La Opinión Popular
                  18:20  |  Viernes 16 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Me acusaron de envenenador serial y ahora me piden que consiga veneno para todos los argentinos". Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 26-03-2021 / 08:03
SIN CEDER A LAS DEMANDAS DEL LABORATORIO YANQUI PFIZER COMO PRETENDE EL MACRISMO

Vacunas: Argentina fue de los países que más dosis recibió en relación con sus compras

Vacunas: Argentina fue de los países que más dosis recibió en relación con sus compras
El ritmo de producción de vacunas no alcanza, ni se acerca, a la demanda mundial. Francia y Australia recibieron apenas el 0,35%, de las vacunas que encargaron; Japón el 0,25%, Paraguay solo el 0,5% y Nueva Zelanda el 0,2%. Argentina, por su parte, recibió 7,5% de las vacunas por las que firmó contrato.
El ritmo de producción de vacunas no alcanza, ni se acerca, a la demanda mundial. Francia y Australia recibieron apenas el 0,35%, de las vacunas que encargaron; Japón el 0,25%, Paraguay solo el 0,5% y Nueva Zelanda el 0,2%. Argentina, por su parte, recibió 7,5% de las vacunas por las que firmó contrato.
 
En ese marco, el bloque de diputados del PRO pidió abiertamente que se revise la legislación para complacer las demandas del laboratorio yanqui Pfizer. En un comunicado dijeron que ante la pandemia "la respuesta correcta es la compra diversificada de vacunas, como las que aún no han llegado a nuestro país". El texto no lo decía, pero "las que aún no llegaron" tenían nombre y apellido: Pfizer.
 
El bloque de diputados macristas salió con un segundo comunicado en el que plantearon que están dispuestos a revisar la legislación que pedía la empresa para traer la vacuna al país. La empresa, que no llegó a acuerdos con diversos países de América Latina, tenía exigencias que incluían poner activos del Estado como garantía y darle inmunidad ante eventuales consecuencias de la vacuna.
 
La polémica Patricia Bullrich publicó en su cuenta de Twitter el comunicado del bloque de diputados del PRO, en el que dice que los 54 integrantes del bloque están dispuestos "a legislar en la materia para adquirir" las dosis que produce "el laboratorio Pfizer", al que se dedican a hacerle propaganda, dado que señalan que "tantos resultados positivos está dando en otros 78 países". Con el comunicado, el PRO hizo un lobby por Pfizer. No es la primera vez.
 
Hace algunas semanas, la diputada nacional macrista Graciela Ocaña reclamó que convoquen a las autoridades de Pfizer y otras vacunas yanquis para que den detalles de cómo fueron las negociaciones con el Gobierno argentino. Curiosamente, fue Ocaña la que pidió incluir en la ley para comprar vacunas para el coronavirus una cláusula con una excepción a la indemnidad que reclamaba Pfizer: en el caso de negligencia (es decir, cuando haya fraude, dolo o negligencia por parte de la empresa). Luego Pfizer terminó objetando la redacción de esa cláusula por negligencia, lo que complicó las negociaciones. 

 
La empresa habría pedido, además, que se pusieran como garantía ante posibles juicios activos soberanos, como -por ejemplo- reservas del Banco Central. Las exigencias hacia la Argentina no fueron la excepción sino la regla. Pfizer pedía que los países los indemnizaran ante cualquier demanda civil a futuro, que contrataran un seguro internacional y que pusieran como garantía activos soberanos (reservas federales, edificios de embajadas, bases militares).
 
Al Ministerio de Salud de Brasil le reclamó también que depositara dinero para futuras indemnizaciones en una cuenta de banco en el extranjero. Brasil consideró que las condiciones eran "abusivas". En Perú exigieron que los eximieran de responsabilidad ante las demoras de entrega de los lotes. Perú consideró que los planteos eran "extremos". A pesar que Argentina fue de los países que más dosis recibió en relación en sus compras, y no obstante todas estas demandas que salieron al conocimiento público, el bloque del PRO afirmó estar dispuesto a "legislar en la materia" para cumplir con las exigencias desmedidas de Pfizer.
 
La Opinión Popular
 
 
Vacunas: Argentina fue de los países que más dosis recibió en relación en sus compras
 
El mundo se prepara ante una nueva ola de la pandemia de coronavirus, de la mano de nuevas cepas más infecciosas y letales que amenazan con empequeñecer la tragedia de 2020. Los países se cierran, las ciudades se apagan, la gente se queda en las casas. Es cuestión de ganar tiempo. La solución ya existe, aunque escasea. El ritmo de producción de vacunas no alcanza, ni se acerca, a la demanda mundial.
 
Unas pocas potencias acaparan la enorme mayoría de lo que se fabrica. Un tercio de los países del mundo todavía no recibieron ni una sola dosis. Los laboratorios no alcanzan a cumplir con sus compromisos pero se resisten a liberar las patentes. Un embudo fatal que se cobra miles de vidas diarias en todo el planeta.
 
En ese contexto, la Argentina no desentona. Ya tiene más de cinco millones de dosis y compromisos por diez veces esa cifra, suficientes para inmunizar a toda la población adulta. Las demoras en el cumplimiento de esos contratos no se le pueden achacar al comprador, cuando es una situación que se reitera en todas partes del globo.
 
Algunos casos a modo de ejemplo: Francia y Australia recibieron apenas el 0,35%, de las vacunas que encargó, Japón el 0,25%, Paraguay solo el 0,5% y Nueva Zelanda el 0,2%. Argentina, por su parte, recibió 7,5% de las vacunas por las que firmó contrato.
 
El operativo de vacunación comenzó lento los primeros dos meses del año pero comenzó a tomar velocidad a partir de la segunda semana de marzo. La semana pasada, la escasez de vacunas obligó a imprimirle un freno a ese impulso, pero la llegada de 800 mil Sputnik en los últimos diez días y una perspectiva más holgada para las próximas semanas permitirá recuperar el ritmo.
 
Cuando uno compara las estadísticas locales con las de otros lugares del mundo encuentra un patrón que se repite. En primer lugar, unos pocos países (como Israel, el Reino Unido, los Estados Unidos) que están muy avanzados en su campaña de vacunación; un segundo pelotón conformado básicamente por toda la Unión Europea.
 
La Argentina se ubica entre los que más vacunaron de un tercer grupo, con un resultado muy similar al de Brasil y mejor que México, la India, China, Sudáfrica y Rusia. Si uno pone el foco en la región, Chile ha tomado la delantera y creció rápido Uruguay luego de un comienzo muy tardío. Detrás, Argentina y Brasil le sacan una ventaja considerable al resto del continente.
 
 
La guerra por las vacunas
  
El miércoles, en un depósito en las afueras de Roma, un operativo policial descubrió 29 millones de dosis de Oxford/AstraZeneca correctamente almacenadas a la temperatura y con los cuidados requeridos. Se trataba de partidas no registradas ante el estado italiano ni las autoridades europeas.
 
La hipótesis más firme es que el laboratorio británico planeaba contrabandearlas al Reino Unido, donde la falta de vacunas provocó la suspensión del operativo para inocular a menores de 50 años. Las vacunas aparentemente habían sido hechas en Holanda. La UE había prohibido la exportación de dosis fabricadas en territorio continental como represalia al incumplimiento en la entraga de partidas ya pagadas.
 
Ayer, el gobierno de la India, el principal productor de fármacos del mundo, interrumpió la exportación de vacunas para priorizar la inmunización de sus habitantes, ante el crecimiento de casos que ubica a ese país entre los más afectados, sólo detrás de Brasil y los Estados Unidos.
 
La medida afectará los acuerdos de laboratorios que produzcan allí con otros países pero también al mecanismo Covax de la OMS, que debe garantizar el acceso a vacunas a los países más pobres del mundo. El bloqueo puede llegar a extenderse durante dos o tres meses, reportaron medios locales. Por ahora serán afectadas las partidas de Covishield y Novavax, aunque las Sputnik que están produciéndose allí podrían seguir el mismo destino.
 
Ese tipo de escenas seguirán repitiéndose en el sálvese quien pueda global, por lo menos durante lo que resta del 2021. Hay quienes, incluso, proponen que Argentina entre en ese juego, expropiando el compuesto producido por mabXience en la provincia de Buenos Aires para terminarlo en el país en lugar de enviarlo a México, donde el proceso de fraccionamiento y envasado sigue sufriendo demoras. No va a suceder.
 
No sólo es impracticable, porque el país carece de los insumos necesarios; y poco conveniente, porque el resto de los laboratorios nos daría la espalda en defensa de sus propios intereses. También es contrario a una militancia del multilateralismo que Alberto Fernández no piensa dejar de lado.
 
 
El vaso medio lleno
  
Con la llegada del noveno vuelo que une Buenos Aires con Moscú para traer casi medio millón de Sputnik y otro avión, de KLM, que tiene previsto aterrizar en Ezeiza el domingo con más de 215 mil dosis de Oxford/AstraZeneca asignadas al país a través del Covax, la Argentina habrá superado los 5 millones de vacunas en el país.
 
Es cierto que esto sucede más de dos meses más tarde del momento en el que se esperaba llegar a ese número, según los contratos que se habían firmado en un primer momento. Pero esas demoras son un denominador común en todo el planeta. Un informe confeccionado por el gobierno a partir de información diplomática da cuenta de eso.
 
Es un problema que afecta incluso a las economías más robustas del mundo. Alemania, por caso, tiene compromisos por 311,6 millones de vacunas y hasta ahora solamente recibió algo más de 12 millones. España sólo dispone de poco más de 8 millones de vacunas aunque había adquirido casi 137 millones. Francia encargó 226 millones de dosis y todavía no recibió ni 8 millones. Japón sólo tiene 1.360.000 vacunas aunque necesita 526 millones. México solamente recibió poco más de 7 millones aunque compró 254 millones. En la región, Brasil sólo tiene 20 de los más de 560 millones que encargó; Colombia 2.200.000 sobre más de 52 millones; Paraguay espera 5,2 millones y recibió sólo 24 mil vacunas.
 
En ese sentido, el gobierno argentino pudo tener acceso a casi una de cada diez dosis con las que creía contar. En total, tiene compromisos por más de 66 millones de vacunas. Los cinco millones en el país que llegaron al país hasta hoy espera duplicarlos antes de finales de abril, con la llegada de otros tres millones de Sinopharm (el primero, en pocos días), las vacunas del Covax, los envíos de Sputnik que llegan más o menos cada semana desde Moscú y una primera partida de 900 mil vacunas de Oxford/Astrazeneca, fabricadas en la Argentina y envasadas entre México y Estados Unidos, que, según confirmó ayer el canciller mexicano Marcelo Ebrard, estarán disponibles en menos de un mes.
 
Por Nicolás Lantos
Por Werner Pertot
 
Fuentes: El Destape y Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
16-04-2021 / 10:04
El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, afirmó ayer que la provincia de Buenos Aires "adhiere a las medidas que dictó el presidente" Alberto Fernández para restringir la circulación y otras actividades para combatir el coronavirus y acusó a la oposición de Juntos por el Cambio de "hacer política y campaña electoral con la pandemia y tirarle nafta a la grieta".
 
Por otra parte, lamentó no poder coordinar acciones con la Ciudad de Buenos Aires porque, dijo, "el virus no reconoce un lado u otro de la General Paz", aunque sostuvo que "no me vengan con el verso del consenso porque parece que el único consenso es hacer lo que ellos quieren".
 
"Cuando buscábamos ese consenso con los jefes de Gabinete de Nación y de la Ciudad, el Jefe de Gobierno (Horacio Rodríguez Larreta) firmó un comunicado donde Juntos por el Cambio estaba en contra de las restricciones. Están en campaña electoral y buscan hacerle daño al Gobierno" nacional, aseveró.
 
Kicillof respondió a los cuestionamientos que formuló Rodríguez Larreta al Presidente y consignó que "vimos una oposición furibunda y hoy decidieron entrar en campaña electoral, les pido que la corten".
 
Asimismo, destacó: "A veces pienso sino sería mejor que venga (el expresidente Mauricio) Macri a discutir con nosotros. Pensamos que Larreta era diferente porque tenía responsabilidad de gobernar, pero es lo mismo". Y recordó que ayer, tras el anuncio de las medidas, la referente de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, "estaba en la Quinta de Olivos insultando al Presidente a viva voz".
 

16-04-2021 / 09:04
A las diez de la mañana, hoy mismo, se verán las caras hurañas el presidente Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta, el Jefe de Gobierno de la CABA, epicentro de la segunda ola de coronavirus. Presionado por el ala más gurka del PRO, Larreta arribará con un recurso ante la justicia contra la suspensión de la presencialidad de las clases, medida que los trabajadores de la educación venían reclamando por el aumento de contagios y la falta de vacunación. Nada indica que la vía judicial zanje el conflicto.
 
A Fernández le preocupan los contagios crecientes, el riesgo cierto de saturación del sistema sanitario. Necesita ganar tiempo, una exigencia que signa su mandato. En marzo-mayo del año pasado ganaba tiempo para fortalecer el sistema de salud, mejorar la infraestructura hospitalaria, conseguir insumos críticos, capacitar a profesionales de provincias, conducir la política sanitaria nacional. Sus adversarios se alineaban, lo alababan.
 
Hoy en día, Alberto quiere mitigar los efectos de la segunda ola que azota al mundo, a la región, a los países limítrofes, a Brasil. Para acotar los contagios y de nuevo para evitar la sobreocupación de camas críticas (o en salas comunes). Y para seguir vacunando, por último en la enunciación pero primero en las prioridades.
 
La peor falacia de Larreta y de Juntos por el Cambio es el sinuoso discurso sobre las vacunas. Fueron veneno, motivaron acciones penales... judicializan todo. El Gobierno nacional ganó la polémica respecto de las vacunas, acertó al concertar compras de la Sputnik V. La oposición vociferaba consignas anacrónicas, macartistas. Se equivocaron, sin autocrítica. Luego Larreta las distribuyó con criterio elitista, privilegiando a las prepagas o a profesionales privados que atienden de forma remota.
 
La mayoría abrumadora de la gente común ansía vacunarse. Lo revelan datos tangibles: la cantidad de inscriptos. Y costumbristas, la alegría ante cada dosis. Esa victoria genera obligación de atender a una demanda popular creciente. Los opositores subestiman lo conseguido, reclaman un calendario preciso. Mienten porque saben, por experiencia propia, que el mercado es escaso y concentrado.
 
Larreta es hábil comunicador. Vuelca conceptos sencillos, repite como mantra, hace ademanes serios. Soslaya su trayectoria y la de su partido el PRO en materia de salud y educación. Presupuestos avaros, favoritismo hacia los sectores privados, desdén y odio a los gremios, avaricia para las escalas salariales. Halaga con la palabra a los profesionales de la salud pero les niega licencias o vacaciones.
 
Todo esto acontece en el peor momento de la peste, con la gente cansada, con las vacunas abriendo una luz en el horizonte. La mirada al interés colectivo, la conducción, recaen sobre el Presidente quien --alelado por como escalan hechos que meten miedo-- decidió extremar las medidas de cuidado. También socorrer económicamente a los damnificados por las restricciones. Otra práctica ajena a Larreta, pródigo en alabanzas verbales y amarrete a la hora de abrir la billetera.
 
La Opinión Popular
 

15-04-2021 / 12:04
La causa conocida como "dólar futuro" se cerró y quedó demostrado, ya sin sombra de duda, que se trató de una persecución política, mediática y judicial contra Cristina, Axel Kicillof y otros funcionarios K. La denuncia original había sido presentada por Federico Pinedo y Mario Negri el 30 de octubre de 2015, cinco días después de la primera vuelta de la elección presidencial -cuando Daniel Scioli se impuso por tres puntos a Mauricio Macri- y tres semanas antes del ballotage del 22 de noviembre, que ganó Macri por dos puntos.
 
La intención perversa de la denuncia fue visible de entrada, no solo por la oportunidad temporal de su presentación sino porque recayó en el juzgado de Claudio Bonadío, el hombre que decidió no actuar como juez sino como verdugo con el beneplácito de toda la estructura judicial que estaba por encima de él y lo apañó en su tarea de hostigamiento a la entonces oposición política. No se puede olvidar que once de los trece procesamientos contra Cristina los dictó este infame magistrado; los otros dos corrieron por cuenta de otro pescado del cardumen macrista: Julián Ercolini.
 
La profunda corrupción que carcome al Poder Judicial se puso de manifiesto en esta causa absolutamente descabellada que acaba de cerrar, en fallo unánime, la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal con el sobreseimiento de todos los imputados por inexistencia de delito. El grado garrafal de perversión que encierra este procedimiento está en el hecho de que el expediente inició su curso, y continuó su desarrollo, sin el peritaje imprescindible que determinara si hubo o no perjuicio contra el Estado, es decir, si hubo o no accionar delictivo.
 
Esa evaluación crucial se concluyó nada menos que cinco años después de iniciadas las actuaciones, lapso en el cual los imputados estuvieron embargados y sometidos a un ataque mediático impiadoso por parte de la gran prensa porteña.
 

15-04-2021 / 11:04
En un mensaje al país, el presidente Alberto Fernández explicó que "en el AMBA estamos viviendo la mayor velocidad de aumento de casos desde el inicio de la pandemia. Por lo tanto, es nuestra obligación tomar medidas adicionales y convocar a la población a un cambio, para lograr que avance el plan de vacunación y evitar la saturación del sistema de salud".
 
Aclaró que "el mayor riesgo de transmisión se produce en las actividades sociales y recreativas nocturnas, donde no hay dos metros de distancia, se producen aglomeraciones, se usa escasamente el barbijo y también en espacios cerrados sin ventilación adecuada". Por todo ello, el Gobierno decidió una serie de nuevas medidas que regirán para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), desde las 0 horas del día 16 de abril, como la de circulación nocturna o la suspensión de la presencialidad en las escuelas, por dos semanas.
 
Además, el gobierno dará una ayuda de 15 mil pesos para los sectores más vulnerables. Será para beneficiarios de la AUH, Asignación Universal por Embarazo y monotributistas de las categorías más bajas de los lugares con las nuevas restricciones. El Presidente también anticipó que evaluará alternativas para el caso de alquileres y dio precisiones sobre las nuevas medidas, entre ellas que los shoppings deben cerrar.
 
Acompañando al brasileño Jair Bolsonaro que, con más de 360.000 muertos sobre sus espaldas, apeló a un mensaje irónico para referirse a las nuevas restricciones impuestas en Argentina, hubo algunas inentendible protestas con cacerolas por parte de la oposición contra las medidas para cuidar a la gente en algunos barrios de la Capital y en las zonas más ricas del conurbano.
 
Mientras las terapias intensivas están al borde de la saturación y a diario se rompen récords de contagios y muertes, referentes de la oposición macrista, como Patricia Bullrich y Miguel Ángel Pichetto, se manifestaron contra las medidas anunciadas por el presidente para intentar frenar la segunda ola. A través de las redes sociales y los grandes medios de comunicación porteños, aprovecharon para hacer demagogia en defensa de "la gente que trabaja" frente a las medidas.
 
Sin embargo, ocultan que su verdadera preocupación es la de garantizar que las ganancias de los grandes empresarios no se vean perjudicadas por ningún motivo. Los dichos de los referentes de Juntos por el Cambio no son más que demagogia en un año electoral con el fin de ocultar sus verdaderos intereses: la defensa irrestricta de la ganancia de una minoría empresaria sin importar el nivel de crisis que pueda alcanzar la situación sanitaria y social.
 
Más allá de sus dichos mediáticos, la propuesta de la alianza opositora es que toda la actividad, ya sea esencial o no, siga funcionando a pesar de la situación sanitaria, sin protocolos que se apliquen realmente, sin que los empresarios tengan que hacerse cargo del transporte de sus empleados a sus establecimientos y sin ninguna garantía económica y sanitaria para las grandes mayorías. En pocas palabras, quieren que las ganancias empresarias sigan a pleno mientras los trabajadores se contagian y fallecen. Sigue el consejo de Mauricio Macri: "Que se mueran los que tengan que morirse".
 
La Opinión Popular
 

14-04-2021 / 11:04
La ministra de Salud, Carla Vizzotti, explicó que el sistema sanitario está "en tensión" por la aceleración de los contagios y llamó a la población a cuidarse. Dijo que para tomar nuevas medidas si hacen falta no se van a regir sólo por el aumento de los contagios y subrayó que aún no se llegó a  verificar si las restricciones que puso Alberto Fernández hicieron bajar la curva. Llamó a que los gobernadores a que se "empoderen" y a la gente a postergar "todo lo postergable".
 
También convocó a todo el arco político opositor a estar "a la altura de la circunstancia". La oposición parece cada vez más extraviada. Las manifestaciones públicas de sus principales referentes asombran por la vacuidad de sus ideas y propuestas. Tal carencia es lo que, quizás, la haya conducido a extremar su rol opositor a manifestaciones inauditas. Apenas el oficialismo se pronuncia sobre un tema, como un acto reflejo carente de racionalidad, la oposición de inmediato apuesta por el contrario.
 
Cuando el Presidente de la Nación anunció los lineamientos generales para los cuidados sanitarios ante la llegada de la segunda ola de la pandemia, la figura más vociferante y de mayor presencia en los medios porteños, Patricia Bullrich, expresó su oposición... antes de que las medidas fueran divulgadas y por lo tanto conocidas.
 
Los prejuicios políticos de Juntos por el Cambio los habían llevado a desacreditar la Sputnik V, la vacuna elaborada por el Instituto Gamaleya de Rusia. El desempeño notable de ese producto y los elogios que cosechó en todo el mundo puso en ridículo la advertencia opositora; y volvió más sospechoso todavía su insistente prédica en favor de la vacuna de Pfizer, aun cuando se sabe que las condiciones que pretendió imponer el laboratorio yanqui frustraron un acuerdo con el Estado argentino. Chile está padeciendo a Pfizer pues ha enviado al país trasandino apenas unas miles de dosis de su vacuna. 
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar