La Opinión Popular
                  10:06  |  Sábado 28 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Hay que recuperar los 20 puntos que perdieron los jubilados durante el gobierno de Macri". Fernanda Raverta
Recomendar Imprimir
Internacionales - 05-11-2020 / 10:11
DONALD TRUMP SE RESISTE A RECONOCER LA TENDENCIA QUE PROYECTA EL TRIUNFO DEMÓCRATA

Joe Biden, a un paso de la Casa Blanca

Joe Biden, a un paso de la Casa Blanca
NUEVAS PROTESTAS CONTRA DONALD TRUMP EN VARIAS CIUDADES DE EE.UU. El lema principal que llevó adelante estas diferentes manifestaciones fue más que claro y fue, a su vez, una de las tendencias globales que más fuerza tomó en las últimas horas: #CountEveryVote ("Cuenten cada voto"). El pedido pasa por mostrarse en contra de las presentaciones judiciales del actual mandatario ante la Corte Suprema y su intención de detener la votación, obligando a que recuenten votos que fueron para Biden.
Los comicios en EE.UU. son clave porque además de ungir presidente y vice se eligen 435 escaños de la Cámara de Representantes y 35 senadores. Por el Ejecutivo compiten el actual presidente, Donald Trump acompañado de su vice, Mike Pence, republicanos, versus la fórmula de los demócratas de Joe Biden y su vice, Kamala Harris.
 
Es incorrecto decir que Trump y Biden son lo mismo. En cuanto a la pandemia, Trump fue criminal, minimizándola, sin adoptar medidas sanitarias y acusando a China de haber fabricado y exportado el coronavirus. En buena medida por eso hoy EEUU tiene 9 millones de contagios y más de 230.000 muertos, en tanto las demonizadas Cuba y Venezuela lamentan sólo 129 y 810 muertes.
 
También en cuanto a la limpieza de los comicios, el peor es Trump. En los días previos denunció que estaba en marcha un fraude con la votación por correo, que supuestamente sería demócrata. No aportó ninguna prueba de tal fraude. Y en la medianoche del martes, se autoproclamó ganador y volvió sobre la tesis del supuesto fraude, por lo cual iría, según amenazó, a la Corte Suprema (allí tiene 6 votos conservadores contra 3 que podrían ser críticos).
 
O sea, ensució la elección sin tener pruebas. Incluso declaró que no aceptaría los resultados, o sea se quedaría en la Casa Blanca de prepo. Eso sería un flagrante delito, pero además una incitación a la violencia, en un país que es violento afuera, como el sheriff del mundo, y también lo es fronteras adentro, sobre todo contra los pobres, los afroamericanos, latinos, indígenas y mujeres. Todavía están frescas las puebladas de este año luego de los crímenes policiales de George Floyd y varios otros afroamericanos.
 
Las proyecciones le dan a Biden razones para mantenerse optimista en su aspiración de llegar a la Casa Blanca. Los resultados procesados durante este miércoles lo acercaban a la cifra mágica de 270, la mayoría de votos en el colegio electoral necesario para ser elegido presidente. 
 

 
Del lado de Trump, en cambio, aparecieron las denuncias de fraude y las declaraciones de victoria en estados que todavía no permiten hacer estimaciones claras. Además, Trump dio sus primeros pasos en la estrategia judicial que seguirá para embarrar las elecciones y disputar los resultados, mientras su rival se encaminaba a conseguir los electores necesarios para ganar.

La decrepitud del sistema político electoral yanqui, que se remonta a 250 años y se resiste a cambios, se basa en que no es una elección directa sino por medio del Colegio Electoral de 538 miembros, donde el ganador requiere un piso de 270 electores. O sea que el electorado sufraga por una u otra lista y según quien gane en cada uno de los 50 estados y el distrito de Washington, se lleva todos los delegados al Colegio Electoral de dicho estado.

Ya hubo dos elecciones, en 2000 entre el demócrata Al Gore y el republicano George W. Bush, y en 2016 entre Hillary Clinton y Trump, donde los demócratas superaron por más de 2 millones a sus contrincantes, pero éstos fueron en definitiva a la Casa Blanca. ¿Qué sucedió? Que los republicanos tuvieron menos votos pero más delegados en el Colegio Electoral en determinados estados. ¿Podrá ser la actual la tercera vez que ocurra un disparate antidemocrático como ese? No se puede descartar. 
Así es la plutocracia yanqui o democracia de los ricos.

 
La Opinión Popular


 
 
Elecciones en Estados Unidos: Biden, a un paso de llegar a la Casa Blanca
 
Las proyecciones en Estados Unidos le dan al demócrata Joe Biden razones para mantenerse optimista en su aspiración de llegar a la Casa Blanca. Los resultados procesados durante este miércoles lo acercaban a la cifra mágica de 270, la mayoría de votos en el colegio electoral necesaria para ser elegido presidente. Del lado del republicano Donald Trump, en cambio, aparecieron las denuncias de fraude y las declaraciones de victoria en estados que todavía no permiten hacer estimaciones claras.
 
Más de 24 horas después del cierre de las elecciones en Estados Unidos, todavía no hay un ganador claro y los resultados van camino a ser judicializados. El panorama parecía este miércoles mucho más alentador para el demócrata Biden. La proyección de CNN le otorgaba al menos 253 votos en el colegio electoral, mientras que le daban 213 al presidente Trump. Fox News, en cambio, ya consideraba que Biden podía alcanzar un mínimo de 264, muy cerca de la mayoría que necesita.
 
En Estados Unidos no existe un conteo provisorio nacional. Cada condado publica los resultados que va procesando. También lo hacen los estados. La noche de la elección, los análisis de las cadenas de televisión o las agencias de noticias son los que les permiten al país saber qué tendencias hay. Pero este miércoles el equipo de Trump criticó fuertemente las proyecciones de los medios que todavía no adjudican ninguna victoria en Pensilvania y Georgia, dos estados en los que el conteo parcial favorece al presidente.
 
Desde una conferencia de prensa en Pensilvania, la campaña de Trump se declaró ganadora en ese estado, en el que todavía falta contar votos. En Twitter, el magnate dijo que reclamaba no solo ese estado, sino también Georgia y Michigan.
 
La campaña de Trump dio sus primeros pasos en la estrategia judicial que seguirá para disputar los resultados. El presidente se quejó durante el día a través de Twitter de los números que comenzaron a serle desfavorables en varios de los estados que todavía están pendientes. "Están trabajando duro para hacer desaparecer la ventaja de 500.000 votos en Pensilvania", publicó. También sostuvo que "están encontrando votos para Biden por todos lados".
 
En Michigan, un estado que CNN dio para Biden durante la tarde, los primeros números parciales lo muestran al candidato demócrata apenas 0,8 puntos por encima de su rival. La campaña de Trump pidió a un tribunal parar el conteo hasta que se le permita el acceso adecuado a los sitios en los que se lleva a cabo este proceso.
 
En Wisconsin directamente pedirá un recuento de los votos, algo que la ley estatal permite cuando la diferencia entre los candidatos es menor a un punto. Ese es el caso en esta elección.
 
La demora en el conteo de Pensilvania era esperada, dada la cantidad de votos anticipados. Actualmente, Trump lidera este estado, casi tres puntos sobre Biden. Con el 89 por ciento de los votos contados, falta ingresar los resultados de unas 800.000 boletas que llegaron por correo. La estimación es que gran parte de esos votos vayan para el Partido Demócrata y que, de esa forma, no solo descuente distancia sino que gane el estado.
 
También allí la definición podría seguir por vías legales. Recientemente la Corte Suprema estatal rechazó un pedido del Partido Republicano para impedir que se cuenten las boletas que lleguen hasta cuatro días después de la elección. Este miércoles el equipo de Trump buscaba detener allí también el conteo.
 
Sin importar que falte contar casi un millón de votos y que el resultado no esté confirmado, Trump se adjudicó la victoria en Pensilvania durante la madrugada. También lo hizo su hijo Eric, quien tuiteó que habían ganado en ese estado. Twitter respondió agregándole a ese mensaje una etiqueta que está utilizando en estas elecciones: "Puede que las fuentes oficiales no hayan confirmado este resultado cuando esto fue publicado".
 
El conteo se transformó en el foco principal de la jornada. Los tuits y los mensajes de la campaña de Trump motivaron a un grupo de seguidores a acercarse a un centro de procesamiento de votos en Michigan a reclamar que se detenga el cálculo. En cambio, en ciudades como Nueva York y Filadelfia, hubo manifestaciones para demandar que se cuenten todos los votos emitidos en la elección.
 
 
Qué le faltaría a Biden para ganar
  
Biden quiere construir un "muro azul" para su victoria. A la proyección que lo tiene como ganador en Wisconsin y Michigan quiere sumarle finalmente Pensilvania. Esta tarde habló desde Wilmington, Delaware, y se mostró confiado en ganar en su estado natal.
 
"Es la gente la que determina quién va a ser el próximo presidente de los Estados Unidos", dijo el candidato demócrata. También destacó que su fórmula junto a Kamala Harris fue la más votada en la historia del país.
 
"Está claro que estamos ganando en suficientes estados como para alcanzar los 270 votos necesarios para ganar la presidencia", sostuvo Biden en su discurso. A diferencia de Trump, quien ya se adjudicó la victoria, el candidato demócrata añadió que "cuando termine el conteo, creemos que vamos a ser los ganadores".
 
Este miércoles, las dos campañas también seguían de cerca lo que pasaba en Arizona, confirmado para Biden según Associated Press, pero en duda para otros medios. Nevada, el otro estado que queda pendiente en el oeste, había suspendido el conteo, pero lo reanudaría en la noche. En los dos, los resultados parciales mostraban a Biden en el primer puesto. Si mantiene ese liderazgo, no necesitaría ganar Pensilvania para consagrarse como el próximo presidente de Estados Unidos.
 
 
Qué necesita Trump para ganar
  
El camino del presidente hacia la mayoría en el colegio electoral es más complicado. Quedan pendientes Carolina del Norte y Georgia en el sur, con un resultado ajustado entre los dos candidatos, aunque Trump aparecía en primer lugar en ambos. Si finalmente se lleva ambos, necesitará no solo ganar en Pensilvania, sino también en Nevada.
 
Por Aldana Vales
Desde Washington DC
 
Fuente: Página12
 

 
Agreganos como amigo a Facebook
27-11-2020 / 18:11
27-11-2020 / 18:11
26-11-2020 / 18:11
 
Uno de los eventos más trágicos de la Guerra de los Diez Años, la primera guerra de independencia cubana contra las fuerzas realistas españolas, fue el fusilamiento de los ocho estudiantes de medicina, lo que ocurrió durante el gobierno del General Blas Villate y de la Hera, Conde de Valmaseda.
 
Los ocho estudiantes fueron arrestados en su aula universitaria el 25 de Noviembre de 1871, por el propio Gobernador español de La Habana, acusados falsamente de haber arañado la tumba de un periodista español. Al día siguiente, bajo las órdenes del Segundo Cabo, General Crespo, por encontrarse ausente Valmaseda, los estudiantes fueron procesados en juicio sumarísimo.
 
El fallo de este juicio no fue aceptado por los voluntarios españoles amotinados frente al edificio de la cárcel donde se celebrara el juicio. Los estudiantes fueron procesados seguidamente una segunda vez, donde fueron condenados a muerte.
 
Valmaseda, que había regresado a La Habana, no revocó el fallo ni lo conmutó por pena inferior. Los 8 estudiantes fusilados fueron sorteados, mientras que el resto recibió distintas condenas: 11 fueron condenados a seis años de prisión, 20 a cuatro, y 4 de ellos a seis meses de reclusión. Los 8 estudiantes fueron ejecutados el 27 de Noviembre de 1871, dos días después de su arresto.
 
Aunque España trató de apartar este suceso de la Guerra de los Diez Años que en ese momento estaba desarrollándose con toda fuerza en Cuba, estaba claro que este fusilamiento pretendía aterrorizar a la población cubana dando un escarmiento ejemplar, para frenar el sentimiento independentista de los cubanos, aunque el resultado fue lo contrario.
 
Tanto el abominable crimen, como el inconcebible proceso judicial que lo precedió, contribuyeron a reforzar estos sentimientos independentistas. La fecha de Noviembre 27 se celebra en Cuba como día de Duelo Nacional.
 
La Opinión Popular



24-11-2020 / 17:11
23-11-2020 / 07:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar