La Opinión Popular
                  14:40  |  Miércoles 22 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“En política no hay que reír ni llorar, sólo comprender”, Baruch Spinoza. "La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio, la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva", José Saramago.
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 09-09-2021 / 11:09
"SABEMOS QUE LAS COSAS SE HACEN CON ESFUERZO"

Los radicales Pedro Galimberti y Darío Schneider cerraron la campaña en Chajarí

Los radicales Pedro Galimberti y Darío Schneider cerraron la campaña en Chajarí
En Chajarí, Pedro Galimberti aseguró que con el trabajo de campaña “despertamos la semilla que estaba sembrada y que hacía mucho tiempo que no germinaba”. La lista que desafía a Frigerio se presenta como una alternativa de las “bases” del radicalismo.
 
El tercer acto de cierre de "Entre Ríos Cambia", la lista 502B de Juntos por el Cambio, se desarrolló este miércoles en Chajarí, en el Club Vélez, con Pedro Galimberti como anfitrión. Frente a los concurrentes, Galimberti pronunció un discurso sobre el transcurso de cómo se llegó hasta aquí y puso el foco en las elecciones de 2023 "para ser protagonistas del proceso político de los próximos 10 años en Entre Ríos".
 
El intendente de Chajarí expresó que "andan algunos magos que creen que las cosas se hacen de un momento para otro, pero los que tenemos algunos años sabemos que las cosas se hacen con esfuerzo", y añadió que hay mucha gente en el país que piensa "en el resultado, en la satisfacción inmediata de lo que anda buscando, y se olvida que en el medio se construye con esfuerzo, paciencia y esmero".
 
En esta línea, llamó a construir una verdadera alternativa que defienda los intereses de la provincia en el Congreso de la Nación y que discuta con el peronismo gobernante hace 18 años.
 
Por su parte, el Intendente de Crespo, Darío Schneider, anticipó que la lista 502 B va a ganar las elecciones y cargó contra el porteño Rogelio Frigerio, el competidor en la interna: expresó que se terminaron "las listas armadas en un café de Puerto Madero, a espaldas de la gente".
 
 
En relación a los demás precandidatos que participan en las PASO, Galimberti cuestionó a quienes se aferran a las estructuras y dejan de vincularse con la gente, porque es imposible hacer política desde allí: "Bienvenidos a la política del territorio", disparó Galimberti.
 
"Despertamos una semilla que estaba sembrada en muchos lugares del suelo entrerriano y que hacía mucho que no germinaba. Estamos formando liderazgo en cada pueblo, en cada ciudad, en cada comuna", culminó.
 
 
La palabra de Schneider
  
El Intendente de Crespo, Darío Schneider, al hacer uso de la palabra, anticipó que la lista 502 B va a ganar las elecciones. Asimismo, aseguró que con los integrantes de su lista se llegó donde el Estado no llega, para discutir con los entrerrianos que no tienen voz.
 
A su vez, Schneider cargó contra Frigerio, el competidor en la interna: expresó que se terminaron "las listas armadas en un café de Puerto Madero, a espaldas de la gente".
 
Por su parte, Mariana Salinas convocó a los presentes a darle una paliza en las urnas, y también en noviembre, al oficialismo y cuestionó el desaliento de la cultura del esfuerzo y del trabajo, porque no hay futuro sin educación y trabajo. La concordiense cuestionó, además, al Presidente de la Nación de quien dijo que "miente todo el día" y destacó que la lista que integra está conformada por entrerrianos que viven, trabajan, sufren y que seguramente algún día van a morir en esta tierra.
 
Galimberti, Salinas y Schneider estuvieron acompañados, en el acto, por otros precandidatos de la lista, entre ellos Mariela Gallinger (Crespo) e Ivonne Jaurena (Feliciano).
 
Fuente: Prensa "Entre Ríos Cambia"
 
Agreganos como amigo a Facebook
22-09-2021 / 12:09
21-09-2021 / 11:09
20-09-2021 / 19:09
20-09-2021 / 10:09
Arrastrando la herencia de la peste macrista y la pandemia de covid, el fracaso oficialista estaba entre las posibilidades de una elección de medio término. Pero las elecciones PASO generaron una explosión en el Frente de Todos, aunque la magnitud de los daños podrá medirse recién el 14 de noviembre. Si se reitera la catástrofe, el Gobierno tendría minoría en ambas cámaras, en un Congreso muy dividido con una oposición salvaje, lo que llevaría a la ingobernabilidad. Como contrapartida, el peronismo podría perder su reconocida capacidad para evitar el estallido social.
 
El voto expresó un castigo: su motivo principal conjuga la situación económica, la inflación, el desempleo, las complicaciones para llegar a fin de mes. Juntos por el Cambio tuvo la suerte que los pésimos índices económicos que dejó la gestión de Mauricio Macri quedaran relativizados comparativamente por los efectos de la pandemia, lo que le permitió el milagro mantener su caudal electoral.
 
Más allá de los indudables méritos del gobierno de Alberto Fernández, que evitó, en las peores condiciones, la implosión sanitaria y social, lo que quedó en primer lugar fue el grado de destrucción medido en el número de negocios cerrados, de personas desocupadas, de restricciones para reducir la pandemia, del número de muertos. Hay una sociedad muy lastimada por la situación económica, por convivir más de un año y medio con el miedo, la enfermedad, las muertes en soledad, el encierro. Un costo cargado con mayor o menor justicia a los oficialismos. Un recuento de lo sucedido en América Latina lo demuestra. La pandemia se llevó puesto los oficialismos.
 
Lo más notable fue que el macrismo sólo mantuvo los mismos votos fidelizados que hace dos años, tras una pandemia y una crisis económica sin precedentes. A nivel nacional, conservó los votos obtenidos en los comicios nacionales del 2019, mientras el oficialismo perdió 15 puntos. Es que la abstención y el voto en blanco se alimentaron centralmente de los sufragios que perdió el oficialismo mientras que el macrismo sacó los mismos votos, o un poco menos, que en la anterior elección. Esta vez les alcanzó para ganar por el récord de ausentismo, votos en blanco o anulados.
 
El peronismo perdió volumen de votos pero el macrismo no creció. Lo más doloroso para el oficialismo está en que la participación fue muy baja en zonas populares que acompañan históricamente al peronismo. La ausencia de esos votantes propios es un mensaje contra la gestión oficial, que no los contuvo como esperaban de las consecuencias sociales y económicas de la pandemia. Y para no votar a Juntos hubo miles de personas que se quedaron en sus casas, la mayoría en barrios populares. Fue la manera que encontraron de expresar su descontento, sin interesarles que ayudaban a los candidatos opositores, porque la baja participación levantó los porcentajes de los ganadores.
 
En Entre Ríos participó el 72,3% del padrón, 2.3% para votar en blanco y 3,8% de votos nulos; con el 67,48% de votos positivos. Es decir, hubo un 32,52% que no votó por ninguna opción válida. La bronca no se pintó de amarillo sino de ausencia. En ese 32,52% está la esperanza del oficialismo de revertir la situación o por lo menos reducir la distancia en votos con un trabajo territorial intenso, estudiado y militante. Al Gobierno le cabe hacerse entender mejor en campaña, acercarse más a la gente, escuchar. Y demostrar, en un lapso muy corto, que comprendió, que reencauza el rumbo, que hay voluntad e inteligencia para enfocar nuevas políticas consistentes con los reclamos populares. Solo así habrá posibilidades de revertir los resultados el 14 de noviembre. ¿Es difícil? Sí, pero no imposible.
 
La Opinión Popular
 

19-09-2021 / 11:09
 
El presidente Alberto Fernández llegó, este sábado, a la provincia de La Rioja, donde fue recibido por el gobernador local Ricardo Quintela y el jefe de Gabinete, Juan Manzur. El mandatario comparte una reunión de trabajo con gobernadores de todo el país.
 
Integran la comitiva junto al jefe de Estado, los ministros Eduardo De Pedro (Interior), Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Juan Zabaleta (Desarrollo Social) y Jaime Perzyck (Educación); el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el jefe de asesores presidenciales, Juan Manuel Olmos y el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa.
 
Están presentes los gobernadores Sergio Uñac (San Juan), Jorge Capitanich (Chaco), Raúl Jalil (Catamarca), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Sergio Ziliotto (La Pampa), Gildo Insfrán (Formosa), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Mariano Arcioni (Chubut). De forma virtual, participan los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Omar Perotti (Santa Fe) y Gustavo Melella (Tierra del Fuego).

 
Bordet remarcó la necesidad de "fortalecer la unidad" en el FDT. Lo dijo después de los cambios que realizó el Presidente en su gabinete, los que fueron reclamados por la Vicepresidenta, Cristina Fernández.
 
"Fortalecer la unidad del @frentedetodos es el primer paso para enfrentar los desafíos que tenemos. Estamos convencidos que el camino es apostar a la industria, a nuestras pymes y a nuestros productores. Vamos a redoblar el esfuerzo para cumplir con lo que nuestro pueblo necesita", destacó Bordet en las redes.
 
La Opinión Popular


NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar