La Opinión Popular
                  03:45  |  Martes 20 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“No logramos lograr ese logro”. Mauricio Macri
Recomendar Imprimir
Internacionales - 13-10-2020 / 19:10

La troika formada por Brézhnev, Kosygin y Podgorni destituye a Jrushchov al frente de la Unión Soviética

La troika formada por Brézhnev, Kosygin y Podgorni destituye a Jrushchov al frente de la Unión Soviética
Nikita Kruschev fue el dirigente de la Unión Soviética durante una gran parte de la Guerra Fría.
 
Nikita Serguéievich Jruschov, también conocido como Nikita Jrushchov, Nikita Kruschov o Nikita Kruschev, fue el dirigente de la Unión Soviética durante una gran parte de la Guerra Fría. Desempeñó las funciones de primer secretario del Partido Comunista de la Unión Soviética, entre 1953 y 1964, y de presidente del Consejo de Ministros, entre 1958 y 1964.
 
Jrushchov fue responsable de la desestalinización parcial de la Unión Soviética, para respaldar el progreso del programa espacial soviético y varias reformas relativamente liberales en materia de política interna. Sus colegas del Partido Comunista de la URSS lo retiraron del poder el 14 de octubre de 1964, reemplazándolo Leonid Brézhnev como primer secretario y Alekséi Kosygin como presidente del Consejo de Ministros.
 
La Opinión Popular



A partir de marzo de 1964, el líder del Soviet Supremo Leonid Brézhnev comenzó a discutir la destitución de Jrushchov con sus colegas. ​ Mientras que Brézhnev consideró arrestar a Jrushchov cuando regresara de un viaje a Escandinavia en junio, en su lugar pasó un tiempo persuadiendo a los miembros del Comité Central para apoyar la destitución de Jrushchov, recordando lo fundamental que había sido el apoyo del Comité a Jrushchov para derrotar al Grupo Anti-Partido. ​
 
Brézhnev tuvo el tiempo suficiente para planear su conspiración; Jrushchov estuvo ausente de Moscú durante un total de cinco meses entre enero y septiembre de 1964.
 
Los conspiradores, encabezados por Brézhnev, Aleksandr Shelepin y el Presidente de la KGB Vladímir Semichastny, se reunieron en octubre de 1964, mientras Jrushchov estaba de vacaciones en Pitsunda, Abjasia.
 
El 12 de octubre, Brézhnev llamó a Jrushchov para notificarle una reunión especial del Presidium que se llevaría a cabo al día siguiente, aparentemente en materia de agricultura. ​ A pesar de que Jrushchov sospechaba sobre el verdadero motivo de la reunión, ​ voló a Moscú para ser atacado por Brézhnev y otros miembros del Presidium por los fracasos de sus políticas y por lo que sus colegas consideraron un comportamiento errático. ​
 
Jrushchov puso poca resistencia, y esa noche llamó a su amigo y colega del Presidium Anastás Mikoyán y le dijo: "Estoy viejo y cansado. Hay que dejarlos hacer frente por sí solos. He hecho lo más importante. ¿Podría alguien haber soñado con decirle a Stalin que no nos servía más y sugerirle su retiro? Ni siquiera una mancha de humedad habría quedado donde estuviésemos parados. Ahora todo es diferente. El miedo se ha ido, y podemos hablar de igual a igual. Esta es mi contribución. No voy a oponer resistencia."
 
El 14 de octubre de 1964, el Presidium y el Comité Central votaron a favor de aceptar el retiro "voluntario" de Jrushchov de sus funciones. Brézhnev fue elegido como Primer Secretario (más tarde Secretario General), mientras que Alekséi Kosyguin sucedió a Jrushchov como primer ministro.
 
Fuente: Wikipedia

Agreganos como amigo a Facebook
19-10-2020 / 19:10
19-10-2020 / 19:10
 
La Larga Marcha fue el éxodo a través del interior de China que siguieron las tropas del Ejército Rojo chino, las fuerzas armadas del Partido Comunista de China (PCCh), entre los años 1934 y 1935, huyendo del ejército de la República de China.
 
Años antes, los comunistas habían logrado establecer una zona bajo su control en un área montañosa de la provincia de Jiangxi, en el sur del país, donde establecieron la República Soviética de China.
 
Acosados por las fuerzas de la República, dirigidas por el Generalísimo Chiang Kai-shek, el 16 de octubre de 1934 los dirigentes comunistas decidieron emprender la huida hacia el interior, que los llevaría un año después a la provincia norteña de Shaanxi, en una región aún más remota que se encontraba también bajo control comunista.
 
Durante la Larga Marcha, los comunistas, eventualmente liderados por Mao Zedong Zhou Enlai, escaparon en círculos hacia el oeste y el norte, recorriendo alrededor de 12.500 kilómetros en 370 días, llegando a la localidad de Wuqi, distrito de Bao'an (actualmente Yan'an), el 20 de octubre de 1935, donde se reúnen con sus camaradas de Shaanxi; poniendo punto final a la Larga Marcha.
 
La dureza del viaje a través de la China interior, que sólo completarían 8000 de los 86.000 hombres que habían comenzado la marcha un año antes en Jiangxi, haría de este uno de los episodios más significativos y determinantes en la historia del Partido Comunista de China, que sellaría el prestigio personal de los nuevos dirigentes del Partido, con Mao a la cabeza, en las décadas siguientes.
 
Como Mao y Zhou, prácticamente todos los grandes líderes del Partido Comunista en las siguientes décadas serían veteranos de la Larga Marcha, tales como Zhu De, Lin Biao, Peng Dehuai, Liu Shaoqi o Deng Xiaoping, entre otros.
 
La Opinión Popular



19-10-2020 / 19:10
19-10-2020 / 18:10
19-10-2020 / 09:10
Con la aplastante victoria del MAS en Bolivia y el principio de restitución democrática en el país vecino, se termina un periodo de oscuro que comenzó con el nombramiento de facto de Jeanine Áñez Chávez y el exilio del ex presidente Evo Morales, en medio de una brutal represión militar y policial sobre la población. Esto último no impidió que dirigentes macristas de Argentina apoyaran a la presidenta golpista ilegal de Bolivia, que ahora se irá derrotada.
 
A punto de cumplirse el primer aniversario del golpe de Estado que derrocó a Evo Morales, su partido, el MAS, le dio un mazazo democrático a la derecha en Bolivia y ganó con contundencia las elecciones presidenciales y volverá al gobierno. Pese a la persecución, la represión y las maniobras para que no se conozcan los resultados, los primeros datos de conteo rápido (similar a las mesas testigo) le dan a Luis Arce más del 50% de los votos y 20 de diferencia sobre su perseguidor, Carlos Mesa.
 
El triunfo de Arce significa una gran noticia para la Argentina. Alberto Fernández asumió en una región asediada por gobiernos de derecha, con su principal socio, Brasil, gobernado por un militar. Para colmo, al poco tiempo Uruguay cambió al Frente Amplio por Luis Lacalle Pou. Arce será seguramente, un socio para el gobierno argentino en una región convulsionada.
 
El silencio, criticado hasta por los canales de TV opositores a Evo, se rompió a la madrugada con el sistema de conteo rápido realizado por Ceismori que arrojó un resultado que no deja dudas: Arce obtuvo más del 50 por ciento de los votos, contra un 31 de Mesa y un 14% del ultraderechista Camacho, artífice del golpe que derrocó a Evo en 2019 y que casi le cuesta su vida. 
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar