La Opinión Popular
                  17:08  |  Viernes 16 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Me acusaron de envenenador serial y ahora me piden que consiga veneno para todos los argentinos". Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 31-03-2021 / 19:03
PREDECESOR DEL MACRISMO, ANTIOBRERO Y PRO IMPERIALISTA

Álvaro “Chancho” Alsogaray: Durante décadas, símbolo de la amalgama entre poder militar, político y económico

Álvaro “Chancho” Alsogaray: Durante décadas, símbolo de la amalgama entre poder militar, político y económico
Álvaro “Chancho” Alsogaray.
 
El 01 de abril de 2005, en Buenos Aires, moría Álvaro Alsogaray. Era un economista admirador de los grandes teóricos ultra liberales, Ludwig Erhard, Luigi Einaudi, Jacques Rueff, Ludwig von Mises y Friedrich Hayek. También era marcadamente anti peronista y coherente con ello es su participación activa en dictaduras -como la Revolución «Libertadora» (en 1955) y en la Revolución «Argentina» (en 1966). Fue un predecesor del macrismo: antiobrero y pro imperialista.
 
 
 

El 01 de abril de 2005, en Buenos Aires, moría Álvaro Alsogaray. Fue un político, militar y economista argentino que impulsó los principios del liberalismo económico en la Argentina de la segunda mitad del siglo XX. El capitán-ingeniero Alsogaray era admirador de los grandes teóricos ultra liberales, Ludwig Erhard, Luigi Einaudi, Jacques Rueff, Ludwig von Mises Friedrich Hayek.
 
En sus escritos políticos hay una clara adhesión a los programas denominados «ortodoxos»: combate contra la inflación, privatización de servicios públicos, reducción de gastos del estado y fomento a la iniciativa privada.

Era marcadamente contrario al peronismo y coherente con ello es su participación activa en dictaduras -como la Revolución «Libertadora» (en 1955) y en la Revolución «Argentina» (en 1966). La revista Tía Vicenta rápidamente popularizó sus caricaturas, con el apodo de "Chancho", hechas por Landrú.

El 21 de marzo de 1976 -tres días antes del golpe de Estado que instauraría el proceso-, en sus declaraciones publicadas por el diario Clarín (de Buenos Aires), sostuvo que: [...] los propios ministros del Gobierno y los líderes de una caduca e irresponsable oposición hablan ya abiertamente del golpe de Estado. Frívolos intereses mundanos y materiales los alientan [...] ¿Por qué habría un golpe de Estado de liberar a los dirigentes políticos de su culpabilidad? ¿Por qué cargar con el desastre facilitándoles al mismo tiempo que escapen indemnes y gratuitamente de la trampa en que se han metido? ¿Por qué transformarlos en mártires incomprendidos de la democracia, precisamente en el momento en que se verán obligados a proclamar su gran fracaso?
 
También fue criticado por su defensa de la actuación de las Fuerzas Armadas durante la represión ilegal desarrollada durante el Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983). Se le atribuyó haber presentado un proyecto de ley para que se construyera un monumento a Jorge Rafael Videla. Reivindicador del terrorismo de Estado, vivió su último momento de gloria con Menem. Falleció de cáncer, a los 92 años, con su hija María Julia en prisión por delitos de corrupción.
 
La Opinión Popular

 
GOBIERNO ANTIOBRERO Y PROIMPERIALISTA
 
El "Chancho" a Economía
 
En junio de 1959, en medio de presiones de los militares y el descontento obrero y popular, Frondizi reorganizó su gabinete. En Economía nombró al capitán-ingeniero Álvaro Alsogaray, que ya tenía una sólida trayectoria como economista liberal y proimperialista. La revista Tía Vicenta rápidamente popularizó sus caricaturas, con el apodo de "Chancho", hechas por Landrú.
 
El 28 de junio, desde el Canal 7, la televisión oficial, Alsogaray anunció un plan de ajuste al que llamó de "estabilización". Tenía un estilo claro y tajante, sin pelos en la lengua: "Muchos años de desatino y errores nos han conducido a una situación muy crítica. Es muy difícil que este mes puedan pagarse a tiempo los sueldos de la administración pública. [...]. Todavía seguiremos por algún tiempo la pendiente descendiente que recorremos desde hace ya más de diez años. [...]. Las medidas en curso permiten que podamos hoy lanzar una nueva fórmula: 'Hay que pasar el invierno'."
 
Esa frase, que quedó en la memoria popular, anunciaba una feroz ofensiva contra el movimiento obrero. El "Plan de Estabilidad y Desarrollo" de Frondizi, aplicado por el nuevo ministro Alsogaray, hizo que el salario real cayese un 24% en 1959.
 
El saqueo directo a los bolsillos de los trabajadores se vio completado con un brutal aumento de la productividad por obrero, que era, en definitiva, la meta principal de la patronal.
 
Se incorporaban de lleno los métodos de producción en cadena, la "racionalización" de tareas, el incremento de los ritmos de trabajo y la reestructuración de las secciones y categorías. Aparecieron los "toma tiempos" y los "técnicos de racionalización".
 
En los convenios colectivos se incorporaron las "cláusulas de productividad", a las que quedan sujetos los aumentos salariales, siempre por debajo de la inflación, que se hizo galopante.
 
Se generalizaron los despidos en la administración pública y las empresas del Estado. Si en 1954 los dividendos de los industriales representaban el 10,32% del valor producido por la industria en el país, para 1960 alcanzaron el 34,18% de ese valor.
 
Cualquier similitud con el gobierno conservador de Mauricio Macri no es pura casualidad.
 
Fuente: El Socialista

Agreganos como amigo a Facebook
Álvaro “Chancho” Alsogaray: Durante décadas, símbolo de la amalgama entre poder militar, político y económico
“Hay que pasar el invierno”. Esta frase pasó a la historia. Un flamante ministro de Economía, Álvaro Alsogaray, la pronunció en su discurso por Canal 7 a fines de junio de 1959. El gobierno de Frondizi anunciaba así un nuevo paso en su política antiobrera y proyanqui.
Álvaro “Chancho” Alsogaray: Durante décadas, símbolo de la amalgama entre poder militar, político y económico
María Julia Alsogaray siguió los pasos de su padre en la política a mediados de los '80. Fue elegida como diputada de la nación por la Unión del Centro Democrático (UCeDe), mítico partido del liberalismo argentino fundado por su progenitor.
15-04-2021 / 18:04
 
El 16 de abril de 1987, el ignoto teniente coronel Aldo Rico se sublevó con otros camaradas en el Regimiento de Campo de Mayo y durante cuatro días mantuvieron en vilo al pueblo argentino con una velada amenaza de golpe militar, nunca confesada, pero que siempre estuvo latente.
 
La motivación principal de esos militares que se levantaron a tres años y medio después del retorno de la democracia -mientras gobernaba el radical Raúl Alfonsín- era intentar desactivar los innumerables procesos judiciales que los acosaban por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura.
 
La Justicia, que ya había condenado a las cúpulas de las Juntas militares, inició causas contra los oficiales de segunda y tercera línea que tenían denuncias en su contra.
 
La actitud intempestiva de los "carapintadas" -llamados así porque en su rol de comandos se habían pintado la cara de negro- fue rechazada por gran parte de la ciudadanía que salió a las calles en forma espontánea en apoyo al sistema democrático.
 
En ese marco, se desarrollaron marchas diarias a partir del Jueves Santo, que concluyeron con una gran manifestación, el domingo de Pascuas en la Plaza de Mayo. Esa tarde, el entonces presidente Alfonsín viajó hasta Campo de Mayo para hablar con Rico con el fin de intentar superar esta crisis.
 
Culminado el motín, el entonces presidente Alfonsín emitió la célebre frase: "Felices Pascuas, la casa está en orden".
 
Por Carlos Morales para La Opinión Popular

 
14-04-2021 / 19:04
 
El antiperonismo fue antipopular, terrorista, antidemocrático y golpista desde su mismo origen. Un hecho muy poco conocido es el atentado terrorista indiscriminado, contra víctimas inocentes, realizado el 15 de abril de 1953 por el antiperonismo, que consistió en la detonación de bombas mientras se realizaba un acto sindical organizado por la Confederación General del Trabajo (CGT) en la Plaza de Mayo de Buenos Aires.
 
Como trágico resultado murieron 7 trabajadores peronistas y más de 90 quedaron heridos, entre ellos 19 mutilados. El atentado se realizó en la histórica Plaza y en la línea A de subterráneos que corre por debajo de la misma, mientras el entonces presidente Juan Perón se dirigía a los trabajadores argentinos desde la Casa Rosada.
 
El 16 de junio de 1955 diversos grupos de militares y civiles antiperonistas ejecutaron el brutal bombardeo en la Plaza de Mayo, asesinando más de 300 personas y dejando heridas a otras 800.
 
Después del golpe del 16 de septiembre de 1955 (Revolución Libertadora), el antiperonismo inició una política para "desperonizar" el país, que incluyó la represión sistemática contra peronistas, con fusilamientos, detenciones arbitrarias, cesantías laborales, discriminación política y proscripciones electorales, que continuó hasta 1973.
 
En especial, cabe mencionar los fusilamientos de 1956 en contra del general Juan José Valle y otros militares y civiles peronistas que se habían levantado contra la dictadura gorila, y que culminó con los fusilamientos clandestinos de peronistas en los basurales de José León Suárez.

Propaganda macrista: De Goebbels a Durán Barba
Escribe: Blas García 

 
13-04-2021 / 20:04
12-04-2021 / 19:04
 
La Unión Cívica fue un partido político de breve existencia a fines del siglo XIX, que inspiró la creación de los partidos modernos en Argentina. Creado en 1890, su división en 1891 dio origen a la Unión Cívica Radical y a la Unión Cívica Nacional.

En 1889 Argentina está convulsionada: una grave crisis económica se ha prolongado por dos años, causando una brusca caída de los salarios, desocupación y un reguero de huelgas nunca antes visto.

La presidencia del General Roca fue sucedida por la de su cuñado, Miguel Juárez Celman, cuyo gobierno se caracterizó por las denuncias de corrupción y autoritarismo; sus opositores llamaban a esa gestión como el Unicato.

El 1 de septiembre de 1889 un grupo de jóvenes convoca a un gran mitin en el Jardín Florida de la ciudad de Buenos Aires, y se constituye como Unión Cívica de la Juventud, con el fin de aglutinar al amplio espectro de opositores al régimen de Juárez Celman, sostenido por el oficialista Partido Autonomista Nacional.

Poco después, el 13 de abril de 1890, el partido juvenil se consolida en un gran acto en el Frontón Buenos Aires, donde se constituye un nuevo partido que será denominado Unión Cívica.

La Unión Cívica se organizó en todo el país y consagró una fórmula para las elecciones presidenciales de 1891 conformada por Bartolomé Mitre y Bernardo de Irigoyen. Sin embargo, Roca acuerda con Mitre una fórmula de unidad nacional entre ambos partidos, encabezada por el propio Mitre.

Al conocer el acuerdo el 16 de abril, Leandro N. Alem se opone al mismo en forma tajante, lo que desencadena la ruptura de la Unión Cívica y constituyen formalmente la Unión Cívica Radical.

La Opinión Popular

 

11-04-2021 / 20:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar