La Opinión Popular
                  14:30  |  Viernes 27 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Hay que recuperar los 20 puntos que perdieron los jubilados durante el gobierno de Macri". Fernanda Raverta
Recomendar Imprimir
Nacionales - 16-11-2020 / 09:11
PIDEN AL FONDO QUE CONFIRME SI EL PRÉSTAMO ERA PARA LA CAMPAÑA ELECTORAL DE MACRI

Dura carta de senadores peronista al FMI: reclaman que se "abstenga de condicionar la política económica del país"

Dura carta de senadores peronista al FMI: reclaman que se
La misiva que lleva la firma del bloque de senadores del Frente de Todos fue entregada a la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) presente en el país tras recibir el visto bueno de Cristina Fernández. Dirigida a la titular del organismo, Kristalina Georgieva, la carta cuestiona duramente el préstamo otorgado en 2018 al entonces presidente Mauricio Macri.
El bloque de senadores del Frente de Todos le envió este domingo una dura carta al Fondo Monetario Internacional (FMI) en la que le pide al organismo que "se abstenga de condicionar la política económica" del Gobierno de cara a las negociaciones por la deuda al tiempo que brinda sus propias propuestas pensando en su refinanciación.
 
La misiva fue entregada a la misión del FMI presente en el país (vino para negociar justamente un acuerdo de reestructuración de dicha deuda), luego de haber recibido el visto bueno de la vicepresidenta Cristina Fernández, según consignó el medio macrista Clarín. En el comunicado, los legisladores apuntan con dureza al organismo por el préstamo de  44 mil millones de dólares otorgado en 2018 al entonces gobierno de Mauricio Macri.
 
En concreto, exigen que se explique bajó qué consideraciones decidieron otorgarlo: "Queremos saber cuáles fueron los cálculos que hicieron pensar que nuestro país podría obtener excedentes externos suficientes como para afrontar los vencimientos que se previeron en ese entonces; cuando en realidad resultaba claro desde el inicio que los mismos serían de pago imposible, como así lo manifestaron oportunamente analistas locales e internacionales", apuntan.
 
En un documento que contiene 33 puntos, los senadores del bloque oficialista también cuestionaron que la entidad multilateral haya roto su estatuto al otorgarle dólares al macrismo para "hacer frente a una salida considerable de capitales". Asimismo, solicitaron que el FMI dé cuenta de las medidas que llevó adelante para controlar (auditar) el destino del dinero del préstamo y así no se convierta en fuga de capitales.
 

 
Por otro lado, exigen que el organismo desmiente la versión que indica que el préstamo otorgado al gobierno de Cambiemos fue para allanarle a Macri el camino de cara a las elecciones presidenciales de 2019: "Sería necesario que el Fondo confirme o desmienta estas apreciaciones, puesto que estaríamos ante un antecedente gravísimo de influencia e injerencia del FMI para que un determinado sector político obtuviese el triunfo en las elecciones", consignaron.
 
El bloque hace alusión también al historial de acuerdos entre el país y el Fondo, lo que califica como una historia "larga y fracasada" y por ello pide que en este caso no interfiera con condiciones desfavorables para el país la política económica del gobierno de Alberto Fernández. "Siempre fue muy alto el deterioro social asociado a la aplicación de los programas del FMI a lo largo de la historia Argentina, con aumento de la pobreza, la indigencia y el desempleo", resaltaron.
 
En ese sentido, los legisladores lanzaron una serie de propuestas pensando en la "refinanciación de la deuda" que no implique un futuro dolor de cabeza para los argentinos: la reconsideración de los intereses, un período de espera para comenzar los pagos anuales a partir del 2025 y un plazo de amortización en varias décadas, "de modo que las erogaciones anuales no tornen insustentable la refinanciación de la deuda e impacten negativamente en la sociedad y economía argentina".
 
La Opinión Popular
 
 
 
¿ES POSIBLE UN EFF SIN GRANDES REFORMAS?
 
Una carta que desnuda tensiones internas y fragilidades heredadas
 
La carta del bloque de senadores del Frente de Todos desnuda la fragilidad en la que se encuentra el Gobierno a la hora de renegociar el préstamo récord de USD44.000 millones que Mauricio Macri acordó con el FMI en 2018. Para estirar los plazos, el oficialismo debió optar por transformar el Stand-By en un Extended Fund Facilities (EFF), que abre la posibilidad de un período de repago más largo a cambio de reformas "estructurales" con olor a ajuste neoliberal, algo que el Gobierno asegura que podrá evitar.
 
Justamente, el desafío de las autoridades es intentar limitar ese tipo de medidas y de ahí la actitud defensiva que comenzó a desplegar el oficialismo desde la semana pasada. El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, tomó la posta al pedir al Fondo que no exija esfuerzos a la administración que cancelará la deuda que tomó otro.
 
La misiva, que no suscribió Cristina Fernández de Kirchner pero que carga con su sello invisible, avanza en ese sentido. Repasa las irregularidades cometidas por la gestión de Cambiemos y por el propio organismo multilateral durante el último acuerdo y el componente político que significó la intención del Gobierno de Donald Trump de financiar el intento reeleccionista de Macri.
 
Y en base a eso, reclama un esquema laxo de refinanciación de la deuda a "varias décadas", un recorte de los intereses y que el FMI se abstenga de sus ya habituales condicionalidades.
 
Además de implicar un mensaje al interior de la coalición gobernante, el tono que adquirió la negociación con la carta de los legisladores oficialistas muestra la fragilidad fiscal que heredó la administración de Alberto Fernández: sin margen de superávit fiscal producto de la pandemia de coronavirus, el ministro de Economía, Martín Guzmán, proyecta un descenso paulatino en el rojo pero persistente, por el cual será incapaz de aplicar la estrategia de Néstor Kirchner.
 
Es que el expresidente se enfocó en acumular reservas y excedente en las cuentas públicas con los que pudo hacer frente al préstamo con el FMI hasta su cancelación total en 2006, sin tener que capitular con la firma de un EFF.
 
Las últimas dos ocasiones en donde Argentina firmó este tipo de crédito fue, precisamente, durante la hegemonía neoliberal de los noventas. Flexibilización laboral y privatizaciones fueron acaso los dos mayores traumas que dejó la experiencia del 1 a 1.
 
¿Podrá el Gobierno consensuar un EFF sin condicionalidades, tal como aseguran en los despachos oficiales? Un informe de Consultatio Plus precisa que, de los últimos programas de este tipo que el organismo multilateral firmó, en promedio los países debieron aplicar unas 13 reformas y que, cuanto menores son las imposiciones (Costa de Marfil, con siete, es el caso más alentador), mayor es el tiempo que demora en alcanzarse el acuerdo.
 
Luego de más de una década, Argentina volvió en 2018 a formar parte de ese "selecto" club de deudores, entre los que se cuentan Ecuador, Bosnia, Georgia, Pakistán y Angola, entre otros. Claro que, ninguno de ellos le debía USD44.000 millones. Y en este caso, como dice el refrán, cuando la deuda es muy abultada el problema también pasa a ser del prestamista.
 
Por Ignacio Ostera y Juan Strasnoy Peyre
 
Fuente: BAE Negocios
 

Agreganos como amigo a Facebook
Dura carta de senadores peronista al FMI: reclaman que se
El expresidente Mauricio Macri junto a la exdirectora gerente del FMI, Christine Lagarde, durante un evento organizado por el Atlantic Council.
Dura carta de senadores peronista al FMI: reclaman que se
Mariano Recalde, Anabel Fernández Sagasti y Oscar Parrilli.
27-11-2020 / 11:11
27-11-2020 / 10:11
El fallecimiento de Diego Maradona conmovió a la Argentina y al mundo. Ayer la noticia estuvo presente en los diarios y en las cadenas televisivas de los cinco continentes. Quizás ese hecho nos ayude a comprender la verdadera dimensión que alcanzó este compatriota nacido en una villa del conurbano bonaerense.
 
No fueron solo los extraordinarios logros deportivos los que convirtieron al hombre en mito. Se equivoca y mucho quien piense que Maradona se ganó el corazón de tanta gente por la habilidad fuera de serie de su zurda, por los goles inolvidables a los ingleses, por la copa del mundo, por sus derroches de magia en los estadios.
 
Las lágrimas de millones de personas, las velas encendidas en miles de improvisados altares, la multitud y la cola interminable en la Casa Rosada para despedirlo tienen origen en otro tipo de agradecimiento. Uno que nace, es cierto, en el fervor futbolístico, pero que lo trasciende infinitamente para convertirse en una suerte devoción pagana por su figura de semidiós caído.
 
Fue, a diferencia de tantos otros tocados por el dedo de la fama, uno que nunca se olvidó ni renegó de su origen en la pobreza de Fiorito; uno que siempre se paró del lado de los humildes y nunca de los poderosos; uno que siempre abrazó como propias las mejores causas; uno que nunca se calló a pesar de que su silencio le hubiera reportado enormes beneficios personales y económicos. Siempre tuvo muy claro de qué lado de la raya ubicarse, y para qué lado había que poner el pecho.
 
Su amistad con Fidel Castro, su admiración por el Che Guevara, su cercanía con las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, su presencia altiva en el "No al ALCA" junto a Chávez, Lula y Kirchner en Mar del Plata, su defensa de los futbolistas ante la prepotencia de la FIFA en el Mundial de México, sus solitarias denuncias contra la corrupción de la elite corporativa del fútbol global, su acompañamiento de los movimientos populares de todo el mundo y tantas otras cosas imposibles de mencionar aquí lo convirtieron en el mito que es hoy, cuando acaba de partir.

26-11-2020 / 10:11
Los funcionarios que rodean a Martín Guzmán no lo dirán en público, al menos por ahora. Pero el último dato del Indec, dando cuenta de la lenta aunque persistente recuperación de la actividad económica, llevó entusiasmo al equipo. Creen que, de cara al verano, la recuperación podría ser más visible. La clave para entender la posible dinámica positiva radica en lo que ya han tomado nota los principales mercados internacionales: la seguridad de contar con una vacuna para los próximos meses.
 
"El mundo financiero ya opera bajo el supuesto del final de la pandemia para el corto plazo. Que podamos evitar la segunda ola del Covid será lo más relevante que nos vaya a pasar frente a lo que viene", argumenta, auspiciosa, una fuente inobjetable del equipo económico. La confirmación de la llegada de la vacuna puede convertirse en la noticia que quiebre la tendencia negativa de la actividad económica, creen en Economía.
 
El hecho de que la actividad económica se encuentre "apenas" 7% por debajo de la prepandemia potenció las expectativas. Según el Indec, todavía hay varios sectores que se encuentran prácticamente frenados: "Hoteles y Restaurantes" está nada menos que 59,5% atrás del año pasado. Otro ejemplo: La "Construcción" se ubica 28% debajo de septiembre de 2019; y "Transporte" se encuentra 19% por debajo.
 
En la mirada de los funcionarios, esto significa que con la reapertura (aunque sea parcial) de esas actividades, la economía debería acelerar su recuperación. En el equipo económico esperan que tanto octubre, pero sobre todo noviembre, ya muestre números más cercanos a la recuperación total. Básicamente porque esos rubros que estaban totalmente clausurados hasta hace poco, ya se fueron reabriendo. Y lo harán seguramente con más decisión ya para el año que viene si -como se aguarda- llega la vacuna y se relajan las restricciones impuestas por la pandemia.
 

26-11-2020 / 09:11
Es probable que la muerte de Diego Armando Maradona sea uno de los pocos fenómenos capaces de barrer con la grieta en este país. Por unos días, la enorme mayoría de los cincuenta millones de argentinos estaremos aunados en la pena. Eso no significa que Maradona no haya tomado partido.
 
Por eso lo querían y lo odiaban. Lo odiaban porque tenía el valor que muchos no tienen de ser libre, de no ajustarse a lo que todos le reclamaban, de ser siempre él a un costo bestial. Porque estar arriba te convierte en un engranaje importante de la máquina, no podés no ser un ejemplo, no podés cagarte en ser el espejo en el que todos aspiremos a reflejarnos. Los millonarios y los famosos cumplen esas reglas de casta. Están para eso. Y Diego los mandó a pasear a todos.
 
Diego fue el chico más grande, tan grande que convirtió el futbol en un enorme campo de rebelión. Como cuando les ganó a los ingleses después de Malvinas con dos jugadas hermosas y cuando hizo que los napolitanos (los "cabecita negra" de Italia) ganaran el campeonato que era monopolio de los rubios del norte. Sacó al Napoli del fondo de la tabla y lo llevó hasta la punta. Y cuando hacía el gol se abrazaba a la tribuna haciéndoles sentir que lo habían hecho todos.
 
Nos metemos en política, que es un tema difícil de tocar con relación a esta cuestión. Diego vivió 5 años en Cuba, que sirvió de plataforma para su compromiso con los movimientos populares en América Latina durante las últimas dos décadas de su vida. Hugo Chávez, Lula Da Silva, Néstor Kirchner, Cristina Fernández, Evo Morales, Pepe Mujica, Rafael Correa, Nicolás Maduro, Alberto Fernández: todos tuvieron su abrazo y su foto con el 10.
 
Maradona hizo propia la causa popular con la misma intensidad que todo en su vida: sin marco teórico ni especulaciones, sin medir riesgos ni consecuencias. Desde redes sociales dejó claro su apoyo al Frente de Todos, primero, y al gobierno de Alberto Fernández después. Con el que nunca hubo acercamiento posible fue con Mauricio Macri.
 
Lo quisimos aún cuando anduvo perdido por la droga y rodeado de seres destestables que se aprovechaban de él. Por eso, la mayoría de los argentinos lo estamos llorando y más que nadie esa tribuna colmada que llamamos Pueblo. Es que el sistema quería que el astro Diego fuera un ex pobre domesticado, para que los pobres quisieran imitarlo. Y el espejo que hizo Diego reflejaba su esencia que es la del pibe de Villa Fiorito luchando con sus ángeles y sus demonios.
 
En ese espejo, el Pueblo se veía Pueblo. Es como el Peronismo: es como es. No como quisieran verlo o verse. Por eso en este país van de la mano. "Mi viejo fue peronista, mi vieja adoraba a Evita, y yo fui, soy, y seré siempre peronista. Y esto no debería ser un problema. El problema es la intolerancia que nos plantaron", sentenció el Diego en el último Día de la Lealtad.
 
La Opinión Popular
 

25-11-2020 / 13:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar