La Opinión Popular
                  05:23  |  Martes 26 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“¿Que hizo la iglesia cuando estábamos buscando a nuestros hijos, si no ser cómplice de la dictadura? Confiábamos en un obispo y después era el que nos entregaba". Estela de Carlotto
Recomendar Imprimir
Internacionales - 05-12-2020 / 20:12

La revolución ha triunfado: Los generales campesinos Pancho Villa y Emiliano Zapata entran en la ciudad de México

La revolución ha triunfado: Los generales campesinos Pancho Villa y Emiliano Zapata entran en la ciudad de México
El 06 de diciembre de 1914, ambos ejércitos entraron triunfalmente en la ciudad de México. La foto que se conserva de ese día enarbola el momento en que los surianos con vestimenta de charro y los villistas con su uniforme caqui y de sombrero de fieltro escoltaban a sus comandantes en jefe.
 
El 06 de diciembre de 1914 se produce la entrada triunfal de los ejércitos villistas y zapatistas a la ciudad de México; la toma de la ciudad marcó un momento decisivo y simbólico de la Revolución Mexicana.
 
Para finales de 1914 el enfrentamiento armado, que había iniciado en 1910, se encontraba en un momento crucial, la División del Norte, a cargo de Francisco Villa y El Ejército Libertador del Sur, de Emiliano Zapata, consolidaban sendas victorias en distintas ciudades del país. Ambos ejércitos populares se habían manifestado contra Venustiano Carranza, a quien desconocieron como presidente.
 
El 4 de diciembre de ese año, Zapata, conocido como "El Caudillo de Sur" y el general "Pancho" Villa, "El Centauro de Norte", se encontraron para entablar una histórica reunión en Xochimilco. Este día firman el Pacto de Xochimilco, con el que se consolida la alianza de ambas fuerzas revolucionarias.
 
Además se comprometieron a promover las reformas agrarias plasmadas en el Plan de Ayala y encabezar la sucesión presidencial de manera democrática con un civil a la cabeza. Finalmente el 06 de diciembre de 1914, ambos ejércitos revolucionario campesinos entraron triunfalmente en la ciudad de México.
 
Por Carlos Morales
 

La revolución ha triunfado: Los generales campesinos Pancho Villa y Emiliano Zapata entran en la ciudad de México
Fotografías de la Revolución mexicana.
 
Zapata y Villa toman la ciudad de México
 
Su saludo fue efusivo, el de dos personas que se han jugado la vida por la misma causa. Los dos caudillos almuerzan lo típico: mole con guajolote, tamales y frijoles. Se cuenta que el mismo Zapata cedió la silla principal a su invitado.
 
En el encuentro ambos generales dejan en claro que la lucha que ambos habían emprendido era en común y que ninguno tiene aspiraciones presidenciales.
 
Este día firman el Pacto de Xochimilco, con el que se consolida la alianza de ambas fuerzas revolucionarias. Además pretendía promover las reformas agrarias plasmadas en el Plan de Ayala y encabezar la sucesión presidencial de manera democrática con un civil a la cabeza.
 
Finalmente el 6 de diciembre de 1914, ambos ejércitos entraron triunfalmente en la ciudad de México. La foto que se conserva de ese día enarbola el momento en que los surianos con vestimenta de charro y los villistas con su uniforme caqui y de sombrero de fieltro escoltaban a sus comandantes en jefe.
 
Tanto Villa como Zapata recorrieron juntos las calles de la ciudad, acompañados de sus fuerzas militares y campesinas, hasta llegar al Palacio Nacional, dónde Venustiano Carranza había permanecido dirigiendo el país hasta su huida hacia Veracruz.
 
Se dice que fueron más de 50 mil hombres los que desfilaron por la capital, la concentración fue en Chapultepec. A las 11:00 horas, comenzaron a avanzar por Paseo de la Reforma.
 
Desde el balcón de Palacio Nacional los observaba el presidente interino Eulalio Gutiérrez y sus ministros. En el recinto les fue ofrecida una comida tras la cual se describe uno de los episodios más curiosos de la visita, cuando Villa se sienta en la silla presidencial con Emiliano Zapata a su lado, un momento inmortalizado en una emblemática fotografía de la época revolucionaria.
 
Para la investigadora Elsa Aguilar Casas, históricamente "la ruta de las guerra de México tenía como meta final la Ciudad de México", por lo que toda fuerza armada debía buscar la manera de llegar a este simbólico lugar, que era sinónimo de la victoria. Era "el acto que legitimaba el triunfo".
 
Fuente: ojocentral.com.mx

Agreganos como amigo a Facebook
La revolución ha triunfado: Los generales campesinos Pancho Villa y Emiliano Zapata entran en la ciudad de México
Emiliano Zapata.
La revolución ha triunfado: Los generales campesinos Pancho Villa y Emiliano Zapata entran en la ciudad de México
Pancho Villa.
25-01-2021 / 19:01
 
En 1952, Egipto estaba sumido en una grave crisis a todos los niveles: corrupción, desprestigio de la figura del rey, control absoluto por parte de los británicos y los franceses, miseria de la población, etc. El ejército también se encontraba convulsionado por la derrota frente a Israel en la Guerra árabe-israelí de 1948.
 
El 26 de enero de 1952, cinco meses antes de la revolución que terminó con la ocupación inglesa y el reinado de Faruk en Egipto, El Cairo ardió en llamas en lo que se recuerda como "el sábado negro".
 
El desencadenante de estos incidentes fue el asesinato de 50 policías egipcios a manos  de las tropas de ocupación británicas. Estas muertes provocaron las protestas anti-británicas, que se alzaron de forma organizada quemando y saqueando algunas zonas de El Cairo ante la ausencia de fuerzas de seguridad en la capital egipcia.
 
Una manifestación que comenzó pacíficamente se convirtió de repente en una "multitud inmensa que se abalanza en los distritos ricos, prendiendo fuego -como si fuera parte de un plan preestablecido- a todos los establecimientos que mostraban un cierto grado de lujo o sugerían de algún modo connivencia con el extranjero", recuerda una periodista egipcia cincuenta años después en el diario Al Ahram.
 
Los disturbios afectaron a alrededor de 750 edificios, entre ellos tiendas, cafeterías, hoteles, restaurantes y teatros propiedad de la clase alta egipcia y británicos asentados en El Cairo. Algunos de ellos fueron, además, tomados como rehenes en esta rebelión.
 
Por Carlos Morales



24-01-2021 / 21:01
 
La crisis política en Egipto de 2011, conocida internacionalmente como la Revolución egipcia, y también como la Revolución de los jóvenes o la Revolución blanca, fueron una serie de manifestaciones callejeras que comenzaron el martes 25 de enero de 2011, el llamado Día de la Ira, y que se difundieron por todo Egipto, llevada a cabo por diversos grupos sociales e inspirada principalmente en la Revolución tunecina.
 
Las manifestaciones y revueltas se originaron como una protesta por el exceso de brutalidad policial, las leyes de emergencia del Estado, las altas tasas de desempleo, el deseo de aumentar el salario mínimo, la carencia de viviendas y alimentos, la inflación, la corrupción, la falta de libertad de opinión, las pobres condiciones de vida, factores estructurales-demográficos.
 
La principal meta de los manifestantes era forzar la salida del presidente Hosni Mubarak, quien llevaba en el poder casi 30 años. 18 días después del inicio de las protestas, el viernes 11 de febrero, Mubarak finalmente dimitió.
 
Luego de estos hechos, a partir del mes de julio del mismo año, se sucedieron nuevas manifestaciones en contra del régimen recientemente derrocado, exigiendo la aceleración en los avances del proceso hacia la transición democrática, por lo que finalmente, el Jefe del ejército del país, Mohamed Hussein Tantawi, convocó a comicios electorales.
 
Se celebraron nuevas elecciones democráticas en esta nación afroasiática el jueves 21 de julio de 2011, siendo elegido Presidente del pueblo egipcio, Mohamed Morsi.
 
La Opinión Popular



23-01-2021 / 17:01
23-01-2021 / 17:01
23-01-2021 / 17:01
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar