La Opinión Popular
                  00:03  |  Domingo 17 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“¿Que hizo la iglesia cuando estábamos buscando a nuestros hijos, si no ser cómplice de la dictadura? Confiábamos en un obispo y después era el que nos entregaba". Estela de Carlotto
Recomendar Imprimir
Nacionales - 28-11-2020 / 08:11
PANORAMA EMPRESARIO SEMANAL

Crujen los puentes de la Argentina fragmentaria

Crujen los puentes de la Argentina fragmentaria
¿Por qué nadie baraja romper? Porque todos saben que sería el pasaporte de vuelta al llano para todos y todas. Y al banquillo de los acusados para muchos y muchas. Pero lo curioso es que los únicos que abren cauces de diálogo con el establishment integran la pata que el propio empresariado considera indigerible: la K.
Con todos los puentes rotos con la oposición, como se advirtió ayer en las facturas cruzadas con Horacio Rodríguez Larreta por la represión en el velatorio de Maradona, el principal desafío del Gobierno es mantener en pie aquellos que coligan a sus islas entre sí y también los que conectan a todo el archipiélago con el continente.
 
¿Por qué nadie baraja romper? Porque todos saben que sería el pasaporte de vuelta al llano para todos y todas. Y al banquillo de los acusados para muchos y muchas. Pero lo curioso es que los únicos que abren cauces de diálogo con el establishment integran la pata que el propio empresariado considera indigerible: la K.
 
Se lo dijo Máximo Kirchner al banquero Brito: "Hablemos. No podemos llevar adelante un país solamente peleando por los medios". Es parecido pero no lo mismo que les dijo Martín Guzmán, a los popes de AEA que recibió virtualmente el viernes pasado, justo después del accidente del banquero.
 
Ante los enviados del FMI, los empresarios se animaron a protestar por el impuesto a las fortunas y a plantear su miedo a que se haga permanente, como acaba de proponer en Bolivia el nuevo gobierno del MAS. El ministro de Economía les juró: "Es por única vez. Si el año que viene vuelve, yo me voy". El tipo de sobreactuación que Caserio define en privado como "déficit de política".
 
Quizás ese ardoroso cortejo market friendly tendría más adherentes dentro de la coalición si obtuviera algún resultado. La realidad es que las zanahorias no están funcionando y los palos sí. 
 

 
Cuarenta y ocho horas antes de morir, Jorge Brito recibió un llamado de Máximo Kirchner. El proyecto de Aporte Solidario y Extraordinario de las Grandes Fortunas acababa de lograr media sanción en Diputados y todavía resonaba el augurio de una "rebelión fiscal" que el fundador del banco Macro había lanzado, mezcla de arenga y grito de impotencia, desde el portal de noticias de su amigo Daniel Hadad.
 
El banquero, íntimo a su vez de Sergio Massa, sentía que había agotado todas las instancias de diálogo. Al jefe de la Cámara baja le venía acercando desde agosto contrapropuestas y retoques, todos rechazados porque lo desnaturalizaban o recortaban demasiado su recaudación.
 
En junio hasta había ofrecido una cena en su mansión de Acassuso para que figuras del establishment como Marcelo Mindlin, Miguel Acevedo y Marcos Bulgheroni conocieran en persona al jefe de La Cámpora y al ministro del Interior, Wado de Pedro.
 
El llamado del miércoles lo sorprendió gratamente. Parecía reabrirse entre el empresariado y el oficialismo el puente menos pensado. Quedaron en verse esta semana corta. El cable de la tirolesa donde se enredó el helicóptero de Brito frustró la cita para siempre.
 
 
Bustos
  
Fueron otras exequias, las de Diego Armando Maradona, el escenario del reencuentro entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, ayer, tras casi dos meses sin cruzarse.
 
La situación era especialmente incómoda porque la vicepresidenta entró a la Casa Rosada a las 14.30 y la Policía Metropolitana acababa de reprimir a quienes aguardaban para darle el último adiós al astro. Pero la tensión entre ambos viene en aumento desde la carta de los "funcionarios que no funcionan", exactamente un mes atrás.
 
El rumor de la represión en la 9 de Julio corrió rápido y los que estaban adelante en la fila se agolparon para entrar antes que cerraran. Cuando Cristina ingresó a la Rosada, con apenas 5 minutos de preaviso y en simultáneo con el gobernador Axel Kicillof, los efectivos de Casa Militar perdieron el control de la multitud que ya estaba dentro del edificio.
 
El Salón de los Bustos se llenó de gente y un empujón involuntario hizo rodar el de Hipólito Yrigoyen. Fue la señal inequívoca de que mantener ahí al binomio gobernante no era una buena idea.
 
Lo que pasó después, sin embargo, generó el efecto contrario al que procuraba la foto juntos: exhibió lo maltrecho que está el vínculo. No habían pasado ni diez minutos juntos frente a terceros y, ante el caos, cada uno se fue por su lado.
 
Podría explicarse como un asunto de seguridad nacional -que se haya procurado evitar mantenerlos en el mismo lugar- pero el refugio y la compañía de cada uno en ese momento de zozobra dieron cuenta de un recorte más político.
 
Con el Presidente subieron al primer piso Santiago Cafiero y Julio Vitobello (responsable del fallido operativo), mientras que Cristina se refugió en el Ministerio del Interior, atrás del Patio de las Palmeras, con Kicillof y De Pedro.
 
Esa hora de desgobierno no solo empañó el homenaje al mejor jugador de fútbol de todos los tiempos. También frustró una ocasión para que el Fernández que encabezó la fórmula presidencial del Frente de Todos saldara en privado sus cuentas pendientes con la Fernández que lo secundó y a la vez lo encaramó allí. Él no cree que ella lo quiera desestabilizar. Ni que quiera romper la coalición. Pero no termina de digerir la carta.
 
Y algo peor: opina que el texto expresa una lógica política en las antípodas de la suya. Una lógica de confrontación sin lugar para la negociación, incluso aunque haya propuesto un "acuerdo que abarque al conjunto de los sectores políticos, económicos, mediáticos y sociales".
 
 
Roscas
  
El senador Carlos Caserio, presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, es cordobés y entró a la Cámara alta de la mano de Sergio Massa. No se habló con Cristina durante 12 años, aun compartiendo bancada, y apoyó todos los intentos de disputarle al kirchnerismo la dirección del PJ. El año pasado Alberto lo tentó con un ministerio.
 
Pero pese a todo eso, y como el propio Massa de a ratos, considera que al Ejecutivo le falta política y que eso empuja a la pata kirchnerista del FdT a copar ese diálogo. Suele recordar que lo primero que hizo Néstor Kirchner cuando asumió fue dividir a la oposición. Y que para eso "hace falta rosca", como diría Emilio Monzó.
 
Caserio piloteó la reunión exprés del martes donde el impuesto a las Grandes Fortunas obtuvo dictamen favorable para convertirse en ley. Pasó el aviso a la Rosada de que la intención de todo el bloque es aprobarlo el próximo jueves, cuando ya haya empezado diciembre. Para eso, como ya habrán concluido las sesiones ordinarias, hay que extenderlas o incluir el proyecto en el llamado a extraordinarias. Y eso lo tiene que hacer el Presidente.
 
Aunque el proyecto lleva la firma de su hijo, Cristina encargó a sus propios abogados que revisaran "la robustez jurídica" del tributo. "Si hay que hacer un cambio, lo hacemos", les dijo. Le respondieron que no. Mario País, el más experimentado de la bancada en términos técnicos, también respaldó que se aprobara así.
 
La jefa de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, dio por tierra con el principal argumento de los magnates que no quieren pagarlo: la "doble imposición". Explicó que, de los bienes alcanzados, el 84% está exento del pago de Bienes Personales. Y evitó responder preguntas para que no usaran ninguna frase suya contra el tributo en la Justicia.
 
 
Verdes
 
En noviembre el Banco Central volvió a sacrificar reservas por cerca de 1.000 millones, pero esa sangría habría sido mucho mayor sin las restricciones que dispuso Miguel Pesce en septiembre y que criticó públicamente Guzmán en octubre.
 
A esta altura de agosto, solamente por pago de importaciones y deudas de empresas, se habían perdido U$S 1.052 millones. En el mismo lapso de septiembre fueron U$S 1.264 millones. En octubre, U$S 873 millones. Y este mes U$S 280 millones.
 
La rebaja de retenciones, la aceleración de la devaluación oficial y el endeudamiento en dólares que empujó Economía para darles salida a los fondos de Wall Street, en cambio, lograron estabilizar el valor de los dólares paralelos pero no ahuyentaron el fantasma de una "deva" más brusca.
 
Así lo interpretan también los exportadores de soja: en 17 días hábiles de noviembre liquidaron U$S 1.531 millones, apenas por encima de los U$S 1.421 millones del mismo lapso de octubre. Y con el grano y la divisa más caros que entonces.
 
Por Alejandro Bercovich
 
Fuente: BAE Negocios 
 

Agreganos como amigo a Facebook
16-01-2021 / 10:01
Elisa Carrió volvió al ruedo, después de cierto alejamiento de la escena política. Reapareció tras unas largas vacaciones de la actividad pública, en las que se dedicó a sus negocios privados en plena crisis de la pandemia. Es año electoral y Lilita, que ya anunció sus intenciones de postularse como candidata de la oposición de derecha de Juntos por el Cambio a gobernadora de la provincia de Buenos Aires, comenzó a llamar la atención con lo que mejor sabe hacer: denuncias falsas.
 
En esta oportunidad, apuntó contra el Gobierno por la adquisición de la vacuna rusa Sputnik V. "Es una imposición de Cristina a Alberto Fernández", denunció la líder de la Coalición Cívica, en diálogo con TN. "Los chinos y rusos se están peleando por inversiones en el territorio argentino. Estamos en una alianza geopolítica muy peligrosa", consideró Carrió.
 
"El gobierno nacional no ha tenido la más mínima seriedad en el tema de la vacuna. Jamás me pondría la vacuna, porque no hay información clara", señaló Carrió. "Hicimos los pedidos de interpelación a Ginés González García y una denuncia contra él y la Anmat", precisó. Y en relación a ello, completó: "Cuando la desconfianza es tal y se juega con la salud de los argentinos es todo tan poco serio...".
 
Lo poco serio es que Carrió pretenda hacer creer que el cuidado de la salud de los argentinos depende de la casta política conservadora que representa calentando banca en el Congreso y cobrando sueldos exorbitantes. Mientras hacen este tipo de denuncias de dudosa credibilidad, no habla de los fuertes recortes a áreas como la salud que ejecutó el macrismo en su nefasta gestión.
 

16-01-2021 / 09:01
El macrismo pasó de gobierno a oposición, Mauricio Macri pasó de la peor gestión en educación a preocuparse por las clases presenciales, Carolina Píparo mutó de víctima a verdugo y el radicalismo tucumano pegó el salto mortal desde los juicios de Alfonsín a aliarse ahora con el bussismo de los genocidas. La metamorfosis kafkiana de los conservadores argentinos.
 
Es el ex presidente que no construyó escuelas ni hospitales y redujo drásticamente los presupuestos. Es chistoso que Macri quiera dar clase en temas que nunca le importaron. Siguen sin importarle. El objetivo de sus declaraciones es más primario: su esqueleto comunicacional detecta preocupaciones básicas para proponer salidas demagógicas que rompan los marcos de responsabilidad social.
 
El caso de Carolina Píparo y su esposo tiene la intensidad oscura de una tragedia griega. La elaboración de su drama personal, al ser herida en un asalto bancario y perder un embarazo avanzado, la fue convirtiendo en Némesis de la justicia por mano propia, vocera y defensora del deseo de venganza como forma de justicia. Así llegó a diputada provincial y aspirante a reemplazar a Julio Garro en la intendencia de La Plata.
 
Uno de los mayores actos de valentía política en esta transición democrática fue la decisión de Raúl Alfonsín de juzgar a los militares, cuando apenas había asumido y todavía el respaldo a la dictadura era mayoritario en las Fuerzas Armadas. El radicalismo tucumano, representado por los intendentes de Mariano Campero, y Roberto Sánchez, dio el salto de esa tradición y arregló una alianza con Ricardo Bussi, hijo del genocida y ex gobernador.
 
Estos casos simbolizan el proceso de derechización que inició el radicalismo en alianza con el macrismo, y el abandono, por parte de importantes dirigentes, de sus banderas éticas más sentidas, como la defensa de los derechos humanos y el repudio a las dictaduras.
 

15-01-2021 / 11:01
Se viene el tramo final de la negociación con el Fondo Monetario. Lo problemático son las condiciones que empieza a exigir. Una de ellas es que el déficit de 2021 no sea financiado en un 60% con emisión monetaria, como establece el Presupuesto, sino en menos del 40%, y que el resto sea deuda en pesos.
 
El ministro Martín Guzmán también quiere que el Banco Central reduzca su pauta de emisión y repite hacia adentro que hay un "estrecho desfiladero" fuera del cual todos los pesos se van al dólar paralelo y empujan primero la brecha, después la cotización oficial y finalmente los precios. "Lo peor que puede pasarnos en el año electoral es una devaluación", insiste.
 
En eso coinciden todos los economistas del oficialismo. Pero ahí se agota el consenso. Tanto en el Banco Central como entre los consultores en los que más confía Cristina arrecian las dudas sobre las locomotoras que imagina Guzmán para la "reconstrucción" de 2021.
 
¿Cómo revivirá el consumo si el salario real formal medido por el Ministerio de Trabajo (RIPTE) volvió a caer en noviembre y se ubicó en el segundo nivel más bajo de los últimos 11 años después del de diciembre de 2019? ¿Le ganarán los sueldos a la inflación récord del 4% que cantó ayer el INDEC para diciembre?
 
¿Cuánto empuja que recuperen en promedio 4 puntos porcentuales durante 2021, como prevé el Presupuesto, después de haber sacrificado 25% en tres años? ¿Acaso puede aspirarse a que gasten más quienes consiguen trabajo después del retroceso que detectó el SIPA para octubre? ¿No siguen siendo casi 500 mil empleados menos en relación de dependencia que los que había en octubre de 2017?
 

15-01-2021 / 10:01
El Gobierno promulgó hoy las leyes de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y el Plan de los 1000 días, en un acto que encabezó el presidente Alberto Fernández, quien celebró haber "cumplido" su palabra de impulsar estas normas, que garantizan "una sociedad un poco más igualitaria" y "amplía la capacidad de decidir de las mujeres".
 
"Hoy estamos haciendo una mejor sociedad; parece una frase, pero es un paso inmenso y el resultado de una lucha colectiva", reflexionó el Presidente en la ceremonia realizada en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, acompañado por la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, quienes lo precedieron en la palabra.
 
En un salón que tuvo como invitadas a muchas de las referentes de los colectivos que militaron durante décadas la legalización del aborto, el jefe de Estado afirmó: "Cumplí con mi palabra y hoy, en tiempos en que la palabra de la política parece depreciada, es la culminación de un tiempo de lucha para muchas mujeres que lucharon para que el aborto deje de ser un delito".
 
Fernández, acompañado también por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Salud, Ginés González García, celebró el hecho de que su Gobierno "amplió la capacidad de decidir de las mujeres" con la sanción de la IVE y consideró que se trata de un "paso importantísimo para que la sociedad sea un poco más igualitaria".
 
Con todo, reconoció que la batalla por la igualdad de derechos de las mujeres continúa en diferentes niveles y que esa paridad requiere leyes y cambios en la mentalidad de mucha gente.
 

14-01-2021 / 10:01
En los seis años transcurridos desde la muerte de Alberto Nisman -el aniversario se cumple el lunes próximo-, las pruebas indicarían que el fiscal se suicidó en el baño de su departamento, en el edificio Le Parc. Por el contrario, en estos seis años no fue posible esclarecer el origen de la fortuna oculta que tenía Nisman, empezando por más de 600 mil dólares descubiertos en una cuenta en Nueva York.
 
Para tapar las cosas, la coalición judicial-política-mediática con sede en Comodoro Py puso a cargo de la causa a su stopper tradicional: el fallecido juez Claudio Bonadio. Pero tras la muerte del magistrado, el nuevo juez, Marcelo Martínez de Giorgi, ordenó medidas impactantes: por de pronto dispuso que un cuerpo de peritos especializado en corrupción analice la evolución patrimonial de Nisman y de su familia, incluyendo específicamente la cuenta del Merrill Lynch de Nueva York.
 
Pero, además, Martínez de Giorgi ordenó el embargo de todos los bienes que fueron de Nisman, de su madre y de su hermana, e incluso dispuso la intervención de dos empresas que prestaron la lujosa camioneta Audi que usaba el fiscal. Para redondear, el magistrado pidió copias de la causa por la desaparición de un financista, Damián Stefanini, del que no se sabe nada desde 2014, y que figura habiéndole depositado 150 mil dólares a Nisman en la cuenta neoyorquina.
 
El delito que se investiga es el de lavado de dinero, ya que consistió en el ocultamiento y disimulo de dinero proveniente de un delito. La cifra total que Nisman tenía oculta no pudo ser determinada hasta ahora. En principio está la cuenta de Nueva York que, según parece, tenía un saldo de 660 mil dólares. 
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar