La Opinión Popular
                  05:12  |  Martes 26 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“¿Que hizo la iglesia cuando estábamos buscando a nuestros hijos, si no ser cómplice de la dictadura? Confiábamos en un obispo y después era el que nos entregaba". Estela de Carlotto
Recomendar Imprimir
Nacionales - 30-12-2020 / 10:12
AJUSTA JUBILACIONES, PENSIONES Y ASIGNACIONES

Diputados convirtió en ley la nueva fórmula de movilidad para actualizar las jubilaciones

Diputados convirtió en ley la nueva fórmula de movilidad para actualizar las jubilaciones
La iniciativa prevé que en la actualización se aplique un índice combinado entre un 50 por ciento a la evolución de los salarios y otro 50 por ciento de la recaudación tributaria de Anses.
El Congreso modificó por ley el índice de movilidad que impulsaba el Gobierno. A partir de marzo se aplicará de manera trimestral en jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares. Luego de un año donde la movilidad estuvo suspendida, los haberes volverán a actualizarse automáticamente por una fórmula que depende de la evolución de los salarios y la variación de la recaudación.

Así, se asemeja a la que estuvo vigente entre 2009 y 2017, y se diferencia de la que rigió entre 2017 y 2019, que actualizaba por inflación. El proyecto, delineado por el Ministerio de Economía y la Anses, tuvo modificaciones del Senado durante la media sanción.

La única diferencia entre esta ley y la que estuvo vigente bajo la presidencia de Cristina es que la actualización no será semestral (así había sido planteado en el proyecto inicial), sino que habrá aumentos trimestrales, es decir, cuatro en el año. El primero será en marzo 2021 y luego junio, septiembre y diciembre.

Los haberes se actualizarán por una fórmula que estará compuesta en un 50 por ciento por la evolución de los salarios. El indicador que se tomará es el que sea más alto al comparar la Remuneración Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte), que mide el Ministerio de Trabajo, y el Índice de Salarios que releva el Indec. La presencia de los dos indicadores es más beneficiosa para los jubilados.

La fórmula se actualizará en un 50 por ciento por la recaudación de la Anses. Durante los aumentos que se apliquen en marzo, junio y septiembre se tomará la variación interanual de la recaudación tributaria de Anses, que varía según impuestos como débitos y créditos, el impuesto a los combustibles o cigarrillos, o el IVA. 

 
El empalme entre la fórmula del kirchnerismo y la del macrismo entre 2017 y 2018 implicó una pérdida para los jubilados. El último aumento de la ley del gobierno de Cristina fue semestral, en septiembre de 2017, y el primero con el cambio de fórmula fue trimestral en marzo de 2018. En ese período transcurrieron 6 meses, pero la suba fue trimestral, por eso se "omitió" un trimestre. Por ese motivo hay un fallo de Miguel Fernández Pastor, donde la Corte Suprema podría expedirse en 2021.
 
Desde Anses plantean que ahora eso no sucede porque aunque la movilidad estuvo suspendida un año, las subas por decreto se dieron de manera trimestral, y seguirán del mismo modo. Legisladores de la oposición afirman que la nueva movilidad no considera un trimestre, dado que con la movilidad del macrismo las subas de marzo miraban lo que ocurría en el tercer trimestre del año anterior, y desde ahora se tomará el cuarto trimestre del año anterior.
 
Desde el Gobierno argumentan que esa lógica no debería aplicarse dado que en 2020 la movilidad estuvo suspendida por la aplicación de una ley que aprobó el Congreso, por lo que no tomaron en cuenta esas variables ni esos períodos. "¿Cómo quieren solucionarlo, que en marzo se mide lo que pasó en el tercer trimestre? Eso sólo aportaría más rezago y perjudicaría la fórmula", planteó una fuente oficial.
 
La Opinión Popular
 
 
Diputados sancionó la ley de la nueva fórmula de movilidad jubilatoria
 
Luego de una extensa jornada de debate, con votos positivos y negativos, la Cámara de Diputados sancionó la ley que pondrá en práctica la nueva fórmula de movilidad jubilatoria. Bajo un esquema trimestral, en marzo los jubilados ya verán sus haberes actualizados ya bajo el cálculo que replica el modelo aplicado entre 2009 y 2017.   Tras 11 horas de sesión, el oficialismo consiguió la sanción definitiva con 132 votos a favor, en tanto que fueron 119 los negativos.
 
 
Qué propone la nueva ley de movilidad jubilatoria
  
La iniciativa prevé que en la actualización de las remuneraciones del sector pasivo se aplique un índice combinado entre un 50 por ciento a la evolución de los salarios, medidos por el índice RIPTE (Remuneración Imponible de Trabajadores Estables) en función de los trabajadores formales registrados por el Ministerio de Trabajo, y otro 50 por ciento de la recaudación tributaria de Anses.
 
La iniciativa fue enviada al Congreso por el Poder Ejecutivo y, a sugerencia del Frente de Todos, en el transcurso legislativo se le hicieron algunos cambios sustanciales para que, entre otros aspectos, los aumentos previsionales sean trimestrales, con lo cual habrá cuatro incrementos por año. En el proyecto original, los cambios en la fórmula de movilidad se iban a producir cada seis meses.
 
La decisión se tomó para "empalmar" los meses de "enero, febrero y marzo", que estaban "afuera" de la actualización, ya que la fórmula del anterior gobierno de Mauricio Macri se aprobó en diciembre de 2017, pero empezó a regir en marzo de 2018. Ese desfasaje no fue pagado a los jubilados, algo que quiso evitarse en esta oportunidad.
 
Asimismo, establece que el incremento semestral no podrá ser superior al incremento de los recursos de la ANSES, multiplicado por 1,03 (es decir, hasta un 3% por encima del incremento de dichos recursos).  "En este aspecto, lo importante es lograr la sustentabilidad a largo plazo del sistema, en el marco de una trayectoria fiscal que permita ganar espacio de política para ir generando más y mejores políticas redistributivas", señalaron desde el Gobierno.
 
El oficialismo informó que "se recupera el tope a los aumentos anuales, que no podrán ser superiores al crecimiento de los recursos totales de Anses. Este tope estuvo vigente entre 2009 y 2017 y es clave para garantizar la sustentabilidad del sistema de seguridad social, evitando que los gastos crezcan sistemáticamente más que los recursos y el déficit previsional crezca sin control (como sucedió entre 2016 y 2019)". Esta condición de sustentabilidad había sido eliminada con la reforma del 2017.
 
Además, se incorpora una cláusula de "legislación constante'" que establece que los cambios en la política tributaria o en las condiciones de acceso a los beneficios no tendrán efecto en la movilidad.
 
 
Cómo fue el camino de la ley
  
A mediados de junio, el Gobierno decidió extender hasta el 31 de diciembre de este año la suspensión de la movilidad jubilatoria, lo que implicó que en septiembre y diciembre los incrementos de los haberes de la seguridad social se realizaron por decreto, como ya había ocurrido en dos oportunidades durante el año.
 
Originalmente, el Gobierno tenía pensado elaborar una nueva fórmula de movilidad para el segundo semestre de este año, pero la pandemia de coronavirus trastocó los tiempos y obligó a replantearlo. Según la ley de Emergencia Social, la comisión conformada para elaborar el nuevo cálculo tenía hasta el 31 de junio para presentar una nueva alternativa.
 
Sin embargo, el Gobierno hizo hincapié en que la inestabilidad macroeconómica impide elaborar un índice que contemple variables a tener en cuenta en el largo plazo. Durante el segundo trimestre del año -producto de la pandemia- los indicadores de referencia sufrieron grandes distorsiones (recaudación, salarios, inflación, entre otros).
 
 
Aumentos por decreto
  
A fines de noviembre, el Gobierno anunció un aumento del 5%, el cual rigió a partir de diciembre. Se trató del cuarto incremento que el Poder Ejecutivo aplicó por decreto en lo que va del año.
 
El jefe de gabinete, Santiago Cafiero, y la titular de la Anses, Fernanda Raverta, fueron los encargados de informar la última actualización, que elevó el haber mínimo a $ 19.035. Asimismo, también se vieron alcanzadas por esta suba las Pensiones No Contributivas, la Asignación Universal por Hijo, la Asignación Universal por Embarazo y las asignaciones familiares. Pero vayamos en retrospectiva.
 
En diciembre de 2019 y enero de este año se pagaron dos bonos de $ 5.000. Ya en marzo, las jubilaciones recibieron un aumento fijo del 2,3% más un bono de $ 1.500, mientras que en abril hubo otro bono de $ 3.000. Luego, en junio, se decretó una actualización del  6,12% para todas las jubilaciones, mientras que en septiembre fue del 7,5%.
 
De esta manera, la jubilación mínima acumuló un incremento del 35,5% en todo el año. Desde Anses estiman que el 78% de los beneficiarios totales del organismo vieron incrementar sus ingresos bajo esta cifra.
 
Por Rodrigo Núñez
 
Fuente: El Destape
 

Agreganos como amigo a Facebook
25-01-2021 / 12:01
Una vez más, el multimedio macrista Clarín vuelve a mentir en su tapa. Esta vez, en un recuadro afirmó que Argentina se encuentra sexto en la lista de países que más muertes tiene por cien mil habitantes. La fake news fue replicada por dirigentes del macrismo.
 
"Argentina, reprobada por la pandemia en un informe de Davos", se titula el recuadro que apareció este lunes en la tapa del diario. Debajo del título, decía: "Un documento que circuló ayer analiza el impacto del Covid en distintos países. Argentina aparece entre los que sufren peores consecuencias. Está sexto en cantidad de muertos cada 100 mil habitantes. Y es el país donde más se contrajo la economía".
 
Ese dato es erróneo, ya que, la página www.worldometers.info, que muestra la situación de la pandemia en el mundo y rankea a los países según cantidad de contagios, muertes y muertes por millón de habitante, la Argentina se encuentra en el puesto 24 en el listado de países de muertos por millón de habitantes. A pesar de que ese informe toma las muertes cada 100 mil habitantes, no varía en el ranking ni posiciona a Argentina en el puesto 6, como falsamente afirma Clarín.
 
Argentina, hasta este domingo, tenía 1.031 muertos por millón de habitantes, el equivalente a 103,1 muertos cada 100 mil. Muy encima del ranking se encuentran países como Estados Unidos (129,3 muertos cada 100 mil), Reino Unido (143,8), Italia (141,5) y Francia (111,8) entre otros.
 
Además, la economía a nivel mundial cayó estrepitosamente y las economías de los países se cerraron por la fuerte recesión que generó la pandemia de coronavirus. No solo la de Argentina, sino la de la mayoría de los países. 
 

25-01-2021 / 11:01
El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, advirtió que la segunda ola de contagios de coronavirus prevista para el próximo invierno "seguramente va a ser de una enorme magnitud" y subrayó que el mejor modo de enfrentarla será aplicándole la vacuna a la personas con factores de riesgo vacunadas.
 
El principal motivo por el que esto podría ocurrir es el fuerte rebrote registrado a partir de los últimos días de diciembre producto -según los especialistas- de las fiestas de fin de año que motivaron a una circulación mayor de la habitual en tiempos de pandemia.
 
"El rebrote que vimos el año pasado nos mostró que cuando no hay cuidado podemos subir (los contagios) en pleno calor" y esto "nos habla de una segunda ola en el invierno próximo que seguramente va a ser de una enorme magnitud", puntualizó Kreplak.
 
Según el viceministro, este es el motivo por el cual se espera un fuerte número de contagios a partir de abril también es porque el período invernal prevé una dinámica social "con clases, lugares cerrados y menos ventilación", y esto favorece la transmisión del virus. Si esto ocurre, "es esperable que haya una segunda ola muy grande", pero si se llega "con una base de vacunados", se puede "tener una segunda ola de muchos casos, pero de menor letalidad", indicó.
 
En plena campaña de vacunación, en paralelo, la oposición de Juntos por el Cambio refuerza su campaña contra la vacuna Sputnik V sin ningún argumento sólido. Ahora, una encuesta demostró que un gran porcentaje de votantes de Mauricio Macri no se aplicarían la vacuna contra el coronavirus.
 
La campaña de la oposición en contra de la Sputnik V, que esta semana recibiría la aprobación de la unión Europea de Medicamentos, es una estrategia que se acaba en el corto plazo con los resultados de los que ya se han vacunado y tienen anticuerpos sin efectos adversos.
 
Sobre la importancia de difundir la vacunación de los líderes políticos y sociales como parte de la campaña ya que llevan confianza a la vacunación, volvieron a destacar la vacunación del presidente, la vicepresidenta, el gobernador bonaerense y el ministro de Salud, mientras que no pudo verse a ningún líder de Juntos por el Cambio que ya anunciaron que, de hacerlo, no sería de manera pública, demostrando una vez más que ponen la política por encima de la salud de la población.
 
La Opinión Popular
 

24-01-2021 / 12:01
El macrismo no representa a la derecha comprometida con la democracia sino a las ultraderechas que consideran que esto de la democracia, en donde todos pueden votar, no es más que un juego demagógico que le quita el control del país a sus verdaderos dueños: los ricos. El llamado a desestabilizar el actual gobierno, es el llamado a desconocer el resultado de la votación de 2019. Un llamado a recuperar el país de la mano de los pocos por sobre los no aptos. Visto así, la campaña de la derecha es la búsqueda de reponer en el sistema político a las minorías y abandonar la idea de una verdadera democracia plural. Mauricio Macri dejó el gobierno, pero no abandonó la idea del retorno de las minorías neoliberales al gobierno.
 
Todavía lejos de esos extremos, en la Argentina asistimos a la radicalización de la coalición opositora macrista, que comenzó en 2018 y se profundizó después de la derrota electoral, representada cabalmente en este caso por la presidenta del partido más importante de ese espacio, la polémica Patricia Bullrich, que no duda en echar mano de las fuerzas de seguridad como instrumento en su plan presidencial, abrevando nuevamente en servicios de inteligencia y adoptando una retórica bélica e intransigente. Hace poco presentó un libro se llama "Guerra sin Cuartel". Lo que no dice es contra quiénes.
 
Varios videos dejaron constancia de una escena, que no tiene dobleces. En el transcurso de la presentación de su libro, el moderador anuncia el ingreso de "gente que la quiere saludar" mientras hacen entrada policías, que se forman ante ella mientras los asistentes al evento aplauden y toman registro para sus redes sociales. Bullrich los saluda a cada uno. La pantomima empieza y concluye con una venia de los uniformados, celebrada con aún más entusiasmo por el público. Las imágenes no coinciden con las versiones de la exministra, que fingió espontaneidad, ni de los agentes que dicen haber sido engañados.
 
Fue una jugada bolsonarista de pizarrón. Apostar a la identificación con las fuerzas de seguridad es una carta que la exministra supo usar bien durante los cuatro años de gestión: Santiago Maldonado, Rafael Nahuel, el asesinato de Pablo Kukoc en manos del policía Luis Chocobar, cada caso de violencia institucional la encontraba en el mismo lugar de defensa granítica de los uniformados. Le ha dado resultado entonces y volverá a utilizarla para proyectarse en una interna opositora en la que ve varios carriles abiertos para avanzar.
 
La Opinión Popular
 

24-01-2021 / 10:01
Cada declaración de Cristina Fernández cambia el escenario. "Hace agenda", suscita réplicas aprobatorias o defensivas. Los pastorcitos mentirosos de la oposición macrista transforman expresiones de deseos en operaciones y en vaticinios. Los deseos se disfrazan de hechos.
 
Las opiniones sobre una necesaria reforma del sistema de Salud hizo alzar la guardia a buena parte de la dirigencia cegetista y a los privados. Las sobre interpretaciones escalan. Así se polemiza en estas pampas: mezcla de bullying, noticias falsas y vaticinios audaces.
 
Sería necio negar que existen divergencias dentro del Frente de Todos entre Ginés y la viceministra Carla Vizzotti. También diferencias, de larga data, con el ministro de Salud bonaerense Daniel Gollán. De ahí a colegir que "van por la cabeza de Ginés" hay un trecho, no imposible pero mucho menos seguro.
 
El método opositor se repite. Preanunció, meses atrás, que la Comisión de Juristas se creó para ampliar el número de miembros de la Corte. Pasaba por alto que sería preciso votar una ley y lograr acuerdos imposibles en el Senado. Olvidó que la Comisión ni se interesa en el tópico. Los pastorcitos mentirosos reincidían: "ahí vienen cuatro lobos cortesanos nuevos". O cinco. O seis. Batieron el parche durante meses.
 
Cuando el mito se desbarata, dan alguna explicación fútil o pasan sin escalas a anunciar la nacionalización de YPF. O la estatización fulminante del sistema de Salud. En las condiciones actuales, proponer una ley, tratarla, congregar mayoría en Diputados suena a proeza o a milagro. Tal vez la cuestión sea agenda en los primeros meses del año. Pispeamos el corto plazo, el único que existe. En el camino sería bueno fortalecer al sistema de salud, mejorar retribuciones y derechos de sus profesionales, aprender de la crisis, privilegiar al sector público, pensar en las necesidades de la gente de a pie.
 

23-01-2021 / 12:01
Los datos de la inflación son elocuentes en casi todos los rubros. Por tomar solo algunos ejemplos para no abrumar al lector, se puede citar que el Indec dio cuenta de que la Canasta Básica Alimentaria aumentó solo en diciembre 5,1% y acumuló en todo el año pasado 45,5%, superando holgadamente la inflación anual que llegó al 36,1%. Un solo producto, la carne, se disparó el 76% a lo largo de 2020 lo cual determinó una caída del consumo al piso histórico más bajo de los últimos cien años, según informó la Cámara de la Industria y Comercio de las Carnes (Ciccra).
 
Otro dato preocupante aportado por el Indec es el aumento de la ropa y el calzado: nada menos que el 60% en los últimos doce meses, en tanto los medicamentos más utilizados subieron un 46,1% según datos del Centro de Profesionales Farmacéuticos.
 
En tanto, los sueldos en las empresas privadas, en el sector público, el salario mínimo, vital y móvil, todos para atrás. Todos en baja. Hace cinco años que no paran de caer. La destrucción de poder adquisitivo de los ingresos de los trabajadores ha sido una constante el último lustro. En 2017-2018, el salario mínimo perdió 11,1 puntos contra la inflación. En 2018-2019 fueron 12,5 puntos. Y en 2019-2020, el declive resultó de 9,0 puntos. La pandemia macrista, como se ve, fue peor que la de la covid-19.
 
Ningún argentino desconoce que el gobierno de Mauricio Macri se despidió en 2019 con un nivel inflacionario récord en las últimas tres décadas: 53,8%. Tampoco se ignora el efecto demoledor que tuvo la pandemia de Covid-19 en la economía nacional y mundial. Ambas circunstancias constituyen un pesado lastre para el actual gobierno.
 
Lo que no se alcanza a comprender del todo es por qué aumentan en forma tan desmesurada nada menos que los alimentos y los insumos de la construcción. Son segmentos vitales de la economía que, en su mayor parte, se elaboran en nuestro país, sin necesidad, salvo excepciones, de acudir a importaciones.
 
Tampoco se entiende qué función cumple, en los hechos, el programa de Precios Cuidados que implementó la Secretaría de Comercio Interior. Durante el año pasado se informó oficialmente que los municipios de todo el país participarían en las tareas de seguimiento y control. Hoy se desconoce que ha sucedido al respecto, aunque lo cierto es que los resultados hablan por sí solos.
 
La recuperación económica no alcanza para recomponer los ingresos de los trabajadores. Si el Gobierno no interviene con políticas activas, los sueldos quedarán a la cola cuando llegue el momento de remontar la crisis, como se espera que empiece a suceder en 2021. La regresividad en la distribución del ingreso producida los últimos cinco años no se modificará con el rebote de la economía.
 
El Gobierno debería convocar al Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil para marzo. No esperar a junio como se hace habitualmente. Establecer aumentos por arriba de la inflación proyectada sería un buen punto de partida para fortalecer la posición de los sindicatos en sus respectivas paritarias. Además, hay otras remuneraciones atadas al salario mínimo, como el ingreso social complementario de las cooperativas de trabajo, la jubilación de quienes no se retiraron con moratoria y en el salario mínimo de los docentes, que es un 20 por ciento superior al general. 
 
Si los mecanismos del Estado no se activan con mayor determinación, las grandes empresas formadoras de precios seguirán poniendo palos en la rueda con sus manipulaciones oligopólicas que benefician a unos pocos y perjudican a las mayorías populares.
 
La Opinión Popular


NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar