La Opinión Popular
                  21:13  |  Domingo 11 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Me acusaron de envenenador serial y ahora me piden que consiga veneno para todos los argentinos". Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Internacionales - 13-03-2021 / 10:03
POR EL GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA QUE DERROCÓ A EVO MORALES EN 2019

Detuvieron a Jeanine Áñez, acusada de golpismo, sedición y terrorismo

Detuvieron a Jeanine Áñez, acusada de golpismo, sedición y terrorismo
A 5 meses del Gobierno de Luis Arce Catacora, la Fiscalía ordenó la aprehensión de Jeanine Áñez, de 5 de sus ex ministros y de 4 ex mandos militares, todos estos por su responsabilidad en el golpe de Estado. Familiares y víctimas de la masacre de Senkata se concentran en puertas de la Fiscalía. Golpistas protestan y hablan de "tiranía".
La expresidenta de facto de Bolivia Jeanine Áñez fue detenida en las últimas horas en relación por el golpe de Estado que derrocó a Evo Morales en 2019. La dirigente derechista fue aprehendida esta madrugada en su domicilio en la localidad de Trinidad y trasladada a La Paz, ciudad donde un fiscal pidió su arresto junto al de varios de sus compinches políticos y militares.
 
La televisión boliviana mostró a la golpista Áñez llegando al aeropuerto de El Alto, de la capital, momento en que tildó de "ilegal" su detención en respuesta a preguntas de la prensa. Junto a ella, que no estaba esposada, estaban el actual ministro del Gobierno (Interior), Carlos Eduardo del Castillo, y varios policías.
 
"Informo al pueblo boliviano que la señora Jeanine Áñez ya fue aprehendida y en este momento se encuentra en manos de la policía", anunció Del Castillo en sus cuentas de Twitter y Facebook, y felicitó a las fuerzas del orden por su "gran trabajo en esta gran e histórica tarea de dar justicia al pueblo boliviano". Por su parte, la expresidenta de facto denunció en las redes sociales "un acto de abuso y persecución política". El Gobierno "me acusa de haber participado en un golpe de Estado que nunca ocurrió", añadió Áñez.
 
La orden de la fiscalía partió de una denuncia presentada en diciembre pasado por Lidia Patty, ex legisladora del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS, izquierda), de Morales. En su denuncia, Patty sostuvo que el líder civil de la región de Santa Cruz (este), Luis Fernando Camacho, Áñez, varios exministros, exmilitares, expolicías y civiles habían promovido el derrocamiento de Morales en noviembre de 2019.
 

 
La Fiscalía de Bolivia emitió ayer una orden de detención contra Áñez y varios de sus ministros, denunciados por los delitos de sedición, terrorismo y conspiración. Dos de ellos, Álvaro Coímbra, extitular de Justicia, y Rodrigo Guzmán, de Energía, también fueron detenidos en Trinidad y trasladados a La Paz.
 
Áñez llegó al poder luego de la renuncia forzada de Morales en noviembre de 2019 en medio de protestas después de unas elecciones calificadas por la oposición y la Organización de Estados Americanos (OEA) de fraudulentas. Ejerció el gobierno hasta noviembre de 2020 tras la asunción del actual mandatario, el masista Luis Arce.
 
El caso de "terrorismo y sedición" fue presentado por sectores afines al MAS, que aseveran que la salida de Morales en 2019 fue propiciada por un golpe de Estado en medio de falsas acusaciones de fraude electoral.
 
Hacia la noche, la Defensoría del Pueblo publicó un informe sobre las masacres de Sacaba y Senkata, donde murieron cerca de 30 personas, en el que concluye que el gobierno de Áñez cometió delitos de lesa humanidad al haber incurrido en "asesinatos de forma sistemática en contra de la población civil".
 
La Opinión Popular
 
 
Oficialismo y sectores sociales niegan persecución y reivindican justicia en aprehensiones
 
Tras las órdenes de aprehensión contra la expresidente Jeanine Áñez y cinco de sus exministro, los presidentes del Senado, Andrónico Rodríguez, y de Diputados, Freddy Mamani, coincidieron en asegurar que se trata de justicia
 
Por Carlos Corz
 
El presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, y sectores sociales afines al MAS salieron al frente de los cuestionamientos a las órdenes de aprehensión en contra de la expresidenta Jeanine Áñez y exministros asegurando que se trata de "justicia y no de persecución".
 
"No es persecución, es justicia", aseguró Rodríguez y añadió que "los que hoy dicen ser víctimas de persecución política debieron pensar mil veces antes de romper el orden constitucional en noviembre 2019".
 
La Fiscalía emitió órdenes de apremio contra Áñez y cinco de sus exministros por el caso denominado "golpe de Estado". La exdiputada del MAS Lidia Patty presentó la denuncia para establecer responsabilidades en los hechos que derivaron en la renuncia forzada del expresidente Evo Morales.
 
"Lo que hubo es golpe de Estado, golpe a la democracia, masacres en Senkata y Sacaba, desinstitucionalización del Estado, descalabro económico y corrupción desmedida, por eso perdieron en democracia lo que ganaron por la fuerza", insistió el senador.
 
Mientras que en un conferencia de prensa, la dirigente de la Federación de Mujeres Campesinas de Bolivia Bartolina Sisa, Segundina Flores, descartó una "cacería" como denunciaron expresidentes y políticos frente a las órdenes de aprehensión en contra de Áñez y de cinco de sus exministros.
 
"No es cacería, que rindan cuentas a la Justicia", demandó y recordó que sí hubo cacería con muertos y detenidos en la administración de Áñez.
 
Para el presidente de Diputados, Freddy Mamani, coincidió con Rodríguez en que no hay persecución contra el gobierno de Áñez y que "no hay inmunidad para nadie", incluidas las actuales autoridades.
 
"No estamos para perseguir políticamente a nadie, sino solamente vamos a pedir, vamos a exigir que el Órgano Judicial cumpla con su trabajo", aseguró.
 
Fuente: La Razón de Bolivia 
 

Agreganos como amigo a Facebook
11-04-2021 / 20:04
11-04-2021 / 20:04
11-04-2021 / 20:04
 
Tras la dimisión del general Miguel Primo de Rivera en enero de 1930, Alfonso XIII intentó devolver al debilitado régimen monárquico a la senda constitucional y parlamentaria, a pesar de la debilidad de los partidos dinásticos. Para ello, nombró presidente del gobierno al general Dámaso Berenguer pero éste fracasó en su intento de volver a la "normalidad constitucional".
 
En febrero de 1931, el rey Alfonso XIII ponía fin a la "Dictablanda" del general Berenguer y nombraba nuevo presidente al almirante Juan Bautista Aznar, en cuyo gobierno de "concentración monárquica" entraron viejos líderes de los partidos dinásticos liberal y conservador.
 
El gobierno propuso celebrar primero elecciones municipales el 12 de abril de 1931, y después elecciones a Cortes que tendrían el carácter de Constituyentes, por lo que podrían proceder a la revisión de las facultades de los Poderes del Estado y la precisa delimitación del área de cada uno (es decir, reducir las prerrogativas de la Corona) y a una adecuada solución al problema de Cataluña.
 
Pese al mayor número de concejales monárquicos, las elecciones suponían a la Corona una amplia derrota en los grandes núcleos urbanos: la corriente republicana había triunfado en 41 capitales de provincia. En Madrid, los concejales republicanos triplicaban a los monárquicos, y en Barcelona los cuadruplicaban.
 
Si las elecciones se habían convocado como una prueba para sopesar el apoyo a la monarquía y las posibilidades de modificar la ley electoral antes de la convocatoria de elecciones generales, los partidarios de la república consideraron tales resultados como un plebiscito a favor de su instauración inmediata.
 
La Opinión Popular 

 
10-04-2021 / 19:04
09-04-2021 / 20:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar