La Opinión Popular
                  14:31  |  Miércoles 22 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“En política no hay que reír ni llorar, sólo comprender”, Baruch Spinoza. "La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio, la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva", José Saramago.
Recomendar Imprimir
Internacionales - 07-09-2021 / 09:09
EL EX MILITAR VA POR TODO: PROTESTAS ULTRA DERECHISTAS CONTRA LA CORTE SUPREMA Y EL CONGRESO

Máxima tensión en Brasil: crece el temor a autogolpe de Estado de Bolsonaro

Máxima tensión en Brasil: crece el temor a autogolpe de Estado de Bolsonaro
Un país, y su democracia, en vilo. Brasil está en el centro de atención de la política internacional no solo por la interrupción del partido Brasil - Argentina por las eliminatorias del mundial, sino porque este martes 7 de septiembre, el ex militar Jair Bolsonaro y sus seguidores saldrán a las calles a mostrar sus fuerzas con intenciones golpistas. El PT del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva y las centrales sindicales deberán presentar un plan de lucha efectivo para enfrentar esta situación.
Un país, y su democracia, en vilo. Brasil está en el centro de atención de la política internacional no solo por la interrupción del partido Brasil - Argentina por las eliminatorias del mundial, sino porque este martes 7 de septiembre, el ex militar Jair Bolsonaro y sus fanáticos seguidores saldrán a las calles a mostrar sus fuerzas con intenciones golpistas. El PT del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva y las centrales sindicales deberán presentar un plan de lucha efectivo para enfrentar esta situación.
 
En el Día de la Independencia en Brasil, el ultra derechista Bolsonaro convocó a multitudinarias marchas que se realizarán en distintos puntos del país, con la intención de empoderar su imagen ante las denuncias de golpismo de la oposición o de un ataque militar al Supremo Tribunal Federal, la Corte Suprema de aquel país. Es la primera gran demostración con amenazas de quiebre del sistema institucional desde que Brasil recuperó la democracia en 1985.
 
El polémico mandatario brasilero busca enfrentar al Supremo Tribunal Federal con "1 o 2 millones de personas en las calles" para que el poder moderador de la República "sea el pueblo y no un par de jueces". Las protestas tendrán el mayor operativo de seguridad conocido en San Pablo y Brasilia, el escenario donde en 2015 nació el bolsonarismo. Más de 200 caravanas de 10 estados contratadas por empresarios ruralistas viajan hacia Brasilia y San Pablo al precio de 250 reales el asiento, según divulgado en los avisos de las redes bolsonaristas.
 
Policías de San Pablo y otros estados están convocando a participar de las manifestaciones, por eso los gobernadores lanzaron un alerta sobre posibles motines y por peligro de enfrentamientos. El principal lema de los bolsonaristas será "Eu Autorizo" ("Yo autorizo"), que es un pedido para que el fascista Bolsonaro envié al Ejército al Supremo Tribunal Federal, algo que es motivo de pedidos de juicio político contra el jefe del Estado.
 
A través de un video publicado en sus redes, el impresentable Bolsonaro acusó a jueces del Supremo Tribunal Federal de haber violado la Constitución al iniciar procesos por golpismo en su contra y afirmó que este es "el día del pueblo y el pueblo dirá adonde el Gobierno deba ir". "Nuestro país no puede seguir rehén de una o dos personas. O vuelven al eje o serán ignoradas de la vida de la política. Yo seguiré dentro de las cuatro líneas de la Constitución pero no admito que otras personas violen la Constitución", dijo en referencia al juez Alexandre de Moraes, del Supremo Tribunal Federal, que lo investiga por actos antidemocráticos.
 
Todo esto, sin embargo, no es una expresión de fortaleza, sino que habla de las debilidades del gobierno de Bolsonaro ante la importante crisis política, económica y social que atraviesa el país y la cercanía a las elecciones de 2022, en las que todo indica que sería derrotado a manos de Lula.
 
La Opinión Popular
 

 
SE ESPERAN PROTESTAS BOLSONARISTAS CONTRA LA CORTE SUPREMA Y EL CONGRESO
 
Brasil y su democracia, en vilo
 
El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva se pronunció contra el ensayo de golpe que este martes lanzará Jair Bolsonaro al encabezar protestas, en las que tomarán parte policías y paramilitares, llegados a Brasilia con la promesa de tomar por asalto el palacio del Supremo Tribunal Federal y con amenazas de muerte dirigidas a uno de los miembros de la máxima Corte.
 
Sin nombrar a Bolsonaro (por desprecio político o pudor democrático), al que se refirió como "él", Lula fustigó la convocatoria realizada por el ocupante del Palacio del Planalto para conmemorar este 7 de septiembre, Día de la Independencia.
 
"En vez de anunciar soluciones para el país él llama a las personas a la confrontación al convocar a actos contra los poderes de la república, contra la democracia que él nunca respetó".
 
"En vez de sumar estimula la división, el odio y la violencia. Definitivamnte no es eso lo que nosotros esperamos de un presidente".
 
Con el rostro algo bronceado después de haber realizado una gira política por la región nordeste, de hermosas playas, Lula se dirigió al país con la elocuencia de un líder opositor alternada con la serenidad de un estadista preocupado con los problemas nacionales.
 
Vestía una camisa de jean celeste claro antagonizando con el verde oliva de las camperas con que Bolsonaro se paseó, sin barbijo y en motocicleta, en las últimas semanas recorriendo provincias como parte de su campaña desestabilizadora.
 
"Ruptura y ultimátum" fueron las palabras empleadas a menudo por el excapitán en su activismo golpista al que se dedicó a tiempo completo desentendiéndose sus responsabilidades como jefe de Estado.
 
Si hay un rasgo del presidente que surge nítido después de dos años y nueve meses de gestión: es su nulo apego al trabajo.
 
"No preciso detallar los números del costo de vida, del desempleo, de la falta de inversiones, de la pandemia, del hambre que volvió a Brasil", planteó Lula.
 
"Basta con salir a la calle para ver como el brasileño siente en la piel la destrucción del país", añadió el jefe histórico del Partido de los Trabajadores en su intervención de poco más de cinco minutos transmitida a través de las redes sociales en la noche de este lunes.
 
 
Brasilia y San Pablo
  
A bordo de un helicóptero militar Bolsonaro sobrevoló en círculos este lunes a la tarde sobre un campamento de activistas de ultraderecha establecido en el Recanto das Emas, un paraje situado a unos 40 kilómetros de Brasilia.
 
Desde las carpas y fogones improvisados lo saludaron al grito de "mito" antes de salir en caravana hacia la avenida Explanada de los Ministerios, en el centro de la capital, donde las barras bolsonistas iban a realizar un "calentamiento" de la protesta del martes.
 
El presidente encabezará este martes una ceremonia de izamiento de la bandera junto a las militares en la residencia oficial de Alvorada, región este de Brasilia, tras lo cual se dirigirá a la Explanada donde se dirigirá a sus seguidores. Caravanas de mlitantes oficialistas, con camisetas de la selección y banderas nacionales, arribaron hoy a Brasilia procedentes de varios puntos del país.
 
Posteriormente, por la tarde, Bolsonaro embarcará hacia San Pablo donde está previsto que pronuncie otro discurso en la céntrica Avenida Paulista, donde prometió reunir entre "uno y dos millones" de personas.
 
Paralelamente la oposición convocó a movilizaciones en San Pablo, Brasilia y otras ciudades que se realizarán a una prudencial distancia de las concentraciones oficialistas para evitar choques.
 
 
Apuestas
  
Como si fuera una quiniela política, en las oficinas del Congreso y los restaurantes de Brasilia, congresistas, políticos y periodistas barajan posibles escenarios para este martes de abismo.
 
La gama va desde los que descartan por completo un golpe, pasando por los preocupados con el riesgo de algún conato de violencia que derive en una cadena de incidentes, y los apostadores que temen que Bolsonaro se juegue a un todo o nada en el Día de la Independencia.
 
Los tres escenarios son posibles, siendo el del golpe el que parece ser el menos probable.
 
 
¿Uno o varios golpes?
  
Por los términos con que fueron convocadas las concentraciones de Brasilia y San Pablo, éstas son de antemano acontecimientos que corroen la democracia.
 
Desde el gobierno se alentó que participen en ellas policías y militares (junto a milicianos paramilitares), y que lo hagan armados, lo cual de concretarse comportará violaciones a la Constitución.
 
El Congreso y el Supremo fueron rodeados este lunes de un cerco de seguridad redoblado.
 
Aunque no haya invasiones al palacio de la Corte, ni hechos de sangre en las marchas de este martes, igualmente la democracia amanecerá menos sólida el miércoles por el hecho de que el jefe de Estado movilizó a sus falanges armadas. Esto en sí mismo será una demostración de fuerza, una degradación institucional y un aviso sobre el poder de fuego para dar un futuro golpe.
 
Asimismo servirá como amenaza de una eventual conmoción armada, desatada con cualquier pretexto, en el caso de que haya elecciones y éstas sean vencidas por Lula, al que todas las encuestas dan como ganador y algunas sin necesidad de disputar una segunda vuelta.
 
Cabe recordar que hace menos de un mes el capitán-presidente organizó otro evento sedicioso al movilizar tanquetas y carros blindados por centro de Brasilia a fin de intimidar a los diputados cuando votaban una ley de interés del Ejecutivo. Ese evento puede ser visto como un microgolpe dado a las instituciones y una advertencia a los políticos.
 
Claro que estos juegos de guerra (contra la democracia) son al mismo tiempo señal del debilitamiento político de alguien cuya aprobación se ha deteriorado ante el electorado y su aprobación ha caído entre los grupo de poder fáctico como banqueros y grandes medios de comunicación comerciales.
 
Si estas apuestas incendiarias se repiten con más frecuencia mientras la economía no sale de su estancamiento reciente, la inflación continúa en ascenso al igual que el desempleo no se puede descartar otra hipótesis: que el pirómano acabe siendo devorado por las llamas que avivó. 
 
Por Dario Pignotti
Desde Brasilia
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
22-09-2021 / 09:09
22-09-2021 / 09:09
21-09-2021 / 09:09
21-09-2021 / 09:09
21-09-2021 / 09:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar