La Opinión Popular
                  16:53  |  Viernes 16 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Me acusaron de envenenador serial y ahora me piden que consiga veneno para todos los argentinos". Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 28-03-2021 / 11:03
HUBO DE TODO EN LA SEMANA

La recargada agenda inter nacional de Alberto: Grupo de Lima, Mercosur, Cumbres para abril, FMI

La recargada agenda inter nacional de Alberto: Grupo de Lima, Mercosur, Cumbres para abril, FMI
La política exterior nacional no se resume en las pavas comparaciones con Venezuela ni en el simplismo del discurso dominante. No vale como consuelo aunque sí como descripción: imposible que sucediera de otro modo un país de tamaño medio, endeudado hasta el caracú, que convive en una región dominada por regímenes de derecha o centro derecha y que limita con naciones en condiciones sanitarias explosivas.
En una semana:

* La Argentina abandonó el Grupo de Lima.
* Los presidentes rioplatenses Luis Lacalle Pou y Alberto Fernández polemizaron con crudeza en la reunión del Mercosur.
* Su colega estadounidense Joe Biden volvió a invitar a Alberto a la Cumbre de Líderes sobre el Cambio Climático.
* El ministro de Economía Martín Guzmán se reunió con la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI) Kristalina Georgieva.
* Prosiguen las tratativas para conseguir más dosis de vacunas en distintos países del planeta.
 
La política exterior nacional, sugerimos, no se resume en las pavas comparaciones con Venezuela ni en el simplismo del discurso dominante. No vale como consuelo aunque sí como descripción: imposible que sucediera de otro modo un país de tamaño medio, endeudado hasta el caracú, que convive en una región dominada por regímenes de derecha o centro derecha y que limita con naciones en condiciones sanitarias explosivas.
 
En relaciones internacionales --más allá de la comunicación virtual y la circulación del dinero a velocidades incomparables-- el tamaño importa, la presencialidad domina y la geopolítica sigue siendo crucial.
 

 
La varadura del carguero en el Canal de Suez invita a comprender que el comercio internacional conserva constantes desde hace más de medio siglo. El canal concentra más del diez por ciento del tráfico de mercancías mundial. Una nave que no va y queda trabada produce tanto daño como en el pasado.
 
El round del Mercosur "roba cámara" y permite a la oposición autóctona embanderarse con la enseña patria uruguaya. No exactamente como Artigas, pongalé.
 
Para este cronista, el ranking de importancia de lo sucedido podría encabezarse por las vacunas y seguir con las tratativas con el Fondo, luego el adiós al Grupo de Lima. La polémica del Mercosur es añosa, el acting del viernes se sustanciará en reuniones más trabajosas y templadas.
 
Claro que todo ocurre al mismo tiempo y se interinfluye pintando un cuadro matizado y complejo.
 
**
 
Lima, sucursal de la OEA:
 
La Organización de Estados Americanos (OEA) funciona como sucursal del Departamento de Estado, La mejor definición sobre el titular de la OEA, Luis Almagro, provino de su compatriota el ex presidente José Pepe Mujica: es un converso de la peor especie.
 
El Grupo de Lima replica los lineamientos de la OEA, monotemático respecto de Venezuela.
 
En minoría en América del Sur y en ambos organismos, el Gobierno argentino hizo malabares para no secesionarse. Provocó, según los trances, reacciones críticas de afuera y desde su propia coalición. Haber aprobado el informe de Michelle Bachelet sobre Derechos Humanos causó repudios internos.
 
La respuesta de AF y del Canciller Felipe Solá sigue pareciéndole razonable a este cronista. La Argentina tiene una larga y honrosa tradición acompañando a los organismos internacionales de Derechos Humanos. Y Bachelet es una ex presidenta chilena reelecta no homologable a las derechas rabiosas.
 
El límite infranqueable de la política oficial, anclado en otra tradición virtuosa, es oponerse a cualquier forma de intervención extranjera en la política interna venezolana. Sea a la patética investidura internacional de José Guaidó, sea a amenazas de desestabilización variadas.
 
Durante más de un año se pensó que era mejor discutir "desde adentro" del Grupo de Lima con más coherencia que eficacia, ahora se privilegió un gesto de ruptura. Con mirada progresista la pregunta crítica no sería por qué hacerlo sino si hacía falta esperar tanto.
 
De cualquier modo, la pertenencia al Grupo no impidió las mejores acciones de Fernández; haber salvado y asilado al ex presidente boliviano Evo Morales (decisiones coronadas con las elecciones presidenciales), haber apoyado al ex mandatario brasileño Lula da Silva y al candidato a presidente de Ecuador Andrés Arauz.
 
AF no se limita a ser "un nostálgico del 2010", también interactúa con jefes de otros estados, de distintas ideologías y de todo el globo.
 
Lo que explica en parte el convite de Biden e induce al presidente a imaginar movidas ambiciosas, sin precedentes (entre difíciles e imposibles) en el escenario global. Todo lo cual merece otro parrafito.
 
**
 
Otro parrafito:
 
Biden ratificó por carta la invitación que le había formulado a Alberto Fernández platicando por zoom tras haber sido electo. "Un gesto", traduce un embajador con mucho millaje y buen conocedor de Estados Unidos. No equivale a plata ni a un aval para las negociaciones con el FMI pero insinúa que para la Casa Blanca, Alberto dista de ser un clon de Nicolás Maduro o un títere de Vladimir Putin.
 
En el Departamento de Estado computan que el presidente argentino es dialoguista, que habla asiduamente con su par chileno Sebastián Piñera y hasta con el colombiano Iván Duque.
 
Con Lacalle había compartido un asadito que se quemó con efecto retroactivo el viernes pasado. AF también puede servir como puente con Bolivia o con el agigantado ex presidente brasileño Lula da Silva.
 
Fernández peregrinó por Europa antes de la pandemia y cuenta con buenos interlocutores por allá. Argentina precisa que el FMI cambie las reglas de los acuerdos de Facilidades extendidas, concediendo plazos de espera más amplios y mejores condiciones de pago.
 
Tamaño cambio tiene que resolverse "en el mundo" y no solo en Washington o Nueva York", explican en Olivos y Economía, con distintas jergas e igual pensamiento. La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner extrema los argumentos sin contradecirlos. Puede leerse como una división de roles o como un pressing interno o como un mix pero nunca como antagonismo dentro del Frente de Todos (FdT).
 
El cónclave presidencial convocado por Biden ocurrirá en abril, casi al mismo tiempo que la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno a celebrarse en Andorra. Tal vez, comentan confidentes de la Casa Rosada, Alberto Fernández se valga de ese ámbito para pedir apoyo internacional en las tratativas con el FMI. Los principales aliados deberían ser los Jefes de Estado de España y Portugal, Pedro Sánchez y Antonio Costa, con los que el presidente conversa con frecuencia.
 
La solidaridad internacional ha escaseado en la era de la covid 19. Escalaron la concentración de poder y de riqueza, el egoísmo, el acaparamiento de vacunas. Quizá la segunda ola provoque un cambio de conciencia que se acicateará con reclamos concretos y eventuales aliados de porte, suponen en el Gobierno.
 
**
 
Las diferencias de siempre, con lenguaje picante:
 
Lacalle sorprendió por su lenguaje en el encuentro de Mercosur, imaginado como protocolar. Decir "corsé" vaya y pase, desbrozan en Balcarce 50... pero la alusión al "lastre" colmó la medida. Fernández, acaso sorprendido por la intensidad del planteo, replicó enfadado. Jamás expulsó a Uruguay del Mercosur porque no dijo eso, porque no es su ideario.  Por añadidura no podría hacerlo aunque quisiera.
 
"Menos mal que fue virtual, con presencialidad terminaban a las piñas" distorsiona y se solaza el politólogo sueco que hace su tesis de postgrado sobre Argentina en un informe elevado al Decano de Sociales de Estocolmo. El investigador hibernaba y se puso en movimiento: el Mercosur lo inspiró.
 
Nuestro amigo exagera pero las divergencias entre los socios "chicos" del Mercosur (Uruguay y Paraguay) y los grandes (Brasil y Argentina) son proverbiales. No se han reparado en treinta años, la entidad está trabada en muchos aspectos.
 
Diferentes los países, distintas las expectativas y proyectos. No hay polarización extrema sino diferencias. "No nos negamos a hacer acuerdos sino a hacerlos de cualquier manera y con cualquiera" explican en el Palacio San Martín. Los uruguayos hablan de "abrirse al mundo", los argentinos de "conectarse".
 
La polémica dominará la reunión presencial de Cancilleres a realizarse el 22 abril, posiblemente más documentada y ritual que el round entre los presidentes. Lacalle Pou conoce ese cronograma. Su provocación pudo ser  un capítulo internacional de la política doméstica: en medio de un trance sanitario grave "garpa" plantarse frente a la Argentina.
 
Está fresco el fracaso del Acuerdo de Libre Comercio con la Unión Europea (UE), una de las fantasías predilectas del ex presidente Mauricio Macri. La firma preliminar hizo llorar al ex Canciller Jorge Faurie. El entusiasmo naufragó en el Viejo Mundo. El pacto requería la aprobación parlamentaria de todos los países miembros de la UE.
 
"Una quimera parecida al cambio de la Coparticipación Federal que exige el aval de todas las Legislaturas provinciales" extrapola el becario sueco, versado y chusco.
 
En varios estados europeos se opusieron productores locales, con argumentos proteccionistas, caramba. No querían competir con bienes provenientes de este Sur acaso más baratos. En el Primer Mundo se trata con respeto a quienes elaboran bienes, laboran la tierra, mantienen fuentes de trabajo, tienen arraigo y suman votantes.
 
Ahora las pretensiones de los librecambistas sureños enfilan hacia Corea. No les es fácil armar un frente común.
 
Pepe Mujica deploró ayer el entredicho en declaraciones periodísticas y la encuadró políticamente: "Es un momento de pasión y a cualquiera le puede pasar que se salga de la raya. No creo que sea un drama colosal lo que pasó. Hay una constelación de interés e irregularidades que habría que conocer. Hay que escuchar y respetar a los presidentes. Nosotros dependemos mucho de los valores que vendemos, somos un país pequeño. Estamos obligados a ser importadores de una cantidad de cosas que ni podemos soñar con producirlas. Creo que no son cosas para resolverse en una conferencia. Se necesita mucha negociación. Tenemos que ver los problemas que tiene la Argentina y Argentina tiene que ver los nuestros". Aguante, Pepe.
 
**
Cosmovisiones y estadistas surtidos:
 
Humanista irredento, Mujica agregó una crítica: "Lo que más me dolió del Mercosur es que no se refirieron a lo que están haciendo los países ricos con las vacunas. Si no nos pueden vender vacunas, podrían colectivizar las patentes, pero vale más la santa propiedad que la vida de los humanos. Hoy en América Latina no hay un problema más grave que la cantidad de vacunas".
 
El libro "Primer tiempo" de Macri ofrece una perspectiva diametralmente opuesta al rico pensamiento de Mujica. El dato más veraz de la edición original es la fecha de fallecimiento de su padre, Franco. En otros aspectos se permite mentir más o dar rienda suelta a su idiosincrasia.
 
En un tramo vinculado al eje de esta columna, Macri recuerda su primer encuentro con el fallecido presidente uruguayo Tabaré Vázquez. Estaban por compartir un asado. Tabaré se quejó, refiere Macri, de la política kirchnerista.
 
"Mauricio" le respondió veloz: "Tabaré, le quiero pedir disculpas. (...) Quiero decirle que todos los problemas que usted me menciona acaban de ser solucionados". En un periquete, como por arte de magia. Se fueron, sin problemas para discurrir, a degustar el cordero.
 
Más complicado resulta, reconoce Macri, extirpar el virus del populismo repitiendo (sin beneficio de inventario) la retórica de la dictadura militar.
 
Empobrecedora y excluyente la narrativa de la derecha, armoniosa con su política económica. La indignación y el griterío vienen en combo.
 
Lo que llamamos realidad ofrece complejidades, contradicciones, avances y retrocesos. Ese es el mundo real, cruel a menudo ni qué hablar cuando azota la pandemia.
 
Argentina pugna en ese contexto. Si llegaran los 3 millones de vacunas chinas Sinopharm que están pendientes de entrega podría hasta duplicarse la cantidad de personas inoculadas en contadas semanas. Ojalá ocurra, es factible... aunque nada es seguro en la era de la incertidumbre, el segundo año de la peste.
 
Por Mario Wainfeld
 
Fuente: pagina12.com.ar  
 

Agreganos como amigo a Facebook
16-04-2021 / 10:04
El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, afirmó ayer que la provincia de Buenos Aires "adhiere a las medidas que dictó el presidente" Alberto Fernández para restringir la circulación y otras actividades para combatir el coronavirus y acusó a la oposición de Juntos por el Cambio de "hacer política y campaña electoral con la pandemia y tirarle nafta a la grieta".
 
Por otra parte, lamentó no poder coordinar acciones con la Ciudad de Buenos Aires porque, dijo, "el virus no reconoce un lado u otro de la General Paz", aunque sostuvo que "no me vengan con el verso del consenso porque parece que el único consenso es hacer lo que ellos quieren".
 
"Cuando buscábamos ese consenso con los jefes de Gabinete de Nación y de la Ciudad, el Jefe de Gobierno (Horacio Rodríguez Larreta) firmó un comunicado donde Juntos por el Cambio estaba en contra de las restricciones. Están en campaña electoral y buscan hacerle daño al Gobierno" nacional, aseveró.
 
Kicillof respondió a los cuestionamientos que formuló Rodríguez Larreta al Presidente y consignó que "vimos una oposición furibunda y hoy decidieron entrar en campaña electoral, les pido que la corten".
 
Asimismo, destacó: "A veces pienso sino sería mejor que venga (el expresidente Mauricio) Macri a discutir con nosotros. Pensamos que Larreta era diferente porque tenía responsabilidad de gobernar, pero es lo mismo". Y recordó que ayer, tras el anuncio de las medidas, la referente de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, "estaba en la Quinta de Olivos insultando al Presidente a viva voz".
 

16-04-2021 / 09:04
A las diez de la mañana, hoy mismo, se verán las caras hurañas el presidente Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta, el Jefe de Gobierno de la CABA, epicentro de la segunda ola de coronavirus. Presionado por el ala más gurka del PRO, Larreta arribará con un recurso ante la justicia contra la suspensión de la presencialidad de las clases, medida que los trabajadores de la educación venían reclamando por el aumento de contagios y la falta de vacunación. Nada indica que la vía judicial zanje el conflicto.
 
A Fernández le preocupan los contagios crecientes, el riesgo cierto de saturación del sistema sanitario. Necesita ganar tiempo, una exigencia que signa su mandato. En marzo-mayo del año pasado ganaba tiempo para fortalecer el sistema de salud, mejorar la infraestructura hospitalaria, conseguir insumos críticos, capacitar a profesionales de provincias, conducir la política sanitaria nacional. Sus adversarios se alineaban, lo alababan.
 
Hoy en día, Alberto quiere mitigar los efectos de la segunda ola que azota al mundo, a la región, a los países limítrofes, a Brasil. Para acotar los contagios y de nuevo para evitar la sobreocupación de camas críticas (o en salas comunes). Y para seguir vacunando, por último en la enunciación pero primero en las prioridades.
 
La peor falacia de Larreta y de Juntos por el Cambio es el sinuoso discurso sobre las vacunas. Fueron veneno, motivaron acciones penales... judicializan todo. El Gobierno nacional ganó la polémica respecto de las vacunas, acertó al concertar compras de la Sputnik V. La oposición vociferaba consignas anacrónicas, macartistas. Se equivocaron, sin autocrítica. Luego Larreta las distribuyó con criterio elitista, privilegiando a las prepagas o a profesionales privados que atienden de forma remota.
 
La mayoría abrumadora de la gente común ansía vacunarse. Lo revelan datos tangibles: la cantidad de inscriptos. Y costumbristas, la alegría ante cada dosis. Esa victoria genera obligación de atender a una demanda popular creciente. Los opositores subestiman lo conseguido, reclaman un calendario preciso. Mienten porque saben, por experiencia propia, que el mercado es escaso y concentrado.
 
Larreta es hábil comunicador. Vuelca conceptos sencillos, repite como mantra, hace ademanes serios. Soslaya su trayectoria y la de su partido el PRO en materia de salud y educación. Presupuestos avaros, favoritismo hacia los sectores privados, desdén y odio a los gremios, avaricia para las escalas salariales. Halaga con la palabra a los profesionales de la salud pero les niega licencias o vacaciones.
 
Todo esto acontece en el peor momento de la peste, con la gente cansada, con las vacunas abriendo una luz en el horizonte. La mirada al interés colectivo, la conducción, recaen sobre el Presidente quien --alelado por como escalan hechos que meten miedo-- decidió extremar las medidas de cuidado. También socorrer económicamente a los damnificados por las restricciones. Otra práctica ajena a Larreta, pródigo en alabanzas verbales y amarrete a la hora de abrir la billetera.
 
La Opinión Popular
 

15-04-2021 / 12:04
La causa conocida como "dólar futuro" se cerró y quedó demostrado, ya sin sombra de duda, que se trató de una persecución política, mediática y judicial contra Cristina, Axel Kicillof y otros funcionarios K. La denuncia original había sido presentada por Federico Pinedo y Mario Negri el 30 de octubre de 2015, cinco días después de la primera vuelta de la elección presidencial -cuando Daniel Scioli se impuso por tres puntos a Mauricio Macri- y tres semanas antes del ballotage del 22 de noviembre, que ganó Macri por dos puntos.
 
La intención perversa de la denuncia fue visible de entrada, no solo por la oportunidad temporal de su presentación sino porque recayó en el juzgado de Claudio Bonadío, el hombre que decidió no actuar como juez sino como verdugo con el beneplácito de toda la estructura judicial que estaba por encima de él y lo apañó en su tarea de hostigamiento a la entonces oposición política. No se puede olvidar que once de los trece procesamientos contra Cristina los dictó este infame magistrado; los otros dos corrieron por cuenta de otro pescado del cardumen macrista: Julián Ercolini.
 
La profunda corrupción que carcome al Poder Judicial se puso de manifiesto en esta causa absolutamente descabellada que acaba de cerrar, en fallo unánime, la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal con el sobreseimiento de todos los imputados por inexistencia de delito. El grado garrafal de perversión que encierra este procedimiento está en el hecho de que el expediente inició su curso, y continuó su desarrollo, sin el peritaje imprescindible que determinara si hubo o no perjuicio contra el Estado, es decir, si hubo o no accionar delictivo.
 
Esa evaluación crucial se concluyó nada menos que cinco años después de iniciadas las actuaciones, lapso en el cual los imputados estuvieron embargados y sometidos a un ataque mediático impiadoso por parte de la gran prensa porteña.
 

15-04-2021 / 11:04
En un mensaje al país, el presidente Alberto Fernández explicó que "en el AMBA estamos viviendo la mayor velocidad de aumento de casos desde el inicio de la pandemia. Por lo tanto, es nuestra obligación tomar medidas adicionales y convocar a la población a un cambio, para lograr que avance el plan de vacunación y evitar la saturación del sistema de salud".
 
Aclaró que "el mayor riesgo de transmisión se produce en las actividades sociales y recreativas nocturnas, donde no hay dos metros de distancia, se producen aglomeraciones, se usa escasamente el barbijo y también en espacios cerrados sin ventilación adecuada". Por todo ello, el Gobierno decidió una serie de nuevas medidas que regirán para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), desde las 0 horas del día 16 de abril, como la de circulación nocturna o la suspensión de la presencialidad en las escuelas, por dos semanas.
 
Además, el gobierno dará una ayuda de 15 mil pesos para los sectores más vulnerables. Será para beneficiarios de la AUH, Asignación Universal por Embarazo y monotributistas de las categorías más bajas de los lugares con las nuevas restricciones. El Presidente también anticipó que evaluará alternativas para el caso de alquileres y dio precisiones sobre las nuevas medidas, entre ellas que los shoppings deben cerrar.
 
Acompañando al brasileño Jair Bolsonaro que, con más de 360.000 muertos sobre sus espaldas, apeló a un mensaje irónico para referirse a las nuevas restricciones impuestas en Argentina, hubo algunas inentendible protestas con cacerolas por parte de la oposición contra las medidas para cuidar a la gente en algunos barrios de la Capital y en las zonas más ricas del conurbano.
 
Mientras las terapias intensivas están al borde de la saturación y a diario se rompen récords de contagios y muertes, referentes de la oposición macrista, como Patricia Bullrich y Miguel Ángel Pichetto, se manifestaron contra las medidas anunciadas por el presidente para intentar frenar la segunda ola. A través de las redes sociales y los grandes medios de comunicación porteños, aprovecharon para hacer demagogia en defensa de "la gente que trabaja" frente a las medidas.
 
Sin embargo, ocultan que su verdadera preocupación es la de garantizar que las ganancias de los grandes empresarios no se vean perjudicadas por ningún motivo. Los dichos de los referentes de Juntos por el Cambio no son más que demagogia en un año electoral con el fin de ocultar sus verdaderos intereses: la defensa irrestricta de la ganancia de una minoría empresaria sin importar el nivel de crisis que pueda alcanzar la situación sanitaria y social.
 
Más allá de sus dichos mediáticos, la propuesta de la alianza opositora es que toda la actividad, ya sea esencial o no, siga funcionando a pesar de la situación sanitaria, sin protocolos que se apliquen realmente, sin que los empresarios tengan que hacerse cargo del transporte de sus empleados a sus establecimientos y sin ninguna garantía económica y sanitaria para las grandes mayorías. En pocas palabras, quieren que las ganancias empresarias sigan a pleno mientras los trabajadores se contagian y fallecen. Sigue el consejo de Mauricio Macri: "Que se mueran los que tengan que morirse".
 
La Opinión Popular
 

14-04-2021 / 11:04
La ministra de Salud, Carla Vizzotti, explicó que el sistema sanitario está "en tensión" por la aceleración de los contagios y llamó a la población a cuidarse. Dijo que para tomar nuevas medidas si hacen falta no se van a regir sólo por el aumento de los contagios y subrayó que aún no se llegó a  verificar si las restricciones que puso Alberto Fernández hicieron bajar la curva. Llamó a que los gobernadores a que se "empoderen" y a la gente a postergar "todo lo postergable".
 
También convocó a todo el arco político opositor a estar "a la altura de la circunstancia". La oposición parece cada vez más extraviada. Las manifestaciones públicas de sus principales referentes asombran por la vacuidad de sus ideas y propuestas. Tal carencia es lo que, quizás, la haya conducido a extremar su rol opositor a manifestaciones inauditas. Apenas el oficialismo se pronuncia sobre un tema, como un acto reflejo carente de racionalidad, la oposición de inmediato apuesta por el contrario.
 
Cuando el Presidente de la Nación anunció los lineamientos generales para los cuidados sanitarios ante la llegada de la segunda ola de la pandemia, la figura más vociferante y de mayor presencia en los medios porteños, Patricia Bullrich, expresó su oposición... antes de que las medidas fueran divulgadas y por lo tanto conocidas.
 
Los prejuicios políticos de Juntos por el Cambio los habían llevado a desacreditar la Sputnik V, la vacuna elaborada por el Instituto Gamaleya de Rusia. El desempeño notable de ese producto y los elogios que cosechó en todo el mundo puso en ridículo la advertencia opositora; y volvió más sospechoso todavía su insistente prédica en favor de la vacuna de Pfizer, aun cuando se sabe que las condiciones que pretendió imponer el laboratorio yanqui frustraron un acuerdo con el Estado argentino. Chile está padeciendo a Pfizer pues ha enviado al país trasandino apenas unas miles de dosis de su vacuna. 
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar