hay que reír ni llorar, sólo comprender”, Baruch Spinoza. "La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio, la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva", José Saramago.
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 14-09-2021 / 12:09
SU ESPACIO SE QUEDÓ CON EL TERCER LUGAR EN LAS PASO

Miriam Müller habló del juego político de sus adversarios: Son más de lo mismo

Miriam Müller habló del juego político de sus adversarios: Son más de lo mismo
“Era un resultado que esperábamos, pero fue muy contundente”, expresó Miriam Müller, quien este domingo se convirtió en candidata a diputada nacional por “EntrerriaNOS por la Vida, el Trabajo y la Libertad”.
 
"Era un resultado que esperábamos, pero fue muy contundente", expresó Miriam Müller, quien este domingo se convirtió en candidata a diputada nacional por "EntrerriaNOS por la Vida, el Trabajo y la Libertad".
 
"El escrutinio definitivo empieza mañana, como para poder hacer un análisis de los resultados reales. Por ahora obtuvimos algo así como alrededor de 32.000 votos, pero siempre se recupera un 10% con el escrutinio definitivo, así que estimo que superaremos los 35.000, llegaríamos más o menos al 5% del total", dijo.
 
"Tanto el Partido Conservador Popular como nosotros, que venimos de la lucha Pro Vida, es la primera vez que participamos de una elección, por eso el nivel de conocimiento sobre nuestra propuesta es mucho menor a la de otros partidos". Agradecemos al pueblo entrerriano que nos acompañó y seguiremos dando una buena batalla por la vida, la Patria, la familia y los valores.
 
 
Con la expectativa de transformar la política
 
Sobre la disputa con el MTS por consolidarse como la tercera fuerza, Miriam Müller, expresó: "La Izquierda es el sector que jamás nos votaría a nosotros, que somos patriotas, Pro Vida, defendemos la familia, estamos en contra de la ideología de género, tenemos una mirada liberal en lo económico".
 
La expectativa para las elecciones generales es "representar bien a los entrerrianos. No venimos a la arena política peleando por un puesto. Nos mueve es la vocación y el amor por Entre Ríos".
 
"Queremos transformar la política, llenarla de personas justas, honestas, que tengan un curriculum y no un prontuario. Queremos ser gobernados por los mejores, no por los que tendrían que estar presos. Así que el primer objetivo es obtener la representatividad de todos los sectores que hoy están invisibilizados".
 
"No es necesario estar dentro del Estado ni ejercer un cargo, no es lo que nos mueve o nos interesa. Hace cuatro años venimos defendiendo la vida y lo seguiremos haciendo, de hecho yo presenté una acción de inconstitucionalidad de la Ley del Aborto absolutamente en soledad ante la Justicia Electoral. Lo mismo cuando trabajé por la revalorización de la cultura tradicional entrerriana. Se pueden hacer muchas cosas, el tema es que la herramienta legal para derogar la Ley del Aborto, bajar los impuestos, la Ley de Emergencia Educativa o de Emergencia Laboral, es el Congreso de la Nación, donde se gestan las leyes".
 
"Este es un equipo formado por profesionales y gente académicamente idónea, pero somos personas normales que creemos en la democracia y los principios republicanos. No somos hijos ni nietos de familias patricias, sino paisanos que la peleamos ganando sueldos miserables y pagando impuestos", aseguró Müller.
 
 
Cresto y Frigerio "pactan todo lo que hacen"
  
Sobre sus competidores en las urnas -Rogelio Frigerio y Enrique Cresto- la candidata que encabeza la lista de EntrerriaNOS, señaló: "Están habituados a la política, manejan la comunicación, saben cómo polarizar y hacer como que son enemigos, cuando en realidad pactan todo lo que van a hacer. Se autotitulan que uno es enemigo del otro para hacer un juego político, pero es más de lo mismo".
 
En el mismo sentido, sostuvo: "Que Bordet haya ganado antes y ahora venga Frigerio a hacerse el salvador del mundo, no me sorprende".
 
Fuente: El Entre Ríos
 
Agreganos como amigo a Facebook
22-09-2021 / 12:09
21-09-2021 / 11:09
20-09-2021 / 19:09
20-09-2021 / 10:09
Arrastrando la herencia de la peste macrista y la pandemia de covid, el fracaso oficialista estaba entre las posibilidades de una elección de medio término. Pero las elecciones PASO generaron una explosión en el Frente de Todos, aunque la magnitud de los daños podrá medirse recién el 14 de noviembre. Si se reitera la catástrofe, el Gobierno tendría minoría en ambas cámaras, en un Congreso muy dividido con una oposición salvaje, lo que llevaría a la ingobernabilidad. Como contrapartida, el peronismo podría perder su reconocida capacidad para evitar el estallido social.
 
El voto expresó un castigo: su motivo principal conjuga la situación económica, la inflación, el desempleo, las complicaciones para llegar a fin de mes. Juntos por el Cambio tuvo la suerte que los pésimos índices económicos que dejó la gestión de Mauricio Macri quedaran relativizados comparativamente por los efectos de la pandemia, lo que le permitió el milagro mantener su caudal electoral.
 
Más allá de los indudables méritos del gobierno de Alberto Fernández, que evitó, en las peores condiciones, la implosión sanitaria y social, lo que quedó en primer lugar fue el grado de destrucción medido en el número de negocios cerrados, de personas desocupadas, de restricciones para reducir la pandemia, del número de muertos. Hay una sociedad muy lastimada por la situación económica, por convivir más de un año y medio con el miedo, la enfermedad, las muertes en soledad, el encierro. Un costo cargado con mayor o menor justicia a los oficialismos. Un recuento de lo sucedido en América Latina lo demuestra. La pandemia se llevó puesto los oficialismos.
 
Lo más notable fue que el macrismo sólo mantuvo los mismos votos fidelizados que hace dos años, tras una pandemia y una crisis económica sin precedentes. A nivel nacional, conservó los votos obtenidos en los comicios nacionales del 2019, mientras el oficialismo perdió 15 puntos. Es que la abstención y el voto en blanco se alimentaron centralmente de los sufragios que perdió el oficialismo mientras que el macrismo sacó los mismos votos, o un poco menos, que en la anterior elección. Esta vez les alcanzó para ganar por el récord de ausentismo, votos en blanco o anulados.
 
El peronismo perdió volumen de votos pero el macrismo no creció. Lo más doloroso para el oficialismo está en que la participación fue muy baja en zonas populares que acompañan históricamente al peronismo. La ausencia de esos votantes propios es un mensaje contra la gestión oficial, que no los contuvo como esperaban de las consecuencias sociales y económicas de la pandemia. Y para no votar a Juntos hubo miles de personas que se quedaron en sus casas, la mayoría en barrios populares. Fue la manera que encontraron de expresar su descontento, sin interesarles que ayudaban a los candidatos opositores, porque la baja participación levantó los porcentajes de los ganadores.
 
En Entre Ríos participó el 72,3% del padrón, 2.3% para votar en blanco y 3,8% de votos nulos; con el 67,48% de votos positivos. Es decir, hubo un 32,52% que no votó por ninguna opción válida. La bronca no se pintó de amarillo sino de ausencia. En ese 32,52% está la esperanza del oficialismo de revertir la situación o por lo menos reducir la distancia en votos con un trabajo territorial intenso, estudiado y militante. Al Gobierno le cabe hacerse entender mejor en campaña, acercarse más a la gente, escuchar. Y demostrar, en un lapso muy corto, que comprendió, que reencauza el rumbo, que hay voluntad e inteligencia para enfocar nuevas políticas consistentes con los reclamos populares. Solo así habrá posibilidades de revertir los resultados el 14 de noviembre. ¿Es difícil? Sí, pero no imposible.
 
La Opinión Popular
 

19-09-2021 / 11:09
 
El presidente Alberto Fernández llegó, este sábado, a la provincia de La Rioja, donde fue recibido por el gobernador local Ricardo Quintela y el jefe de Gabinete, Juan Manzur. El mandatario comparte una reunión de trabajo con gobernadores de todo el país.
 
Integran la comitiva junto al jefe de Estado, los ministros Eduardo De Pedro (Interior), Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Juan Zabaleta (Desarrollo Social) y Jaime Perzyck (Educación); el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el jefe de asesores presidenciales, Juan Manuel Olmos y el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa.
 
Están presentes los gobernadores Sergio Uñac (San Juan), Jorge Capitanich (Chaco), Raúl Jalil (Catamarca), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Sergio Ziliotto (La Pampa), Gildo Insfrán (Formosa), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Mariano Arcioni (Chubut). De forma virtual, participan los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Omar Perotti (Santa Fe) y Gustavo Melella (Tierra del Fuego).

 
Bordet remarcó la necesidad de "fortalecer la unidad" en el FDT. Lo dijo después de los cambios que realizó el Presidente en su gabinete, los que fueron reclamados por la Vicepresidenta, Cristina Fernández.
 
"Fortalecer la unidad del @frentedetodos es el primer paso para enfrentar los desafíos que tenemos. Estamos convencidos que el camino es apostar a la industria, a nuestras pymes y a nuestros productores. Vamos a redoblar el esfuerzo para cumplir con lo que nuestro pueblo necesita", destacó Bordet en las redes.
 
La Opinión Popular


NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar